Legionarios, Anonymous, ciber activista

Mis tesis sobre los Brand-Jacking

En la era digital habitan, como en ninguna otra época o lugar las paradojas, son inevitables las comparaciones con el mundo vertical del pasado. Es el caso de “lo indeseable” a diferencia de lo ilegal, tiene un comportamiento atípico en las redes sociales de las multitudes ‘inteligentes’, ha pasado a ser, de colesterol malo a colesterol bueno, un bien colectivo, un valor horizontal funcional y necesario. Al igual que los virus, cumplen un valor para el mercado virtual. Es el caso de los ‘BrandJacking’ no tiene que ser algo negativo. Las empresas, al igual que las marcas personales, han aprendido las lecciones de los comentarios y ataques, ácidos, crueles y difamatorios, que les suelen propinar con la suplantación de la imagen, en las redes sociales. Se pueden crecer desde la experiencia. Analizando lo bueno, lo malo y lo feo de marca Jacking. Esto se llama conciencia horizontal, cultural digital. ( evangelización del medio)


Prestemos atención a la decima de las tesis del Manifiesto Cluetrain y su enunciado, que nos dice: ‘Los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’  Recordemos este principio que se desprende a modo de ley de dicha tesis. ‘la participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’ es quizás una obviedad en los tiempos que corren, pero no es así. La objetivación del ser social ha cambiado. Las llamadas personas ya no son personas como simples objetos sociales; han pasado hacer prosumidores, avatares con plena conciencia, los llamados webactores. Y los entorno online ha pasado a ser cultura binaria, una fuerza ‘mass media. También el concepto de mercado, ha pasado a ser conversación horizontal entre iguales, person to person, con poder viral “el quinto poder” (…)

En la era digital de las redes sociales, el arma de guerra, también es paradójica, no es la más moderna, la más tecnológica, es un simple palo, utilizado por los aborígenes en Australia, el boomerang: es un arma que tras ser lanzada regresa a su punto de origen. La evolución de la inteligencia humana, es capaz de reeditar y recrear los viejos modelos y herramientas y conocimientos primarios, ahora en forma de realidad virtual, almacenados en bits en nuestra inteligencia binaria. ‘Es parte de mi teoría innatista de la evolución’. Con el ‘BIG-IMPACT’ de los medios sociales, con sus plataformas y todos los canales bidireccionales de comunicación abierta a organizaciones y a la identidad de marcas, productos y personas, “toda acción tiene una reacción” En principio son deseables, los canales bidireccionales y potencialmente más fuertes, pero, conllevan a más riesgos que nunca; En cuanto a los riesgos, son los mismos que tenemos al cruzar una vía pública o caminar por la calzada. La gente conduce vehículos a pesar de los riesgos. Que no nos despisten los riesgos, si queremos aprender algo.

El boomerang virtual, es una herramienta viral de expanción, siempre retorna pero cargado de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, se nutre de la conversación horizontal y compartida y distribuida en las redes sociales. Fortalece las características dominantes de los seres y empresas binarias, de los homo_digitales con factores: ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ Factores necesarios para la subsistir a la selección natural de la nueva humanidad del human_0_1 y su nuevo avatar. Lo tienes o no lo tienes, ese es el dilema. “ser o no ser (Hamlet)”

El ‘BIG IMPACT’ de los medios sociales ha generado y dotado a los clientes de un acceso sin precedentes a la marcas de empresa productos y personas. ¿Esto puede ser un arma de doble filo? ¡Realmente, no lo creo así! las empresas hoy, son capaces de comunicarse con sus clientes con instrumentos más ilibres, inteligentes y emocionales que nunca, inéditos. Pero los gerentes del marketing vertical, afortunadamente, ya no son los administradores de los valores de la marcas. Deben ser conscientes de que la comunicación es un proceso bidireccional, abierto y horizontal en la era digital. Como consecuencia, tenemos que, se han incrementado las expectativas de los clientes y están dispuestos a actuar en contra de las empresas que no cumplen sus expectativas. El BrandJacking es una parte reguladora del sistema, capaz de desarrollar feromonas virtuales a la notoriedad y al capital de simpatía de una marca o destruirla.

El boomerang virtual, no difiere en sus principios a las leyes del movimiento de Newton: “a toda acción corresponde una reacción”. Pienso en élla, como una ley del movimiento virtual, derivada de la era digital: “A toda acción de marketing online, le corresponde una reacción virtual. Las acciones de marketing online, siempre retornan pero cargadas de bits de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, en forma de reacción virtual” / ‘Ley del movimiento virtual de Manuel Ponte’, (formulada en el ‘Human_0_1, nuevo avatar’).

El BrandJacking o el Jacking es algo más que un personaje de los medios sociales, puede ser una forma sincera de adulación y exaltación en los medios sociales y mass media. Es una prueba definitiva de su papel regulador, su creación ficticia ha hecho la transición a la pertinencia cultural de la humanidad binaria. El animal Brandjacking se contrapone a los intereses del ideal del administrador vertical, emigrado a las redes como polizón: En un intento fallido y desesperado de exportación y recreación del mundo real en la red. Todo por alcanzar la orilla de un mundo desfavorecido  por la evolución, que no espera a nadie. Volver a un medio sin resistencia, sin oposición, a un mundo poblado de espectadores, receptores o simples consumidores. Un medio aséptico y regulado verticalmente por el Copyright involucionista del corporativismo de la era industrial.

Administrar las comunicaciones con éxito online, sin embargo, puede ser enormemente valioso para una empresa que reconoce la importancia de la voz de sus clientes y de sus BrandJacking, ‘su colesterol bueno’. Ello requiere de un proceso de evangelización, no siempre, comprendido ni al alcance de todos. Si consideramos como ciertas las tesis de McLuhan: Los nuevos medios sociales son extensiones del ser humano, o quizá quiso decir, de los seres digitales. Implica reconocer estar ante un escenario paradigmático e indescifrable.

Sólo los más actos triunfan en la red, es parte del nuevo mecanismo de selección natural de la humanidad binaria. Los prosumidores forman una superconciencia horizontal, una nueva inteligencia desconocida para los homínidos superiores, adaptados a la tridimensionalidad del hombre y del espacio tiempo. Ahora están altamente dotados para una nueva humanidad virtual, de los human_0_1, una nueva etapa evolutiva, un nuevo avatar, un nuevo hombre que supera la dimensión de la concepción de Linneo del ser humano: La vieja descripción del Homo_Sapiens ya no es válida para sus nuevas habilidades virtuales de Homo_Wiki. “estamos, posiblemente ante, un verdadero gran salto para la humanidad

Recientemente el genial analista tecnológico, Brian Solís, en su blog nos advertía de Lo difícil que puede ser para las empresas tener que dejar marchar a sus marcas con extraños. Pasar de controlar la imagen y la marca celosamente y tener ahora, que compartirla, que los fans y Frikis dirijan la dirección y futuro de una marca. Para algunos analistas, dejar a tus hijos salir con extraños, es una forma promiscua de la responsabilidad paterna. No siempre es así, esta es otra de las paradoja. El entusiasmo de  los fans y los aficionados puede ser un instrumento en la popularización de los productos o medios de comunicación o marca personales manejados horizontalmente en las redes. Quizás, sea el más poderoso de los test sociales al cual se pueda acceder y someter la marca personal y de empresa. Y de adquirir el certificado de autenticidad de animal binario (nativo digital); de pertenencia a la tribu.

El sobreestimar el poder de los medios de comunicación social (mass media), y pretender parar el ventilador virtual, se paga caro en las redes. Muchas marcas eligen crear una página oficial junto a las extraoficiales, sabiendo lo impopular de bloqueara a un fan a un friki. Ello puede conducir a una reacción perjudicial. Aunque siempre existe el problema, que la popularidad de un sitio puede ser potencialmente perjudicial si publica noticias desfavorables u opiniones acerca de tí, o de la compañía, hacia miles de seguidores.

Si eres reconocido como parte de la tribu, los factores replicantes, ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ son los factores necesarios para la subsistir en el ‘sistema’. Al igual que anticuerpos, operan en la red a tu favor. Convirtiendo el colesterol malo, en colesterol bueno, aumentado tu popularidad de animal binario. No olvidemos que el BrandJacking, fortalece las características dominantes de los seres, marca personal y empresas binarias.

El BrandJacking-Twittero, actúa principalmente sobre la marca personal, cuando tu nombre es también tu marca, ‘potencialmente puede ser muy perjudicial’ Celebridades y políticos han tenido sus cuentas de medios sociales hackeados. Pueden haber varias cuentas falsas para tu persona, con miles de seguidores y fans y frikis, con alta likeabilidad, con colesterol bueno: Actuando a modo de vectores de imagen y marca personal, son, como tales, perfectas herramientas de comunicación, capaces de desarrollar la notoriedad y el capital de simpatía de una marca personal. Mientras que Barack Obama, Sarah Palin, Britney Spears y Miley Cyrus, han sido “víctimas” de hacking malicioso, algunas cuentas falsas son más divertidas que malévolas.

Muchos copias son tan malas que no causan el efecto deseado, más bien potencian la notoriedad de quien es víctima. Algunos se crean para un propósito satírico, burla, escarnio, difamación, todas surrealistas. Ya quisieran algunos políticos con marca personal en la red, alcanzar la masa crítica, necesaria para que un ejército de webactores con The enchantment factor and the likeability factor, instrumenten, conspiren, horizontalmente en la red; liberando la conversación trasversal y libre, entre iguales, distribuyendo y compartiéndola los mensajes con colesterol bueno. Otra cosa es el control y alineamiento vertical de las masas del mundo real vertical. Entonces, miedo a qué y a quien? (…)

OurSpace_Blog de manuel ponte

El Libro complementario de lectura para esta semana: Es una lectura que les puede servir de coctel, no comparto algunas cosas, pero es interesante como para entender la contra cultura a lo vertical. Un enfoque de cultura digital y del ‘Puk Marketing’ de nueva generación: “En OurSpace, Christine Harold examina la implementación y las limitaciones de la “cultura interferencia” por los activistas. Para Harold, es un tipo diferente de la oposición que ofrece una verdadera alternativa al consumismo corporativa. Explorando el movimiento revolucionario de Creative Commons, copyleft y tecnología de código abierto, Harold aboga por un enfoque más integrador a la propiedad intelectual que invita a la innovación y una mayor participación en el proceso creativo” (…)

Anuncios

Un comentario en “BrandJacking ‘el colesterol bueno de las redes sociales’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s