El publicista online


El muerto, la tumba y el sepulturero «Prensa, Internet y publicidad» especies de naturaleza disímil entre sí, e incapaces de renunciar a su hábitat, la zona de confort, renunciar al paisaje y la herencia de la charca cenozoica de los tiburones. “Hoy el individuo es un sujeto colectivo, ‘horizontal’ los nuevos individuos son: la social media, sin audiencias, sin representación demográfica, sin muestreos demoscópicos, y sobre todo, sin espectadores. De ahí que Internet se haya convertido en la mayor tumba de la historia para los medios de comunicación social tradicionales” Emigrar a Internet (el medio) con todos los trastos o bártulos a cuestas sin renunciar a nada, son parte de las causas de la muerte de la prensa online.

La función de uno define las deficiencias del otro, uno explica al otro, uno define al otro. El muerto necesita la tumba, como la tumba al muerto; el enterrador cumple la función social de hacer real el final, certificarlo, terminar la historia.

No cambiar el modelo mental (conciencia) no es un síntoma, es más una consecuencia indefectible de la muerte. Estoy convencido de estar en presencia de un cadáver, de ahí qué hablemos del muerto y no de un paciente y sus síntomas. No podemos especular sobre los síntomas, porque los muertos no las padecen. Hablar de las causas es parte de una investigación forense.

La publicidad online y el marketing de los periódicos online están yendo demasiado lejos con sus viejas prácticas agresivas, ajenas a los tiempos y a los usuarios, cada vez más evangelizados sobre las normas no escritas de convivencia y navegabilidad en la red (respeto y honestidad) El problema comienza cuando tienes que preguntarte: qué vaina es el respeto y la honestidad en la social media; inclusive: qué es la social media y como afecta el modelo de negocio.

«Un medio de comunicación social online (prensa) puede morir por tres causas, bien por desconocimiento del medio, también por falta de publicidad, y especialmente por culpa de la publicidad»

La publicidad online es ineficaz, por vulgar, por intrusiva y por sodomita; a menos que los ‘social media’ se hayan convertido en sadomasoquistas. El abuso en la publicidad ‘Interstitial / Layer’, es un insulto a la inteligencia, y sobre todo a la paciencia de los ‘usuarios’ cansados de ser sodomizados por el marketing tiburón. De hecho no debería de existir como soporte ni recurso publicitario. Los cigarros explosivos n o son graciosos. No conozco que se hagan degustaciones de estos cigarros en los centros comerciales.

«El individuo ha sufrido un proceso de externalización (fenomenológico) es parte de una conciencia superior a él ‘post-individuo’ ahora el sujeto percibido en la ‘social media’ como sujeto racional del pensamiento exteriorizado; es un intento de tematizarlo, es decir, convertirlo en cosa, objeto o ente, parte de una realidad virtual» No se analiza al individuo (personalidad) sino al sujeto tematizado» Es evidente que la demografía basada en el individuo queda vacía de contenido.

La rigidez de la prensa online (rígor mortis) solo hace que Internet sea su tumba, el gran hoyo, con la colaboración necesaria del enterrador, la publicidad tiburón, el viejo modelo. No han entendido dónde está el negocio en Internet, como hacer rentable un periódico online.

Un medio de comunicación vertical no puede realizar una mudanza a un medio líquido, porque carecen de empatía y de los grandes motores históricos de la sociedad conectada, «The enchantment factor and the likeability factor». Necesarios como las branquias para los peces, donde los actores son editores y consumidores empoderados, entre muchas otras cosas que proporciona la sociedad hiperconectada, y los nuevos avatares horizontales, dónde la norma es compartir, honestidad y transparencia, sin la mediación de los señores tiburones.

Anuncios

El sembrador de montañas



el sembrador de montañas

Érase una vez…

Sí tuviese que contarle a un niño la aventura humana, escogería esta época, dónde yo soy testigo perplejo sin resistencia, actor obligado con doble rol, el de convidado y anfitrión. También escogería un título maravilloso, y una sugerente ilustración, ciñéndose a la tradición de los hermanos ‘Grimm’ lo titularía: «El sembrador de montañas» y comenzaría el cuento con: Érase una vez, una aldea global habitada por seres virtuales iluminados y virtuosos, empoderados y felices, dedicados a la siembra y cosecha de montañas…

La sociedad hiperconectada ha creado seres virtuales, no individuos, sembradores de montañas qué no tienen que ir a ellas, ni esperar que ellas vengan, virtudes o cualidades que señalan hacia un nuevo avatar, nueva humanidad; de ahí el malestar en la sociedades sujetas al dogma religioso, de ahí que los fundamentalistas vean peligrar su mundo atávico, de ahí que corten cabezas, símbolo del cambio de tiempo y de mundo.

Los anarquistas fueron expresión de un mundo laico, retrógrada y libertario; pretendían detener el tiempo apedreando los relojes de las catedrales. Para los utópicos socialistas, la historia se detuvo con el derecho a la propiedad. Emma Goldman, decía que: el tiempo nació cuando la propiedad reclamó su derecho divino. También valdría decir que la historia vertical se detuvo, que el tiempo horizontal nació cuando la realidad virtual reclamo su derecho a ser real.

Pese a las evidencias de que algo radicalmente nuevo está sucediendo en política, economía, en la sociedad, el discurso del cambio está enfocado en la ideología verde del ecologismo, como nuevo desafío global. Estamos demasiado distraídos con el impacto medioambiental, sobre la vida, que no reparamos en la evolución de los futuros seres afectados por el cambio climático.

Lo subversivo a los dogmas milenarios y a las verdades absolutas es la capacidad de aprender, desaprender y reaprender de los seres digitales. Decía el sociólogo Alvin Toffler: ‘Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender’ En realidad no son virtudes abiertas al público, toda ideología absolutista las tiene capadas en origen. Se aprende en teoría, a entrar, pero no se aprendes a salir. Es el éxito y el mecanismo de una ideológica.

“¿Qué es la virtud? Es una disposición habitual y firme para hacer el bien: «El fin de una vida virtuosa consiste en llegar a ser semejante a Dios» Hay virtudes humanas, virtudes teologales y virtudes líquidas” Cuando una tecnología se superpone al plano de lo virtuoso, ésta entra en conflicto, porque adquiere entidad propia, semejanza con Dios; en razón de la cual se construye la nueva moral «todo paralelo a ella, nada por encima de ella»

¿Qué pasa cuando las redes sociales ‘RRSS’ se convierten en medios virtuosos? Una cualidad reservada a los dioses en todas las culturas y civilizaciones conocidas. Las virtudes eran recreaciones universales y unilaterales ajenas a los individuos, emanaba de un ente, y de un orden supremo, divino. Eran valores orientativos, no sujetos a la razón. La excepción a la norma eran los iluminados y virtuosos, capaces de ser la excepcionalidad a la norma. Líderes carismáticos, magos, filósofos, artistas, escritores y profetas… La excepcionalidad fortalecía la norma invisible de un ente superior.

Los medios líquidos, han convertido la excepcionalidad en experiencia, en un valor (common) común a la sociedad hiperconectada, del día a día. Los sembradores y cosechadores de montañas, ya no tendrán que esperar cada siglo (cien años) a que alguien suba a la montaña y baje a contarnos su iluminada verdad (paradigma). Lo virtuoso ha llagado para quedarse, los medios líquidos son medios subversivos, cada quien y cada cual convertido en sembrador de montañas.

Nueva ZOOna de Confort


APE_CONFORT

Hace tiempo que quería hacer un ejercicio de catarsis público sobre coleópteros, conceptos exquisitos  y otras especies raras, que cobran realidad fáctica por su belleza conceptual y mágica en los últimos decenios, ‘abrasados’ por la tecnología digital. El repertorio es amplio y seductor, lleno de hermosos Constructos de nueva generación e impacto emocional y comercial… Hare abstracción de la teoría conocida como ‘la zona de confort’ de los humanos, entendida en ciertos entornos, como patrón de conducta anquilosada, indeseable y obstaculizaste, para el desarrollo y conocimiento creativo.

Se impone la necesidad de disolución de este concepto sin base, por arbitrario y especulativo. El concepto podemos sustituirlo por una representación o ‘constructo’ detallado de la especificidad de su campo de conocimiento. Entiendo que en su elasticidad caben tantos conceptos validos de ella, como disciplinas del conocimiento existan. Pero para cada caso deben tomarse las variables que la definen, y la distingan de otros usos fuera de su campo de interés.(Tanta arbitrariedad ya no es posible)

Para un antropólogo y etólogo, el concepto de “la zona de confort” no es otra que la ZOOna de confort d los homínidos superiores.  Es un valor que tiene sus raíces en lo suprabiológico; y se expresa en el campo de la fenomenología del comportamiento animal y humano. Es aquella ZOOna que posibilita un cierto ‘statu quo’ y estabilidad emocional entre fuerzas antagónicas. El desequilibrio resultante a favor de una de ellas, es un estadio positivo de adaptabilidad de la especie a las circunstancias del medio. La sensación de confort es adaptación al cambio. De ahí nuestra naturaleza animal y racional. La ZOOna de confort, no es renuncia, es conquista. Como animales racionales, no podemos estar las 24h del día en alerta, vigilia, en combate y zozobra.

Confort no es renuncia, tampoco desaliento, displicencia, y mucho menos refugio existencial. (Confort es vitalidad). La Zona de Confort, como concepto corre el riesgo de tomar tantas variables como discursos sean posibles. Pocas ataduras tiene la imaginación para discurrir y adaptar el discurso al concepto, o el concepto al discurso. Las ciencias trabajan con conceptos elevados al rango de categorías exhaustivas, acotadas por variables fijas. Un concepto elaborado dentro de una disciplina o campo de conocimiento, debe tener un valor holístico, integrado en el todo. (Cuerpo de una ciencia o disciplina)

Como metáfora de resignación es poética, también excesiva. Existe una zoona de confort inalienable representada por la sociedad; se llama tiempo histórico. Y otra zoona de confort alienable perteneciente a la personalidad; se llama psiquis humana. Ambas son conquistas culturales en constante evolución y aprendizaje. El confort no es, ni ha sido nunca estático e inmutable. Situarse fuera de la zoona de confort, no es una elección disponible racional, antes responde a un estado de shock y de anomia. Los valores están contenidos en la zoona de confort.

A LA BÚSQUEDA DE LA ZOONA DE CONFORT

Pareciera ser, en sus rasgos, el mensaje recurrente primario de la humanidad en su evolución. Y posiblemente su seña de principal identidad, más allá de su superioridad como animal racional. Para Sigmund Freud, “el estado natural del hombre es la neurosis”. No voy a profundizar sobre el enunciado en  sí, qué me parce fabuloso, además deja un rico margen para la especulación científica sobre el origen de tal “malestar en la cultura” Como dije antes: “Pocas ataduras tiene la imaginación para discurrir y adaptar el discurso al concepto, o el concepto al discurso”

Las obras del hombre son representaciones arquetípicas ideales de la búsqueda de LA ZOONA DE CONFORT. La neurosis, o parte de ella al menos, a mi entender como antropólogo y etólogo, es el conflicto del hombre en la búsqueda de la zoona de confort. La naturaleza se presenta como caos, como obstáculo para alcanzar dicha zoona. La naturaleza para el hombre, a diferencia de otras especies, no es armonía, de ahí su empeño evolutivo para salir de ella, y ordenarla como ¡Zoona de confort.

La neurosis antes es más una guía para alcanzar los fines que un problema. Si la neurosis constituyera un problema, u obstáculo para la evolución, este ya se hubiese resulto. Su persistencia como “malestar en la cultura” es un indicador de actividad universal en la búsqueda atávica de ‘la ZOOna de confort’. Para S. Freud, las normas y los valores culturales, frenan o reprimen el instinto de Eros. (La zoona originaria de confort)

¿Está la humanidad más cerca que nunca de alcanzar la zoona de confort ORIGINAL? ¿Está cambiando el concepto de identidad humana? La respuesta bien la podemos hallar en la sociedad hiperconectada. Abundante en ejemplos experimentales de zonas de confort.

Si pudiésemos salir de nuestra zona social y mental de confort, como hipótesis, sería un escenario gobernado por los instintos. Una especie de estado de neurosis demencial, anárquica. La zona de confort es una conquista de la cultura, especie de contrato social de Jean-Jacques Rousseau. Para la lógica dialéctica de Hegel, la síntesis vendría a ser la zona de confort. Para Hegel, A, que no es ni +A ni –A,  y por lo mismo es +A  y –A, ambas están contenidas, según la lógica de Hegel, en forma de síntesis en A; por lo tanto A, estaría fuera de la zona de antagonismo. Nueva realidad nueva síntesis, nueva zona de confort. (Pocas ataduras tiene la imaginación…)

La zoona de confort Selfie

Hasta aquí quería llegar, para poder espaciarme a mi gusto, pero desgraciadamente para disgusto de otros, y de muchos. Las Zonas de Confort, son como los caracoles para los cangrejos ermitaños (crustáceos decápodos). Ellos crecen pero la zona de confort no. Se ven abocados a buscar en su entorno otras conchas más grandes de confort, seguras y confortables. La relación interespecífica de lo real y lo virtual posibilita un nuevo antagonismo y una nueva síntesis específica, lo virtual como nueva realidad, y nueva zona de confort. Un ser humano habrá hallado en su ciclo de vida tantas zonas de confort como haya buscado y conquistado. ¡Lo llamamos, progreso humano!.  (Invención)

Ahí donde nosotros vemos un simple teléfono móvil inteligente, ‘el nativo Selfie’, ve una zona de confort, y una oportunidad de manejo o control de su entorno digital. También de su humanidad virtual en búsqueda de la zona de confort ideal. Las cualidad intrínseca al nativo digital, no siempre encuentran en lo virtual su zona ideal de confort. No por ser parte de una generación se heredan sus cualidades y apetencias. Todo cambio social configura una modalidad de mudanza, a una zona de confort mejorada. ¡El motor de la historia es la búsqueda de la zona de confort! (Pocas ataduras tiene la imaginación…)

La humanidad como avatar en transición,  ha encontrado en la sociedad hiperconectada su nueva personalidad, su nuevo constructo; la realidad virtual como nueva Zoona de confort. Nadie abandona su zona de confort, ni tan siquiera los enajenados, si no está disponible la siguiente zona de confort. (La siguiente concha de caracol del ermitaño…)

La social media y las redes sociales, así como los entornos digitales, configuran formas ideales inéditas de zonas de confort. Diluidas las fronteras y restricciones, el éxodo no ha hecho más que empezar. Más que un éxodo, es una estampida hacia la nueva zoona de confort. Las inhibiciones personales, entendidas como manifestaciones o eclosiones emocionales; son un reflejo de la nueva síntesis de la humanidad virtual. La resistencia al cambio es una expresión dinámica de la evolución. La selección natural obliga, si, o sí, a entrar en una nueva versión mejorada de la zoona de confort. (The confort ZOONE)

Ahí donde usted ve posiblemente un teléfono móvil, ‘el nativo Selfie’, ve una oportunidad y un control de su entorno digital y su humanidad virtual. Es una cualidad intrínseca al nativo digital. Un Smartphone posee todas y cada una de las cualidades inteligentes atribuidas a los espejos mágicos, deseados durante siglos por la humanidad. Ellos, ya están y conviven con nosotros. En palabras de La psicólogo y sociólogo del MIT, Sherry Turkle, diría: Ellos duermen con nosotros. Nos confesamos en FaceBook, Wasapp, en Snapchat, y pedimos que valoren nuestro mejor ‘Selfie’ de ello depende nuestra autoestima. Cada Selfie, que hacemos, necesita superar el anterior. Para la doctora Sherry Turkle sería un sin vivir.

El espejo mágico de hadas de Blancanieves está presente en los espejos de agua, y en todas las protoculturas conocida por la humanidad, en sus mitos y leyendas. Y ahora en los teléfonos inteligentes móviles.  Sus virtudes han evolucionado y se ha democratizado, como zoonas de confort. En realidad son parte manifiesta de una misma zoona de confort con sus manifestaciones singulares y aparentes. Por ahora la zoona de confort virtual muestra sus cualidades intrínsecas. Preparan y allanan el camino de éxodo.

Lo virtual potencia nuestra identidad; la esencia de lo que significa ser tú. Ante tal seducción no es extraño pensar en las promesas y beneficios que ofrece la nueva zoona de confort, y a un ritmo asombroso.

Sólo se sale de la zoona de confort, por la fuerza de una oferta de confort superior al status quo dominante. Nada ni nadie puede quedar fuera de la zoona, si no está disponible la próxima zoona de confort. Y se construye como proceso dialectico desde dentro, desde el espacio reconocible, como dimensión del ZOO del hombre. Del griego zωο (zoo: “animal”)

No se le puede aislar al hombre del ZOO animal, no importa la distancia que separe al hombre de la tierra, tampoco el tiempo. Sus lazos con la Zoona de confort (The confort ZOOne) seguirán siendo tan fuertes como la máquinas de supervivencia en su diseño hayan programado. La Zoona de confort es una extensión del ser humano, en lo físico y en lo virtual.  Abandonar La ZOOna de Confort, no está disponible! Puede ser una opción no viable.

La granja de los Genes


La granja de los genes
Hagamos memoria, pensemos en los prolegómenos al hombre conectado y su desiderátum. A finales de los ’60, el ideal de la sociedad de consumo era el hombre impresionado. La Psicología conductista (behaviorista) y las ciencias sociales estuvieron al servicio del Marketing. El mercado era la sociedad opulenta, y su éxito como modelo dependía de la expansión del consumo. El modelo de vida opulenta americana generaba progreso industrial. Las técnicas de ingeniería del comportamiento progresaban paralelas a las necesidades del Marketing, y no al contrario.

El intento por “enchufar” a la sociedad a la máquina analógica unidireccional y unívoca, la tv, ha sido un ideal. Las Google Glass, son un paso más en la misma dirección del marketing definitivo. La diferencia está en la superación del hombre ‘Enchufado vs. Conectado’. Del hombre pasmado al servicio del consumo. Al hombre virtual empoderado al servicio de la social media, productor y consumidor en un mismo avatar.

Podemos en teoría remontarnos a los tiempos de los pueblos primitivos y ágrafos. Encontrar analogías caprichosas a los orígenes del hombre conectado. Y todas ellas validas, si las confrontamos con las teorías biológicas de la máquina de supervivencia, los genes, del evolucionista y etólogo, Richard Dawkins. Podemos entender la fenomenología de lo suprabiológico en la evolución humana, si aceptamos las arriesgadas hipótesis sobre nuestra conducta biológica.

Los intentos de la máquina de supervivencia, los genes, son “los responsables” del diseño evolutivo del hombre conectado. La tecnología y su entorno cultural han sido intentos fallidos y reiterados por conectar al hombre, en términos de superconciencia virtual programada. Su misión: encontrar un medio externo replicante parecido al lenguaje humano, pero con existencia fuera del cuerpo, útil a la granja de los genes, ‘El planeta tierra’. Tal prodigiosa hazaña, ha sido un hito para los anales de la actual evolución humana. Lo virtual es el salto cualitativo y cuantitativo del diseño de la máquina de supervivencia, ‘los genes’, por sobrevivir fuera del cuerpo humano en un medio virtual. ¡Sin la menor duda!

Quizás la social media y las redes sociales son una reiteración de una idea anidada en los orígenes biológicos de la sociedad conectada, o parte del diseño continuado de la evolución. De ahí su éxito y su expansión, como fue en su tiempo la evolución y desarrollo del lenguaje en los homínidos. Parafraseando al comunicólogo Marshall McLuhan. Podemos decir qué, las redes sociales, y la social media son extensiones racionales del ser humano. Hemos entrado en un proceso irreversible de reseteo de la humanidad. La alta conductividad que ofrecen las redes sociales y la social media, posibilitan una nueva dimensión del hombre inédita, para las ciencias, el marketing y el consumo.

La social media y las redes sociales resulta ser un trauma para Las personas alfabetizadas en el modelo analógico funcional del consumo, y la programación del ‘one way’ del marketing. La sociedad en modo pasmado, atónita a los mensajes unidireccionales de los rayos catódicos de la tv. Yo la llamaría “la infancia infeliz” de los medios de comunicación de masas del Siglo XX. Estuvimos atrapados pero no vencidos. No quiero convertir esto en una lucha retorica e ideológica sobre bien y el mal. Antes es una reflexión sobre la lo suprabiológico en ciernes, en este nuevo avatar de la humanidad.

“…Los replicantes ya no van salpicados libremente por el mar; están empaquetados en enormes colonias, los cuerpos individuales… (Richard Dawkins)” Resulta paradójico, pero no menos cierto, que el salto evolutivo de los genes del mar al individuo, no ha terminado. La máquina de supervivencia ‘los genes’ ha iniciado otro proceso de anidación o colonización, sin renunciar al individuo como trasporte. Lo virtual posibilita una nueva colonización global en persecución de sus fines, el diseño inteligible y hasta ahora imprevisible. El avatar individual de los seres virtuales, es una granja de genes, y una nueva colonización para el replicante inmortal.

Obligados a seguir el guion de los genes, pero esta vez, con el privilegio excepcional de ser testigos consientes, y relatores del nuevo paradigma de la evolución de la granja de los genes. “…Para el profesor de filosofía, Rodolfo Gaeta. Cualquier cambio que se quiera destacar, aunque se trate del formato de un asiento de bicicleta, se presenta como “un cambio de paradigma”. El tema merece algunas reflexiones…”

 

BrandJacking ‘el colesterol bueno de las redes sociales’


Legionarios, Anonymous, ciber activista

Mis tesis sobre los Brand-Jacking

En la era digital habitan, como en ninguna otra época o lugar las paradojas, son inevitables las comparaciones con el mundo vertical del pasado. Es el caso de “lo indeseable” a diferencia de lo ilegal, tiene un comportamiento atípico en las redes sociales de las multitudes ‘inteligentes’, ha pasado a ser, de colesterol malo a colesterol bueno, un bien colectivo, un valor horizontal funcional y necesario. Al igual que los virus, cumplen un valor para el mercado virtual. Es el caso de los ‘BrandJacking’ no tiene que ser algo negativo. Las empresas, al igual que las marcas personales, han aprendido las lecciones de los comentarios y ataques, ácidos, crueles y difamatorios, que les suelen propinar con la suplantación de la imagen, en las redes sociales. Se pueden crecer desde la experiencia. Analizando lo bueno, lo malo y lo feo de marca Jacking. Esto se llama conciencia horizontal, cultural digital. ( evangelización del medio)


Prestemos atención a la decima de las tesis del Manifiesto Cluetrain y su enunciado, que nos dice: ‘Los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’  Recordemos este principio que se desprende a modo de ley de dicha tesis. ‘la participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’ es quizás una obviedad en los tiempos que corren, pero no es así. La objetivación del ser social ha cambiado. Las llamadas personas ya no son personas como simples objetos sociales; han pasado hacer prosumidores, avatares con plena conciencia, los llamados webactores. Y los entorno online ha pasado a ser cultura binaria, una fuerza ‘mass media. También el concepto de mercado, ha pasado a ser conversación horizontal entre iguales, person to person, con poder viral “el quinto poder” (…)

En la era digital de las redes sociales, el arma de guerra, también es paradójica, no es la más moderna, la más tecnológica, es un simple palo, utilizado por los aborígenes en Australia, el boomerang: es un arma que tras ser lanzada regresa a su punto de origen. La evolución de la inteligencia humana, es capaz de reeditar y recrear los viejos modelos y herramientas y conocimientos primarios, ahora en forma de realidad virtual, almacenados en bits en nuestra inteligencia binaria. ‘Es parte de mi teoría innatista de la evolución’. Con el ‘BIG-IMPACT’ de los medios sociales, con sus plataformas y todos los canales bidireccionales de comunicación abierta a organizaciones y a la identidad de marcas, productos y personas, “toda acción tiene una reacción” En principio son deseables, los canales bidireccionales y potencialmente más fuertes, pero, conllevan a más riesgos que nunca; En cuanto a los riesgos, son los mismos que tenemos al cruzar una vía pública o caminar por la calzada. La gente conduce vehículos a pesar de los riesgos. Que no nos despisten los riesgos, si queremos aprender algo.

El boomerang virtual, es una herramienta viral de expanción, siempre retorna pero cargado de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, se nutre de la conversación horizontal y compartida y distribuida en las redes sociales. Fortalece las características dominantes de los seres y empresas binarias, de los homo_digitales con factores: ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ Factores necesarios para la subsistir a la selección natural de la nueva humanidad del human_0_1 y su nuevo avatar. Lo tienes o no lo tienes, ese es el dilema. “ser o no ser (Hamlet)”

El ‘BIG IMPACT’ de los medios sociales ha generado y dotado a los clientes de un acceso sin precedentes a la marcas de empresa productos y personas. ¿Esto puede ser un arma de doble filo? ¡Realmente, no lo creo así! las empresas hoy, son capaces de comunicarse con sus clientes con instrumentos más ilibres, inteligentes y emocionales que nunca, inéditos. Pero los gerentes del marketing vertical, afortunadamente, ya no son los administradores de los valores de la marcas. Deben ser conscientes de que la comunicación es un proceso bidireccional, abierto y horizontal en la era digital. Como consecuencia, tenemos que, se han incrementado las expectativas de los clientes y están dispuestos a actuar en contra de las empresas que no cumplen sus expectativas. El BrandJacking es una parte reguladora del sistema, capaz de desarrollar feromonas virtuales a la notoriedad y al capital de simpatía de una marca o destruirla.

El boomerang virtual, no difiere en sus principios a las leyes del movimiento de Newton: “a toda acción corresponde una reacción”. Pienso en élla, como una ley del movimiento virtual, derivada de la era digital: “A toda acción de marketing online, le corresponde una reacción virtual. Las acciones de marketing online, siempre retornan pero cargadas de bits de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, en forma de reacción virtual” / ‘Ley del movimiento virtual de Manuel Ponte’, (formulada en el ‘Human_0_1, nuevo avatar’).

El BrandJacking o el Jacking es algo más que un personaje de los medios sociales, puede ser una forma sincera de adulación y exaltación en los medios sociales y mass media. Es una prueba definitiva de su papel regulador, su creación ficticia ha hecho la transición a la pertinencia cultural de la humanidad binaria. El animal Brandjacking se contrapone a los intereses del ideal del administrador vertical, emigrado a las redes como polizón: En un intento fallido y desesperado de exportación y recreación del mundo real en la red. Todo por alcanzar la orilla de un mundo desfavorecido  por la evolución, que no espera a nadie. Volver a un medio sin resistencia, sin oposición, a un mundo poblado de espectadores, receptores o simples consumidores. Un medio aséptico y regulado verticalmente por el Copyright involucionista del corporativismo de la era industrial.

Administrar las comunicaciones con éxito online, sin embargo, puede ser enormemente valioso para una empresa que reconoce la importancia de la voz de sus clientes y de sus BrandJacking, ‘su colesterol bueno’. Ello requiere de un proceso de evangelización, no siempre, comprendido ni al alcance de todos. Si consideramos como ciertas las tesis de McLuhan: Los nuevos medios sociales son extensiones del ser humano, o quizá quiso decir, de los seres digitales. Implica reconocer estar ante un escenario paradigmático e indescifrable.

Sólo los más actos triunfan en la red, es parte del nuevo mecanismo de selección natural de la humanidad binaria. Los prosumidores forman una superconciencia horizontal, una nueva inteligencia desconocida para los homínidos superiores, adaptados a la tridimensionalidad del hombre y del espacio tiempo. Ahora están altamente dotados para una nueva humanidad virtual, de los human_0_1, una nueva etapa evolutiva, un nuevo avatar, un nuevo hombre que supera la dimensión de la concepción de Linneo del ser humano: La vieja descripción del Homo_Sapiens ya no es válida para sus nuevas habilidades virtuales de Homo_Wiki. “estamos, posiblemente ante, un verdadero gran salto para la humanidad

Recientemente el genial analista tecnológico, Brian Solís, en su blog nos advertía de Lo difícil que puede ser para las empresas tener que dejar marchar a sus marcas con extraños. Pasar de controlar la imagen y la marca celosamente y tener ahora, que compartirla, que los fans y Frikis dirijan la dirección y futuro de una marca. Para algunos analistas, dejar a tus hijos salir con extraños, es una forma promiscua de la responsabilidad paterna. No siempre es así, esta es otra de las paradoja. El entusiasmo de  los fans y los aficionados puede ser un instrumento en la popularización de los productos o medios de comunicación o marca personales manejados horizontalmente en las redes. Quizás, sea el más poderoso de los test sociales al cual se pueda acceder y someter la marca personal y de empresa. Y de adquirir el certificado de autenticidad de animal binario (nativo digital); de pertenencia a la tribu.

El sobreestimar el poder de los medios de comunicación social (mass media), y pretender parar el ventilador virtual, se paga caro en las redes. Muchas marcas eligen crear una página oficial junto a las extraoficiales, sabiendo lo impopular de bloqueara a un fan a un friki. Ello puede conducir a una reacción perjudicial. Aunque siempre existe el problema, que la popularidad de un sitio puede ser potencialmente perjudicial si publica noticias desfavorables u opiniones acerca de tí, o de la compañía, hacia miles de seguidores.

Si eres reconocido como parte de la tribu, los factores replicantes, ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ son los factores necesarios para la subsistir en el ‘sistema’. Al igual que anticuerpos, operan en la red a tu favor. Convirtiendo el colesterol malo, en colesterol bueno, aumentado tu popularidad de animal binario. No olvidemos que el BrandJacking, fortalece las características dominantes de los seres, marca personal y empresas binarias.

El BrandJacking-Twittero, actúa principalmente sobre la marca personal, cuando tu nombre es también tu marca, ‘potencialmente puede ser muy perjudicial’ Celebridades y políticos han tenido sus cuentas de medios sociales hackeados. Pueden haber varias cuentas falsas para tu persona, con miles de seguidores y fans y frikis, con alta likeabilidad, con colesterol bueno: Actuando a modo de vectores de imagen y marca personal, son, como tales, perfectas herramientas de comunicación, capaces de desarrollar la notoriedad y el capital de simpatía de una marca personal. Mientras que Barack Obama, Sarah Palin, Britney Spears y Miley Cyrus, han sido “víctimas” de hacking malicioso, algunas cuentas falsas son más divertidas que malévolas.

Muchos copias son tan malas que no causan el efecto deseado, más bien potencian la notoriedad de quien es víctima. Algunos se crean para un propósito satírico, burla, escarnio, difamación, todas surrealistas. Ya quisieran algunos políticos con marca personal en la red, alcanzar la masa crítica, necesaria para que un ejército de webactores con The enchantment factor and the likeability factor, instrumenten, conspiren, horizontalmente en la red; liberando la conversación trasversal y libre, entre iguales, distribuyendo y compartiéndola los mensajes con colesterol bueno. Otra cosa es el control y alineamiento vertical de las masas del mundo real vertical. Entonces, miedo a qué y a quien? (…)

OurSpace_Blog de manuel ponte

El Libro complementario de lectura para esta semana: Es una lectura que les puede servir de coctel, no comparto algunas cosas, pero es interesante como para entender la contra cultura a lo vertical. Un enfoque de cultura digital y del ‘Puk Marketing’ de nueva generación: “En OurSpace, Christine Harold examina la implementación y las limitaciones de la “cultura interferencia” por los activistas. Para Harold, es un tipo diferente de la oposición que ofrece una verdadera alternativa al consumismo corporativa. Explorando el movimiento revolucionario de Creative Commons, copyleft y tecnología de código abierto, Harold aboga por un enfoque más integrador a la propiedad intelectual que invita a la innovación y una mayor participación en el proceso creativo” (…)

Hoy marcha mundial contra el ACTA


Oleada de Represión en Internet

No a la ley ACTA