Bumper (La edad adulta de la publicidad)


“Bumper es el nuevo ‘formato de publicidad’ en Youtube: un anuncio de seis segundos que no se puede saltar (skip Ad)” En realidad el ‘Bumper’ no es un ‘mensaje publicitario’, ni es el resumen de algo, ni la síntesis de algo, tampoco el recuerdo de algo, sino, el ADN de algo, quizás mucho más complejo que un simple resumen o ‘abstract’ de un spot publicitario. Tampoco lo definamos como evolución sinóptica de la publicidad, o las partes importantes de un todo.

Sin duda alguna que el Bumper representa la edad adulta de la publicidad, el mesías. El Bumper no tiene ningún valor publicitario en términos de campaña, a menos que esté precedido por una experiencia audiovisual ya existente, minimizando la reiteración y el impacto en la experiencia audiovisual de los espectadores.

El Bumper viene a ser una muestra ‘creativa de ADN’ capaz de regenerar la experiencia vivida de un mensaje publicitario anterior al Bumper; sería como la activación de la notoriedad de marca. «El poder del Bumper está en su capacidad de regenerar en el espectador el ‘meme’ la unidad teórica de información cultural mínima transmisible de un mensaje publicitario a un individuo, y de este a otro.» Podíamos llamarlo teoría publicitaria del núcleo.

Digamos que es la parte genética de la publicidad no manifiesta de un Spot, pero subyacente a él; su descubrimiento y explotación es parte de la evolución del mercado. El ‘meme’ es parte de las teorías sobre la difusión cultural de Richard Dawkins El gen egoísta (The Selfish Gene). En pocas palabras, el hombre de la sociedad del mercado al igual que los genes, está construido de memes inteligentes replicantes, capaces de “aprender y desaprender” de forma guiada satisfactoria y egoísta, es el estadio superior de la psiquis. La publicidad como huésped, es una parte proporcional ya satisfecha de una necesidad egoísta latente en el anfitrión. Si la necesidad (mensaje) ya existe en la psiquis del consumidor, cualquier muestra creativa de ADN del núcleo, es capaz de reproducir con éxito el mensaje final. Eso es el Bumpe, un factor replicante.

He sido en el pasado muy crítico con el modelo de negocio de Youtube con respecto a los beneficios y la rentabilidad del medio, a pesar de ser esta plataforma el mejor invento después de la imprenta para la difusión de cultura popular y empresarial para la difusión de marca, imagen e ideas. Por mucho tiempo se pensó que todo debería cambiar en el medio, y nada en el concepto y la técnica publicitaria ‘la adaptabilidad al medio’. Todos hemos padecido el síndrome de ¿Cómo meter un barco en una botella de cristal? Youtube fue la botella y la publicidad el barco; y fue así durante mucho tiempo hasta día de hoy… Con la llegada de ‘Bumper’ la botella volvió a su naturaleza real, y el barco a la suya, el Mar, la tercera vía. En términos Weberianos podemos decir que estamos en el periodo del «desencantamiento del mundo» pero del mundo de la publicidad y el mercado.

La sociedad hiperconectada y ciberorganizada es la madre de la “sociedad del individualismo feroz” de Alain Tuouraine en su impecable descripción de la economía y la sociedad global. La sociedad actual huye de la publicidad vertical como de la muerte negra medieval, entendida como intrusiva violenta, uniforme y kafkiana. No existe nada que la publicidad vertical pueda hacer para conciliar a los indignados fugitivos de la publicidad vertical, la pandemia. El consumidor empoderado es un ser evolucionado del conformismo estático del shar. Hace tiempo que los ‘seres digitales’ enterraron en una playa de california, las audiencias estadísticas y a los  espectadores pasivos, dando paso al prosumidor (Prosumer) el productor y  editor empoderado, consumidor independiente e informado, sobre todo encabronado. Atrás han quedado los ‘análisis demográficos’ del espectador sentado en el sofá frente al televisor.

Es un nuevo concepto antitético de cultura de masas, diferente al de “hombre-masa” de Ortega y Gasset. El “Hombre-líquido” de la modernidad líquida de Zygmunt Bauma, está formada por seres informados que todo lo cuestionan, que no tiene nada que ver con el pensamiento crítico filosófico. Los modelos y estructuras sociales ya no perduran lo suficiente como para enraizarse y gobernar las costumbres de los ciudadanos, los lazos se diluyen, en la misma proporción que la globalización se expande.

Youtube ha encontrado el modelo de negocio rentable, no sé si el ideal, pero sí el de la publicidad digerible, amable, inteligente, militante y activista: formato Bumper. La sociedad horizontal y líquida acepta este formato como propio, como conquista y vacuna. Pocas cosas sobreviven a un mundo posdiluviano de la expansión tecnología socializada e inteligente, y los medios líquidos y el Smartphone.

“El planeta del Smartphone es ya una realidad, son más los teléfonos inteligentes que personas ocupando el planeta azul. A mi entender, pocas cosas han modificado nuestra forma de pensar y relacionarnos con el mundo material y de las ideas, que el desarrollo del lenguaje, la imprenta, y el Smartphone; el ocaso de las élites. Nada antes había modificado el curso de la evolución del hombre de forma más radical. Tres estadios revolucionarios, tres avatares, tres configuraciones, que modificaron el destino del hombre actual y la humanidad. El Gurú de la comunicación ‘Marshall McLuhan’ hablaba de la evolución de los «medios fríos y calientes» como responsables modificadores de nuestra conducta. Habría que agregarle a las viejas observaciones los (medios líquidos) la comunicación libre y horizontal e inteligente” (https://manuelponte.com/?s=smartphone)

“que algo significa algo para alguien” eso ya es comunicación semiótica. La publicidad no puede abstraerse de este principio, de este meme replicante, descubrir su existencia y aplicarla es hacer publicidad. Describir su sistema de comunicación, ya es otro campo que pertenece a la semiología, no a la semiótica. “Que algo significa algo para alguien” Esta en todo proceso evolutivo y socio-cultural, cuyos estadios son los mismos de la evolución de los signos: “Fecundidad, longevidad y replicación” Sin estos estadios los signos, no tienen continuidad, historicidad, veracidad fáctica.

El proceso de secularización que ha sufrido la publicidad en Youtube en 2017 ha sido brutal, sobre todo los spots (mensajes publicitarios) auténticos peajes de acceso a la información, especie de taquilla del Pleistoceno audiovisual del siglo XX. El cambio ha sido In extremis, sin intermediación ni proceso adaptativo. La publicidad (el publicista) trató de buscar formulas creativas y virales de “supervivencia al medio” pero olvido que “el medio es el mensaje”. La publicidad incrustada en los vídeos mediante el ‘forced’, representaba un naufrago agónico aferrado a una tabla. Era una evidencia más de la agonía compartida, entre el medio y la publicidad.

Necesitados el uno al otro, eran arrastrados al fondo. Con las nuevas tecnologías el que tiene el medio y seguidores (Followers) tiene el dinero, no necesita la publicidad. La formula de negocio en apariencia es la misma de siempre, pero no en ese orden de prelación de sus elementos. La Formula Vertical: Dinero + Medios + Publicidad = Dinero, ¡ha muerto!. Con la introducción en la ecuación de nuevos actores y/o elementos: ‘followers’ y ‘influences’ surge la Formula inédita horizontal de negocio: Medios + Followers + influence = Dinero. Hoy día cualquiera puede crear un medio de comunicación social online, low cost. No se necesitan inyecciones previas de capital, sólo tener followers e influences, el auténtico capital inicial, el dinero viene sólo, quien tiene ‘follower’ tiene el poder, la ecuación del éxito. Se cumple una vez más las 95 Tesis del Manifiesto Cluetrain. “los mercados son conversaciones”.

El mensaje del “homo del pleistoceno” sigue siendo hoy el mismo, que se escucha en la radio, se ve en televisión, o se lee en un diario, el mensaje no ha cambiado, lo que ha cambiado es el mundo analógico de las audiencias pasivas, en beneficio del mensaje enriquecido y empoderado por los follower en conversación horizontal, y los influence, “El medio es la conversación”. No hay que ser un teórico de los medios de comunicación como «McLuhan» para dar cuenta de ello.  Ya no hay medios, fríos, ni calientes, sólo líquidos e inteligentes.

Para el conjunto de los Bumper, o conjunto de memes se dan las características propias de todo proceso evolutivo: fecundidad (algunas ideas son especialmente efectivas), longevidad (persisten durante mucho tiempo) y sobre todo fidelidad en la replicación (conservadurismo tradicional). El Bumper, es la edad adulta de la publicidad evolucionada de la sociedad líquida.

“Quién haya leído la novela El agente secreto” de Joseph Conrad, 1907 y cuyo argumento principal gira en torno a un anarquista que planea atentar contra el Real Observatorio de Greenwichde con una bomba, para detener el tiempo, símbolo del capitalismo. También en el siglo XVIII los anarquistas (socialistas utópicos) pretendían ingenuamente detener la revolución industrial, apedreando los relojes de las grandes catedrales e industrias… Hoy día, el símbolo del progreso no el tiempo, es la publicidad y el consumo; los viejos enemigos literales de los globalifóbicos… Nunca antes en la historia de la humanidad se había consumido más que hoy, y menos que mañana, y por menos «La rebelión inútil / Manuel Eduardo Ponte».”

Anuncios

El factor Tora! Tora! marketing


¿CON3CTA2 O ATRAPA2?

¿CON3CTA2 O ATRAPA2?

Según el profesor y Coaching del Tao de los líderes, John Heider, el «Tao» es un principio; Y lo cito textualmente por su valor reflexivo «Si un principio se puede definir, no es Tao» «Tao es un principio. La creación sin embargo, es un proceso. Eso es todo lo que hay: principio y proceso, cómo y qué» y cito más «Tao significa, cómo ocurren las cosas, cómo funcionan las cosas. Tao es el principio esencial de la creación. Tao es Dios»

En la sociedad hiperconectada el marketing se enfrenta a un nuevo desafío, el conocimiento horizontal, o la construcción de modelos virtuales horizontales, no visibles, pero sí perceptibles. (En la realidad virtual no existe lo trasversal, ni lo tangible) El fenómeno lo he llamado «Factor Tora! Tora! Tora! Marketing» El mensaje encriptado, del nuevo marketing, solo es perceptible cuando ya lo tenemos encima. Poco margen o ninguno para la reacción. La tarea es aislar el mensaje «aislar a Dios». Hasta ahora hemos ido a remolque. Reconocer y separar «principio y proceso» son las tareas del marketing de nueva generación. Reconocer la existencia de un proceso y luego su principio, en realidad, deja muchas víctimas en la sociedad del mercado.

Las iniciativas y herramientas del marketing actual, nacen, crecen y se reproducen socialmente en las redes sociales; responde a iniciativas horizontales «commons» Recibimos sus impactos muy temprano, y reaccionamos los profesionales del marketing, muy tarde. Tora! Tora! Tora! Es el éxito del marketing commons. Hasta ahora somos incapaces de reconocer un solo principio, antes de recibir sus efectos. Se entiende por bien común un concepto complejo, que abarca o tiene aplicación o relevancia para las ciencias sociales. En realidad los grandes avances en el marketing social media, provienen de la actividad «Creative Commons» no en un sentido literal, pero semejante.

Tora! Tora! Tora! Marketing, define una actitud, un síndrome y un complejo, que afecta la actividad profesional del marketing actual. El cómo concebirlo y estudiarlo e incluso a qué nivel se aplica, nos darán ventajas. No hay detrás nada místico, ni revelador. El marketing de nueva generación está abocado al descubrimiento de las leyes de la sociedad hiperconectada y sus aportaciones del mundo «Creative Commons» a la ética del mercado y sus aportaciones al método.

Es el título de una película del género épico sobre la segunda guerra mundial «Tora! Tora! Tora!» El nombre proviene de la expresión “Tora, tora, tora”, el código utilizado por la Armada Imperial Japonesa para anunciar el éxito en obtener el factor sorpresa en el ataque a “Pearl Harbor” en la segunda guerra mundial. La observación pedagógica de las guerras y sus batallas, han dirigido el marketing Vintage, hasta nuestros días. Los mercados eran entendidos como escenarios de guerra y sus campañas. Se avanzaba sobre el cadáver de nuestros competidores.

Hoy es difícil entender e imaginar el marketing y la publicidad como colaborativo, amigable, sin agresiones ni víctimas. El marketing «crowdsourcing» es inconcebible,  porque niega todo lo aprendido. Los profesionales del marketing y la publicidad han perdido su poder de influencia sobre los hábitos de consumo. Reacciona ante los cambios, tarde y mal. La profesión se ha desprestigiado en los entornos digitales. Los expertos en marketing y publicidad, son víctimas sorprendidas por los bombardeos indiscriminados de un mercado que ha tomado el control. Cuando descubrimos un «proceso» es porque estamos a remolque; porque hemos sido alcanzados por su metralla.

El humor a veces es un mecanismo que nos permite avizorar el entorno. Y me refiero a lo extremista que suelen ser mensajes, como éste, que no tiene desperdicio: “Un joven solicita en una red social un consejo. «Tengo un problema muy grande. Mi padre está condenado a cadena perpetua por asesinato. Mi madre nos abandonó cuando éramos muy pequeños. Mis dos hermanas son prostitutas. Mi hermano trabaja en publicidad. Ahora he conocido a la mujer de mis sueños y quiero ser totalmente sincero con ella, pero ¿Cómo le puedo contar lo de mi hermano?»

El Factor Tora! Tora! Tora! Marketing. Introduce un nuevo enfoque radical, más allá del «Punk Marketing» pionero del declive de los expertos del marketing, no así, del marketing como actividad «científica», moleste a quien le moleste. El trasvase de la actividad de la mercadotecnia y la publicidad a la sociedad hiperconectada y empoderada, ha vaciado los modelos verticales «auténticos arsenales» y los escenarios de guerra, simples maquetas Vintage.

Este factor introducido por la sociedad hiperconectda, es desconocido en su principio, no así, su proceso. Seguimos sin poder aislar su letal principio «Dios» El creador no es visible para las herramientas ideológicas del marketing, como tampoco es visible la gravedad cuando vemos caer una manzana. Es un experimento visible a la razón y u hecho experimental universal. Pero no por ello válida para el racionalismo crítico, según Hegel. Las fuerzas que operan son invisibles a la razón no científica.  Todo conocimiento alguna vez se ha enfrentado a tales paradojas. Hoy el Marketing y la Publicidad han cedido su protagonismo histórico, para estar a remolque de la sociedad hiperconectada.

La posible solución al desafío del  «Factor Tora! Tora! Tora! Marketing» está en adelantarnos al factor sorpresa de los cambios. El cielo será de quienes prevean los ataques, y no de quienes respondan a ellos, en una suerte de acto reflejo de defensa y sumisión. En un escenario de mercado disruptivo, la respuesta es «crowdsourcing», ser parte del invasor y no el invadido. Actualmente no disponemos de herramientas, no intrusivas, que nos introduzcan en la gran conversación horizontal, que son los mercados «tesis del Manifiesto Cluetrain» La conversaciones horizontales se han convertido en un anatema (maldición) del marketing y la publicidad. No por reconocer la importancia capital «social media como paradigma» y las redes sociales, resolvemos nuestras deficiencias de conocimiento del medio.

La ilusión del saber inmediato

El nuevo desiderátum del (marketing y la publicidad) es alcanzar una fisura que nos permita ir más allá de la evidencia virtual aplastante de sus efectos. El marketing y la publicidad se generan social y horizontalmente, son creaciones colaborativas «Commons» populares. La profesión va a remolque. Recibe sus impactos (sus bombas) para enterarnos del cambio de paradigma, mal y tarde.

Extasiados y afectados por la evidencia de «la ilusión del saber inmediato» de la humanidad hiperconectada y virtual. Vivimos descompensados, más tiempo en lo virtual «natural» que en el mundo real «material». La cyberorganización de la humanidad ha afectado nuestro parking de objetos inamovibles, de los humanos, los viejos monos, conocidos hasta hace muy poco como audiencias inertes, publico objetico. Entiendo que sobre fenomenología social, los expertos del marketing, se encuentran extrañados de su medio, los objetos fijos, las estadísticas, los targets y las leyendas urbanas.

Quizás el mundo material relacional, ya no se encuentra allí, como espacio reconocible real, o espacio psicosocial de los homínidos evolucionados hacia a otras capacidades inéditas en la «ZOOna de confort» de los humanos. Se evoluciona dentro del mercado, fuera de él no hay oxígeno. Es la imposibilidad a renunciar a nuestra naturaleza de animales del mercado. Al final, los mensajes seguirán estando encriptados e impermeables para la mayoría de los profesionales adictos al método Vintage de los objetos experimentales e inamovibles. Las viejos target materiales de audiencias y espectadores y público objetivo, se han volatizado.

La Máquina Disruptiva (*)


ROBOT SOCIAL MEDIA
La sociedad del mercado

Un economista y filósofo clásico del siglo XVII, usando su reconocido sentido común dijo “Nadie nunca ha visto a un perro «Canis lupus» cambiar equitativamente y deliberadamente  con otro perro un hueso por otro. Adam Smith” Hemos construido una sociedad basada en esta supuesta superioridad moral innata, créanme, y falso corolario del impulso civilizatorio del hombre (el canje racional voluntarista sin contraprestaciones, «trueque» a veces altruista; pertenece al catálogo de las vanidades falsas del hombre).

Reflexionemos sobre esta idea, basada en la observación racional del «sentido común», tan propia de la teoría economía clásica de Adam Smith. Como muchas otras derivadas del razonamiento empírico de su tiempo. Analicemos que ideas subyacen a este aserto popular: «El perro es el mejor amigo del hombre» En realidad estamos condicionando la supuesta amistad. El mensaje implícito es: Siempre que esté «Canis lupus» no tenga pensamiento racional, y además que no sea nuestro competidor en el mercado. (La obediencia y la sumisión serán los mejores aliados del «Canis lupus», postrarse a los pies como Odalisca al Sultán)

El mensaje está claro; este es el comportamiento social «ideal» esperado en el hombre civilizado, para todo el ZOO. Pero que ha cambiado en la sociedad hiperconectada con respecto a estos supuestos ¿Esta sociedad es una sociedad versionada, o quizás una sociedad inédita del mercado? ¿El sentido común como motor de la historia, sigue siendo una máquina bien aceitada?  Dicho sentido «común» no resuelve las tensiones y conflictos generados en el mercado.

Si nos apoyamos en el pensamiento clásico del sentido común (Vintage) para analizar el comportamiento humano y su «acción social» en la social media. Nos encontraríamos nuevamente como monos desnudos «Desmond Morris». El comportamiento disruptivo observado en la social media, no reconoce el sentido «común» como regla y motor de la historia. Lo disruptivo es el patrón de comportamiento manifiesto (dueña del hueso) e imperante en todos los órdenes sensibles a los sentidos.

En realidad siempre hemos actuado cónsonos con nuestra animalidad (ZOO), como el perro descrito por Adam Smith.  Un hueso por otro, sin una contraprestación mejorada, no es posible, ni en la vida de los humanos. No se necesita ser un animal racional moral, para negarnos  a cambiar el hueso, o lo que ya tenemos asegurado. El comportamiento altruista es la opción menos probable a la negociada. (Es la ley que posibilita y regula el mercado) «El mercado ha actuado como un elemento aceleraste de la evolución humana».

La social media se ha convertido en «la máquina disruptiva» La fenomenología del mundo virtual genera bienes y servicios (huesos) que no poseemos  físicamente, que forman parte de una nueva realidad fáctica, intangible e irreales para las ciencias clásicas. «La sociedad hiperconectada cambia huesos por otros que no posee; pero que siente como propios». La social media genera empatías virtuales (emociones) linkeables compartidas y distribuidas horizontalmente con costes cero.  (Compartir hueso es una ley virtual) Primera ley disruptiva del mercado: «El hueso es parte de la naturaleza de los entornos digitales» .(Nueva realidad).

El estado natural de “las cosas y su sentido” en los entornos digitales es el mercado de los bienes disruptivos «la ruptura» Lo disruptivo configura y regula un nuevo paradigma para economía. También es el mensaje civilizatorio de la sociedad programada virtual «binaria» (Sociedad hiperconectada) Seguimos siendo parte inalienable de la naturaleza del (ZOO) gobernado por el mercado (productores, vendedores) y demandantes (consumidores o compradores). La máquina disruptiva «aniquila» la división social y del trabajo de los agentes reguladores del mercado (vendedores, productores y consumidores de huesos) de ahí que se hable de paradigma, de un mercado disruptivo. Conocer quien es quien, en un entorno virtual disruptivo es imposible, para  «el mono desnudo» conocedor de realidades tridimensionales.

“El anti-industrialismo romántico, presenta una naturaleza intocada como ideal al que retornar. El impulso fáustico y prometeico de dominar tecnológicamente la naturaleza tridimensional; es un rasgo esencial del ser próximo. En su relación con la naturaleza hay un carácter co-creador” En un mercado disruptivo la naturaleza no compite con el hombre, es la vuelta a ella. El mercado virtual disruptivo, se presenta como nueva naturaleza, sin antagonismos de clase, ni poder.

La neuroeconomía, nos permite seguir especulando sobre las emociones. Si los mercados son emocionales no racionales, y los mercados son conversaciones. Por lo tanto, debemos inferir de todo ello, que las conversaciones son irracionales. Disiento de esta aseveración errónea y reiterada; que niega la racionalidad de las emociones. El mercado está regulado por las emociones, sujetas a normas racionales.

“La empatía del griego ἐμπαθής (“emocionado”) es la capacidad cognitiva de percibir, en un contexto común, lo que otro individuo puede sentir. También es descrita como un sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra”  Si algo distingue a los humanos de los animales, es su capacidad de expandir el mercado. «Conocer nuevos amigos es ampliar el mercado» Dije amigos, no futuro compradores, ni oferentes.

Si queremos actuar (producir, vender y comprar) en «la sociedad del hipermercado disruptivo», debemos entender la fenomenología del carisma de la sociedad conectada. «La sociedad del mercado disruptivo» sólo es comprensible si aceptamos como paradoja, la convivencia racional con las emociones. «Las emociones son racionales» y sus factores: The enchantment factor and the likeability factor / Huellas del humano binario

(*)  Disruptivo: Es una voz «vocablo» de origen inglés (disruptive) utilizada para nombrar a aquello que produce una ruptura brusca e inesperada. Se utiliza dicho término en un sentido simbólico, en referencia a algo que genera un cambio muy importante o determinante (sin importar si dicho cambio tiene una correlación física real)  El concepto cobra relevancia, si observamos los entornos digitales y su impacto disruptivo en un mercado.

“El efecto INERCIA en la Social Media”


La fórmula de la discordia
La fórmula de la discordia

¿Qué sabemos hasta ahora del ‘efecto INERCIA’ en la industria social media y sus consecuencias? La Social media es un sistema virtual físico abierto, se expresa en un espacio-tiempo virtual evolutivo, y tiene energía y conciencia propia (superconciencia virtual). “La inercia es una medida de la resistencia de una masa al cambio en su velocidad en relación con un sistema de referencia inercial” Para el común de los mortales, diríamos que un cuerpo dentro o sobre un vehículo en movimiento, sufre o mantiene la misma aceleración direccional del vehículo. Pero si frenamos bruscamente el vehículo a cero movimientos, el cuerpo sobre el vehículo, seguirá mantendrá la misma dirección y velocidad anterior al frenado. Lo que impulsara el cuerpo o los cuerpos hacia adelante, posiblemente expulsándolos del vehículo.

Es un símil, pero no una metáfora. La social media es un ecosistema social en equilibrio, y esto tampoco es una metáfora. La INERCIA es la consecuencia despótica de arbitrar los medios y sus leyes en la sociedad hiperconectada, a espaldas de las tribus social media, y el desconocimiento de una sociedad digital empoderada. No entenderlo así, nos lleva indefectiblemente a actitudes endiosadas y cesaristas de, ‘aquí mando yo’ cometer errores ecológicos en el sistema social media de supervivencia es suicida. Estamos ante fenómenos inéditos, e inteligibles para los dueños del percal.

El despotismo-media se muestra ajeno a la reconfiguración de la realidad, y se retrata así,  en la incapacidad indolente de percibir al otro, por efecto del alejamiento de intereses inequívocamente contrapuestos. El poder a veces entorpece y niebla el horizonte de quien pretende avanzar, sin conocer las leyes, sin ver cuántos muertos deja tras de sí. El poder despótico-media se convierte en nuestro peor consejero. ¡No se escupe en el plato donde comemos!

Los seres conectados no son colesterol sobrante, cundo se tiene la falsa percepción de hartazgo. Medir el riesgo de perder masa social conectada, en una especie de suerte de cambalache, usuarios por dinero, es un mal negocio y un desconocimiento del paradigma de la sociedad conectada. No hay nada más viral que los malos tratos en la social media. La creencia equivocada y recurrente, de perder cantidad por calidad, es uno de los vicios y modelos heredados de los restos de la civilización analógica.

Los últimos cambios en los algoritmos de FaceBook y Google, buscando beneficios económicos lícitos, representan un frenazo brusco, inesperado en la social media. El efecto sobre los usuarios de estas plataformas gratuitas, es el efecto INERCIA, salir disparados, arrojados hacia fuera. Quizás estemos en presencia del mayor éxodo de la historia. Los algoritmos ‘killer’ son el ‘EdgeRank’ de FaceBook, y el Hummingbird de Google.

Los últimos cambios en éstas plataformas han sido de cirugía mayor, sin anestesia. La hábil y precisa mano del cirujano, ha sido sustituida por las patas de un elephante con escalpelo (bisturí) de platino. Quienes se han sentido lobotomizados por los cambios arbitrarios de, ‘lo tomas o lo dejas’. Han salido expulsados por la INERCIA de los cambios, motivados por la desesperación, de tener un monstruo en cautiverio sin rentabilizar. Devora recursos, crece y se expande.

Las estampidas causadas por el efecto INERCIA, encuentran acomodo en otras plataformas menos agresivas, más simples y menos intrusivas. En la sociedad conectada, no existen arcángeles alados, con espadas de fuego, expulsando a los pecadores originales. Los paraísos son espacios ideales, tantos como fractales infinitos. Donde perece o agoniza un paraíso, se forman muchos otros con posibilidades nuevas. La génesis virtual tiene sus leyes y su física.

“Dejar morir” a lo computador de escritorio y a los usuarios de la tercera edad digital, parce ser una consecuencia natural de la cyberorganización de la humanidad. La emigración hacia los teléfonos inteligentes (Micro Computadores personales inteligentes integrados en un teléfono) Son o representan la nueva reconfiguración de la sociedad hiperconectada. La nueva colonización y/o alfabetización de las personas y la social media, son los nuevos desafíos de la industria.  Aquí los márgenes de equivocación son o serán los mínimos posibles. Toda cambio estará dirigido a “competir” en una nueva cultura del teléfono móvil y las indefinidas tablet. Trasformar a FaceBook y a Google+ en otra cosa va a costar. Los grandes Saurios se quedaron sin oxígeno, y sin la posibilidad de evolucionar hacia otros avatares, hace millones de años.

Los tiempos de los señores feudales, sus fueros y sus cotos arbitrarios, son parte una enciclopedia descontinuada. El tablero donde pretenden jugar, y sus reglas ya no existen, por imperativo físico; tal espacio es poshistoria. En la sociedad hiperconectada los ciervos de gleba, son los amos del espacio y de los instrumentos de trabajo. Habrá que esforzarse en encontrar nuevas fórmulas de rentabilizar económicamente las plataformas. Su evolución estará marcada por la capacidad que tengamos de interpretar los cambios y los paradigmas. Sensibilidad vs. Intereses.

(I) La sociedad de los pinners. Do not worry be happy pinning


He descubierto una nueva fórmula más de ser feliz en las redes sociales; me encuentro en un estado de euforia pre-orgásmica, equiparable a lo que debió sentir el proto-humano en la caverna frente a su primer ‘Pinterest rupestre’. Sabemos muy poco de la naturaleza virtual del hombre, Sin embargo, sabemos con certeza, que en entornos virtuales siempre sigue el camino más sencillo y lo más lógico y lo más primario de su humanidad. La nueva red social de los pin-actores, el nuevo verbo “pin” de los futuros happy pinning, es la sociedad de los pinnners. La simplicidad triunfa en las relaciones sociales de los nuevos medios. ‘no te preocupes sé feliz pinteando “Do not worry be happy pinning”

Hágase el verbo… y el verbo se hizo PIN. La nueva red social ‘Pinterest’ es el nuevo agujero negro de internet “Los datos son de escándalo: más de 12 millones de usuarios en un año (primera red social en conseguirlo tan rápido), un promedio de tiempo en la página de 72 minutos por usuario frente a los 45 minutos de Facebook, más tráfico directo que Google+, Linkedin y Youtube juntos y una asombroso grado a la hora de compartir ‘pins’ (así se llaman sus publicaciones) que alcanza el 80% mientras que sólo un 1,4% de los ‘twitts’ son retwitteados”. “Do not worry be happy pinning” Desde el primer día de relaciones no he podido escapar a sus encantos. Estos días he reflexionado y escrito bajo sus efectos. He aprendido de ella más sobre mi nuevo avatar que en los últimos 15 o 20 años de mi vida digital. (…)

l primer scrapbooking social

Los ‘meme’ pueden estar detrás del mito fáustico del conocimiento ilimitado, Quizás, hemos resuelto en la era digital, el mito y el conflicto entre el animal y el hombre por alcanzar la felicidad. Bertrand Russell el filósofo analítico, perteneciente a la mega papelera de reciclaje virtual de la era digital, ofrece una serie de claves, algunas más convincentes que otras, para superar ese estado de infelicidad del hombre en la era vertical. En la obra: La conquista de la felicidad, 1930 de B. Russell. Trato de resolver y explicar el conflicto, en términos antropológicos, sociológicos y ‘difusos’. Desconocía, las propuestas del mundo digital y la humanidad virtual de los seres digitales.

A pesar de ser un filósofo de la papelera de reciclaje, podemos recuperar para el racionalismo crítico, ciertas propuestas metodológicas, de las cuales hace tiempo hago mías, por su poder ontológico: Él creía que la principal tarea del filósofo era clarificar las proposiciones más genéricas sobre el mundo y eliminar la confusión. Russell adoptó un tipo de “monismo neutral”, sosteniendo que la diferenciación entre el mundo material y el mental era, en su análisis final, arbitraria, y que ambos pueden reducirse a una esfera neutral. La sociedad virtual, que por supuesto él desconocía. El nuevo avatar de la humanidad y la redención de un nuevo hombre el ser digital.

Los ‘meme’ ¿unidades del inconsciente colectivo? El gran desafío, planteado por Richard Dawkins, sobre las bases biológicas de nuestra conducta, nos deja el campo abierto para la especulación, ‘el divertimento’ y la aportación científica; sobre las teorías de la difusión cultural, la unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro, o de una generación a la siguiente. Los ‘memes’ según Dawkins, se dan en un amplio campo de variación, se replican a sí mismos por mecanismos de imitación y transmisión de cerebro a cerebro y engendran un amplio ‘espectro de copias’ que “subsisten en diversos medios” (…)

Contamos actualmente, con avances conceptuales con respecto a la evolución del conocimiento humano, aportados por distintas corrientes de pensamiento y en particular del racionalismo critico popperiano. Y todas, coincidentes con la teoría innatista del conocimiento. Desde las más simple de las teorías, hasta la más elaborada y compleja, como la de David Deutsch, y su interpretación, o lo que él denomina la hipótesis del multiverso, que es una de las cuatro ramas de la teoría del todo.

¿Estamos por primera vez en capacidad de formular una teoría global sobre la evolución del conocimiento humano? A través de la aportación teórica de las diferentes disciplinas científicas y filosóficas, sobre el conocimiento innatista del hombre. Las condiciones objetivas y materiales están dadas, diría un marxista. Si nos propusiéramos, a través de los nuevos medios digitales; trabajar en abierto, colaborando, aportando y distribuyendo emocionalmente, con ideas racionalistas e hipótesis arriesgadas, sobre los ‘meme’ en la era digital. La formula wiki, puede resolver esta y otras incógnitas sobre el conocimiento y el innatismo digital. (…)

Mi tesis es la siguiente: En entornos digitales, la respuesta de los ‘meme’ son inversamente proporcionales a los avances tecnológicos de los ‘mass median’ A mayor desarrollo tecnológico y complejidad de los entornos digitales, menor es la complejidad de las relaciones sociales de los individuos en las redes (donde la simplicidad triunfa). Lo más avanzado tiene una respuesta más primitiva en nuestros reconciliadores ‘meme’. Hace años sugerí el siguiente enunciado o principio del retorno binario. Ya que de su aplicación se obtiene una notable simplicidad ontológica, del fenómeno de la sociedad digital. Es una propuesta arriesgada, a la reiterada presencia fenomenológica de hechos pre-tribales en las redes sociales, como la aparición manifiesta de formas de comunicación originaria y primaria de los primeros homínidos.

“A medida que la complejidad tecnológica digital, avance culturalmente, produce la unidad necesaria o el grado de información necesario para la expresión de nuestros replicadores ‘meme’, contenidos en nuestros genes y expresados en forma de protosociedad, reconciliadora con nuestro pasado.” Lo “protosocial” la sociedad pre-tribal en los entornos sociales son recreaciones de nuestros estados originarios o de nuestra primitiva humanidad y reflejo de los ‘meme’.

¿Cómo operan estos modelos evocativos de comportamiento originarios contenidos en nuestros ‘meme’? Tengo una teoría al respecto: Los ‘meme’ son retroalimentados o eclosionados por una masa crítica necesaria, ‘la superconciencia binaría’, capaz de producir la unidad necesaria o el grado de información para la expresión de estos ‘meme’. Hablo de unidad de información en términos de Gúgol información digital y virtual. El ser protobinario o proto digital (the protobinary being) es un estadio superior al ‘ser digital’ de Nicholas Negroponte, y sus predicciones, acertadas, sobre la aparición de la era digital de los seres ‘being digital’. Una aportación más sobre los avances de la sociedad digital y las relaciones sociales, en términos antropológicos y de evolución de la inteligencia humana. (…)

Han coexistido en el pasado predicciones e intentos por resolver el misterio de las comunicaciones colectivas inconscientes o psíquicas de los flujos de información entre sociedades distantes. Desde las aportaciones de Jung, Erich Fromm, McLuhan, Giacomo Rizzolatti y Umberto Eco, por citar lo más conocido y popular, como la ‘Belén Esteban’. Hace tiempo, Umberto Eco, señalaba que `desde hace varios decenios circula la teoría según la cual los medios de comunicación no siempre crean opinión, sino que refuerzan la que ya circula’ La cuestión es, ¿cómo se desarrollan y transmiten estos flujos de ideas?, ¿por qué razón se adueñan rápidamente de amplias capas de la población, incluso a miles de kilómetros de distancia, de manera relativamente independiente de los medios de comunicación, como señala Eco? (…)

Sin embargo sostengo como crítico racionalista del s.XXI, que el malestar en la cultura, que sostenía Freud, puede tener un origen en los ‘meme’ de Richard Dawkins: La teoría dialéctica de la existencia de una lucha entre cultura y deseo sexual. Es decir: “Mientras la cultura intenta instaurar unidades sociales cada vez mayores, restringe para ello el despliegue y la satisfacción de las pulsiones sexuales y agresivas, transformando una parte de la pulsión agresiva en sentimiento de culpa” (Wikipedia).

En la era de la sociedad digital del nuevo humanismo virtual, el conflicto, parece resolverse, gracias a la aparición del ser protobinario, capaz de reclamar y reconstruir un espacio virtual libre de conflictos de la sociedad vertical, descrita por Sigmund Freud. Los reguladores culturales ya no ejercen, ya no operan; la nueva síntesis dialéctica, ha resuelto al parecer dicho conflicto. En las redes sociales, propias de los entornos virtuales, los seres digitales, parecen ser mucho más felices y más primarios y menos socializados verticalmente. Una sociedad más gratificantes y menos restrictiva tiene un existo viral de difusión de la “caverna”, que ya conocemos. El de las redes sociales.

El fenómeno lo podemos describir, a través de un continuum, donde los valores positivos y negativos parten de cero, donde los valores positivos son la socialización de los individuos y los negativos sus estados de animalidad. A medida que los valores positivos aumentan, es mayor la socialización y apego a la sociedad vertical y ‘mayor el malestar en la cultura’. Lo contrario resulta al retroceder en la escala, al acercarnos a cero, o avanzar en términos de valores negativos por la escala. Al aumentar los valores negativos, avanzamos hacia nuestra animalidad (estado feral o ferino del hombre). Hablamos de proto sociedad de los ‘meme’. Capaces de reproducir nuestros estados primarios de felicidad en la caverna, el hombre asilvestrado.

‘Para superar ese peligro de la deshumanización del hombre contemporáneo. Erich Fromm, dice que se debe vencer la enajenación, debe vencer las actitudes pasivas y orientadas mercantilmente que ahora lo dominan (sociedad vertical) y elegir en cambio una senda madura y productiva. Debe volver a adquirir el sentimiento de ser él mismo (protohombre) y retomar el valor de su vida interior (proto vida). También, parece ser que la era digital, de los seres binarios y proto-sociales, resuelve este conflicto y espero poder disertar sobre el tema en posteriores posts (…) this will continue!. (…)

  Russel, desconocia la virtualidad del hombre

LINKS de interes:

http://pinterest.com/manuelponte/

http://comunica2punto0.files.wordpress.com/2012/02/guia_rapida_pinterest.pdf

http://www.unazonageek.com/2012/02/que-es-pinterest-y-como-iniciarse-en.html

BrandJacking ‘el colesterol bueno de las redes sociales’


Legionarios, Anonymous, ciber activista

Mis tesis sobre los Brand-Jacking

En la era digital habitan, como en ninguna otra época o lugar las paradojas, son inevitables las comparaciones con el mundo vertical del pasado. Es el caso de “lo indeseable” a diferencia de lo ilegal, tiene un comportamiento atípico en las redes sociales de las multitudes ‘inteligentes’, ha pasado a ser, de colesterol malo a colesterol bueno, un bien colectivo, un valor horizontal funcional y necesario. Al igual que los virus, cumplen un valor para el mercado virtual. Es el caso de los ‘BrandJacking’ no tiene que ser algo negativo. Las empresas, al igual que las marcas personales, han aprendido las lecciones de los comentarios y ataques, ácidos, crueles y difamatorios, que les suelen propinar con la suplantación de la imagen, en las redes sociales. Se pueden crecer desde la experiencia. Analizando lo bueno, lo malo y lo feo de marca Jacking. Esto se llama conciencia horizontal, cultural digital. ( evangelización del medio)


Prestemos atención a la decima de las tesis del Manifiesto Cluetrain y su enunciado, que nos dice: ‘Los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’  Recordemos este principio que se desprende a modo de ley de dicha tesis. ‘la participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’ es quizás una obviedad en los tiempos que corren, pero no es así. La objetivación del ser social ha cambiado. Las llamadas personas ya no son personas como simples objetos sociales; han pasado hacer prosumidores, avatares con plena conciencia, los llamados webactores. Y los entorno online ha pasado a ser cultura binaria, una fuerza ‘mass media. También el concepto de mercado, ha pasado a ser conversación horizontal entre iguales, person to person, con poder viral “el quinto poder” (…)

En la era digital de las redes sociales, el arma de guerra, también es paradójica, no es la más moderna, la más tecnológica, es un simple palo, utilizado por los aborígenes en Australia, el boomerang: es un arma que tras ser lanzada regresa a su punto de origen. La evolución de la inteligencia humana, es capaz de reeditar y recrear los viejos modelos y herramientas y conocimientos primarios, ahora en forma de realidad virtual, almacenados en bits en nuestra inteligencia binaria. ‘Es parte de mi teoría innatista de la evolución’. Con el ‘BIG-IMPACT’ de los medios sociales, con sus plataformas y todos los canales bidireccionales de comunicación abierta a organizaciones y a la identidad de marcas, productos y personas, “toda acción tiene una reacción” En principio son deseables, los canales bidireccionales y potencialmente más fuertes, pero, conllevan a más riesgos que nunca; En cuanto a los riesgos, son los mismos que tenemos al cruzar una vía pública o caminar por la calzada. La gente conduce vehículos a pesar de los riesgos. Que no nos despisten los riesgos, si queremos aprender algo.

El boomerang virtual, es una herramienta viral de expanción, siempre retorna pero cargado de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, se nutre de la conversación horizontal y compartida y distribuida en las redes sociales. Fortalece las características dominantes de los seres y empresas binarias, de los homo_digitales con factores: ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ Factores necesarios para la subsistir a la selección natural de la nueva humanidad del human_0_1 y su nuevo avatar. Lo tienes o no lo tienes, ese es el dilema. “ser o no ser (Hamlet)”

El ‘BIG IMPACT’ de los medios sociales ha generado y dotado a los clientes de un acceso sin precedentes a la marcas de empresa productos y personas. ¿Esto puede ser un arma de doble filo? ¡Realmente, no lo creo así! las empresas hoy, son capaces de comunicarse con sus clientes con instrumentos más ilibres, inteligentes y emocionales que nunca, inéditos. Pero los gerentes del marketing vertical, afortunadamente, ya no son los administradores de los valores de la marcas. Deben ser conscientes de que la comunicación es un proceso bidireccional, abierto y horizontal en la era digital. Como consecuencia, tenemos que, se han incrementado las expectativas de los clientes y están dispuestos a actuar en contra de las empresas que no cumplen sus expectativas. El BrandJacking es una parte reguladora del sistema, capaz de desarrollar feromonas virtuales a la notoriedad y al capital de simpatía de una marca o destruirla.

El boomerang virtual, no difiere en sus principios a las leyes del movimiento de Newton: “a toda acción corresponde una reacción”. Pienso en élla, como una ley del movimiento virtual, derivada de la era digital: “A toda acción de marketing online, le corresponde una reacción virtual. Las acciones de marketing online, siempre retornan pero cargadas de bits de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, en forma de reacción virtual” / ‘Ley del movimiento virtual de Manuel Ponte’, (formulada en el ‘Human_0_1, nuevo avatar’).

El BrandJacking o el Jacking es algo más que un personaje de los medios sociales, puede ser una forma sincera de adulación y exaltación en los medios sociales y mass media. Es una prueba definitiva de su papel regulador, su creación ficticia ha hecho la transición a la pertinencia cultural de la humanidad binaria. El animal Brandjacking se contrapone a los intereses del ideal del administrador vertical, emigrado a las redes como polizón: En un intento fallido y desesperado de exportación y recreación del mundo real en la red. Todo por alcanzar la orilla de un mundo desfavorecido  por la evolución, que no espera a nadie. Volver a un medio sin resistencia, sin oposición, a un mundo poblado de espectadores, receptores o simples consumidores. Un medio aséptico y regulado verticalmente por el Copyright involucionista del corporativismo de la era industrial.

Administrar las comunicaciones con éxito online, sin embargo, puede ser enormemente valioso para una empresa que reconoce la importancia de la voz de sus clientes y de sus BrandJacking, ‘su colesterol bueno’. Ello requiere de un proceso de evangelización, no siempre, comprendido ni al alcance de todos. Si consideramos como ciertas las tesis de McLuhan: Los nuevos medios sociales son extensiones del ser humano, o quizá quiso decir, de los seres digitales. Implica reconocer estar ante un escenario paradigmático e indescifrable.

Sólo los más actos triunfan en la red, es parte del nuevo mecanismo de selección natural de la humanidad binaria. Los prosumidores forman una superconciencia horizontal, una nueva inteligencia desconocida para los homínidos superiores, adaptados a la tridimensionalidad del hombre y del espacio tiempo. Ahora están altamente dotados para una nueva humanidad virtual, de los human_0_1, una nueva etapa evolutiva, un nuevo avatar, un nuevo hombre que supera la dimensión de la concepción de Linneo del ser humano: La vieja descripción del Homo_Sapiens ya no es válida para sus nuevas habilidades virtuales de Homo_Wiki. “estamos, posiblemente ante, un verdadero gran salto para la humanidad

Recientemente el genial analista tecnológico, Brian Solís, en su blog nos advertía de Lo difícil que puede ser para las empresas tener que dejar marchar a sus marcas con extraños. Pasar de controlar la imagen y la marca celosamente y tener ahora, que compartirla, que los fans y Frikis dirijan la dirección y futuro de una marca. Para algunos analistas, dejar a tus hijos salir con extraños, es una forma promiscua de la responsabilidad paterna. No siempre es así, esta es otra de las paradoja. El entusiasmo de  los fans y los aficionados puede ser un instrumento en la popularización de los productos o medios de comunicación o marca personales manejados horizontalmente en las redes. Quizás, sea el más poderoso de los test sociales al cual se pueda acceder y someter la marca personal y de empresa. Y de adquirir el certificado de autenticidad de animal binario (nativo digital); de pertenencia a la tribu.

El sobreestimar el poder de los medios de comunicación social (mass media), y pretender parar el ventilador virtual, se paga caro en las redes. Muchas marcas eligen crear una página oficial junto a las extraoficiales, sabiendo lo impopular de bloqueara a un fan a un friki. Ello puede conducir a una reacción perjudicial. Aunque siempre existe el problema, que la popularidad de un sitio puede ser potencialmente perjudicial si publica noticias desfavorables u opiniones acerca de tí, o de la compañía, hacia miles de seguidores.

Si eres reconocido como parte de la tribu, los factores replicantes, ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ son los factores necesarios para la subsistir en el ‘sistema’. Al igual que anticuerpos, operan en la red a tu favor. Convirtiendo el colesterol malo, en colesterol bueno, aumentado tu popularidad de animal binario. No olvidemos que el BrandJacking, fortalece las características dominantes de los seres, marca personal y empresas binarias.

El BrandJacking-Twittero, actúa principalmente sobre la marca personal, cuando tu nombre es también tu marca, ‘potencialmente puede ser muy perjudicial’ Celebridades y políticos han tenido sus cuentas de medios sociales hackeados. Pueden haber varias cuentas falsas para tu persona, con miles de seguidores y fans y frikis, con alta likeabilidad, con colesterol bueno: Actuando a modo de vectores de imagen y marca personal, son, como tales, perfectas herramientas de comunicación, capaces de desarrollar la notoriedad y el capital de simpatía de una marca personal. Mientras que Barack Obama, Sarah Palin, Britney Spears y Miley Cyrus, han sido “víctimas” de hacking malicioso, algunas cuentas falsas son más divertidas que malévolas.

Muchos copias son tan malas que no causan el efecto deseado, más bien potencian la notoriedad de quien es víctima. Algunos se crean para un propósito satírico, burla, escarnio, difamación, todas surrealistas. Ya quisieran algunos políticos con marca personal en la red, alcanzar la masa crítica, necesaria para que un ejército de webactores con The enchantment factor and the likeability factor, instrumenten, conspiren, horizontalmente en la red; liberando la conversación trasversal y libre, entre iguales, distribuyendo y compartiéndola los mensajes con colesterol bueno. Otra cosa es el control y alineamiento vertical de las masas del mundo real vertical. Entonces, miedo a qué y a quien? (…)

OurSpace_Blog de manuel ponte

El Libro complementario de lectura para esta semana: Es una lectura que les puede servir de coctel, no comparto algunas cosas, pero es interesante como para entender la contra cultura a lo vertical. Un enfoque de cultura digital y del ‘Puk Marketing’ de nueva generación: “En OurSpace, Christine Harold examina la implementación y las limitaciones de la “cultura interferencia” por los activistas. Para Harold, es un tipo diferente de la oposición que ofrece una verdadera alternativa al consumismo corporativa. Explorando el movimiento revolucionario de Creative Commons, copyleft y tecnología de código abierto, Harold aboga por un enfoque más integrador a la propiedad intelectual que invita a la innovación y una mayor participación en el proceso creativo” (…)