“Democracia Monitorizada”


monitorizar la democracia

No ser activista de alguna cosa en tiempos de indignados está mal visto. El Boom del activismo popular escala a la política, y viene de la mano de los nuevos medios asilvestrados, la social media. El desafío que se nos presenta está en dominar la técnica, que en antaño se decía, si no puedes contra ellos úneteles. Posiblemente la primera vez que un indígena lanzó un palo y este se devolvió contra él,  imagino que aprendió su primera lección de física. Toda fuerza liberada sin control puede revertirse en nuestra contra siendo arrastrados o consumidos por ella.

La sociedad abierta no es el espacio biológico ni la zona del zoo de los primates donde se aprende de los errores. La sociedad abierta es capaz de convivir con el “enemigo ideológico” es decir, con el «boomerang» aun conociendo sus leyes físicas.  “El ideal democrático horizontal piensa en términos de gobierno de los humildes, por los humildes” Esta idea recurrente es el «ave fénix» del comunismo y la religión horizontal.

La democracia monitorizada tiene sus ventajas y sus miserias, más allá del romanticismo idealista de una sociedad empoderada y activista vigilante. El concepto de democracia, en este nuevo y revulsivo formato, se diluye y se transforma en otra cosa, que seguimos llamado democracia por imperativo cultural e histórico. Los estados policiales, no son expresiones democráticas, mucho menos extensiones necesarias. Quizás útiles y divertidas, y justicieras, pero adolecen de legitimidad moral. Proceda de donde procesa, bien del estado o bien de los ciudadanos.

No importa quién o quienes lo ejercen, o cuál es su sentido práctico. La monitorización vertical, horizontal y/o diagonal revestida con pátina de «poder del pueblo» sigue siendo dictadura del proletariado en cubierto. No hemos inventado nada, solo hemos revertido el orden del estado policial que tanto insufla a las masas con nueva moral.

Es la actual sociedad «la Democracia Monitorizada Orwelliana » donde todos tenemos acceso a la información y acceso a los datos de los demás, se pretende establecer un control “excesivo” de todas las manifestaciones humanas y en especial la política. Una especie de comisariado social media «gran hermano» Sí se puede. “Yes, it is possible”  Pero no es moral, ni ético. El cainismo de la galaxia social media ha despertado un radicalismo (empoderamiento social) inédito para los humanos. El control de todos contra todos, como nuevo logro democrático. (Nuevo sistema totalitario) Los Soviet «remasterizados»

Si prescindimos del concepto de «Democracia» en el aforismo que nos pretenden vender los radicales «Democracia Monitorizada» vaciamos de contenido el manifiesto que pretende subyugarnos con su arrogancia de nueva democracia. Sus principios totalitarios de vigilancia de todos contra todos, o de todos contra algunos. Es una ecuación donde la individualidad humana es alienada por una sociedad supeditada a un sistema totalitario de vigilancia Orwelliana.

Hay quienes empatizan con estas formas totalitarias de «justicia social» el mediático y estructurado eslogan de ¡Sí, se puede! En realidad es la moral que abre todas las latas «hedonismo social media» Es la falsa creencia de ver en las leyes  universales obstáculos para alcanzar nuestros fines, onanistas. El derecho particular sobre el derecho general. Si algo se puede hacer, es legal y moral. La colectivización como nuevo orden «Pos-Montesquieu» las leyes deben ser refrendadas por los intereses asamblearios (Asambleas Party) y su radio de acción limitado a los distritos y sus necesidades. (Manifiesto 15M)

Es la visión renovada Trotskista de la revolución permanente, cumpliendo sus ciclos dialécticos envolventes, antitéticos. La democracia debe ser instrumentalizada por el aparato del apartido, o las asambleas, los soviet. “Es el proletariado (la clase asalariada) el que debe encabezar la nación hacia la revolución permanente. Empezando por las tareas de inmersión democrática comunitaria de la sociedad, trasformada en poder de las asambleas, en poder comunista. Solo una sociedad monitorizada, viene a decir el nuevo Trotskismo: que dada la complejidad de la sociedad actual, puede desmontar las estructuras del capitalismo y sus valores. El homo-empoderado «empowered-homo» es consecuencia de la sociedad hiperconectada y su nuevo avatar.

Los movimientos mesiánicos reforzados por el capitalismo (comunismo larvado) han encontrado condiciones materiales excepcionales para la difusión de sus ideologías decimonónicas. Las tecnologías de nueva generación, producto de la sociedad del mercado «Sociedad abierta» El «capitalismo eclosionado» ha generado la mayor riqueza conocida por la humanidad, riqueza científica y tecnológica, también democrática. La gran paradoja de la sociedad abierta ha sido la ingeniería de clonación ideológica del comunismo. Convivir y dormir con el enemigo en casa.

Para el filósofo Karl Popper, en su ensayo «La sociedad abierta y sus enemigos» la tolerancia de una sociedad plural y democrática, permiten convivir con espacios ideológicos peligrosos «Jurassic Park» comunismo folk, radicales y parásitos antisistema, conspirando para destruir su incubadora, el capitalismo. Es la hembra del Escorpión danzando para aparearse con el macho, y luego devorarlo vivo.

Especie de filosofía existencialista basada en el Individuo y la subjetividad de los valores. Me complace hacer una analogía del comunismo y su etapa evangelizadora, con la promoción del individuo por encima de las leyes. Solo el individuo decide sobre la oportunidad de una ley, si esta le representa o no. No existen leyes objetivas que nos representen. Su universalidad se aleja de mis necesidades individuales. Contra mayor sea su grado de universalidad, mayor es su distancia a mis necesidades individuales ¡No, no me representan, no! No llevan mi firma.

La realidad histórica de este modelo de seducción ideológica, está registrada en los anales del comunismo hasta el día de hoy, se llama «socialismo real» Una vez conquistado el poder por la elite del partido, llámese asamblea populares, colectivización o soviets. El individualismo desaparece como racionalidad. Y la subjetividad de los valores es sustituida por la nueva clase y el aparato del estado totalitario. (La patria bonita) Enajenar la libertad y la individualidad por la dictadura del proletariado, “el bien común”.

La Democracia Líquida

La democracia monitorizada, lleva adosado el sugestivo subtítulo de «hágalo usted mismo» «Wizard» el epíteto sugerente de un manual de “mecánica popular” propio de los prosumidores de la galaxia social media. ¡Si, se puede!  (Yes, it is possible!) Lo banal toma fuerza y representación social y política, especie de marcha verde. Ya lo decía el irrepetible genio de la música John Lennon. «Imagine» Hemos pasado de la imaginación sin control a la acción ácrata. Si puedes imaginarlo es porque sí, se puede… Los radicalismos totalitarios del siglo XX vuelven «remasterizados» revestido de nueva democracia horizontal monitorizada.

La idea de una democracia secuestrada por una casta, robada «Síndrome de Prometeo» seduce a los inadaptados sociales, y a la izquierda ávida de nuevos mensajes revolucionarios de ¡Sí, se puedo! Traspasado el umbral de democracia representativa y universal, nos queda la democracia liquida entendida como asambleas plebiscitarias. Las necesidades del estado y la economía, reducidas a las necesidades de la calle. ¡Democracia Líquida!.

Lecturas recomendadas esta semana:

el ideal democrático piensa en términos de gobierno de los humildes, por los humildes

“El efecto INERCIA en la Social Media”


La fórmula de la discordia
La fórmula de la discordia

¿Qué sabemos hasta ahora del ‘efecto INERCIA’ en la industria social media y sus consecuencias? La Social media es un sistema virtual físico abierto, se expresa en un espacio-tiempo virtual evolutivo, y tiene energía y conciencia propia (superconciencia virtual). “La inercia es una medida de la resistencia de una masa al cambio en su velocidad en relación con un sistema de referencia inercial” Para el común de los mortales, diríamos que un cuerpo dentro o sobre un vehículo en movimiento, sufre o mantiene la misma aceleración direccional del vehículo. Pero si frenamos bruscamente el vehículo a cero movimientos, el cuerpo sobre el vehículo, seguirá mantendrá la misma dirección y velocidad anterior al frenado. Lo que impulsara el cuerpo o los cuerpos hacia adelante, posiblemente expulsándolos del vehículo.

Es un símil, pero no una metáfora. La social media es un ecosistema social en equilibrio, y esto tampoco es una metáfora. La INERCIA es la consecuencia despótica de arbitrar los medios y sus leyes en la sociedad hiperconectada, a espaldas de las tribus social media, y el desconocimiento de una sociedad digital empoderada. No entenderlo así, nos lleva indefectiblemente a actitudes endiosadas y cesaristas de, ‘aquí mando yo’ cometer errores ecológicos en el sistema social media de supervivencia es suicida. Estamos ante fenómenos inéditos, e inteligibles para los dueños del percal.

El despotismo-media se muestra ajeno a la reconfiguración de la realidad, y se retrata así,  en la incapacidad indolente de percibir al otro, por efecto del alejamiento de intereses inequívocamente contrapuestos. El poder a veces entorpece y niebla el horizonte de quien pretende avanzar, sin conocer las leyes, sin ver cuántos muertos deja tras de sí. El poder despótico-media se convierte en nuestro peor consejero. ¡No se escupe en el plato donde comemos!

Los seres conectados no son colesterol sobrante, cundo se tiene la falsa percepción de hartazgo. Medir el riesgo de perder masa social conectada, en una especie de suerte de cambalache, usuarios por dinero, es un mal negocio y un desconocimiento del paradigma de la sociedad conectada. No hay nada más viral que los malos tratos en la social media. La creencia equivocada y recurrente, de perder cantidad por calidad, es uno de los vicios y modelos heredados de los restos de la civilización analógica.

Los últimos cambios en los algoritmos de FaceBook y Google, buscando beneficios económicos lícitos, representan un frenazo brusco, inesperado en la social media. El efecto sobre los usuarios de estas plataformas gratuitas, es el efecto INERCIA, salir disparados, arrojados hacia fuera. Quizás estemos en presencia del mayor éxodo de la historia. Los algoritmos ‘killer’ son el ‘EdgeRank’ de FaceBook, y el Hummingbird de Google.

Los últimos cambios en éstas plataformas han sido de cirugía mayor, sin anestesia. La hábil y precisa mano del cirujano, ha sido sustituida por las patas de un elephante con escalpelo (bisturí) de platino. Quienes se han sentido lobotomizados por los cambios arbitrarios de, ‘lo tomas o lo dejas’. Han salido expulsados por la INERCIA de los cambios, motivados por la desesperación, de tener un monstruo en cautiverio sin rentabilizar. Devora recursos, crece y se expande.

Las estampidas causadas por el efecto INERCIA, encuentran acomodo en otras plataformas menos agresivas, más simples y menos intrusivas. En la sociedad conectada, no existen arcángeles alados, con espadas de fuego, expulsando a los pecadores originales. Los paraísos son espacios ideales, tantos como fractales infinitos. Donde perece o agoniza un paraíso, se forman muchos otros con posibilidades nuevas. La génesis virtual tiene sus leyes y su física.

“Dejar morir” a lo computador de escritorio y a los usuarios de la tercera edad digital, parce ser una consecuencia natural de la cyberorganización de la humanidad. La emigración hacia los teléfonos inteligentes (Micro Computadores personales inteligentes integrados en un teléfono) Son o representan la nueva reconfiguración de la sociedad hiperconectada. La nueva colonización y/o alfabetización de las personas y la social media, son los nuevos desafíos de la industria.  Aquí los márgenes de equivocación son o serán los mínimos posibles. Toda cambio estará dirigido a “competir” en una nueva cultura del teléfono móvil y las indefinidas tablet. Trasformar a FaceBook y a Google+ en otra cosa va a costar. Los grandes Saurios se quedaron sin oxígeno, y sin la posibilidad de evolucionar hacia otros avatares, hace millones de años.

Los tiempos de los señores feudales, sus fueros y sus cotos arbitrarios, son parte una enciclopedia descontinuada. El tablero donde pretenden jugar, y sus reglas ya no existen, por imperativo físico; tal espacio es poshistoria. En la sociedad hiperconectada los ciervos de gleba, son los amos del espacio y de los instrumentos de trabajo. Habrá que esforzarse en encontrar nuevas fórmulas de rentabilizar económicamente las plataformas. Su evolución estará marcada por la capacidad que tengamos de interpretar los cambios y los paradigmas. Sensibilidad vs. Intereses.

Del pendrive de Ötzi, a la edad Petabyte


La web esta muerta¡No estás equivocado el sistema te equivoca! Solo es posible hacer ciencia bajo este axioma reflexivo encriptado para muchos, y desiderativo para la élite del conocimiento. Todos tenemos un sistema operativo funcional suprabiológico necesario y binario, que debe y tiene que fusionarse con la sociedad. Nuestro avatar es código fuente para la naturaleza; y para la antropología clásica y vintage, cultura animal compleja.

Toda analogía suele comportar un razonamiento caprichoso e insoportable. Dúctil para quien lo usa, y falso para quien lo sufre. Las analogías son útiles para hacer visible, lo invisible y lo que subyace a toda realidad; a veces como denuncia, otras como dogma. La cyberorganización de la humanidad es un hecho contrastado, como gusta decir a los políticos,

Un Algoritmo es el responsable de hacer útil, en términos científicos, todo el storage del conocimiento humano, y responsable de hacer inútiles todas las teorías científicas y especulativas. Ya no esperamos el nacimiento centenario de alguna personalidad científica, filosófica o politica que revolucione el conocimiento humano y el progreso, y reconfiguren la humanidad en nuevas edades. Ninguna teoría volverá a tener nombre y apellido. Los “ismos” han muerto, el código fuente remplaza a la personalidad en beneficio de la masa virtual. Es el principio binario regente del avatar de una nueva humanidad virtual.

Para Chris Anderson el editor jefe de Wired e influyente creador de la teoría economía Long Tail, y gurú tecnológico, con mayor influencia del mundo. “El diluvio de datos hace obsoleto el método científico. Todos los modelos están mal, pero algunos son útiles.” Hace diez años tal aseveración tendría consecuencias inmediatas. Simplemente la obviaríamos y no perderíamos el tiempo en refutarla, tan siquiera reflexionaríamos un segundo ante tal desatino.

Hoy día prestamos cuidada atención a sus arriesgadas teorías y reflexiones. Todo lo que se diga de la sociedad conectada y su tiempo, es revelación sin oposición, ni antagonismo, es religión. La edad del Petabyte, es la edad del cloud computing. La información fluye y se almacena más alla de la web. Hace escasos meses anunció que: “La web está muerta”. Lo corroboran los importantes cambios en su algoritmo de búsqueda de Google, llamado Colibrí (Hummingbird). ¡La información ya no reposa en la web!

“Es importante entender, en este caso, que Internet y la web no son lo mismo: mientras que internet es la estructura que permite que las computadoras se conecten entre sí, la web es apenas uno de los servicios que permiten la navegación de los usuarios por páginas y blogs. La nueva generación de teléfonos celulares inteligentes permitió que no hiciera falta la web para usar Twitter, Facebook, iTunes o radios a través de Podcasts. Esto es lo que hace, según el artículo de Anderson, que cada vez se navegue menos por la web (Chris Anderson)” ¡La web está muerta! (The Web is dead).

El primer pendrive fue un hueso

Los pueblos ágrafos perfeccionaron técnicas de almacenamiento de información, antes que la escritura, no conocían los números, pero sí “formas sofisticadas” de contar y almacenar (storage de datos) Toda organización se basa en el conocimiento y distribución social de los datos. El hombre ágrafo aprendió antes a contar que a escribir. Un hueso de animal tenía una capacidad conocida de almacenamiento de información contable. Que hoy podemos traducir en bits.

Hagamos algunas analogías caprichosas sobre el progreso del storage del conocimiento humano, donde quizás estén las raíces de esta defunción anunciada. Empecemos con mi amigo “Ötzi” un hombre que vivio hace aproximadamente 5.300 años en los Alpes austriacos, conocido como el hombre de hielo. Imagino a mi amigo del muro Ötzi, haciendo pequeñas marcas o muescas con algún instrumento de Sílex filoso sobre la superficie de algún hueso de animal. Marcas que le servirían para recordar sucesos o hechos presentes o pasados. Lo más probable seria recordar sucesos, representar o numerar cosas. La capacidad de likear experiencias. Una cualidad o factor muy relevante para la sociedad de hoy, la sociedad conectada (the likeability factor). Likear, siempre se nos ha dado bien a la especie.

Mi amigo el viejo Ötzi haría 8 muescas o más en la superficie de un hueso. Su almacenamiento equivaldría exactamente a 64 bits o rayas hechas gravadas en el hueso. Sería un primer e insipiente prototipo de analogía organizacional de almacenamiento de datos. La piedra Rosetta de basalto negro grabada en tres idiomas con el decreto de Ptolomeo V. del año 196 a. C. Almacena unos 60 KB de información aproximada en datos binarios.

En nuestro repaso cronológico no pude faltar el libro de los libros, la Biblia como modelo organizacional de información. Sabemos que sus folios actuales contienen unas 800.000 palabras, de media que ocuparían 1,2 MegaBytes, es decir 10.066.329 bits. Toda analogía suele comportar un razonamiento caprichoso e insoportable, pero no por ello menos útil.

La cyberorganización de la humanidad comenzó con las tarjetas perforadas (Hollerith) de IBM unos 100 bytes de capacidad. Luego vinieron las unidades de almacenamiento electrónico… “Los Kilobytes fueron almacenados en disquetes. Megabytes eran almacenados en los discos duros. Terabytes fueron almacenados en arreglos de discos. Y los actuales Petabytes son almacenados en la nube.

Esa progresión ha sido cada vez más acelerada. Pasamos de la analogía de la carpeta a la analogía del archivo, a la analogía de la biblioteca” ¿Pero cuál es la analogía organizacional existente para los Petabytes? Acaso nos hemos quedado sin analogías. ¿Cuál es la analogía de almacenamiento para los Gúgol? ¡No estás equivocado el sistema te equivoca!.

(II) El asilvestrado digital ‘el nuevo estadio del hombre’


Esta reflexión viene motivada por mi deseo de compartir, con ustedes, autenticas emociones derivadas de mi avatar virtual. No, no son los efectos psicodélicos del LSD!, Tampoco sufro de una depresión de accesos melancólicos como la padecida por el filósofo, Louis Althusser. Les confieso que sólo son, los efectos secundarios de un Happy Pinning!


El ratón de hojalata, o ‘la cucaracha metálica’, con estas metáforas o figura retórica, solía llamar a esos libros y autores olvidados y escurridizos a la luz, que se resistían a mi memoria de joven libertario. Ratones de hojalata escondidos como seres indeseados, por los rincones de la inmensa biblioteca de mi padre; solían aparecer de vez en cuando y desaparecer por largos periodos. Pero cada vez que lograba tropezar, o más bien, atrapar alguno de ellos nuevamente ya no lo soltaba hasta leerlo; el placer resultaba ser más intenso que la primera vez. (…)

En estos días he podido revivir, más que rememorar, esos momentos olvidados, que creía haber perdido en un viaje sin retorno por la vida vertical. La red social de Pinterest me ha permitido de forma virtual, rencontrarme con los propagadores de plagas, los ratones de hojalata y otros objetos escurridizos a la memoria y al tiempo (…)

Sabemos con certeza, que en entornos virtuales el ser digital, siempre sigue el camino más sencillo y el más lógico y el más primario de su humanidad; un retorno reconciliador con sus estados más proto-sociales. Lo atávico podemos atribuirlo a la expresión de un gen que habría quedado inactivo en algún momento de la historia filogenética de la especie humana.

Estoy convencido de haber resuelto una parte importante del comportamiento de los ‘meme’ sobre la nueva sociedad horizontal. Los ‘meme’ pueden estar detrás del mito fáustico del conocimiento ilimitado, quizás hemos resuelto en la era digital el mito y el conflicto entre el animal y el hombre por alcanzar la felicidad perdida de sus proto-lenguajes.

La plataforma social de Pinterest, es la nueva generación de redes sociales y cumple perfectamente con las premisas de mi tesis sobre el retorno binario: En entornos digitales, la respuesta de los ‘meme’ son inversamente proporcionales a los avances tecnológicos de los ‘mass media’ A mayor desarrollo tecnológico y complejidad de los entornos digitales, menor es la complejidad de las relaciones sociales y de los individuos en las redes (donde la simplicidad triunfa). Lo más avanzado tiene una respuesta ‘atávica’ más primitiva en nuestros reconciliadores ‘meme’. Cada vez son más las evidencias de un cambio evolutivo y acelerado de la inteligencia humana en forma de avatar. The enchantment factor and the likeability factor, como motores de la nueva humanidad digital; se encuentran en plena expansión producto de una nueva conciencia binaria. Un nuevo estadio del hombre asía ‘el asilvestrado digital’ (…)

Para la sociedad predigital, ‘el que mira para atrás se desnuca’, deja por lo tanto de ser funcional e importante para el consumo y la producción (se le llama despectivamente artista). El mirar atrás, tiene connotaciones negativas en la cultura dominante, un cuestionamiento supra-biológico. No es extraña, la existencia de un repertorio refranero como reflejo de la sabiduría popular. La ideología mecánica vertical, reproductora y aleccionadora, marca el camino de socialización y la dirección ha seguir a la tribu, de ahí, la resistencia al cambio. ‘Mirar hacia atrás es de perdedores’, ‘hacia atrás, ni para agarrar impulso’, dicen. La sociedad virtual está poniendo en riesgo la continuidad del conocimiento inútil y reproductivo. Las comunidades virtuales se están asilvestrando, Las nuevas relaciones virtuales, sin restricciones verticales, triunfan. Ni los vigilantes de la playa, podrán detener la vorágine digital. Aunque traten por la fuerza de regresarnos al mar, cual ballena varada en la orilla. Sabrán que tienen los días contados. A pesar de las leyes SOPA y la escalada censorship en internet. ‘El intento inédito, por reeditar y aplicar la teoría de las ventanas rotas’, a los seres digitales asilvestrados, será fútil, como el vuelo de Ícaro.

La mediocridad cundo llega, llega en forma de ideología, es un huéspedes que se instala para siempre, es un bien social y funcional, es un vehículo de transmisión del conocimiento como falsa conciencia. Su función es la reproducción del sistema y del mundo material como formas originarias y justificadas a través de leyes naturales. Es difícil romper sus ciclos, acaso imposibles. Su gran éxito ha sido la estabilidad histórica de la humanidad vertical y del conflicto como fórmula dialéctica de reafirmación.

¿Pero qué pasa cuando una hipótesis racionalista contradice la realidad, se atreve a ver dentro de la caja negra y formula sus hipótesis?. ‘Esa ballena es difícil de regresarla al mar’ Comparto con Richard Dawkins la tesis sobre la naturaleza de la existencia del hombre. “El hombre es una maquina creada por los genes” Deduzco de ello, la naturaleza individual del hombre, en contra posición a la tesis del hombre gregario, del cual nos hablan las ciencias exactas, como parte de su naturaleza y difundida verticalmente por la ideología mecánica vertical.

Auguste Comte. En su obra ‘Curso de filosofía positiva’ (1830-1842). Expone la Ley de los tres estadios… Nos anuncia con gran entusiasmo: “creo haber descubierto una gran ley básica, ‘nos dice’ a la que se halla sometida la inteligencia con una necesidad imposible de variar” (…) Realmente el tiempo se ha encargado de refutarlo. La aparición de una nueva realidad virtual, de una conciencia virtual, como forma de conocimiento. Ha dado al traste con las categorías imposibles de variar, según palabras del filosofo Comte.

Cada una de nuestras principales concepciones, cada rama de nuestros conocimientos pasa necesariamente por tres estadios teóricos diferentes, según Comte. El estadio teológico, o ficticio; el estadio metafísico, o abstracto; el estadio científico, o positivo… Habría que añadirle otro estadio, El estadio virtual o protosocial del asilvestrado digital… No pretendo reescribir los tratados de filosofía positiva. Solo contribuir a ilustrar y a entender la nueva dimensión del hombre, ausente o invisible para los filósofos de la humanidad vertical. Quizás así, podamos entender la invisibilidad de la inteligencia virtual de los humanos a través de la historia. No habiendo las condiciones necesarias para manifestarla los ‘meme’ en su estado latente.

¿Cómo operan estos modelos evocativos latentes, del comportamiento originarios contenidos en nuestros ‘meme’? Tengo una teoría al respecto, de la cual ya he hecho referencia en el anterior post de este blog: Los ‘meme’ son retroalimentados o eclosionados por una masa crítica necesaria, ‘la superconciencia binaría’, capaz de producir la unidad necesaria o el grado de información para la expresión de estos ‘meme’. Hablo de unidad de información en términos de Gúgol información digital y virtual. El ser protobinario o proto digital (the protobinary being) es un estadio superior al ‘ser digital’ La filosofía positiva desconocía el hecho del conocimiento y la conciencia virtual latente en los humanos, como parte necesaria y productora de la superconciencia binaria y de la sociedad horizontal de lo que trata este articulo o post, la sociedad de los Happy Pinning!.

El asilvestrado digital, es un estadio atávico de superconciencia, producto de la exposición al medio digital por largos periodos de tiempo, un proceso de reversión ideológica del mundo vertical. La exposición al medio, posiblemente, ha despertado los ‘meme’ reconciliadores con nuestros estados más primarios en busca de la felicidad perdida.

Estamos ante un lenguaje atávico, que es preciso entender, si se quiere conocer el significado del nuevo estadio de hombre: asilvestrado digital. Diría Fromm, sobre nuestro nuevo avatar de seres virtuales y conectados, que somos, como en nuestros sueños, creadores de un mundo en el que el tiempo y el espacio y la coacción, que limitan todas las actividades de nuestro cuerpo, carecen de poder. El mundo vertical, así, se convierte en el nuevo desgüesadero de la evolución de la inteligencia humana.

“La vida inteligente sobre un planeta alcanza su mayoría de edad cuando resuelve el problema de su propia existencia”. Richard Dawkins

  Escalando El Monte Improbable  Escalando El Monte Improbable, RICHARD DAWKINS  En defensa de la felicidad

BrandJacking ‘el colesterol bueno de las redes sociales’


Legionarios, Anonymous, ciber activista

Mis tesis sobre los Brand-Jacking

En la era digital habitan, como en ninguna otra época o lugar las paradojas, son inevitables las comparaciones con el mundo vertical del pasado. Es el caso de “lo indeseable” a diferencia de lo ilegal, tiene un comportamiento atípico en las redes sociales de las multitudes ‘inteligentes’, ha pasado a ser, de colesterol malo a colesterol bueno, un bien colectivo, un valor horizontal funcional y necesario. Al igual que los virus, cumplen un valor para el mercado virtual. Es el caso de los ‘BrandJacking’ no tiene que ser algo negativo. Las empresas, al igual que las marcas personales, han aprendido las lecciones de los comentarios y ataques, ácidos, crueles y difamatorios, que les suelen propinar con la suplantación de la imagen, en las redes sociales. Se pueden crecer desde la experiencia. Analizando lo bueno, lo malo y lo feo de marca Jacking. Esto se llama conciencia horizontal, cultural digital. ( evangelización del medio)


Prestemos atención a la decima de las tesis del Manifiesto Cluetrain y su enunciado, que nos dice: ‘Los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’  Recordemos este principio que se desprende a modo de ley de dicha tesis. ‘la participación en un mercado online cambia radicalmente a las personas’ es quizás una obviedad en los tiempos que corren, pero no es así. La objetivación del ser social ha cambiado. Las llamadas personas ya no son personas como simples objetos sociales; han pasado hacer prosumidores, avatares con plena conciencia, los llamados webactores. Y los entorno online ha pasado a ser cultura binaria, una fuerza ‘mass media. También el concepto de mercado, ha pasado a ser conversación horizontal entre iguales, person to person, con poder viral “el quinto poder” (…)

En la era digital de las redes sociales, el arma de guerra, también es paradójica, no es la más moderna, la más tecnológica, es un simple palo, utilizado por los aborígenes en Australia, el boomerang: es un arma que tras ser lanzada regresa a su punto de origen. La evolución de la inteligencia humana, es capaz de reeditar y recrear los viejos modelos y herramientas y conocimientos primarios, ahora en forma de realidad virtual, almacenados en bits en nuestra inteligencia binaria. ‘Es parte de mi teoría innatista de la evolución’. Con el ‘BIG-IMPACT’ de los medios sociales, con sus plataformas y todos los canales bidireccionales de comunicación abierta a organizaciones y a la identidad de marcas, productos y personas, “toda acción tiene una reacción” En principio son deseables, los canales bidireccionales y potencialmente más fuertes, pero, conllevan a más riesgos que nunca; En cuanto a los riesgos, son los mismos que tenemos al cruzar una vía pública o caminar por la calzada. La gente conduce vehículos a pesar de los riesgos. Que no nos despisten los riesgos, si queremos aprender algo.

El boomerang virtual, es una herramienta viral de expanción, siempre retorna pero cargado de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, se nutre de la conversación horizontal y compartida y distribuida en las redes sociales. Fortalece las características dominantes de los seres y empresas binarias, de los homo_digitales con factores: ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ Factores necesarios para la subsistir a la selección natural de la nueva humanidad del human_0_1 y su nuevo avatar. Lo tienes o no lo tienes, ese es el dilema. “ser o no ser (Hamlet)”

El ‘BIG IMPACT’ de los medios sociales ha generado y dotado a los clientes de un acceso sin precedentes a la marcas de empresa productos y personas. ¿Esto puede ser un arma de doble filo? ¡Realmente, no lo creo así! las empresas hoy, son capaces de comunicarse con sus clientes con instrumentos más ilibres, inteligentes y emocionales que nunca, inéditos. Pero los gerentes del marketing vertical, afortunadamente, ya no son los administradores de los valores de la marcas. Deben ser conscientes de que la comunicación es un proceso bidireccional, abierto y horizontal en la era digital. Como consecuencia, tenemos que, se han incrementado las expectativas de los clientes y están dispuestos a actuar en contra de las empresas que no cumplen sus expectativas. El BrandJacking es una parte reguladora del sistema, capaz de desarrollar feromonas virtuales a la notoriedad y al capital de simpatía de una marca o destruirla.

El boomerang virtual, no difiere en sus principios a las leyes del movimiento de Newton: “a toda acción corresponde una reacción”. Pienso en élla, como una ley del movimiento virtual, derivada de la era digital: “A toda acción de marketing online, le corresponde una reacción virtual. Las acciones de marketing online, siempre retornan pero cargadas de bits de experiencias y anticuerpos necesarios para mantener la marca personal o de empresa, en forma de reacción virtual” / ‘Ley del movimiento virtual de Manuel Ponte’, (formulada en el ‘Human_0_1, nuevo avatar’).

El BrandJacking o el Jacking es algo más que un personaje de los medios sociales, puede ser una forma sincera de adulación y exaltación en los medios sociales y mass media. Es una prueba definitiva de su papel regulador, su creación ficticia ha hecho la transición a la pertinencia cultural de la humanidad binaria. El animal Brandjacking se contrapone a los intereses del ideal del administrador vertical, emigrado a las redes como polizón: En un intento fallido y desesperado de exportación y recreación del mundo real en la red. Todo por alcanzar la orilla de un mundo desfavorecido  por la evolución, que no espera a nadie. Volver a un medio sin resistencia, sin oposición, a un mundo poblado de espectadores, receptores o simples consumidores. Un medio aséptico y regulado verticalmente por el Copyright involucionista del corporativismo de la era industrial.

Administrar las comunicaciones con éxito online, sin embargo, puede ser enormemente valioso para una empresa que reconoce la importancia de la voz de sus clientes y de sus BrandJacking, ‘su colesterol bueno’. Ello requiere de un proceso de evangelización, no siempre, comprendido ni al alcance de todos. Si consideramos como ciertas las tesis de McLuhan: Los nuevos medios sociales son extensiones del ser humano, o quizá quiso decir, de los seres digitales. Implica reconocer estar ante un escenario paradigmático e indescifrable.

Sólo los más actos triunfan en la red, es parte del nuevo mecanismo de selección natural de la humanidad binaria. Los prosumidores forman una superconciencia horizontal, una nueva inteligencia desconocida para los homínidos superiores, adaptados a la tridimensionalidad del hombre y del espacio tiempo. Ahora están altamente dotados para una nueva humanidad virtual, de los human_0_1, una nueva etapa evolutiva, un nuevo avatar, un nuevo hombre que supera la dimensión de la concepción de Linneo del ser humano: La vieja descripción del Homo_Sapiens ya no es válida para sus nuevas habilidades virtuales de Homo_Wiki. “estamos, posiblemente ante, un verdadero gran salto para la humanidad

Recientemente el genial analista tecnológico, Brian Solís, en su blog nos advertía de Lo difícil que puede ser para las empresas tener que dejar marchar a sus marcas con extraños. Pasar de controlar la imagen y la marca celosamente y tener ahora, que compartirla, que los fans y Frikis dirijan la dirección y futuro de una marca. Para algunos analistas, dejar a tus hijos salir con extraños, es una forma promiscua de la responsabilidad paterna. No siempre es así, esta es otra de las paradoja. El entusiasmo de  los fans y los aficionados puede ser un instrumento en la popularización de los productos o medios de comunicación o marca personales manejados horizontalmente en las redes. Quizás, sea el más poderoso de los test sociales al cual se pueda acceder y someter la marca personal y de empresa. Y de adquirir el certificado de autenticidad de animal binario (nativo digital); de pertenencia a la tribu.

El sobreestimar el poder de los medios de comunicación social (mass media), y pretender parar el ventilador virtual, se paga caro en las redes. Muchas marcas eligen crear una página oficial junto a las extraoficiales, sabiendo lo impopular de bloqueara a un fan a un friki. Ello puede conducir a una reacción perjudicial. Aunque siempre existe el problema, que la popularidad de un sitio puede ser potencialmente perjudicial si publica noticias desfavorables u opiniones acerca de tí, o de la compañía, hacia miles de seguidores.

Si eres reconocido como parte de la tribu, los factores replicantes, ‘The enchantment factor and the Likeability factor’ son los factores necesarios para la subsistir en el ‘sistema’. Al igual que anticuerpos, operan en la red a tu favor. Convirtiendo el colesterol malo, en colesterol bueno, aumentado tu popularidad de animal binario. No olvidemos que el BrandJacking, fortalece las características dominantes de los seres, marca personal y empresas binarias.

El BrandJacking-Twittero, actúa principalmente sobre la marca personal, cuando tu nombre es también tu marca, ‘potencialmente puede ser muy perjudicial’ Celebridades y políticos han tenido sus cuentas de medios sociales hackeados. Pueden haber varias cuentas falsas para tu persona, con miles de seguidores y fans y frikis, con alta likeabilidad, con colesterol bueno: Actuando a modo de vectores de imagen y marca personal, son, como tales, perfectas herramientas de comunicación, capaces de desarrollar la notoriedad y el capital de simpatía de una marca personal. Mientras que Barack Obama, Sarah Palin, Britney Spears y Miley Cyrus, han sido “víctimas” de hacking malicioso, algunas cuentas falsas son más divertidas que malévolas.

Muchos copias son tan malas que no causan el efecto deseado, más bien potencian la notoriedad de quien es víctima. Algunos se crean para un propósito satírico, burla, escarnio, difamación, todas surrealistas. Ya quisieran algunos políticos con marca personal en la red, alcanzar la masa crítica, necesaria para que un ejército de webactores con The enchantment factor and the likeability factor, instrumenten, conspiren, horizontalmente en la red; liberando la conversación trasversal y libre, entre iguales, distribuyendo y compartiéndola los mensajes con colesterol bueno. Otra cosa es el control y alineamiento vertical de las masas del mundo real vertical. Entonces, miedo a qué y a quien? (…)

OurSpace_Blog de manuel ponte

El Libro complementario de lectura para esta semana: Es una lectura que les puede servir de coctel, no comparto algunas cosas, pero es interesante como para entender la contra cultura a lo vertical. Un enfoque de cultura digital y del ‘Puk Marketing’ de nueva generación: “En OurSpace, Christine Harold examina la implementación y las limitaciones de la “cultura interferencia” por los activistas. Para Harold, es un tipo diferente de la oposición que ofrece una verdadera alternativa al consumismo corporativa. Explorando el movimiento revolucionario de Creative Commons, copyleft y tecnología de código abierto, Harold aboga por un enfoque más integrador a la propiedad intelectual que invita a la innovación y una mayor participación en el proceso creativo” (…)

Hoy marcha mundial contra el ACTA


Oleada de Represión en Internet

No a la ley ACTA