Google y el Storage final, ‘Deep Impact’


¿La ventana indiscreta de Google…?

Google y el Storage final, ‘Deep Impact’

Las consecuencias para la humanidad conectada de la concentración (storage) de información y datos en una única patente, persona y/o lobbies, los dueños “legales” de la nueva humanidad, de nuestros avatares y actividades, memoria e historia virtual. Tiene preocupado y divididos a los seres conectados, creado la primera de las tormentas perfectas. Una escalada de malestar social de la cual nos creíamos vacunados, a este lado del edén, a este otro lado del firewall de la sociedad conectada. La humanidad virtual toma conciencia de la inestabilidad de su futuro. ¡La espada de Damocles se cierne sobre ella! ¡Siempre ha estado ahí!

El poder de Indexación del mundo en las manos de Google, El gigante de mountain view, obtiene una patente de software inteligente capaz de identificar cualquier objeto en el planeta creado por el hombre y la naturaleza. Google el omnipresente, será capaz de digitalizar cualquier imagen, conversación o video y reconocer objetos y personas, así como su actividad. El motor de búsqueda podrá indexar todos los datos de otras plataformas como ‘Tagged’ en internet. Un grupo de ciberactivistas de libertades civiles advierte de los peligros para la sociedad conectada del “storage final” preocupaciones sobre la privacidad y seguridad de los datos y avatares de la humanidad conectada, el temor a un ‘Deep Impact’.

La incertidumbre de la sociedad conectada es una magnitud medible en bits, (o capacidad instalada del miedo) La posibilidad de un “Deep Impact” se apodera de la red. Conocíamos la amenaza del ‘leviatán histórico’ como distopía imposible de suceder en el presente ‘edén horizontal’ de la humanidad conectada. Nos creíamos a salvo del ‘cuarto poder’ vertical. La exclamación ¡La historia del mundo vertical no se repetirá!, es un grito primario y montaraz de la humanidad conectada. ¡Quizás era más un deseo, que una realidad! El tiempo lo dirá. Hoy tenemos la percepción de que todo se aleja más de nuestro ideario digital. La paz en el paraíso digital ha sido alterada, el fruto de la discordia vuelve, la historia y sus personajes se repiten diría Hegel.

Max Horkheimer, nos aporta elemento conceptuales validos para entender este conflicto o brecha historica, que afectan el estatus quo de la humanidad conectada como antihistoria. El marco teórico valido sería la fenomenología del conocimiento y el concepto de historia de Max Horkheimer. “…En la continuidad de la historia, sobre la verdad humana (de lo vertical) para el filosofo de la escuela de Frankfurt no es ni eterna ni inmutable, aunque sí incondicional, en la práctica (entiéndase bien: en la práctica histórica –no se puede historizar algo sin historizarlo todo)…” ¿Son validos estos postulados también para la sociedad conectada y virtual?, ¿Lo virtual es historia o anti-historia?

En el cuerpo teórico de la “filosofía Social” de Max Horkheimer “…La historia no impide la verdad si la verdad es a su vez histórica. Si no podemos estar nunca seguros de la verdad, si nos instalamos en la duda, no podemos tampoco estar absolutamente seguros del error, y por lo tanto la verdad del hoy espera el juicio del mañana, que puede igualmente confirmarla como falsarla…” ¿Es visible para los seres conectados el conflicto actual entre lo vertical y lo virtual? ¿O quizás sea un canto más de sirenas? ¿Los entornos digitales pueden modificar los estados históricos de conciencia en sí y no para sí?

La mejor noticia de la década se convierte en amenaza y distopía. Nace un nuevo estado o ministerio del miedo a lo Graham Greene y a lo George Orwell “el omnipresente y vigilante Gran Hermano o Hermano Mayor” al mejor estilo de la novela “1984” de George Orwell. El software definitivo, el invento final de una búsqueda por el control de la sociedad conectada, por parte, poco inocente, de Google y su obsesión por emular la inteligencia humana y el cerebro humano, tiene sus frutos. En principio el invento es benigno, inofensivo, pero en sí, encierra y constituye una amenaza, ya anunciada, por los profetas digitales del desastre.

Google anuncia, con un perfil bajo y por debajo de la mesa, un nuevo y revolucionario software para sus plataformas de video. Promete convertir el vídeo en contenido indexable. Google indexara los fotogramas de los videos de YouTube y las conversaciones, en tiempo real o contenido almacenado. Convirtiéndose en el gran voyerista de la historia. “La ventana indiscreta de Google. Alfred Hitchcock

“Google está trabajando sobre una patentes que podrían seleccionar y reconocer rostros y melodías en nuestros clips de vídeo subidos a YouTube. Ahora, podríamos estar hablando de la herramienta definitiva: la técnica de la patente concedida, es la de seleccionar, recoger objetos en un vídeo, tanto si se están viviendo o no. Sustituyendo el etiquetado personalizado y sesgado. Google propone utilizar una base de datos de “vectores de las características” como el color, movimiento, objetos, lugares, espacios, forma y texturas, para identificarlas automáticamente, objetos o sujetos indexados en los fotogramas, (frame by frame). También, sonidos, melodías y por supuesto conversaciones, y todo ello sobre las imágenes analizadas, tanto si el video está siendo visto está almacenado. http://es.engadget.com/

La historia como praxis reproductora del hombre actual, se resiste a ser antihistoria, la sociedad conectada parece retroceder ante los límites estructurales e ideológicos de la historia como fenomenología del mundo vertical. Lo virtual, vuelve a ser el mundo de lo intangible y aparente, un espejo de vanidades y fantasías de un mundo reprimido de sus estados protosociales. El asilvestrado social retrocede ante el impulso de la praxis de lo vertical.

Esta lectura Marxista y endógena, perteneciente a la papelera de reciclaje del mundo virtual, es una constante a toda teoría contemporánea del conocimiento, es una referencia obligada a los philosophes materialistas del siglo XVIII y XIX. Tiene en parte su justificación en la sociología del conocimiento de Robert K. Merton. Quien le da cuerpo, deslastrándola de toda ideología política o liberadora. Volvemos a las categorías sociológicas de Merton y Max Horkheimer y Freud. (Lo manifiesto y lo latente) aquel axioma o proposición incombustible, de que nada es inocente en sociedad. ¿Por qué una parte de la sociedad conectada solo es capaz de ver tan solo lo manifiesto a las prácticas empresariales de Gooogle. Y otra parte de la sociedad conectada, solo ve lo subyacente a dichas prácticas y las denuncia. (la ventana indiscreta de Gooogle) (…)?

Quiero hacer la salvedad sobre mi posición sobre el mercado. Para nadie es un secreto, que soy, hoy más que nunca, un amante de la sociedad de consumo, ¡viva el consumo! y de la sociedad de libre mercado y libre competencia y circulación de capitales. La sociedad abierta, es la impulsora en occidente del mayor desarrollo de bienestar y progreso y libertades jamás conocidas por la especie humana. El estado de bienestar es con mucha diferencia a otros tipos de sociedades y regímenes totalitarios, proteccionistas o socializados (comunistas). El mejor sistema de sociedad perfectible es la sociedad de libre mercado y competencia.

Google tiene el derecho de liderar el mercado y crecer sin límites si así lo decidiera, dentro del marco jurídico de leyes nacionales e internacionales. Eso no lo pongo en duda, tampoco la legitimidad de sus ganancias y de sus inversiones. Otra cosa es el planteamiento sobre la seguridad del Storage. El almacén de la humanidad virtual de la sociedad conectada. El control vigilancia y seguridad de nuestros avatares, de nuestra vida digital. El conocimiento generado por el estado de supeconciencia virtual, podría peligrar, la sola enajenación voluntaria o no de nuestra humanidad. No es un problema de voluntad o ético de las partes, quizás aquí vale aplicar el axioma de la Gestalt, el todo es un estado superior a las partes. (El todo es más que las partes) El estado de conciencia de la humanidad conectada, puede alterar el status quo, sobre el control de la poshumanidad como antihistoria. Dada la importancia, nada banal, sobre la estabilidad del Storage. La sociedad conectada es rica en paradojas, lo reitero nuevamente, La sociedad vertical ha creado el miedo al holocausto nuclear. Y la sociedad virtual el miedo al storage final.

Anuncios

La muerte de un Tamagotchi


El día de los Muertos en México es un reflejo del sincretismo religioso en la evolución de la inteligencia humana

El significado de la muerte trasciende su naturaleza real y social y se trasvasa al mundo de la realidad virtual. El mundo virtual contado o relatado por los Tamagotchi, es también un mundo de valores y representativo de humanidad virtual. La muerte es un estadio y un pasaje de toda forma de vida en el planeta, La vida y la muerte virtual es más que una simple y anecdótica recreación del mundo de lo real. La Muerte en la sociedad virtual también se define por la naturaleza necesaria de sus rituales funerarios como el duelo, el luto, el dolor, la resignación y el recuerdo, todo ello manifiesta la influencia del contexto social donde ocurren. Lo mismo es válido para el mundo real que para entornos digitales. La idea o concepto de humano y/o humanidad, van acompañados del sentimiento de la muerte, sensación que creíamos exclusiva de la conciencia del homo sapiens, ahora reeditada como conciencia de la nueva humanidad de los seres digitales, los seres conectados, el homo digital.

La sociedad conectada rescata al Tamagotchi, como rito de iniciación o pasaje para que nos prepare en esta vida, en la vida digital para la muerte. El concepto de funeral y campo santo, ‘el cementerio’, surgen como posible modelo de negocio digital. Se alquilaran y venderán nichos y tumbas con servicios de mantenimiento personalizados. Así como el registro digital de los nacimientos y causas de fallecimientos. Posiblemente en las redes sociales, existirán esquelas y convocatorias a los sepelios con su respectiva pompa o boato. No hablo de un mundo irreal, desquiciado, hablo de los mundos posibles virtuales y los modelos de negocio no verticales.

“Hace varias semanas Facebook lanzó la iniciativa de las páginas “Memorial“. La idea es mantener el perfil de los fallecidos para que sus amigos y familiares sigan escribiendo una vez después de muerto. Una especie de cementerio virtual donde en lugar de lápidas hay sólo fotos y comentarios…” Un ser conectado, ‘vivo o muerto’ vale dinero, es una fuente de explotación de riqueza infinita en la sociedad conectada y un modelo de negocio inédito.

Para el antropólogo cultural (Víctor Turner) en su obra “la Selva de los símbolos” Turner, analiza la relación entre los rituales y las prácticas sociales de una tribu africana: los Ndembu (en Zambia). “El autor señala y entiende por ritual: una conducta formal prescrita en ocasiones no dominadas por ‘la rutina tecnológica’, y relacionada con la creencia en seres o fuerzas místicas. (Turner, 1999:22)”. ‘Cabe aclarar que aun cuando sus trabajos no pertenezcan específicamente a la antropología urbana, pueden ser validados y aplicados en tales contextos’. Salvo para la humanidad conectada, dónde la tecnología si juega un papel reproductivo del modelo de sociedad necesario y de ensayo para sus objetivos y fines.

“En el México precolombino se realizaban significativos rituales alrededor de la muerte, los cuales impresionaron tanto a los primeros conquistadores que, a través de la evangelización, introdujeron nuevas ideas, dando lugar a un sincretismo religioso muy marcado que perdura hasta nuestros días” Toda nueva sociedad parte de un sincretismo cultural, dado por la necesidad de adaptación al medio o por el impacto con otra sociedad. El homo sapiens necesita de los juegos de rol para su iniciación o entrenamiento y adaptación a los modelos ya existentes y futuros (…)

Si la vida de un ser digital es inmortal, ‘entonces que es lo que muere’, qué función tiene el culto a la muerte en los entornos digitales. Son necesarias las recreaciones rituales del culto a lo desconocido. ¿Hay vida más allá de la vida digital?. Cómo será el Panteón digital de Osiris, Babalú y Changó. (…) Cabe toda especulación, por fantástica que parezca, y más, cuando la tecnología es proteica, trasformadora, misteriosa y creadora de humanidad virtual y de orden virtuoso y de iglesia espiritual.

Cuando es parte del misterio de la vida. Cuando es proveedora de bienestar y de valores e ideología (dogma). El ocaso de los dioses del mundo vertical se acelera en la sociedad conectada; son sustituidos por los carismáticos gurús con sus tablas de decálogos del deber ser de las cosas, los nuevos sindromedados a lo Casandra. Son tiempos paradigmáticos, también para la especulación y la imaginación sin límites.

Ya que hemos abierto la veda y la barra libre de las especulaciones y de las hipótesis arriesgadas e imposibles; toca reflexionar sobre los nuevos y agobiantes paradigmas de la sociedad conectada. “Si alguien gritara entre los pasajeros de un avión, ¿Hay algún médico en entre vosotros? Sembraría la alarma de que algo grave está pasando, aconteciendo, que no controlamos dentro de un espacio común e irrenunciable de incertidumbres. En nuestra humanidad alguien o algo esta gritando, rompiendo el silencio de siglos. Sabemos que ya nada será igual.

El sincretismo religioso de la sociedad conectada, no es la cohabitación de dos o más religiones fusionadas por la simple simbiosis de intereses funcionales. No existe el culto a una deidad o poder. Responde a dictados de una supeconciencia virtual, de una geometría perfecta de reedición de otros estadios protosociales de la evolución de la inteligencia humana. El humano asilvestrado, ‘el human_0_1’ el homo binario es el nuevo prototipo resultante de la evolución de la humanidad conectada.

Podemos llamarlo sincretismo cultural a secas, y también seria valido, pero recordemos que sus ‘prácticas’ son comunes al culto a la muerte de muchas otras religiones existentes en la humanidad vertical y al prehistórico animismo que le atribuyen alma a las cosas. El Tamagotchi poseedor de vida binaria y alma, necesita cuando fallece de un boato y un lugar de reposo de su alma binaria y un campo santo para su recuerdo.

Toda humanidad necesita de su propio ‘cabo cañaveral’, de su propia plataforma de lanzamientos de humanidad funcional, reproductiva, viral y organica, (elástica). Despertarnos con la noticia del hallazgo científico de la presencia de la molécula del azúcar en el planeta más alejado de los confines de nuestra galaxia es intranscendente para los seres conectados. Cualquier noticia sobre un hipotético cambio sobre el funcionamiento de una plataforma social, tiene repercusiones traumáticas, inquietantes sobre la humanidad conectada; que la aparición en el espacio de una molécula de azúcar.

La muerte de un Tamagotchi

La muerte de un TAMAGOTCHI, revela una parte importante del lanzamiento de un modelo inédito de humanidad horizontal, de sociedad probable y quizás deseable. La vuelta del Tamagotchi es in intento embrionario de propuesta de sociedad virtual, aun por descifrar sus consecuencias para la sociedad conectadad y su continuidad. Lo que no se discute es la utilidad como modelo de negocio horizontal. La estrategia de negocio de Facebook es lanzar como primicia la iniciativa de las páginas campo santo o “Memorial“. Por macabro que nos parezca a algunas personas de distinta orientación religiosa. ¡El negocio debe continuar!.

La idea es mantener el perfil de los fallecidos para que sus amigos y familiares sigan escribiendo una vez después de muerto. Una especie de cementerio virtual donde en lugar de lápidas hay sólo fotos y comentarios. En el mundo vertical hemos sabido explotar la constante lucha entre la vida y la muerte, Los homínidos a lo largo de la evolución humana hemos construido y recreado nuestra cosmología en un bucle perfecto e infinito. La presencia del motor de la historia, la lucha de Eros y Tánatos, ahora recreada como mandato evolutivo y reclamo de la vida virtual de los seres conectados.

“El planteo desde el psicoanálisis es que esa lucha se libra entre la pulsión de vida (Eros) y la de muerte (Tánatos)”. Seguiremos expectantes y vigilantes del renacimiento del viejo modelo de negocio vertical, encarnado en la sociedad conectada. (…)

Los números imposibles de la sociedad conectada


La evolución de la mente humana y sus consecuencias Jordi Agustí› Enric Bufill Soler› Marina Mosquera Martínez
En la investigación sobre el origen de nuestra mente están hoy involucradas un gran número de disciplinas, que incluyen la paleoantropología, la paleoecología humana, la arqueología prehistórica, la primatología, la etología, la neurociencia cognitiva y la genómica. La cuestión del origen de la mente humana, por tanto, sólo puede ser abordada desde un enfoque pluridisciplinar.

Aparentemente para algunos o quizás para muchos, no hay pensamiento más ocioso que establecer una relación física y matemática entre el tamaño del mundo y el de las redes sociales. Cuanto mayor sea la sociedad conectada, mayor será la percepción sobre el tamaño que tenemos del mundo. La sociedad conectada ha hecho que el mundo sea más pequeño y el número de conexiones entre personas mucho mayor. Esta simple hipótesis, no puede pasar desapercibida, trastoca todos los conceptos anaquelados por las ciencias sociales y del comportamiento humano durante décadas y revoluciona algún que otro discurso marginal.

El enunciado es el siguiente: ‘A medida que el universo social se expande como sociedad conectada la distancia en grados entre personas se acorta’ Volvemos a la tribu minimalista del número de Dunbar de la mano de papá McLuhan y su aldea mundial; como hijos pródigos volvemos a casa.

“La hipótesis conocida como ley de los seis grados nos dice que la distancia entre dos personas en el mundo off-line o vertical es de seis grados de separación. Pues bien, según un estudio más reciente sobre las redes sociales, la separación promedio entre dos personas en la red es de solamente 4,47 grados… y en países más avanzados como Estados Unidos, Suecia o Italia, baja hasta los 3,74. Ese “acercamiento o acortamiento” de las personas en el mundo on-line es debido a la sociedad conectada.

El concepto de supeconciencia como producto de la sociedad conectada no es una magnitud racional ni estructura algebraica perteneciente al mundo vertical, material y real. Lo virtual como masa y supeconciencia es una entelequia, supera al concepto de masa en sí y pasa a ser masa para sí. La categoría sociológica de masa como ‘debilitamiento de los vínculos tradicionales y debilitamiento del tejido conectivo de la sociedad y de aislamiento y alineación de las masas’ pertenece a los números naturales y predecibles. La sociedad virtualizada solo es explicable en el campo de las magnitudes cuánticas donde se resuelven los paradigmas y las paradojas. ‘Blog de Manuel Ponte’.

Los herederos del Homo Sapiens una vez más nos enfrentamos a los números imposibles, en ellos ya no podemos ser reconocidos, han caducado. El todo poderoso espejo de la humanidad donde nos veíamos todos como en el cuento de hermanos Grimm, ha desaparecido, engullido por la sociedad conectada. Los noventa grados de verticalidad como modelo de sociedad y la escala humana progresiva han saltado por los aires, así como su relación con el valor tiempo y espacio físico.

Otra de las paradojas de la humanidad binaria es ‘el atajo’ y el concepto de aceleración tomado por la evolución de la inteligencia humana. La ruptura del modelo matemático basado en la creencia romántica de que el desarrollo debe girar en torno a las personas, se ha roto, era un modelo basado en deseos irracionales, lastrados. Esta visión del humanismo vertical está siendo aceleradamente cambiada por un modelo inverso y realista de construcción binaria. La tecnología como ‘extensiones del cuerpo humano’ o como servidores de humanidad virtual.

Lo sorprendente, o no, es el uso y la fuerza de penetración que ejercen las redes sociales (socavando) todos los grupos de edad de la sociedad vertical a partir de los 12 años y más allá de los 60, tanto en hombres, como en mujeres. Es la fuerza evolutiva de “C generation” de los web-actores y del avatar de la nueva humanidad binaria (los seres conectados) que va más allá de los grupos de edad, escalas y estratos sociales. La C generation se ha convertido en el gran desguazadero de humanidad vertical. (…)

El analista tecnológico de la sociedad conectada, Jorge Juan Fernández nos lo cuenta: “…Lo comenté hace años en uno de mis textos, parafraseando una observación de Keith Devlin: si a un hombre de la Edad del Hierro le preguntáramos qué es el hierro, no entendería la pregunta “¿qué es?”, pues para él ese metal es una experiencia manifestada en forma de útiles, y en absoluto una realización de un elemento químico de tales o cuales características. De la misma manera, si a un humano de nuestra generación le preguntamos “¿qué es la información?”, lo normal es que responda desde su experiencia de uso, viendo la información como algo que utiliza cada día, en múltiples formas, sin que hacer esa pregunta le aporte un valor complementario.” Extraído del libro de: Jorge Juan Fernández. (Más allá de Google) (…)

Esta cita me sirve para ilustrar el por qué los homínidos verticales tenemos la capacidad para conceptualizar y relativizar todo pensamiento que no funcione con nuestra lógica funcional sistemica. Y para ello nos valemos de un arsenal de ejemplos tipo tubérculo. Pensamos que al igual que una patata; existen ideas universales que pude ser arrancada de cuajo de una plantación y sembradas de nuevo en otro lugar y seguir creciendo y reproducción su modus vivendi.

“La tentación intelectual vive arriba” y no es rubia. No podemos ir por la sociedad conectada con el modulo marciano ‘Curiosity de la NASA’. En busca de cosas que se parezcan a todo lo que ya conocemos. Es un llamado atávico y un intento más de reproducir en todo tiempo lugar y espacio, la conciencia de nuestra sociedad como humanidad, en su afán desesperado por no fallecer.

Incapaz de competir y de buscar lo que no conoce, busca clonar aparearse en forma de conciencia. La pregunta hecha a un hombre de la edad de Hierro sobre que es el Hierro, es por lo menos temeraria, ideológica e incapaz de deslastrarse de la escombrera vertical. Existe el refrán castellano de ‘Adonde fueres haz lo que vieres’ no olvidar este refrán en vuestras bitácoras por su utilidad binaria y de botiquín de primeros auxilios. (…)

Ley de Malthus de la información: La oferta de información crece exponencialmente mientras que su consumo se incrementa linealmente, debido a que nuestro ancho de banda mental para procesar la información, y nuestro tiempo, son ‘limitados’. Texto extraído del libro: “Más Allá de Google” de Jorge Juan Fernández.

Para un antropólogo clásico, realmente esto siempre ha sido así en la historia de la humanidad vertical. No es nada nuevo bajo el sol ni para la sociedad de nuestros ancestros los Homo Habilis del Pleistoceno. La sociedad de la información siempre ha existido y somos producto de ella. El Homo Sapien progreso a través de ella. El que hoy vivamos con euforia la libre circulación de la información pertenece a algo mucho más complejo. La forma inédita que ha tomado la información como realidad virtual, obliga a otro discurso más científico y por lo menos más original.

Llamar a la sociedad actual sociedad de la información no tiene sentido. Realmente el hombre no ha conocido otra realidad desde los confines de la historia de la humanidad. Las sociedades primitivas ya eran de la información y ha permitido en el pasado progresar a los homínidos superiores. Conceptualizar como sociedad de la información a la sociedad conectada, es llamar peces a las personas que se bañan en una playa. (…)

Para la sociedad conectada la información crece horizontalmente de forma exponencial y distribuida socialmente. Se parte de magnitudes exponenciales y linéales atípicas por su naturaleza virtual. Ya que la información crece aritméticamente y se almacena y crece geométricamente, que no es lo mismo.

Valores estos y magnitudes estas, idénticas tanto si estamos ablando de cyber-sociedad o si estamos hablando del cerebro humano. Ambas son formas idénticas y binarias de almacenamiento de la información. A partir de un cierto umbral conocido como la sociedad conectada, podemos hablar de dicho enunciado. La wikipedia en un intento de aproximación nos dice: “…En realidad, la sociedad de la información no existe más que en la imaginación de los utópicos tecnológicos” y/o los activistas ciberutópicos, para mayores señas a sus legiones de seguidores o acólitos (…) (Artículo del Blog de Manuel Eduardo Ponte).

(…)

¿Se agota la vida útil de YouTube?


YouTube Re-Imagined: 505.347.842 Channels on Every Single Screen
YouTube Re-Imagined: 505.347.842 Channels on Every Single Screen

La plataforma de video YouTube sufre de envejecimiento prematuro, el mejor invento de la era digital después Google, parce encogerse, poco sabemos sobre la fatiga de las plataformas y sitios webs de servicios masivos gratis. Algunas redes sociales, inexplicablemente, después de alcanzar un techo han rebotado en él, como si su naturaleza binaria fuese de goma vulcanizada. Algunos dirán que es el mercado que pone a cada cual en su justa dimensión, lugar y utilidad. ¡Ciertamente, no lo creo!

Las leyes y las formas que toma el mercado en entornos digitales, difieren en el “espacio tiempo” materia y forma por su especificidad inédita y por la naturaleza del medio; y cualquier medicina de mercadotecnia vertical de emergencia o ingeniería de resultados que apliquemos no funcionaran en la sociedad conectada. Como tampoco tendría sentido poner un pez a correr sobre la grama de un parque o en el jardín de tu casa. Digamos, por aquello de querer ser originales, que en ausencia de gravedad, nada que sea o este del lado del mundo vertical funciona en la sociedad conectada u horizontal.

Por increíble que parezca, hemos empezado tímidamente a ‘conocer’ las leyes que gobiernan el mundo digital. Es un proceso que se me antoja lento, traumático, a ritmo de ensayo y error. Es un golpe bajo para el ya maltrecho orgullo de los profesionales del márquetin y la publicidad, actualmente en plena estampida, tratando de alcanzar el último refugio, la isla de las galápagos, reducto de sociedad vertical. La euforia y asombro con la que veíamos crecer y expandirse casi sin límites conocidos por humano alguno a ‘las empresas’ de tecnología digital, videojuegos y redes sociales deja su impronta, sus primeras víctimas.

Al igual que en la teoría del ‘The Big Bang Theory’. Existe la creencia en la era digital de que las empresas de nueva generación digital se expanden sin límite, parecían cumplir las mismas tesis y leyes del modelo físico defendido por el astrofísico Stephen Hawking. Nos dedicamos durante todo este tiempo a contemplar y comer del jardín del edén, como obsesos, era el Maná, el regalo de los dioses. Nada ni nadie investigo ni cuestiono los límites del jardín, sus leyes, su comportamiento; fuimos incapaces de prever con curiosidad científica los nuevos medios, su naturaleza y sus límites. No hemos sido capaces de crear una simple teoría explicativa o especulativa, por arriesgada que esta fuera. Estábamos situados en la certeza ideológica, que todo era producto y más de lo mismo de la sociedad vertical, la gran hacedora y partera de progreso tecnológico. Para muchos. ¡Un ciclo más en el progreso de la humanidad vertical!

No
recuerdo haber leído de joven en ‘El suicidio’ de  Émile Durkheim, parte alguna que tipificara o hablara de los directores de marketing de la sociedad conectada o de publicista alguno. El suicidio intelectual y profesional, son hechos tan observables y verificables como tantos otros del amplio espectro de estudios de las ciencias sociales y documentados por el padre de la sociología, Durkheim. ¿Podemos decir que la sociedad vertical ya tiene su mar muerto?. ‘Los publicistas, los expertos en marketing, y los demás profesionales dedicados a los medios de comunicación, han perdido su poder y ya no son un grupo influyente y persuasivo. Ya no son ‘el cuarto poder’ El regalo de la llama de los dios se ha extinguido. Ya lo advirtiera Toffler hace algunos años: …“La aceleración del cambio no afecta sólo a las industrias o naciones, sino al hombre, enfrentándolo al “shock del futuro”. (Alvin Toffler)

Volvamos a la ‘The Big Bang Theory’ pero esta vez nos sería más útil, formular una nueva teoría inversa sobre la expansión del espacio, dado los últimos acontecimientos registrados en la sociedad conectada… Como vengo diciendo hace tiempo, la sociedad conectada es rica en paradojas y paradigmas.. ‘El espacio no se expande, se encoge cuando expira la vida útil para la sociedad conectada de un medio digital’ (Ley de la vida útil digital… Blog de Manuel Ponte) (…) ¡Toca reinventarse, adivinar o morir! Parecen decir los últimos movimientos o atajos realizados por el gigante e imprescindible YouTube. La rentabilidad y sostenibilidad parecieran tambalearse desde su adquisición en el 2006 por Google. Los fundadores de YouTube, Chad Hurley y Steve Chen, crearon el mejor invento desde la imprenta de Gutenberg, la píldora anticonceptiva y la minifalda. ¡Sin duda!

A pesar de su indestructibilidad, el gigante se encoge, parece envejecer prematuramente, los intentos por reflotarlo no han sido vistos con agrado por los millones de fans. El invento es bueno y necesario para la sociedad horizontal o sociedad conectada, no así el modelo de negocio o mejor dicho su explotación y rentabilidad, en manos de aprendices de Harry Potter.

YouTube, debería generar ingresos infinitamente superiores a las actuales ganancias, exiguas y peregrinas, producidas por la actual plataforma de vídeo. El marketing vertical no funciona, es algo que no termina de entenderse, por la miopía estandarizada o tradicional de las escuelas de negocios y marketing. El objeto de estudio del marketing se ha movido del centro de observación en el microscopio, hace ya mucho tiempo, y no se han enterado. Triste epilogo para los herederos de los vendedores ambulantes del Far west. (…) Sólo pedimos a lo John Lennon, que le den un chance a YouTube, como lo hacen millones de seres conectados cada día. YouTube es parte del ADN de la sociedad conectada.

Según publica el blog de la revista WIRED a través de Mat Honan: YouTube está intentando posicionarse en el negocio de ocio casero de la clase media y baja americana, “aburrida” después de salir del trabajo. El nuevo desafío de YouTube es competir con los canales por cable (…) Quizás sea un desatino más…! Existen por lo menos tres cosas que puede hacer un trabajador al llegar a casa, Una, quitarse los zapatos. Dos, ir a la nevera por cerveza y tres encender la televisión. Díganme una sola razón poderosa para que alguien cambie estos saludables hábitos reproductivos de sociedad urbana. Este modelo de comportamiento es la base del éxito de la mayor economía del mundo y el consumo. Paradójicamente a los nativos digitales, no les hacen falta dictados de comportamiento, hace tiempo que han abandonado el sofá o la poltrona y ya no digamos la televisión por los monitores conectados, full time, a la red de redes, y a las multiplataforma digitales. Los intentos por conquistar los hogares de los americanos, son una pelea estéril y un intento de asalto a las alcancías y los cerditos de barro (Hucha) encima de la nevera de la clase trabajadora. (…)

Qué es el YouTube Re-Imagined: 505.347.842 Channels on Every Single Screen. (…) “El viejo YouTube que conocíamos (¡y tal vez amado!) se ha ido. Nos dice el bloguero Mat Honan. Sera reemplazado por algo que es mucho más qué un juego-anywhere, red independiente del dispositivo multicanal. Se está convirtiendo en una red de cable para personas que no tienen cable. YouTube no quiere ver videos ya — no en el sentido singular, por lo menos. Quieren pegarse al monitor y ver lo que viene después. Quiere comenzar viendo el teléfono como cabeza y actividad principal después del trabajo, retomar nuevamente el televisor como método de relajación en la noche y luego ir a su contenido mientras está tumbado en la cama, y transmitir desde su tablet”. (Mat Honan)

El incombustible YouTube es patrimonio de la sociedad conectada, y pretender convertirlo en un valor sustitutivo de los juego-anywhere, de los hogares del Corn Flakes, la Coca-Cola y la caminata lunar, es por lo menos, sospechoso de desesperación y acorralamiento. Los dueños de la plataforma se han rendido, entregados a su suerte como odaliscas enamoradas, postradas ante el sultán o a los profesionales de los medios verticales del Far west. ¡Nada peor!. Una vez más están dando palos de ciego pero sin lazarillo de Tormes. (…)

Me niego a pensar qué Google este utilizando alguno de sus algoritmos especializados en censurar cualquier conversación en la red, que les sea adversa. Sería una política descarada de no retorno “No me gusta, no me agrada o no me conviene” son viejas prácticas del mercado. La propagación de rumores en blogs, redes sociales y/o conversación que verse sobre la fatal gestión de la plataforma de vídeo YouTube, parecen haberse esfumado, han desaparecido o son de difícil localización para los web-actores que utilizan el buscador Gooogle, a diferencia de cualquier otro tema que no toque sus intereses. El “Buzz” de la conversación horizontal, pareciera estar sufriendo de un ataque velado y de bajo perfil, imperceptible para los expertos y newbis. Tales prácticas de ser demostradas, causarían terribles consecuencias al todo poderoso Google y un daño irreparable a la sociedad conectada; basada en los supuestos categóricos de que las conversaciones horizontales deben ser honestas y compartidas y distribuidas socialmente en la red. Sería triste, muy triste que alguien no respetara las cosas de comer. (…)

 

YouTube, herramientas para el marketing del siglo XXI
YouTube, herramientas para el marketing del siglo XXI

 

¡Crónica del secuestro de un avatar!


Mat Honan, influyente columnista dónde los haya, de la revista Wired
Mat Honan, influyente columnista dónde los haya, de la revista Wired, ha sido víctima del grupo de hackers, el Clan Vv3. Recientemente le fue secuestrado su avatar y se encuentra en paradero desconocido. No es ficción!

La sociedad conectada se ha despertado, no hace pocos días, con la trágica noticia aterrorizadora del secuestro del avatar de un periodista tecnológico Mat Honan, influyente columnista dónde los haya, de la revista Wired, una especie de ‘Clark kent’ para sus fans (…) Las redacciones del mundo digital y los web-actores con sus pájaros twitter, wasap, sms, chat y los blog pony express, y demás redes sociales se dieron a la tarea de difundir y propagar el pánico y la histeria en la red, inconscientemente con el afán de informar en las primeras horas de hiperinformación o infoxicación. Hicieron del drama de Mat Honan, el gran trenden topic de la era conectada (El gran tubazo mediático). Como diríamos en la sociedad vertical extinta.

Aires de vieja humanidad por momentos lo inundaban todo. Desde los secuestros más populares vividos por la humanidad, como los de Helena de Troya, Patricia Hearts, Aldo Moro, Ingrid Betancourt, entre muchos otros del mundo vertical. Les confieso qué hasta ahora en la sociedad conectada no habíamos vivido o revivido con tanta angustia y desvelo la tragedia humana de un secuestro como lo sufrimos los seres digitales, ¿sentimientos inéditos u olvidados? ‘el secuestro de un avatar’ no deja indiferente a nadie. No les cuento, ni les alerto sobre una distopía a lo Ray Bradbury, tampoco de una utopía de Aldous Huxley. ¡Ni ironizo!…

La víctima del secuestro ha decidido contarnos las vicisitudes sufridas en carne propia. Como fue extrañado y arrancado de su avatar por los hackers. Lo cuenta con la delicadeza de un bisturí láser y sin ambigüedades. Sentimientos desgranados hasta ahora jamás exteriorizados o narrados por una víctima de secuestro con tanta precisión, angustia y crudeza. Eso sí, minuto a minuto, hora a hora, y todo con el valor añadido de ser a flor de piel. Todo un Best-seller. ¡Indicios de los tiempos que corren de nuevos paradigmas, en la sociedad conectada.

El efecto Pigmalión, difiere de los ‘roles síndrome’ no tanto por sus síntomas y signos que por la ausencia de funcionalidad para la sociedad conectada. El enajenamiento de la personalidad desde el mundo real al mundo virtual es un trasvase necesario para el sostenimiento de la humanidad conectada. No sin cambios y exigencias, como en la divina comedia de Dante. El entrar en otra dimensión exige sacrificios, no menos dolorosos para quienes se atreven a cruzar el fino hilo que nos separa de lo real “Dejad toda esperanza, los que entran”.

Tiene que ser muy doloroso para ‘el creador’ de un avatar, ver como su vida virtual de años es arrancada, más bien diría, ‘asesinada’ que no es lo mismo que borrada digitalmente. La literatura y en particular  las fabulas, según un matemático Russo que leí en mi juventud y cuyo nombre no recuerdo, tenía la siguiente teoría: los cuentos y las fabulas pertenecen a los números primos, el número de fabulas y cuentos que la humanidad es capaz de producir no es mayor a 83 historias puras. Lo que hace que las fabulas y cuentos produzcan la falsa ilusión de infinito, es la mezcla o entrelazamiento entre ellas. Lo que quiero explicar es que, no es casual que lo vivido por Mat Honan, no responda a viejas recetas atávicas de nuestra humanidad. Mat Honan la victima de secuestro de su avatar, debió haberse sentido como Geppetto, el “padre” de Pinocho, arrancado de su creación, de su aliento, de su vida. (Una especie de Pigmalión para párvulos)

Actualmente y por ahora, existe impunidad en el secuestro de un avatar, en el robo y violación de una vida digital. ¡Es inconcebible! En el futuro mediato serán crímenes contra la humanidad conectada, no tengo la menor duda. Proteger la subsistencia del sistema garante de la enajenación virtual de nuestra segunda o principal vida digital, será el modelo de sociedad que preceda ante cualquier otro modelo de vida no conectada y virtual. La violación de la principal unidad reproductiva del sistema de sociedad conectada, ‘los avatares’ es equiparable al Armagedón bíblico para la sociedad conectada. ¿Estamos ante fenómenos poco estudiados y sobre estimados?

“…Los llamados ‘Los roles síndrome’ de los seres conectados derivan de una nueva dimensión o escala del hombre, son parte del plan de diseño de humanidad latente en los genes… Una humanidad conectada, que bien podemos llamarla supeconciencia binaria, reproductora de las condiciones necesarias y objetivas para ejecutar el plan o una estrategia del mismo, ya que desconocemos los fines últimos de esta nueva etapa de la evolución de la inteligencia humana, no a sí, sus síntomas y signos. (El human_0_1) Blog de Manuel Ponte.

Defiendo la corriente evolucionista. ¡No es un secreto! Y la teoría de los ‘genes egoístas’ de Richard Dawkins, así como la teoría del ‘multiverso’ de David Deutsch y el racionalismo crítico de Karl Popper. Cuando hablo de la hipótesis arriesgada de la existencia de un plan en estado latente en los genes. No estoy legitimando nada que este fuera de este enunciado. El concepto de ‘diseño inteligente’ según la Wikipedia: “es el término utilizado para describir a la corriente pro-religiosa que sostiene que el origen o evolución del Universo, la vida y el hombre, son el resultado de acciones racionales emprendidas de forma deliberada por uno o más agentes inteligentes” (la Wikipedia).

También aquí, cabe aclarar, que mi hipótesis no niega la existencia de Dios o de cualquier otro ser inteligible para los homínidos conectados, pero sí difiere de esta visión histórica, lineal y dogmatica del hombre y el creador. Aquí no se pretende refutar a Dios, tampoco perseguirlo. “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt. 22, 21).

Convocatoria de apagón en protesta por la censura en Twitter


No a la Censura en Twitter

¿A qué estamos jugando ahora? A los ‘bloguero moderados’… Recuerdo como se les llamaba a los moderados, hace unos cuantos años, y ahora también…He leído esta mañana, atónito, algunos blogueros estrella del firmamento español, expresar su conformidad, sobre la censura a la carta de Twitter. Me cuesta entender tal lasitud, en torno al descomunal atropello a las libertades de los webactores. Compartir la postura ideológica de estos blogueros en defensa de la censura es lo más parecido al pensamiento de Groucho Marx: ‘estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros’ Se puede acallar la voz, la protesta y las ideas, de millones de personas oprimidas en el mundo, por petición de los gobiernos y los opresores. (…) Este será el tema de mi próximo post, les prometo que no quedara títere con cabeza….

 #TwitterBlackout

 #TwitterBlackout / #TwitterCensoredConvocatoria de apagón en protesta por la censura en Twitter