Hiper-virtualización de la infancia ¿la escuela ha muerto?


Aparecen nuevas evidencias sobre la consolidación del paradigma del human binary. Las novedades nos llegan desde el mundo iPad. ¿Appel desmantela los patios de recreo de las escuelas?, ¿El plan evolutivo del human_0_1 sigue su agenda inexorable, ahora también sobre la infancia? La próxima generación de los primeros juguetes de aprendizaje está en marcha, la primera pieza de la suite Launchpad se llama: Toontastic, quédense con este nombre, será parte de la arqueología binaria dentro de pocas décadas.

Toontastic from Thushan Amarasiriwardena on Vimeo.
Launchpad de Appel (plataforma de lanzamiento) se propone traer juguetes del mundo real a la era digital. Han puesta en marcha, “la madre de todos los planes” la construcción de un conjunto, sin precedentes, de aplicaciones para el iPad, que permitirá a los niños crear, aprender y compartir sus ideas a través de juegos digitales. “En un esfuerzo por convertirse en el Lego y el Mecano de juego digital”. La puesta en marcha de la mayor movilización conocida en la historia de fabricantes de juguetes hasta la fecha; un total de 63 empresas de juguetes participantes. Lo más parecido hasta ahora: “la invasión de Normandía”. La marcha verde del mercado educativo y de entretenimiento tiene como objetivo; través de sus aplicaciones, llevar juguetes clásicos (y a los fabricantes de juguetes), Todo para la genial plataforma de iPad; pero con un trasfondo educativo, dicen sus creadores, que está normatizado y además cumple con los requisitos de algunos países en materia de educación. (…)

Los niños humanos tienen una infancia muy larga, demasiado larga, y tienen que aprender muchas cosas. Su instinto es la curiosidad y aprenden por imitación y ensayo. Para Desmond Morris, el autor del Mono Desnudo, “el error es necesario para aprender tanto como lo es la supervisión del adulto de referencia”. La larga infancia de las crías de los humanos tiene una finalidad evolutiva con más de 15.000 años de antigüedad aproximadamente. La infancia es más que una simple modificación o manifestación cultural en la historia de los homínidos superiores. Para los antropólogos y etólogos, la educación de las crías humanas ha sido la misma hasta la llegada del “iPad y la suite Launchpad (Toontastic)” No estoy pensando en ninguno de los supuestos teóricos de los peligros tecnológicos que se ciernen sobre la humanidad –jamás leo la letra pequeña- No soy experto en ecología de las polillas, tampoco en naftalina. Pienso que los beneficios son superiores a todos los supuestos de “daños colaterales” y responden al plan evolutivo del cual llevo comentando a lo largo y ancho de este blog.

Para algunos zoólogos, antropólogos, etólogos, biólogos y científicos sociales. El largo periodo de infancia y crianza es de preparación de las crías de los humanos para la vida adulta y la supervivencia de la especie y su independencia. Los juegos son imitación de los roles de los padres. Las crías del hombre de Neandertal, las del hombre de Cromañón, así como de otras especies de homínidos superiores como el homo Sapiens (es decir, la especie humana actual), los juegos tenían en principio la finalidad del Cazador. En la sociedad tribal los Juegos tienen otra finalidad, la de ser competitivos. También aparecen otras formas de juego, los cooperativos, cuya finalidad es la supervivencia. No olvidemos los juegos inteligentes, promotores de la creatividad para domar la naturaleza.

El juego ha sido comparado con el proceso evolutivo por Melvin Konner, Afirma que los juegos y movimientos son fundamentales para el desarrollo del cerebro. “En Georgia en estos momentos, los patios de recreo están siendo desmantelados en las escuelas y el receso o recreo va a ser suprimido porque el juego se está viendo que no contribuyen a las puntuaciones en las pruebas estandarizadas” -Obviamente, queremos que nuestros hijos crezcan para encajar en nuestra cultura, pero al llegar al punto de que los patios de recreo sean desmantelados- no lo digiero bien, quizás sea parte la nueva educación y de la ingeniería social de los políticos del siglo XXI. Estamos abandonando unos pocos millones de años de evolución, y para nada es una bueno política. Prefiero estar en manos del plan evolutivo que de la torpeza política de iluminados de turno.

La educación ya no es potestad del estado ni de los padres, “afortunadamente”. La empresa digital y binaria por definición, es la nueva partera de la educación infantil en la era de las redes sociales y las multitudes inteligentes. Hay quienes difieren de mis tesis y afirman que: quienes han dado forma, dirigido y utilizado la tecnología de la información contemporánea han jugado un papel exagerado en la reformulación de la infancia. (…)

Si el receso o recreo, es lo más parecido a un parquecito del McDonald, un tobogán con pelotas de colores psicodélicos y el diabólico y siempre simpático payaso Ronald. Entonces que empiece el desmontaje de los patios de recreo con diseño de Ikea. ¿Cuál es la finalidad de nadar sobre bolas de colores? Si los juegos son imitaciones de roles, destrezas, cooperación y competitividad. ¿Entonces cual es objetivo de las bolas? Estamos rodeados de esquemas disfuncionales y arbitrarios sobre la educación de las crías de los actuales descendientes Atapuerta.

La ciber organización de la humanidad, no nos plantea nuevos retos, nos lo impone con carácter imperativo y coercitivo. La digitalización es parte de una inteligencia colectiva, es parte del “plan evolutivo de la inteligencia del human binary” no pide permiso, conquista, coloniza y su conversión es irreductible e irrenunciable. Más severa que la santa inquisición de Torquemada. Solo tenemos que observar la “neocórtex” y su morfología, a cada revolución tecnológica le ha correspondido un crecimiento en el volumen y grosor de esta parte del cerebro humano. (…)

Con la ciber organización ha llegado “la híper humanidad digital” con su gigantesca papelera de reciclaje virtual semejante a la existente en nuestros computadores. Si pudiéramos contextualizarla veremos que la tenemos a reventar. La hemos llenado de cosas inútiles, en nuestra corta vida digital. ¿Que hemos tirado a la papelera del siglo XXI? Un ejemplo de su contenido son: los Llamados “ismos” del siglo XX. Le siguen los pensadores, escritores e intelectuales, pintores, inventores, políticos, filósofos, científicos y un gran listado de personalidades, que eran referentes obligado en todo discurso y tertulia intelectual y profesional. Han sido remplazados por los gurús del siglo XXI. Qué hacemos con esta mega papelera de reciclaje. Miremos el menú de opciones. (Restaurar), (Vaciar Papelera de Reciclaje), (llega al máximo de su capacidad). Para la sociedad digital es un lastre, ocupa demasiados bits de espacio en nuestro cerebro. (…)

El conocimiento inútil... REVEL   The evolution of Childhood, Melvin Konner

“Todo ello plantea el problema del papel de los intelectuales en nuestra “sociedad digital” de la influencia de la ideología o de la desinformación. Construida para funcionar gracias al conocimiento, ¿es viable nuestra civilización si rehúsa utilizarlo?” Fue una de las reflexiones y predicciones sobre el mundo de la comunicación y la información, que nos hacia Jean-François Revel El conocimiento inútil, (que descanse en paz…)

Anuncios

“Google será capaz de clonar nuestro cerebro si se lo propone”


“Google será capaz de clonar nuestro cerebro si se lo propone”, su algoritmo emulador del “think” aprende de nuestras conductas y comportamientos en la red; perfiles, preferencias, éxitos y fracasos, virtudes, errores, miedos, fobias, complejos, iras. Conoce más de nosotros muy por encima de lo racionalmente posible alcanzar por un ser humano por sí mismo. Su capacidad de empatía emula nuestras neuronas espejo o especulares. “El sistema de espejo permite hacer propias las acciones, sensaciones y emociones de los demás” Es más que un simple motor de búsqueda, El algoritmo “think” “puede comprender lo que piensa otra persona”  (…)   En cambio para el físico y teórico estadounidense Michio Kaku opina que la conciencia puede ser trasladada de forma física (neuronalmente) del cerebro a un robot a través de alguna especie de puerto Fire Wire. Mis hipótesis racionalistas sobre la evolución de la inteligencia humana, se distancia en forma modo y contenido sobre las especulaciones de Kaku.

El sistema de emulación neuronal, sistema espejo hace precisamente eso, te pone en el lugar del otro. La base de nuestro comportamiento social es que exista la capacidad de tener empatía e imaginar lo que el otro está pensando. Si esto es lo que hace el algoritmo “think”,  entonces y sólo entonces, estamos ante la maquina emuladora del cerebro humano. “imaginemos que nuestro cerebro ha sido formateado, llevado  a cero, que nuestros recuerdos, vivencias y preferencias sociales y culturales se han borrado. Lo que hace a un ser humano único e irrepetible son las vivencias, no su capacidad de análisis, de cálculo y razonamiento. Ello es inherente a todos los seres humanos en condiciones ideales de desarrollo bilógico. Si fuésemos formateados a cero, “Don’t worry. Be Happy”,siempre nos quedara el algoritmo “think” , siempre nos quedara “Google” En el caso hipotético de que ello sucediere tendríamos siempre la posibilidad de tomar nuestros perfiles, avatares y toda nuestra rica experiencia y actividad en la red. Google se está convirtiendo en el backup universal de neutra mente.

Michio Kaku   Las Neuronas Espejo, Giacomo  Rizzolatti

“Por regla general, el volumen informativo de cada mensaje viene representado en unidades llamadas bits, contracción del término inglés binary digits (dígitos binarios). El sistema aritmético más sencillo que existe no utiliza diez dígitos, sino tan sólo dos, el 0 y el 1. Toda pregunta definida de manera suficiente es susceptible de ser respondida con un solo dígito binario, sea el 0 o el 1, es decir con un «sí» o un «no»”. En el supuesto de que el código genético estuviera escrito en un alfabeto con dos letras, en vez de en otro con cuatro, el número de bits contenido en una molécula de ADN equivaldría al doble de pares de nucleótidos. Pero dado que existen cuatro clases distintas de nucleótidos, el número de bits de información contenidos en la citada molécula de ADN es el cuádruple del número de pares de nucleótidos. Por lo tanto, si un solo cromosoma tiene cinco mil millones (5 x 109) de nucleótidos, contendrá veinte mil millones (2 x 1010) de bits de información. (El símbolo 109 nos indica simplemente la unidad seguida de un determinado número de ceros; en el caso que nos ocupa, nueve.) ¿Qué cantidad de información suponen veinte mil millones de bits?


¿Es susceptible el avatar del cerebro humano clonarlo en términos binarios? Nadie hasta ahora se ha hecho esta pegunta en la era digital, porque se contesta por sí sola. Actualmente es posible representar toda nuestra actividad cerebral en formulas binarias; también el ADN es reproducido, para decirlo con más propiedad,  representado con alfabeto binario, como diría Carl Sagan en su obra “Los Dragones del Edén”.  Si el descubrimiento de las neuronas espejos, han sido clave para entender la evolución de la inteligencia en los humanos y homínidos en general, así como en otras especies de vertebrados, por biólogos y etólogos del comportamiento animal y humano.

Si somos capaces de reproducir el mecanismo binario de dichas neuronas en términos de empatía, es decir,  el sistema de espejo hace precisamente eso, te pone en el lugar del otro. La base de nuestro comportamiento social es que exista la capacidad de tener empatía e imaginar lo que el otro está pensando “claves de nuestra evolución” Cualquier algoritmo “think” será capaz de emular las neuronas binarias de aprendizaje bilógico del cerebro humano. Los buscadores de última generación están personalizados para aprender y reconocer de tus experiencias en red, así como de tus virtudes y defectos; auténticos clones de tu “personalidad” por ahora como un simple “webactor”.

El human binary, (human_0_1) por mecanismo que desconocemos es capaz de tener empatía con otros seres evolucionados binarios (binary).  Sabemos científicamente la existencia de neuronas altamente especializadas para realizar ciertos trabajos, algunas aparentemente permanecen en estado latente sin actividad conocida. Para Giacomo Rizzolatti neurobiólogo: La usencia de estas neuronas especulares en pacientes con autismo, tienen problemas para organizar su propio sistema motor y como consecuencia no se desarrolla el sistema de neuronas espejo. Debido a esto no entienden a los otros porque no pueden relacionar sus movimientos con los que ven en los demás y el resultado es que un gesto simple es para un autista una amenaza.

La división del trabajo y especialización de las neuronas en el cerebro humano responden a un modelo y plan evolutivo y la aparición o reprogramación de nuevas neuronas con nuevos roles, según mi hipótesis, están vinculadas a los nuevos entornos digitales. Su función es “la virtulización del mundo real” en un espacio supra biológico de inteligencia virtual. La preparación de la humanidad para un nuevo avatar  pos era industrial.  

El humano binario, human_0_1, está capacitado en términos biológicos y evolutivos de la inteligencia humana, para sobrevivir en entornos digitales y virtuales. La máquina de la evolución contenida en los genes replicantes tiene un plan individual, según Richard Dawkins.

Para la comunidad científica, los próximos años serán claves para descifrar el plan evolutivo puesto en marcha por la brecha digital entre humanos. “tengo una hipótesis al respecto sobre las consecuencia e implicaciones en el mundo real”  (…)

Como dice el personaje de ficción el Dr. Chandra, creador de HAL 9000, quien declara que “a esta altura, cualquier idiota debería saber que HAL significa Heuristic ALgorithmic” que nadie se sienta aludido por el personaje ficticio de  la novela de Arthur C. Clarke. Nuestro Google no es un Robot, un Ciborg, tampoco un llamado nanoagente (Nanobot).  No hablas de inteligencia artificial, nada más lejos de ello, hablamos de alegorismos emuladores del conocimiento, es decir, capaces de clonar nuestra información o experiencia en el mundo real, hablamos del avatar hard disk. Emulador de nuestras neuronas espejo el algoritmo “think” el mejor guardado de todas las formulas conocidas; superando el secreto de la fórmula de la Coca-Cola.

Social Circles, “el quinto elemento”


“Rotcod ocol: doctor loco deletreado al revés” Es paradójico, que estemos intentando reproducir el ocaso y la muerte anunciada del mundo real en la red, alguien ha propuesto, una especie de “crio génesis online” el trasladar el ADN de los círculos sociales a internet; darles la oportunudad de un nuevo avatar, la solución final al cadáver. Si me preguntan ¿qué hacer con el cadáver tengo algunas ideas: at zero cost?

Paul Adams, circles social

Estamos llenos de condicionantes y carga ideológicas desde que nacemos, ahora descubrimos “ingenuamente” que podemos indignarnos, sería bueno recordar –y no es una crítica a la legión de indignados- que el estado natural del ser humano es la neurosis, producto del parto seguramente, a nadie le gusta ser sacado del vientre de su madre; y si no naces indignado, alguien del mundo real te lo hará recordar, con un buen azote en el culo hasta que llores. La única vez que tuvimos en el planeta tierra, ausencia total de indignados fue cuando nuestro pariente Caín mato a Abel, nadie se indigno porqué no hubo testigos. La carga ideológica es encubridora y se mezcla a veces con nuestro discurso; Un ejemplo es que nadie se ha indagando cundo dije que Caín había matado a Abel –corrijamos- Caín no mato a Abel, lo “asesino”, como verán la carga emocional del indignado tiene otro matiz acusatorio. Cuando matas a una gallina no dices, he asesinado una gallina para comer.


¿Por qué esta reflexión? ¿Cuál es el motivo ahora? -Porque considero necesario poner a “mis lectores” en antecedentes antes de hablarles sobre los problemas de la interpretación de la realidad en los tiempos que corren. No nos engañemos, las noticias que nos llegan del mundo online viene cargadas de pre valoraciones reduccionistas del mundo real. “Homero era ciego pero no sordo, Beethoven era sordo pero no ciego” Nosotros no somos ciegos, ni sordos, afortunadamente, pero no somos Homero ni Beethoven, (…) Es importante cultivar el don de la ubicuidad. Todo medio que se respete, crea sus estados de gracia, su legitimidad vital radica en hacerte un actor funcional, es decir, un individuo altamente socializado como usuario del medio de comunicación, la capacidad de ver y oír son (Copy Right) propiedad del medio; y nosotros sus nodos o receptores. Afortunadamente en las multitudes inteligentes esto no suele pasar.

Quería hablarles sobre las noticia qué recorren internet en algunos medios influyentes: Sobre Google vs Adams, una especie del divorcio exprés, Kramer vs Kramer, quien se queda con la custodia del trabajo de investigación de G+. “Paul Adams, ex-empleado de Google en el área de User Experience y uno de los responsables del desarrollo de Google+, ha dejado la compañía, de forma inmediata y sorprendente, para irse a Facebook. Nos preguntamos si realmente Google ha pago un alto precio en prestigio y credibilidad” al hacer manifiesto su interés en bloquear la publicación del libro e impedir la filtración, de la niña de sus ojos, Los Social Circles de Google+, en la pelea con las grandes redes sociales, por la masa-critica; el descubrimiento bajo bunker del agua pesada de las redes sociales estaba en peligro.

“La web está siendo reconstruida alrededor de la gente” -La evidencia de este cambio fundamental está en todas partes. Las empresas inteligentes se están reorientando hacia la gente, sus amigos y sus redes- “Con el fin de hacerlo con éxito, se necesita un profundo conocimiento de cómo nuestra vida social se estructura, lo que nos motiva para interactuar con otros, y cómo nuestra identidad da forma a nuestra conducta” Paul Adams, ha publicado finalmente su polémico libro: Social Circles. Un trabajo de investigación estadística realizado durante su etapa como empleado asalariado de Google; a pesar de haber sido prohibida la publicación de los resultados, por parte de la empresa Google.

“Aunque considero que mi investigación fue una pieza clave de la estrategia social de Google, ya había hecho predicciones sobre cómo le iría a otros productos en el mercado, pero nadie me escuchaba. Mis compañeros sí me tenían en cuenta, pero convencer a la dirección era una batalla perdida. Google valora la tecnología, no la ciencia social“, afirmó Adams “La cultura de Google ha cambiado dramáticamente en los últimos años. Se ha hecho mucho más burocrático y político“, sentenció”

Lo qué hasta ahora he leído del libro, no me aporta nada qué no supiera antes, ni amerita prohibición alguna. Nos venden la idea de revelación de secretos, una especie de “The Wikileaks of Paul Adams” “el azote de Google” La piedra filosofal de las redes sociales. “The Top Secret Social Circles” “la cuadratura del círculo” -De algo estoy seguro- Hay una estrategia de marketing nada inocente, “nada es casual y nada es inocente en la sociedad” Paul Adams ha rentabilizado profesionalmente y con creces, “la pelea de chicas sobre barro” es sugestiva. La gente piensa que Paul, está en posición de los secretos de la gran fábrica de ilusiones online, la empresa de ingenieros digitales de mayor éxito en mundo y la más eficiente.

El libro tiene, una doble y legitima intencionalidad. Primero, la exposición del informe como la quintaesencia (quinta essentia) revelada de los secretos de cómo funcionan los círculos sociales y por similitud las redes sociales. Y segundo, el mensaje de la posibilidad de aprovechamiento y explotación comercial de los descubrimientos revelados en el documento. El quinto elemento (éter) como hacer rentable las redes sociales. El come coco del mundo empresarial 2.0.

El libro hace un recorrido singular sobre la figura retorica e insuficiente en términos científicos de los círculos sociales. Un ejercicio algebraico sobre la teoría de los conjuntos, lleno de gráficos dibujados con bolígrafo, entiendo que es la norma actual y la moda. El libro carece de razonamientos críticos sólidos y abusa de referentes empíricos provenientes del mundo del sentido común. Todos sus argumentos están basados en un conocimiento de lógica popular -nada nuevo bajo el sol- sus conclusiones son reduccionistas. El concepto de individuo o actor social es ambiguo. No hay teoría del comportamiento ni del conocimiento social. No se le conoce ni reconoce marco teórico alguno. El autor, universaliza las pautas y roles de los individuos, con independencia socio cultural y antropológico y demográfico. Sus círculos sociales están vacios de simbolismos y libres de valores y normas. La teoría algebraica de los conjuntos es válida para medir relaciones entre círculos cuando los elementos son lápices, caramelos, coches, animales, -todo muy bonito- No se pueden hacer especulaciones sin una teoría funcional o estructural de la acción; para cargarse los clásicos de la sociología, la psicología y la antropología cultural, y la economía conductual (…)

Las empresas pierden masa corporal, y no es la dieta del té o de la lechuga; las redes sociales concentran una gúgol masa de prosumidores en plena conversación horizontal en la red”. He dicho en la “red” con propiedad y no en los círculos sociales. Su uso llama a confusión; el término círculo social es utilizado indistintamente para referirse a las redes sociales sin ningún criterio de distinción -mayúsculo error- La diferencia esencial entre las redes sociales y los círculos sociales están más allá de su complejidad. Responde a una estricta categorización de los usos de los términos. Las ciencias sociales trabajan con categorías medibles y reconocibles.

Aunque usados a menudo como sinónimos, círculo y red son conceptos distintos: El círculo social hace referencia a la agrupación de personas a imagen y semejanza del mundo real, sus conexiones son centralizadas y privadas. Mientras que la red social hace referencia a su expansión; “una red distribuida es una “topología” de red caracterizada por la ausencia de un centro individual o colectivo. Los nodos se vinculan unos a otros de modo que ninguno de ellos, ni siquiera un grupo estable de ellos, tiene poder de filtro sobre la información que se transmite en la red”. Desaparece por tanto la divisoria entre centro y periferia característica de las redes centralizadas y descentralizadas. Las redes sociales son una ruptura con los modelos de sociedad estandarizados. La colaboración y la distribución honesta y anónima es su principal característica y la independencia con los modelos de propiedad y la simbiosis de roles, consumidor y productor en un mismo binomio; un ejemplo de máquina de Turing.

Los círculos sociales son una negación por definición, tanto en forma y en contenido, de una red social (los círculos sociales y redes sociales) la empatía y otros vínculos sociales conforman la estructura cerrada de un circulo; de ahí toma la ciencias sociales su definición y lo eleva al rango de categoría. La especificidad del lenguaje en las ciencias en sus definiciones la separan del lenguaje vulgar. En inglés, la palabra circle expresa el concepto de circunferencia (curva cerrada plana equidistante del centro) es más agregaría qué círculo en matemáticas significa superficie plana limitada por una circunferencia. La principal cualidad descriptiva del circulo es “curva cerrada” “Superficie limitada” “cerco”.

Un círculo social, tiene al igual que un sistema necesidades mínimas de satisfacer, estas son los prerrequisitos funcionales, los cuales son las necesidades del sistema social en general, ya que los individuos funcionarían a través de sus roles del mundo real dentro de los círculos. Por muy abierto que quiera ser un círculo, en principio es una comunidad cerrada. Los círculos sociales son representaciones del mundo real, cargados de significado y de comportamientos jerarquizados. “Los círculos sociales online son lazos no visibles que configuran la vida de los individuos, en donde en ese ir y venir de información con contenido rico en afecto, emociones y sueños se va fortaleciendo el lenguaje metafórico” Los círculos sociales refuerzan el mundo real y lo recrean.

El libro trata de captar a miles de miles empresarios en todo el mundo, desorientados sin saber qué hacer, el panorama es dramático, desolador; y Paul Adams lo sabe, La selección natural de maquina evolutiva de la inteligencia humana en pleno desarrollo es implacable con los descartados de la ciber organización de la sociedad, entre ellos los empresarios. Los replicadores sociales binarios_0_1 no se detienen son imparables en su lucha por la supervivencia del más fuerte. Los entornos digitales son extensiones humanas de nuestra conducta biológica, base replicadora de nuestro destino virtual la construcción del human_0_1

Hace tiempo vengo advirtiendo de la mayor estampida conocida por el hombres desde que bajo de los arboles -si alguien me pregunta hoy, por qué estoy todo el día con la oreja pegada en el suelo- ya lo saben, la respuesta es obvia, escuchando el estruendoso ruido producido por la estampida que se avecina. En su mayoría empresarios, medios de comunicación y profesionales del marketing y la publicidad.

Los mercaderes y vendedores, conocidos en España como comerciales, están tratando de colonizar el nuevo continente de empresarios y profesionales del marketing, rezagados y descartados por los nuevos paradigmas digitales y de vitalización binaria de la sociedad. Paul Adams, ha iniciado una campaña de marca personal, como descubridor del quinto elemento, necesario para descifrar las claves criptográficas de los secretos de las multitudes inteligentes. Cómo convertir a los nativos digitales en consumidores. El human_0_1 tiene un plan “innatista”, que solo los “genes egoístas” conocen, y no pasan seguramente por un salto atrás. Una cebra no es un burro con rayas. Cualquier libro u obra basada en la pedagogía del buen comercial, qué trate de vendernos la mudanza a la red, de los modelos de sociedad actual; pienso que nos venden el (eter) del quinto elemento. Una cebra no es un burro con rayas, aunque se empeñen en demostrarlo con dibujitos algebraicos, para conquistar a empresarios desesperados y terminales.

La alternativa es adaptarse, un sujeto abandona hábitos o prácticas que formaban parte de su comportamiento, pero que están negativamente evaluadas en el ámbito al que desea integrarse, y eventualmente adquiere otros en consonancia con las expectativas que se tienen de su nuevo rol. La adaptación, en este sentido, es una forma de socialización secundaria, ya que opera tomando como base las habilidades sociales con las que el sujeto ya cuenta. Pero que se olvide ser un ser digital binario, un human_0_1.

“El nuevo hombre de negocios será poeta”


Ha llegado hasta mí, por recomendación, un libro tipo síndrome oráculo –lo de gurú ya no sé cuando utilizarlo- hablo de “Una nueva mente” A Whole New Mind: Why Right-Brainers Will Rule the Futurede Daniel H. Pink. “Estamos pasando de una economía y una sociedad basadas en las capacidades lógicas, lineales, computacionales propias de la Era de la Información a una economía y una sociedad basadas en capacidades como la creatividad, la empatía o la visión global. Estamos entrando en la Era Conceptual”

Con algunas ideas y preguntas me he quedado despues de forzar mi lado derecho del cerebro: ¿Necesitamos una nueva mente “programada” para los nuevos tiempos que corren? ¿Por qué el hemisferio derecho del cerebro debe gobernar el mundo? En esto radica la tesis central del libro –es mi opinión- ¿Los poetas y artistas como Donald Reagan y Arnold Schwarzenegger deben gobernar el mundo de los negocios pos era de la información? ¿Quién le teme a Virginia Woolf? ¿Y quién le teme a Daniel H. Pink? ¡Yo! –Es sólo una metáfora- Nuestro autor habla acerca de cómo estamos dejando atrás la era de la información y abriéndose paso la era conceptual; centra sus propuestas en seis aptitudes consideradas de valor capital para la nueva era del “nuevo hombre poeta”. Nos dice qué el éxito  profesional y la satisfacción personal dependerá cada vez más en el diseño, la historia, la sinfonía, la empatía, el juego y la poesía. El libro dedica su tiempo a la definición de estos sentidos y proponiendo ejercicios para el lector, para afinar los sentidos propios del lado derecho del cerebro. (…)


Para ser cónsono con el espíritu  del libro y usar mi lado derecho (creativo) diría que al igual que Marx y a Freud, Daniel Pink nos vine a decir que el motor de la historia no es el sexo, tampoco la lucha de clases, es la lucha de los hemisferios del cerebro por conquistar el mundo. Nada de Eros y Tánatos. La lógica analítica plana contra La poesía y el ballet; es la era conceptual del equilibrio entre hemisferios. (…)    

“El lado derecho es la imagen mientras que el izquierdo son las mil palabras”  Sabemos que el hemisferio cerebral izquierdo es el centro de la inteligencia analítica y lingüística, y qué el pensamiento más intuitivo y creativo se lleva a cabo en el hemisferio derecho. Daniel H. Pink no está sugiriendo que abandonemos el pensamiento del hemisferio izquierdo, pero sí que nos recomienda que desarrollemos nuestra gama completa de potenciales cognitivas y creativas. En la era conceptual -como llama Pink a la era digital- nos recomienda que utilicemos ambos lados del cerebro, en especial ciertas profesiones con carencia cognitivas y afectivas, según la orientación de ciertas profesiones; tales como abogados, informáticos y contables, deben adoptar un enfoque de “toda la mente” a sus vidas y carreras.

 Mi interpretación a las tesis de Pink o las lecturas caprichosas que he podido extraer de este libro, apoyan en alguna medida los cambios  evolutivos de la inteligencia humana, que he mantenido en los últimos años de investigación racionalista en este campo en particular. Pink observa cambios y los atribuye a manifestaciones externas al cerebro, cambio de roles, hábitos y tecnologías de la información y la comunicación, convirtiéndonos en seres lógicos analíticos y planos. Un rollo parecido al de Nicholas Carr, que advierte de los peligros de internet para el conocimiento y la inteligencia analítica y el lenguaje algo así como qué; “internet anula el lado izquierdo de nuestro cerebro” (…) realmente ninguno de los dos –afortunadamente-  afirma tal barbaridad e incoherencia. Reconocen cambios supra biológicos, en el mundo real y tecnológico y se quedan ahí, en la superficie, dónde todos sabemos surfear.

Recuerdo al filo de lo comentado; a cierto filósofo de la “olvidada” escuela de Frankfurt, si no me falla la memoria fue Herbert Marcuse. Quien citaba a menudo para ejemplificar los problemas cognitivos y de la percepción, lo siguiente “cuando le pegan a un perro con un palo, el perro muerde el palo y nunca a quien le pega con el palo” Esta discapacidad cognitiva de algunos animales, también la padecen los seres humanos, de procesar información basada en realidades manifiestas y no las latentes “Las funciones latentes son aquellas consecuencias objetivas que contribuyen a la adaptación social, pero que no son observadas ni queridas por los miembros de una sociedad” a la realidad, es decir, lo que subyace a la idea o realidad empírica. Este mecanismo es parte del éxito de todo sistema social y estructura. La sociología del conocimiento de Robert K Merton es crucial para la lectura de estos autores. David Pink y Nicholas Carr.

No sé por qué últimamente los libros que leo, contienen el mismo afán profético de proclamar o enunciar el avenimiento de una nueva era; La digital, la friki, maoísmo digital, culto al aficionado, seres digitales; y por supuesto también mi oráculo de la llegada de la maquina evolutiva de la inteligencia del human_0_1 y su nuevo avatar.

Hay quienes como Pink piensan en la nueva humanidad como un ecosistema en equilibrio, donde ambos hemisferios del cerebro interactúan colaborando hacia mejores metas, hace posible acercarnos a un mundo mejor, “una especie de Shangri-La posdigital”  “El futuro pertenece a un tipo diferente de persona con un tipo diferente de ánimo: artistas, inventores, escritores, creativos integrales; “el hemisferi derecho” produce pensadores cuyas habilidades marcan la línea divisoria entre los que se adelantan o destacan y quienes no. Basándose en una investigación realizada en todo el mundo, Daniel H. Pink, describe las seis habilidades fundamentales de los humanos y que son esenciales para el éxito profesional y la realización personal, además revela cómo dominarlos. A Whole New Mind, es una nueva forma de provocación, nos hace reflexionar sobre la llegada de un futuro que ya está aquí.

El libro es interesante y creativo en su formula. Esto me recuerdo, y no es una crítica a la obra, aquellos bestseller de librería con grandes títulos de supermercado, basados en las grandes promesas y beneficios instantáneos, hágalo usted mismo, tú puedes… quien no ha haya sido reclamado alguna vez por un eslogan publicitario, señálenmelo y lo guardare en formol; es un bicho raro sin clasificar aun en nuestra sociedad de consumo y sería una gran aportación a las ciencias del comportamiento.

Títulos como: “Yo estoy bien tú estás bien”  “El cielo es el límite” “El secreto del éxito” “Queremos qué seas rico”  “La dieta de las 3 horas” “Ingles en 7 días” “Adelgazar comiendo” Como cuidar y tener contento al esposo” etc. Etc. No quiero subestimar la literatura instantánea de bolso de equipaje, o de aspirina, ahora también efervescente y sin agua. No está mal “la cultura”  Light sin gluten y sin marca y si es integral mejor. Nos estamos acostumbrando a reivindicar o extrapolar la socialización política del nuevo concepto de salud y bienestar del siglo XXI; a la educación y a las prácticas profesionales de capacitación y funcionalidad, en el mundo real de la empresa de nueva generación (la Googlerización del conocimiento fuera de la red). El libro receta o prontuario, el libro como resumen y acceso a los secretos del conocimiento revelados por profesionales de éxito en los negocios. El libro vendido al mejor estilo de una tele tienda. 

Cuál es el secreto de un “buen libro” Las promesas, los beneficios, la oportunidad, los secretos del éxito, un tema de actualidad, la solución a problemas promedio, la identificación con el título de la obra, la curiosidad, el ser una guía y un manual de tu independencia, alcanzar metas imposibles, leer lo que siempre quisiste  saber, el libro que derriba con argumentos lo que siempre quisiste hacer sobre tu profesión y tú jefe, dice lo que piensas pero no lo sabías decir, una portada creativa. Y por supuesto, ser fan del autor. (…) En pocas palabras, un buen libro de bomba de gasolina (Gasolinera 24h) debe ser como los escaparates de los barrios holandeses con prostitutas, muchas promesas y beneficios con carteles de rebajas de verano.

Hasta aquí, la descarga de adrenalina, y no está mal reflexionar a veces sobre cómo vendernos y como nos venden. Soy un fan del consumismo y de la sociedad de libre mercado. Son por ahora los únicos  futuros imaginarios del marketing; para creativos, no quemados, que quieran disfrutar de cómo se construyen los mercados y sus webactores, ¡no sé si todavía nos quedara París! El marketing tradicional tiene sus días contado, corrijo sus horas; el marketing necesita una restructuración urgente, y si dije restructuración fue un lapsus linguae; pues tampoco, lo que debemos hacer es reinventarnos o perecer arrinconados en la isla galápagos. Necesitamos un nuevo marco teórico y un análisis canalla y sin prejuicios sobre nuestro papel en los nuevos medios digitales y en la sociedad en general,  El cambio de paradigma de los viejos modelos basados en un consumidor inexistente, llamados en el pasado reciente receptores, como si de aparatos de tv se tratasen. Desaparecido en combate nuestro target tradicional -he dicho tradicional- otro lapsus linguae, quise decir clásico. ¿Qué nos queda del mercado? Lo que queda del mercado, si es que queda mercado, es polilla rancia. El mercado es el hombre, “el mercado es la conversación” horizontal honesta entre iguales, compartiendo y distribuyendo socialmente en las redes sociales. Nuestros consumidores han pasado a ser prosumidores multitasking y son parte de las multitudes inteligentes  y de la maquina evolutiva de la inteligencia humana sin precedentes en la historia de la evolución. Una generación de nativos digitales aptos para la nueva humanidad virtual del human_0_1 y su nuevo avatar; en la era Google.

Nuestro objeto de estudio se ha mudado (fugado) y el último inquilino no ha colgado ni tan siquiera por educación un aviso con su paradero, su nueva dirección. Realmente no quiere que le sigamos – ese es el mensaje- a ninguna pate;  somos apestados, los consumidores verticales considerados target, diana, durante mucho tiempo, han sido demasiado perforados “impactados” como patos de feria ante los grandes franco tiradores del marketing “classic 1.0” Los prosumidores de nueva generación han desarrollado anticuerpos y los nativos digitales ya nacen con su sistema inmune.

No estamos ante un cambio de tendencia de los mercados, sería un acto silente y autista, un tiro más en la cabeza, La connotación histórica y la relevancia que tienen tales afirmaciones están basados en el empirismo de lo manifiesto y no en lo subyacente al problema. Se requiere de hipótesis arriesgadas basadas en un racionalismo crítico epistemológico. Los problemas y hechos que enfrentamos se están enquistando en muchos profesionales y directores de marketing y publicista.

Las empresa ya no compiten colaboran y comparten cosa que ninguno de nosotros hacia en el patío de su colegio; No quiero extenderme ni divagar sobre las mismas cosas en este blog. Pero les incito a leer sobre socionomics, wikinomics y  macrowikinomics, capital digital, Punk Marketing. Ser Digital, Marca personal, el gran interruptor, ¡gratis! el futuro de un precio radical; No se pueden quejar, literatura variada para todos.

¡Hola!. Me llamo Henry, y soy un friki


Conocen algunos de estos neologismos: Petabyte, xoxo, staple-man, hangouts, LOL, fandom, multitasking, prosumer, selfie, backstabber, cloud computing, chat, emoticones, click, like, reset, troll, zip, wiki, tuit, storage,. etc. Son pate del  «Sociolecto» (dialecto social) domínate de la sociedad hiperconectada. La progresión acelerada, en un corto espacio de tiempo de un dialecto social emergente, «Sociolecto» es un indicador de cambio y adaptabilidad. El fenómeno sociolecto disruptivo nos permite estructurar un escenario, desconocido para la sociedad del mercado, la sociedad hiperconectada.

¿Estamos siendo devorados vivos por la brecha generacional o ascensión del «freak-man»?  ¿Son simples neologismos recreaciones literarias que viven en y para la literatura?. Son realidades y representaciones sociales recreadas con mayor o menor acierto por conceptos, ricos en contenidos. El gran desiderátum del siglo XXI es ser un frekkie tradicional, o un fan de nueva generación (friki). Estoy convencido, no rendido, que para ser competitivo en lo que queda de “sociedad  opulenta” hay que ser un fan con todas las consecuencias. El futuro es fan, el futuro es friki. Cinco siglos después de la tragedia de Hamlet aun seguimos preguntándonos: ¡Ser, o no ser, es la cuestión!. En realidad fue una expresión Friki.

Tal cual,  lo afirma el gurú de la cultura friki, Henry Jenkins en su libro sobre el fenómeno fans bloggers y videojuegos. “Los fans figuran entre los consumidores más activos y creativos, críticamente comprometidos y socialmente conectados con la cultura popular”. Son “los representantes de vanguardia de una nueva relación con los medios de comunicación de masas”. Yo agregaría más. Son parte estratégica de los genes egoístas, auténtico replicadores en masa de la evolución de la inteligencia del nuevo human_0_1 , y replicadores del cambio cultural que Henry Jenkins llama convergencia cultural global. A mí modo de ver, son la parte más visible del cambio de paradigma, la primera ecografía en tiempo real del cambio epistemológico  de la humanidad hacia “otra cosa” por ahora sociedad digital y friki.

La visión y el mensaje “catastrofista malthusiano” de “los vigilantes de la playa (los semánticos web 3.0)” garantes de las buenas formas sociales y puristas de internet; y de la moral vertical, así como del deber ser de todas las cosas. Nos viene a decir con sus profecías, que de no poner remedio a la cultura horizontal fan, (sociedad incorrecta) estaremos ante un crecimiento irremediable  de la población friki. En términos de progresión geométrica «expansiva», y ante una progresión aritmética de sus necesidades superfluas y pervertidas del mercado. De seguir su expansión las consecuencias serán letales para humanidad, y la sepultura de la sociedad formal y sus valores “trascendentales” serán diluidos como un azucarillo en el agua frki.
“Henry Jenkins a principios de los años noventa explosiono  la idea de que los fans están entre los consumidores de cultura popular más activos, más creativos, más comprometidos críticamente y más conectados socialmente, y que representan la vanguardia de una nueva relación con los medios de comunicación de masas.

Aunque marginal y prácticamente invisible para el público general en aquellos tiempos, hoy los productores y anunciantes de los medios de comunicación, por no hablar de los investigadores y los fans, dan por descontada la idea de que el éxito de una franquicia mediática depende de la inversión y de la participación del fan.

Recopilando lo más importante de una década y media de investigación pionera de la vida cultural de los consumidores de medios, fans, blogueros y videojugadores, esta obra trae a los lectores la obra de Jenkins desde su primeros trabajos, en los que defendía la cultura del fan ante quienes la querían marginar o estigmatizar, hasta sus escritos más recientes, en los que combate el pánico moral y defiende a los góticos y videojugadores después de los tiroteos de Columbine.”

Este estudio, que empieza con una perspectiva general sobre el estado actual de los estudios sobre los fans, traza los temas teóricos y metodológicos centrales en los estudios de los fans. Así mismo, realiza un seguimiento del crecimiento de la cultura participativa en la red, considera el fenómeno de los blogs como posiblemente la ilustración más clara de cómo la participación del consumidor tiene un impacto en los medios de comunicación de masas y debate las implicaciones de las políticas públicas relativas a la participación y la propiedad intelectual.

No es fácil para este bloguero sentirse una especie en vías de extinción, un “homosaurio” del Jurásico mesozoico. Es cruel ser testigo consiente y reflexivo de una extinción anunciada (Crónica de una muerte anunciada) Trato de hacer menoría de mis lecturas y dentro, y fuera de las ciencias y la literatura; no he encontrado ningún precedente al respecto, ni con la ayuda de libros de ciencia ficción, historia y divulgación científica del célebre Isaac Asimov. Tampoco pude con el infalible buscador  Google. Quizás me toque escribir un artículo o una crónica sobre la extinción del hombre vertical de la sociedad opulenta; en la enciclopedia de los webactores «frikis» la Wikipedia. (fenómeno Friki, donde los haya)

Henry Jenkins (Atlanta, 1958), director durante una década del Programa de Estudios Mediáticos Comparados del Massachusetts Institute of Technology (MIT), es un estudioso de la cultura popular y abogado público de fans, blogueros y videojugadores. Se auto llama friki y hace gala de su conversión. Para muchos detractores de la cultura transversal, Henry Jenkins sufre del “síndrome de Estocolmo“; ha permanecido demasiado tiempo trabajando con los  Trekkie (friki) que ha entronizado sus valores hasta sentirse uno de ellos y de defender su contracultura.

“Henry Jenkins : Tras un sistema económico siempre hay un sistema moral, unos valores sobre qué está bien y qué está mal. Y está claro que la distribución gratuita de contenidos por internet ha alterado el modelo económico vigente, por eso tenemos a la vez un dilema moral. En estos 10 años hemos visto como la industria legitimaba su punto de vista llamando ‘piratas’ a los que distribuían ‘sus’ productos culturales. El público también ha intentado legitimarse a través del lenguaje, con palabras como ‘compartir’. Estas dos visiones implican dos sistemas morales diferentes y por eso nos resulta tan difícil este debate. Y en los próximos diez años todavía no tendremos claro para qué cosas debemos pagar y para cuáles no hace falta.

En lo que no estoy de acuerdo es en el temor que los jóvenes del futuro no querrán pagar por nada. Siempre habrá algún tipo de contenido que los jóvenes quieran comprar o pagar para ver, aunque claro, no tiene por qué ser aquél contenido que la industria quiera venderles. Querrán apoyar artistas locales o experimentales, periodistas independientes, lo que sea. Quizá el problema será el apoyo a los grandes artistas comerciales, a los Metallica del futuro. Gracias a que grupos de fans hacen cosas consideradas ilegales en algunos países los niños norteamericanos miran películas de Bollywood, siguen telenovelas latinas y leen cómicos manga. Y claro, esto beneficia a la industria india, sudamericana y japonesa porque amplia su público potencial, y a las distribuidoras norteamericanas que comercializarán este género si tiene éxito, a pesar que las descargas hayan perjudicado a alguna productora en momentos concretos. A la industria global le beneficia que haya fans transgresores, porque abren mercados nuevos.

Los fans tienen una historia de sólo 50 años, así que es difícil predecir los 50 próximos. Quizá en siete años habrán cambiado por completo. Lo que sí que tengo claro es que ganarán peso como epicentro de la industria cultural. Muchas series de televisión quizá serán basadas en suscriptores, o habrá una cantidad significativa de gente que pagará por ver antes el siguiente capítulo. O quizá parte de los seguidores se involucrará en la financiación de un medio independiente o una película sobre sus personajes favoritos.

Resumen de articulos científicos

La colonización de las nubes por los vivos


Microsoft Lanza su armada invencible en todo el mundo, la llama plataforma Office 365. La nueva suite “cloud” con todos sus servicios. Por lo general los gigantes suelen ser lentos, las leyes de la gravedad, conspiran contra ellos. No por ser lentos a los cambios dejan de aprender, a pesar del complejo de no ser los primeros en las ideas de la colonización del cielo por los vivos, están en ello. El primer Cristóbal colón de las nubes fue el genial Marc Benioff. El gurú de las “cloud”. Y pensar que nadie le hizo caso al loco Benioff cundo afirmaba, que la tierra era redonda… En definitiva, qué se lanzo solo a la aventura y fue el primero en colonizarla: con una empresa de gran éxito llamada Salesforce.com. la más importante empresa de servicios  de software de las nubes. (…)

La colaboración ha sido el come cocos de muchas empresa que en su día pensaron, que era una idea descabellada y suicida, tal temeridad podría torpedear las bases del modelo de empresa civilizada que les había llevado a ser los líderes en todo lo que se les ocurría y patentaban; un rey midas digital.


Algunas empresas sufren el síndrome del pote de leche con fecha de caducidad, los siclos son muy cortos, y la toma de decisiones muy largas, sus ejecutivos se muestran incapaces de leer el presente y mucho menos el futuro, se paralizan en los nuevos espacios abiertos, agorafobia 1.0. en plena era digital.

Ahora la colaboración la consideran súper crítica para el crecimiento del negocio del software. Mejor tarde qué nunca. “Es tal la importancia, según puedo leer en Computerworld, que Microsoft en palabras de Steve Ballmer, CEO de la misma empresa; considera tener la mejor tecnología de colaboración –y no lo pongo en duda- y piensan que debería estar disponible para todo el Mundo la nueva plataforma Cloud. La plataforma de colaboración Office 365 (la office-cloud) son herramientas de colaboración -sin etiquetas de 1.0 o soluciones 2.0- herramientas para las medianas y pequeñas empresas como ventaja añadida. Serán más de 20 los socios o proveedores de servicios en todo el mundo. Los socios serán los grandes monstruos de las comunicaciones, Bell Canadá, NTT, Telefónica, Vodafone. Digamos que ¡grandes elefantes! para vender cristal en las nubes (…)

Pintura de guerra en las nubes entre Google Apps Vs Microsoft 365. La competencia es sana para el mercado, las empresas involucradas en el conflicto se ven obligadas a innovar e invertir en desarrollo e inversión, y al final ganamos los Crossumer de nueva generación. Pecaríamos de ingenuidad sí creyésemos en tal guerra (war). Son más escaramuzas que otra cosa, La guerra entre ambos gigantes se queda en pequeñas batallitas,  que se usan por lo general como herramientas de marketing. Pongamos algunos ejemplos. Actualmente ambas compañías colaboran y liberan APIs y aplicaciones funcionales para ambas plataformas de cloud office  En toda guerra concertada por medio de protocolos, es algo así, como una guerra avisada donde nadie muere.


Las guerras con barcos de papel, son estrategias de mercadotecnia, viejas y conocidas compañeras a pesar de sus consecuencias; a veces sus beneficios son inmediatos. Los consumidores simpatizantes de ambos bandos son obligados a tomar partido y a estar informados de las particularidades de cada lado de la contienda. En los años 70 surgió esta disciplina, como rama de la economía que analiza la psicología que impulsa la conducta económica. Es conocida en los bajos fondos como “Economía Conductual” dónde se aplican teorías de los juegos y la economía experimental. (Por si alguien está interesado, se me ocurren para este tema dos autores: Dan Ariely y Robert Axelrod…,)

La nube “cloud” es un estadio superior un escalón más de la ciber organización de la humanidad y vital para el control de las futuras comunicaciones; el módulo lunar, las Mars Viking y las sondas Voyager. Ahora le toca a Google y a Microsoft colonizar y lanzar sus productos y sus sondas, por ahora el metro cuadrado de nube es caro para los webactores; los beneficios económicos no pueden recaer en los consumidores de nueva generación (Crossomer). El primero en dar los servicios  a cero costo, “gratis” será el dueño de las nubes, “el cielo es el límite”  el que tiene la masa y la anuencia de los usuarios, tiene el poder de buscar los beneficios por medio de otras formulas. (esfuércense un poco por favor, ustedes pueden hacerlo mejor) Por ahora la pelea por la calderilla de un mercado, que se me antoja raquítico y costoso a menos que se masifique horizontalmente. (…)

Nicholas Carr  en su libro El gran Interruptor, en el capítulo 4, nos habla de un memorándum que el Sr. Bill Gates remitió a sus ejecutivos e ingenieros de Microsoft, con fecha de 2005, donde figuraban las siguientes palabras “El próximo gran cambio se cierne sobre nosotros” (…) “servicios de software e Internet” Lo que amenazaba con destruir su funcionamiento tradicional. Nicholas Carr, lo titula: Adiós, Sr. Gates; Esta forma despectiva, no es justa, el señor Gates, es parte del bum del software, su modelo de empresa se ha desmarcado equivocadamente de los grandes cambios en los últimos años; pero no lo despidamos todavía es un activo en la sociedad digital. Los servicios diseñados a la medida –dice Bill Gates- para decenas o cientos de millones de usuarios van a cambiar espectacular su carácter y el coste de las soluciones que precisan las empresas o los pequeños negocios, esta nueva oleada será muy perjudicial” (…)
P arece que Microsoft apuesta por la clase media y alta del mercado empresarial. Socializado hace menos de 20 años en sus productos y servicios, estamos hablando de profesionales cuarentones, fieles a las herramientas estándar tipo office. Es evidente que la guerra es de información, es centrar a los usuarios y pedirles el voto de fidelidad.

El otro bando está compuesto –en su mayoría- por una generación multitasking de Crossumer, “consumidores de nueva generación” son nativos digitales consumidores de tecnología virtual, y multiplataforma. Acostumbrados al cero costo. “Lo Gratis” forma parte de la columna vertebral de la tribu digital. Por ahora alejados de la “nube” tal cual está concebida, por su carácter vertical y de peaje como en la edad media.

Cuando la “nube” sea parte de la gran conversación horizontal, honesta y entre iguales de las redes sociales y gratis, entonces y sólo entonces, podremos estar ante la gran conquista del human_0_1 y su nuevo avatar. Los genes replicadores de la inteligencia innata, la máquina de la evolución de la inteligencia digital se dispararan con tanta virulencia para las especie humana, que los descartados por la selección natural no serán incapaces de sobrevivir en ecosistemas virtuales digitales y hostiles. Algo más una lucha generacional, de fácil asimilación  tópica. (…)