In Front of the Mirror


tumblr_m871pyxsBW1qhsqm1o4_1280 (1)

Invasión de imbéciles

El escritor y filósofo italiano Umberto Eco, criticó duramente a Internet, en particular acusó a las redes sociales (RRSS) de haber generado una “invasión de imbéciles”, ya que “dan el derecho de hablar a legiones de idiotas”. La opinión del semiólogo se ha hecho viral en las mismas redes sociales criticadas.

La superioridad del espejo sobre la razón, (In Front of the Mirror) De niño solía esperar de los periódicos dos cosas con ansiedad irracional: los suplementos (cómic) y los laberintos (juegos). Hoy sigo esperando de ellos lo mismo, pero con un uso más racional del medio y del tiempo, el tiempo adulto. La realidad política convertida en cómic, y los artículos de opinión convertidos en laberintos.  Pocas cosas han cambiado desde entonces, por encima de las aficiones y los gustos.

Me complace leer las opiniones de Umberto Eco ¡y a quién no! Me hace volver a creer en la utilidad de los diarios de opinión, más allá de los blogs. A nadie le disgusta qué corra el aire fresco entre tanto dióxido de carbono ‘el moderno CO2’ como lo llaman los nativos digitales a la ‘apocalypse now’, dos letras y un número para definir un destino y un final. Un ejemplo más de los laberintos.

Resolver laberintos, es arriesgarse a emprender un camino y no hallar la salida esperada. El peligro está en inventarse uno mismo, nuevas reglas, por imperativo de la demanda social (lo político correcto) la opinión pública como moral social. El sí se puede “Yes, we can” es un nuevo revulsivo contra la realidad y la historia. Toda sociedad empoderada inventa su aceite (3en1) su “Yes, we can” que todo lo afloja, la rigidez, la contradicción, la resistencia, en definitiva aquello que no nos representa. La función del (3en1) es eliminar la conciencia ciudadana, en beneficio de lo protosocial, la tribu, las demandas y su postureo. Otro ejemplo de laberinto!

Umberto Eco, es de esos intelectuales y libre pensadores que no necesita intérpretes sobre sus opiniones; tampoco segundas lecturas complacientes. La pulcritud en sus ideas, bien construidas y bien acabadas, son invitaciones a la reflexión y la inteligencia (ahora llamada emocional) No digo qué estén acertadas, porque nadie tiene el recurso de la verdad. La genialidad en discurrir por caminos insospechados, vedados al sentido común (popular) es de agradecer, no toda la luz esta bajo la farola…

El espejo te devuelve siempre a la realidad, es tan jodido qué: si enfrentas tu realidad al espejo este es capaz de reproducirse hasta el infinito. Nunca contravengas la realidad de un espejo. La función de la opinión de un intelectual es enfrentar espejos, reflejar la otra realidad, la virtual e inacabada realidad; de ahí que pocos se atrevan a compartir los espejos. A nadie le gusta ver una versión de sí mismo no autorizada.

Como bloguero me veo afectado por las funciones sociales de los espejos, de las opiniones vertidas por Umberto Eco, sobre el mundo disruptivo de las redes sociales y el nuevo modelo de sociedad inteligente. Reflexionar no siempre ha sido gratis, y menos cuando nos vemos reflejados en la parte fea del espejo: “Es cierto! me veo como un web actor con derecho de hablar a legiones de idiotas” Quién diría que un bloguero emigrado del bar a las redes, como dice Umberto en su artículo, iba a ser parte de una tribu de imbéciles… «Para sobrevivir hay que contar historias» según afirma con certeza, Umberto Eco. Un laberinto que he resuelto hace tiempo, gracias a las redes sociales…

(*) Photo de Szinetar con Umberto Eco: El venezolano Vasco Szinetar reúne la mayor serie de autorretratos con famosos (In Front of the Mirror) hecho qué me ha servido de leitmotiv para este post dedicado a los imbéciles…

Anuncios

El sembrador de montañas


el sembrador de montañas

Érase una vez…

Sí tuviese que contarle a un niño la aventura humana, escogería esta época, dónde yo soy testigo perplejo sin resistencia, actor obligado con doble rol, el de convidado y anfitrión. También escogería un titulo maravilloso, y una sugerente ilustración, ciñéndose a la tradición de los hermanos ‘Grimm’ lo intitularía: «El sembrador de montañas» y comenzaría el cuento con: Érase una vez, una aldea global habitada por seres virtuales iluminados y virtuosos, empoderados y felices, dedicados a la siembra y cosecha de montañas…

La sociedad hiperconectada ha creado seres virtuales, no individuos, sembradores de montañas qué no tienen que ir a ellas, ni esperar que ellas vengan, virtudes o cualidades que señalan hacia un nuevo avatar, nueva humanidad; de ahí el malestar en la sociedades sujetas al dogma religioso, de ahí que los fundamentalistas vean peligrar su mundo atávico, de ahí que corten cabezas, símbolo del cambio de tiempo y de mundo.

Los anarquistas fueron expresión de un mundo laico, retrograda y libertario; pretendían detener el tiempo apedreando los relojes de las catedrales. Para los utópicos socialistas, la historia se detuvo con el derecho a la propiedad. Emma Goldman, decía que: el tiempo nació cuando la propiedad reclamó su derecho divino. También valdría decir que la historia vertical se detuvo, que el tiempo horizontal nació cuando la realidad virtual reclamo su derecho a ser real.

Pese a las evidencias de que algo radicalmente nuevo está sucediendo en política, economía, en la sociedad, el discurso del cambio está enfocado en la ideología verde del ecologismo, como nuevo desafío global. Estamos demasiado distraídos con el impacto medioambiental, sobre la vida, que no reparamos en la evolución de los futuros seres afectados por el cambio climático.

Lo subversivo a los dogmas milenarios y a las verdades absolutas es la capacidad de aprender, desaprender y reaprender de los seres digitales. Decía el sociólogo Alvin Toffler: ‘Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender’ En realidad no son virtudes abiertas al público, toda ideología absolutista las tiene capadas en origen. Se aprende en teoría, a entrar, pero no se aprendes a salir. Es el éxito y el mecanismo de una ideológica.

“¿Qué es la virtud? Es una disposición habitual y firme para hacer el bien: «El fin de una vida virtuosa consiste en llegar a ser semejante a Dios» Hay virtudes humanas, virtudes teologales y virtudes líquidas” Cuando una tecnología se superpone al plano de lo virtuoso, ésta entra en conflicto, porque adquiere entidad propia, semejanza con Dios; en razón de la cual se construye la nueva moral «todo paralelo a ella, nada por encima de ella»

¿Qué pasa cuando las redes sociales ‘RRSS’ se convierten en medios virtuosos? Una cualidad reservada a los dioses en todas las culturas y civilizaciones conocidas. Las virtudes eran recreaciones universales y unilaterales ajenas a los individuos, emanaban de un ente, y de un orden supremo, divino. Eran valores orientativos, no sujetos a la razón. La excepción a la norma eran los iluminados y virtuosos, capaces de ser la excepcionalidad a la norma. Líderes carismáticos, magos, filósofos, artistas, escritores y profetas… La excepcionalidad fortalecía la norma invisible de un ente superior.

Los medios líquidos, han convertido la excepcionalidad en experiencia, en un valor (common) común a la sociedad hiperconectada, del día a día. Los sembradores y cosechadores de montañas, ya no tendrán que esperar cada siglo (cien años) a que alguien suba a la montaña y baje a contarnos su iluminada verdad (paradigma). Lo virtuoso ha llagado para quedarse, los medios líquidos son medios subversivos, cada quien y cada cual convertido en sembrador de montañas.

¿Karl Marx era un hipster?


el hipster marx

Los Zaratustra horizontales del siglo XXI

Escuchando el discurso de Juan Goytisolo en el premio Cervantes, me quede  sin escucharle a él, al hombre, al literato, al intelectual. Las cosas ya no están ahí, todo se ha movido o desaparecido en su carrera hacia el suicidio intelectual. Todo queda abierto, ya todo es posible incluida la roca inmutable de Karl Marx, ya no es perceptible a la izquierda, en términos de consumo. Se ha abierto una nueva dimensión para la humanidad, es la «dimensión líquida» por la cual se mide la sociedad. El mundo intelectual contestatario ha permeado hacia las formas de pensamiento más primarias y simples del ciudadano promedio. Es tal cual lo he escrito, ‘ciudadano promedio’ quizás no sea una categoría exhaustiva, pero interpreta bien el sentido de masa ideológica líquida.

La ideología de la indignación y/o miseria de la indignación, es parte de la religión horizontal sin Dios y sin verbo. El individuo como sujeto social ha muerto, no es una categoría válida para las ciencias políticas, y mucho menos para el marketing y la publicidad. Lo que no se pueda discutir, ni cambiar en el campus party, no tiene validez alguna, ¡No nos representa!

Ya lo decía Karl Marx «Si lo que decimos y queremos contradice la realidad, peor será para la realidad» La realidad es un obstáculo para cambiar el designio de la historia, la realidad como falsa conciencia, es el ser social, reproductor del modo de producción capitalista, per se. Pero que ha cambiado en la ‘zona cero del marxismo’, para dar paso al populismo como fuerza política revolucionara del cambio. ¿Dónde quedo la lucha de clases como motor de la historia? ¿Y el dogma del proletariado como fuerza universal?

La respuesta hay que hallarla en «Adiós a las leyes universales» ¡No, no es una novela de Hemingway! es una apreciación contextual del momento histórico de la política y de los advenedizos hijos de la sociedad líquida. Las ideologías dogmáticas se presentan como obstáculos al cambio, demasiado rígidas ante la sociedad disruptiva y la tecnología. Todo aquello que en apariencia esté por encima de la sociedad disruptiva y horizontal, se presenta como hostil, incluido los manifiestos.

El retorno de los viejos…!

La senectud es un divino tesoro para quien lo desee «la vejez» no siempre es sinónimo de sabiduría ni refugio de experiencia y conocimientos, a veces es otra cosa, ajena al culto de la decrepitud como valor cultural. La vejez se presenta como torpeza, como chochez. Hay quienes refuerza esta creencia cada vez más arraiga en mí. No me extralimito en mi percepción cundo leo a personajes de actualidad (Ancianos) que dilapidan su propia historia y leyenda, como Stéphane Hessel, Noam Chomsky, Eduardo Galeano, José Luis Sampedro, José Mujica, el Papa Francisco, y por supuesto el gurú de LaSexta, Julio Anguita.

Asistimos como testigos absortos a una pléyade de ancianos volubles que hablan más que piensan. Sienten un deseo irrefrenado de trascendencia popular; la incontinencia verbal no es un valor, es más una mistura, un síntoma de decadencia de quienes lo padecen. El complejo de gurú, el anciano que tiene que enseñar su vedad al mundo antes de fallecer. “El viejo ha hablado”  como en la obra de Tennessee Williams, «La noche de la iguana» el anciano que al final de la obra decide hablar y muere por el esfuerzo de anunciar al mundo su último poema.

“Hablamos de seres  con la percepción divina de omnipresencia, de ubicuidad y reservorio de la moral y el bienestar social, poseedores de un destino y un mensaje… La percepción integrista de un mundo rectificable al alcance e todos, sobre el cual reescribir a nuestra imagen y semejanza a la humanidad. ¡El don del creador instalado! Es la cultura del predicador desnaturalizado, el líder, el evangelizador, el Zaratustra horizontal del siglo XXI, el vigilante de la playa, con un pincel de corrector de Tipp-Ex. (…)” ( http://wp.me/p1GbSh-10a ) Escuchar a los ancianos a su alrededor, durante horas y días sin rechistar y sin parpadear es un comportamiento tribal, protosocial.

“Democracia Monitorizada”


monitorizar la democracia

No ser activista de alguna cosa en tiempos de indignados está mal visto. El Boom del activismo popular escala a la política, y viene de la mano de los nuevos medios asilvestrados, la social media. El desafío que se nos presenta está en dominar la técnica, que en antaño se decía, si no puedes contra ellos úneteles. Posiblemente la primera vez que un indígena lanzó un palo y este se devolvió contra él,  imagino que aprendió su primera lección de física. Toda fuerza liberada sin control puede revertirse en nuestra contra siendo arrastrados o consumidos por ella.

La sociedad abierta no es el espacio biológico ni la zona del zoo de los primates donde se aprende de los errores. La sociedad abierta es capaz de convivir con el “enemigo ideológico” es decir, con el «boomerang» aun conociendo sus leyes físicas.  “El ideal democrático horizontal piensa en términos de gobierno de los humildes, por los humildes” Esta idea recurrente es el «ave fénix» del comunismo y la religión horizontal.

La democracia monitorizada tiene sus ventajas y sus miserias, más allá del romanticismo idealista de una sociedad empoderada y activista vigilante. El concepto de democracia, en este nuevo y revulsivo formato, se diluye y se transforma en otra cosa, que seguimos llamado democracia por imperativo cultural e histórico. Los estados policiales, no son expresiones democráticas, mucho menos extensiones necesarias. Quizás útiles y divertidas, y justicieras, pero adolecen de legitimidad moral. Proceda de donde procesa, bien del estado o bien de los ciudadanos.

No importa quién o quienes lo ejercen, o cuál es su sentido práctico. La monitorización vertical, horizontal y/o diagonal revestida con pátina de «poder del pueblo» sigue siendo dictadura del proletariado en cubierto. No hemos inventado nada, solo hemos revertido el orden del estado policial que tanto insufla a las masas con nueva moral.

Es la actual sociedad «la Democracia Monitorizada Orwelliana » donde todos tenemos acceso a la información y acceso a los datos de los demás, se pretende establecer un control “excesivo” de todas las manifestaciones humanas y en especial la política. Una especie de comisariado social media «gran hermano» Sí se puede. “Yes, it is possible”  Pero no es moral, ni ético. El cainismo de la galaxia social media ha despertado un radicalismo (empoderamiento social) inédito para los humanos. El control de todos contra todos, como nuevo logro democrático. (Nuevo sistema totalitario) Los Soviet «remasterizados»

Si prescindimos del concepto de «Democracia» en el aforismo que nos pretenden vender los radicales «Democracia Monitorizada» vaciamos de contenido el manifiesto que pretende subyugarnos con su arrogancia de nueva democracia. Sus principios totalitarios de vigilancia de todos contra todos, o de todos contra algunos. Es una ecuación donde la individualidad humana es alienada por una sociedad supeditada a un sistema totalitario de vigilancia Orwelliana.

Hay quienes empatizan con estas formas totalitarias de «justicia social» el mediático y estructurado eslogan de ¡Sí, se puede! En realidad es la moral que abre todas las latas «hedonismo social media» Es la falsa creencia de ver en las leyes  universales obstáculos para alcanzar nuestros fines, onanistas. El derecho particular sobre el derecho general. Si algo se puede hacer, es legal y moral. La colectivización como nuevo orden «Pos-Montesquieu» las leyes deben ser refrendadas por los intereses asamblearios (Asambleas Party) y su radio de acción limitado a los distritos y sus necesidades. (Manifiesto 15M)

Es la visión renovada Trotskista de la revolución permanente, cumpliendo sus ciclos dialécticos envolventes, antitéticos. La democracia debe ser instrumentalizada por el aparato del apartido, o las asambleas, los soviet. “Es el proletariado (la clase asalariada) el que debe encabezar la nación hacia la revolución permanente. Empezando por las tareas de inmersión democrática comunitaria de la sociedad, trasformada en poder de las asambleas, en poder comunista. Solo una sociedad monitorizada, viene a decir el nuevo Trotskismo: que dada la complejidad de la sociedad actual, puede desmontar las estructuras del capitalismo y sus valores. El homo-empoderado «empowered-homo» es consecuencia de la sociedad hiperconectada y su nuevo avatar.

Los movimientos mesiánicos reforzados por el capitalismo (comunismo larvado) han encontrado condiciones materiales excepcionales para la difusión de sus ideologías decimonónicas. Las tecnologías de nueva generación, producto de la sociedad del mercado «Sociedad abierta» El «capitalismo eclosionado» ha generado la mayor riqueza conocida por la humanidad, riqueza científica y tecnológica, también democrática. La gran paradoja de la sociedad abierta ha sido la ingeniería de clonación ideológica del comunismo. Convivir y dormir con el enemigo en casa.

Para el filósofo Karl Popper, en su ensayo «La sociedad abierta y sus enemigos» la tolerancia de una sociedad plural y democrática, permiten convivir con espacios ideológicos peligrosos «Jurassic Park» comunismo folk, radicales y parásitos antisistema, conspirando para destruir su incubadora, el capitalismo. Es la hembra del Escorpión danzando para aparearse con el macho, y luego devorarlo vivo.

Especie de filosofía existencialista basada en el Individuo y la subjetividad de los valores. Me complace hacer una analogía del comunismo y su etapa evangelizadora, con la promoción del individuo por encima de las leyes. Solo el individuo decide sobre la oportunidad de una ley, si esta le representa o no. No existen leyes objetivas que nos representen. Su universalidad se aleja de mis necesidades individuales. Contra mayor sea su grado de universalidad, mayor es su distancia a mis necesidades individuales ¡No, no me representan, no! No llevan mi firma.

La realidad histórica de este modelo de seducción ideológica, está registrada en los anales del comunismo hasta el día de hoy, se llama «socialismo real» Una vez conquistado el poder por la elite del partido, llámese asamblea populares, colectivización o soviets. El individualismo desaparece como racionalidad. Y la subjetividad de los valores es sustituida por la nueva clase y el aparato del estado totalitario. (La patria bonita) Enajenar la libertad y la individualidad por la dictadura del proletariado, “el bien común”.

La Democracia Líquida

La democracia monitorizada, lleva adosado el sugestivo subtítulo de «hágalo usted mismo» «Wizard» el epíteto sugerente de un manual de “mecánica popular” propio de los prosumidores de la galaxia social media. ¡Si, se puede!  (Yes, it is possible!) Lo banal toma fuerza y representación social y política, especie de marcha verde. Ya lo decía el irrepetible genio de la música John Lennon. «Imagine» Hemos pasado de la imaginación sin control a la acción ácrata. Si puedes imaginarlo es porque sí, se puede… Los radicalismos totalitarios del siglo XX vuelven «remasterizados» revestido de nueva democracia horizontal monitorizada.

La idea de una democracia secuestrada por una casta, robada «Síndrome de Prometeo» seduce a los inadaptados sociales, y a la izquierda ávida de nuevos mensajes revolucionarios de ¡Sí, se puedo! Traspasado el umbral de democracia representativa y universal, nos queda la democracia liquida entendida como asambleas plebiscitarias. Las necesidades del estado y la economía, reducidas a las necesidades de la calle. ¡Democracia Líquida!.

Lecturas recomendadas esta semana:

el ideal democrático piensa en términos de gobierno de los humildes, por los humildes

Las siete leyes del *Tinkerer factor


think-outside-the-box

Cada vez que se escribe o se habla de nueva historia sobre los inicios y prolegómenos de un invento, o modelo de negocio tecnológico exitoso en la sociedad conectada. Se cumplen Siete leyes conocidas y fabuladas ¡hasta ahora! Primera ley: Todo innovador de éxito tiene un origen pobre o pertenecer a la clase media, y no esta emancipado de sus padres. Segunda ley: Condición necesaria de un innovador, disponer de un sótano, o un garaje o residencia universitaria (el entorno nativo). Tercera ley: Tener compañeros de estudio como socios. Lo que aumenta la probabilidad de éxito de un nativo innovador. Cuarta ley: Factor sorpresa. El resultado del invento e innovación debe ser accidental, por necesidad imperiosa, diferente a lo buscado. Quinta ley: El objetivo del invento es para divertirse entre amigos, lejos de la idea de negocio. Sesta ley: No haber terminado, en algunos casos, los estudios superiores, y no hablar más idiomas que el inglés. Séptima ley: La aparición de un mecenas en la historia. El ángel inversor, las hadas de la cenicienta. Advertencia: Si usted no reúne estos requisitos, por favor no lo intente. Porque hay creencias estúpidas que hay que obedecer (OBEY)

Queda demostrado, por ahora, que la persecución de un objetivo final idealizado lleva al fracaso. Si creemos en las leyes de factor chapuza (Tinkerer Factor) entonces podemos entender, ‘que no entendemos nada’, esta sería la conclusión lógica y objetiva sujeta a la investigación formal, al pensamiento purista y exquisito de las ciencias de la escuela de negocios, o a la parodia más descarnada. Algo se nos escapa indefectiblemente al conocimiento y al sentido común, tan reivindicativo en todo manual de negocios. También podría ser una Octava ley del éxito la ausencia de experiencia de los innovadores (fase beta). Todas ellas contradicen cualquier retórica protagonista hasta ahora de las prestigiosas escuelas de empresa. Todas ellas orientadas al formalismo vertical, a la reproducción objetivada y refuerzo de un modelo de negocio agotado.

El perfil idealizado del innovador tradicional, especie de grabado a buril o retrato a plumilla de ‘Benjamin Franklin’. Es una reproducción, quizás un reflejo aparente de una realidad vertical que funcionó muy bien en entornos industriales predigitales. La nueva realidad ya no encuentra su reflejo en la continuidad de la historia vertical del innovador industrial. La ruptura epistemológica con el modelo y con el retrato, tiene desorientado, quizás paralizado y con afasia mental a los teóricos continuistas.

La vieja humanidad ya había pasado antes por estos peages. El más conocido fue el trauma dialéctico entre dogmáticos y teóricos defensores del viejo y nuevo orden emergente, Geocentrismo vs. Heliocentrismo. Siempre que se cuenta una historia del pasado se habla de la caída de una civilización, de un imperio. Tenemos que plantearnos por necesidad la tercera vía alternativa al movimiento. La humanidad virtual fuera de cualquier eje histórico y representativo del orden natural.

El éxito de un modelo de negocio, ya no depende de un eje formal y centralizado en el método; es más bien un ‘constructo’ de difícil asimilación para los no nativos digitales, depende más de las emociones, la inteligencia y la creatividad. Está más cerca de las emociones y la horizontalidad que del método heliocéntrico de la verdad y las reglas fijas.

El hombre renacentista, iluminado, o enciclopédico. Ya no se le espera, es un ser devaluado, incapaz de producir valor añadido a la sociedad conectada. Se abre un nuevo storage de seres desconectados, piezas de un modelo obsoleto, descontinuado en espera de su desguace. Se impone el conocimiento en ‘fase beta’ el conocimiento versionado, capaz de ser ‘linkeado’ y enganchado (engaged) horizontalmente a la sociedad conectada, la sociedad de las emociones compartidas y distribuidas.

El conocimiento personal almacenado, es un “conocimiento inútil” parafraseando el título de un libro de Revel. El conocimiento así atesorado no es ya útil para nadie, y se pierde con la muerte. Es arrastrado hasta la tumba en su decadente final. Sin beneficiar a nadie, salvo al ego. La mente virgen cobra relevancia y valor de uso con funciones modulares nativas mínimas para la conectividad total, es una mente virtual amigable, útil como ‘nodo’ recetor y conductor horizontal del conocimiento y las emociones, en entornos virtuales. La información y el conocimiento con acceso disponible a la nube. “The enchantment factor and the likeability factor / Huellas del humano binario”.

El desafío aquí planteado, a las escuelas de negocios y empresa, y al marketing en general. Es saber interpretar las señales que emanan en tropel de la sociedad conectada y virtual. El desiderátum, está en obedecer (OBEY) el mandato derivado de la nueva evolución, o bien perecer por deficiencia o por exceso de información inútil.

(*) El Chapucero (a veces conocido como el Terrible Chapucero) es un personaje ficticio, un supervillano que aparece en los cómics de Marvel Comics. El personaje tiene un don casi sobrehumano de genio en ingeniería, capaz de inventar gadgets sofisticados de nada más que piezas de repuesto que quedaron de aparatos domésticos ordinarios. (Wikipedia)

Hangouts (lugares de reunión)


Hangouts - lugares frecuentados
Internet es una masa de bit en constante expansión al igual que el universo. “The Grand Design” (Stephen Hawking) es el expositor de esta teoría del universo… pero como entender la expansión de internet vinculándola con otras formas de materia intrínseca a nuestro avatar e intereses. Podemos convenir a la hora de especular sobre la sociedad conectada, las mismas leyes de la materia, del tiempo y el espacio que rigen el universo. Al final todas son convencionalismos culturales. Hasta las matemáticas se desprenden de una lógica formal… Lo que funciona aquí no se cambia, parece ser el eslogan, el eterno aforismo más usado desdés la invención de la rueda… No hemos cambiado la rueda, decimos que esta ha evolucionado. Seguimos los mismos patrones de las leyes del universo; el mismo libreto, el mismo guion…

Los universos son tan grandes como sean nuestros círculos sociales, y tan pequeños como nuestros timeline, o biografía… El universo existe a nivel de la conciencia, tiene un valor de uso y representación socio cultural. Lo no alcanzable es lo no likeable; por lo tanto pertenece al mundo de las cosas “Not Found”.  La sociedad conectada es capaz de recrear la memoria en Caché de un CPU. Los lugares frecuentados, los lugares de reunión (Hangouts) son los referentes al tamaño de nuestro universo virtual. El valor y calidad de tu ‘Hangouts’ está determinado por la cantidad de hombres grapa de tu red, “Staple Man”… Un nativo digital tiene un hangouts más grande y más amigable, un universo más amplio…  Independientemente a la expansión del universo virtual bit.

Imaginemos un globo inflado con gotas de agua adheridas aleatoriamente en su superficie. Imaginemos también que cada gota de agua o grupo de ellas son nuestras redes o grid computing. También pensemos en el globo como parte del universo bit en expansión. Si infláramos indefinidamente el globo, este se expandiría sin afectar el tamaño de las gotas de agua, los espacios hangouts, éstas permanecerían del mismo tamaño a pesar de la expansión descomunal del globo o universo virtual bit.  También podemos observar el alejamiento de unas gotas con otras ‘hangouts’ en relación con la nuestra. Lo llamo desafección, espacios, mundos, o gotas con carga neutra en, “OFF” los llamados terribles error 404, “Not Found”.  Es el espacio o alejamiento entre gotas ‘hangouts’, por efecto de la expansión del universo…

Los homínidos superiores, los sapiens, tendemos a frecuentar lugares familiares, ya visitados, dotados de carga positiva en “ON”. Sin error 404. Y lo seguimos haciendo cuando visitamos los supermercados, centros comerciales y tiendas. También al movilizarnos por la ciudad tendemos a confeccionar nuestro propio googlemap de la urbe… Por lo común, lo habitual en la vida vertical es la organización de nuestros lugares más visitados bajo criterios de poder adquisitivo y poder social. Nuestra ciudad es tan grande como nuestro poder adquisitivo lo permita.

Las leyes que organizan y dimensionan nuestros lugares más frecuentados, hangouts, son The enchantment factor and the likeability factor, motores de esta historia. Su rico capital binario es un espacio libre de error 404. La presencia de los hombres grapa, son factores de confianza para los mercados bit. Un nativo digital tiene un potencial de inicio de mayor éxito, en entornos digitales, en términos de probabilidad, que de no haber sido un nativo…

La importancia de un Hangouts (lugares frecuentados) no es la cantidad y frecuencia habitual de sus visitas. Depende más de la calidad de bits enriquecidos, radiados y/o expuestos a la presencia de elementos o seres grapa, los staple man…  Cuando un hombre grapa entra en un circuito en red, altera la evolución de los comportamientos de la red y condiciona su destino… Los hangouts, comienzan a tener significo de valor de capital bit, valor de uso e intercambio…

[…]

(Para leer más sobre este tema, pronto estará publicado en Kindle: Staple ManLa partícula de Dios’ de Manuel Eduardo Ponte)