Barack Obama a lo Che Guevara


Rebelión en las filas históricas del Copyright

 

Podemos demostrar que somos los autores de una obra, no así, sus creadores. Porqué crear, lo que es crear, es un atributo exclusivo de los “dioses”. Nosotros los homínidos, cuando mucho, lo único que podemos hacer son obras derivadas. Pretender crear de la nada (ex nihilo) es imposible para un humano. Cualquier teoría sobre la capacidad de autogénesis del hombre es ciencia ficción. Toda obra del hombre, su progreso y su ascenso social, son obra derivada, bien, por recreación o imitación, transformación, modificación o adaptación. ¡No hay más! (…)

¡Y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza! (Génesis 26). ¡Somos obra derivada! Es una sentencia que aparece en la cosmología de todas las religiones a lo largo de la civilización. En conclusión, los homínidos somos obra derivada, lo que podría estar detrás de nuestra limitación o acceso a la creación. Cualquier intento por parecerse a los dioses, pasa por un pacto desesperado a lo “Fausto”, con poderes y fuerzas desconocidas.

El litigio, a modo de vendetta, de la poderosa Associated Press (AP) contra el artista urbano del grafiti Shepard Fairey, me tiene consternado, pienso que es arbitrario, invidente y fuera de los tiempos que corren de sociedad conectada y de la cyberorganización de la humanidad. La persecución judicial del reputado artista del ‘Street Art’ y diseñador gráfico, por violación de derechos de autor, copyright, por el uso sin autorización de la foto de Barack Obama, propiedad de (AP).

Esta nueva escalada de acometidas ejemplificante de escarmientos y vendettas judiciales, son el preludio a nuevo marco o cruzada contra los infieles del copyright. Ello nos tiene que aleccionar a todos, sobre las viejas prácticas de los derechos de autor y sobre los años venideros de luces y sombras de héroes y villanos, que se ciernen sobre la sociedad horizontal, la sociedad postvertical.

El retrato de Obama a lo Che Guevara y a lo Marilyn Monroe, fue realizado por el popular artista Shepard Fairey, conocido o reconocido icono del arte callejero, el arte urbano, ‘Street Art’. Su retrato de Barack Obama con la leyenda “Hope” fue utilizado por el actual presidente de los Estados Unidos durante su campaña presidencial. La obra forma parte actualmente de la colección de retratos de la National Portrait Gallery del Museo Smithsonian de Washington (USA)

Para mostrar su apoyo a la campaña de Barack Obama, en Los Ángeles, California, el artista del Street Art’ Shepard Fairey creó un collage compuesto de serigrafías a gran escala, con los colores blanco, rojo y azul de la foto del candidato a presidente de los Estados Unidos de América. Al cartel lo llamó esperanza (Hope)

Sus efectos fueron inmediatos y virales. ‘Trending topic’. Los organizadores de la campaña se dispusieron a imprimir los carteles y pegatinas del retrato artístico de Obama ‘Hope’. Y los fervientes partidarios ‘fans’ del candidato Obama, no tardaron en colgar en sus páginas web una versión descargable del diseño para diferentes medios de reproducción y soportes gráficos y souvenir. Las ciudades, pronto se llenaron de camisetas, insignias, y poster del ‘SuperStar’. Así la esperanza (Hope) y el (progress) se había convertido en la imagen más reconocible de la campaña del candidato, hoy presidente Barak Obama. Un auténtico icono para el Pop art, a lo Marilyn Monroe y Che Guevara.

Me costaría mucho imaginar a Alberto Korda, autor de la fotografía más famosa del mundo sobre el Che Guevara, demandando al artista Jim Fitzpatrick por la obra derivada de dicha fotografía. La representación artística en formato de la serigrafía, del Che y posterior símbolo e icono del pop-art, patrimonio popular e histórico, un clásico. Como tampoco podríamos hacerlo con el fotógrafo George Barris, que retrato al ‘sex simbol’ de las décadas de los 50 y60 Marilyn Monroe. Pienso que no eran hombres de demandas, si de realidades históricas, como artistas. Que sepamos Barris nunca demandó a Andy Warhol por el uso derivado de la fotografía del símbolo sexual de los ´60. Los tres compartieron gloria, Barris, Marilyn, Warhol.

Marilyn Monroe, Angela Davis, Bob Marley, Billie Holiday, John Lennon, Mao Tse-Tung, Malcolm X, El Ché, Truman Capote, Mandela, Mick Jagger, Rosa Parks, Gandhi, Frida Kahlo, Los Beatles, Teresa de Calcuta y Jesucristo… Entre muchos otros iconos que se convirtieron en musas del ‘Street Art’ y el pop-art de los años 60 y 70 del siglo XX hasta nuestros días. En la era de la sociedad conectada, también asistimos a una nueva generación de artistas callejeros como Shepard Fairey, Bansky, y de musas como Barak Obama, para el disfrute de artista del Street Art y el Pop Art.

Existe una semejanza histórica razonable, entre las leyes del Copyright del Siglo XXI y la ley seca (prohibición) de 1920 en Estados Unidos de América. Y es el ridículo y el esperpento, el fracaso y la marginalidad. La sociedad conectada encuentra barreras a su naturaleza, cercados de espinos, en unas leyes extemporáneas y alejadas de la nueva realidad basada en la sociedad tecnológica y conectada, de prosumidores y nativos digitales.

El Copyright es posiblemente hoy, como realidad histórica, una aberración, un reducto prehistórico para la sociedad digital, un obstáculo, una pieza arqueológica de museo; y se hacen más evidente en las persecuciones sumarias, a rabiar, contra el arte y los artistas, en una huida hacia delante.

Es paradójica la relación Arte y Copyright. Hagamos historia: El reclamo a la protección de los derechos de propiedad de las obras de los artesanos, fue un clamor reivindicativo durante algunos siglos, por parte de los artesanos y gremios, hoy conocidos como artistas. Fueron conquistas y motores en su tiempo del desarrollo de la sociedad predigital.

Son los mismos de ayer, pero evolucionados, con una nueva superconciencia motora de la sociedad conectada y digital.  Los que hoy reclaman una visión más amplia y menos restrictiva de los usos y abusos del Copyright contra la sociedad conectada y virtual; productores de una nueva humanidad.

Señores cruzados del siglo XXI. Associated Press (AP) and company. No por negar la realidad o cerrar los ojos al mundo, éste va a dejar de cambiar. Los tiempos de vengadores (Avengers) son para las historietas de cómic. El mensaje escuece y duele: ¡Hope! ¡Obey!

 

Shit Girls Say (Tonterías que dicen las chicas)


“Shit Girls Say”, Es una divertida serie de YouTube, al estilo de las grandes comedias y series de TV de los años ´60. Sin cortapisas ideológicas o de género, una obra a lo YouTube, sin inhibiciones. ¡El Bollywood de la sociedad conectada tomando forma! Sin sospechas, sin juicios corporativos de indignados adocenados al estilo del guion de “Doce hombres sin piedad, el guion de un linchamiento legal” ¡Sin Boicots! La sombra de nuevos cambios y nuevos lenguajes es demasiado larga y grande, para que alguien o algo se atreva a cuestionarlas. Allí donde la coacción reinaba, el éter digital lo disuelve todo en sociedad horizontal, en sociedad conectada, honesta y libre.

Cada día cuesta más asimilar el final del abc de las cosas, las cosas explicadas y amordazadas de sentido común, entendidas como lógica funcional, como mundo real vertical, como mundo aparente y necesario. El abc de las cosas verticales se disuelve en el” éter digital”. Los días del bosque frondoso que veíamos al despertar a travéz de nuestra ventana particular. Ha cambiado, ahora el bosque estorba, nos parece que es un obstáculo más en la construcción de nuestro nuevo avatar, como seres conectados, digitales. ¡Seres poseedores de una nueva superconciencia binaria!

Algo ha pasado sin darnos cuenta y con nocturnidad, en la sociedad conectada. Quisiéramos conocer cuantas más veces ha estado sucediendo, ese algo por descubrir. Por qué de esta invidente incapacidad de los seres verticales para descubrir su presencia y sus leyes, donde la haya. Newton descubrió leyes invisibles debajo de un manzano que pertenecía a ese bosque de la ventana personal.

Los nuevos modelos de negocio y los seres virales y/o animales binarios, las cosas que triunfan en las redes y en la sociedad conectada. Responden a leyes que están situadas fuera del bosque, al otro lado del muro verde del camuflaje. ¿Se ha levantado la veda, y se ha instalado la barra libre, todo corre por cuenta de YouTube? (…)

“Shit Girls Say” (Tonterías que dicen las mujeres) es un ejemplo de cómo lo trivial, lo anecdótico, lo intrínseco a la sociedad y a la personalidad tienen interés y audiencia popular y difusión viral. Son parte del consumo diario. Son productos reclamados con alta demanda y con “likeability factor” que emanan de una nueva conciencia de pertenencia a la sociedad digital virtual, la sociedad del “enchantment factor” producto de una humanidad conectada.

En mis post, trato de extender la conciencia sobre el advenimiento de la evolución de la inteligencia humana y de una superconciencia. De explicar los conceptos de likeability factor” y de “enchantment factor” como motores de esta nueva humanidad. Son los motores de la historia de la sociedad conectada. La historia del hombre virtual es la historia de su likeability y enchantment.

Se tienen o no se tienen estos factores, “Ser, o no ser, es la cuestión, morir; dormir. He ahí el dilema”, la tragedia eterna de Hamlet, en forma de proto-sociedad. Es el bucle de Möbius deslizándose una vez más, que se repite hasta el infinito. Una historia de la humanidad en constante bucle y aprendizaje de un mundo que muere y otro que sueña. De ahí la universalidad de Hamlet, y la obra de William Shakespeare. ¡En mi modesta opinión! (…)

Filosofar sobre internet y el mundo conectado, pareciera que no son dignos ni materia y/o objeto de especulación y estudio filosófico y las ciencias. En el pasado, fueron cuestionadas las artes plásticas y la literatura y las ciencias en su conjunto. Las cosas mundanas y ordinarias de la vida urbana y rural eran vulgares. No eran dignas de ser elevadas a los altares de la cultura y las ciencias del mundo vertical. Era el triunfo de lo excelso sobre lo cotidiano y vulgar.

En la pintura sólo un “loco” como Vincent van Gogh, se atrevió convertir los objetos vulgares en dignos para el arte, cucharas, zapatos, camas, plato de comida, sillas. Eran su particular “Fluxus” lo que disuelve el arte en lo cotidiano. También en la literatura encontramos este comportamiento “Especie de Fluxus” en Víctor Hugo y en Honoré de Balzac, y su obra La Comedia Humana, deslastrándola del abc de las cosas. Lo urbano, los objetos y la vida de la gente miserable (pobre y vulgar) eran también historias dignas de ser contadas, materia prima para la literatura universal. Y no olvidemos el pop-art como ha elevado lo marginal popular y la sociedad de consumo, a categoría de arte.

El abc de las cosas ha dejado de funcionar en la sociedad conectada. ¡El motor de la historia vertical! su relojería perfecta, su diseño y simetría vertical aun ofrecen episodios de resistencia. Los mecanismos o detonantes de su disfuncionalidad han sido invisibles como las leyes de Newton. El Fluxus histórico disuelve una vez más, lo vertical en lo cotidiano, lo pedagógico abc en humanidad digital, binaria y horizontal. Desarticulando sus ciclos históricos de pedagogía autocrática de lo excelso, el “fine art” del mundo vertical.

Libro: Shit Girld Say / Tonterías que dicen las mujeres

¡Crónica del secuestro de un avatar!


Mat Honan, influyente columnista dónde los haya, de la revista Wired
Mat Honan, influyente columnista dónde los haya, de la revista Wired, ha sido víctima del grupo de hackers, el Clan Vv3. Recientemente le fue secuestrado su avatar y se encuentra en paradero desconocido. No es ficción!

La sociedad conectada se ha despertado, no hace pocos días, con la trágica noticia aterrorizadora del secuestro del avatar de un periodista tecnológico Mat Honan, influyente columnista dónde los haya, de la revista Wired, una especie de ‘Clark kent’ para sus fans (…) Las redacciones del mundo digital y los web-actores con sus pájaros twitter, wasap, sms, chat y los blog pony express, y demás redes sociales se dieron a la tarea de difundir y propagar el pánico y la histeria en la red, inconscientemente con el afán de informar en las primeras horas de hiperinformación o infoxicación. Hicieron del drama de Mat Honan, el gran trenden topic de la era conectada (El gran tubazo mediático). Como diríamos en la sociedad vertical extinta.

Aires de vieja humanidad por momentos lo inundaban todo. Desde los secuestros más populares vividos por la humanidad, como los de Helena de Troya, Patricia Hearts, Aldo Moro, Ingrid Betancourt, entre muchos otros del mundo vertical. Les confieso qué hasta ahora en la sociedad conectada no habíamos vivido o revivido con tanta angustia y desvelo la tragedia humana de un secuestro como lo sufrimos los seres digitales, ¿sentimientos inéditos u olvidados? ‘el secuestro de un avatar’ no deja indiferente a nadie. No les cuento, ni les alerto sobre una distopía a lo Ray Bradbury, tampoco de una utopía de Aldous Huxley. ¡Ni ironizo!…

La víctima del secuestro ha decidido contarnos las vicisitudes sufridas en carne propia. Como fue extrañado y arrancado de su avatar por los hackers. Lo cuenta con la delicadeza de un bisturí láser y sin ambigüedades. Sentimientos desgranados hasta ahora jamás exteriorizados o narrados por una víctima de secuestro con tanta precisión, angustia y crudeza. Eso sí, minuto a minuto, hora a hora, y todo con el valor añadido de ser a flor de piel. Todo un Best-seller. ¡Indicios de los tiempos que corren de nuevos paradigmas, en la sociedad conectada.

El efecto Pigmalión, difiere de los ‘roles síndrome’ no tanto por sus síntomas y signos que por la ausencia de funcionalidad para la sociedad conectada. El enajenamiento de la personalidad desde el mundo real al mundo virtual es un trasvase necesario para el sostenimiento de la humanidad conectada. No sin cambios y exigencias, como en la divina comedia de Dante. El entrar en otra dimensión exige sacrificios, no menos dolorosos para quienes se atreven a cruzar el fino hilo que nos separa de lo real “Dejad toda esperanza, los que entran”.

Tiene que ser muy doloroso para ‘el creador’ de un avatar, ver como su vida virtual de años es arrancada, más bien diría, ‘asesinada’ que no es lo mismo que borrada digitalmente. La literatura y en particular  las fabulas, según un matemático Russo que leí en mi juventud y cuyo nombre no recuerdo, tenía la siguiente teoría: los cuentos y las fabulas pertenecen a los números primos, el número de fabulas y cuentos que la humanidad es capaz de producir no es mayor a 83 historias puras. Lo que hace que las fabulas y cuentos produzcan la falsa ilusión de infinito, es la mezcla o entrelazamiento entre ellas. Lo que quiero explicar es que, no es casual que lo vivido por Mat Honan, no responda a viejas recetas atávicas de nuestra humanidad. Mat Honan la victima de secuestro de su avatar, debió haberse sentido como Geppetto, el “padre” de Pinocho, arrancado de su creación, de su aliento, de su vida. (Una especie de Pigmalión para párvulos)

Actualmente y por ahora, existe impunidad en el secuestro de un avatar, en el robo y violación de una vida digital. ¡Es inconcebible! En el futuro mediato serán crímenes contra la humanidad conectada, no tengo la menor duda. Proteger la subsistencia del sistema garante de la enajenación virtual de nuestra segunda o principal vida digital, será el modelo de sociedad que preceda ante cualquier otro modelo de vida no conectada y virtual. La violación de la principal unidad reproductiva del sistema de sociedad conectada, ‘los avatares’ es equiparable al Armagedón bíblico para la sociedad conectada. ¿Estamos ante fenómenos poco estudiados y sobre estimados?

“…Los llamados ‘Los roles síndrome’ de los seres conectados derivan de una nueva dimensión o escala del hombre, son parte del plan de diseño de humanidad latente en los genes… Una humanidad conectada, que bien podemos llamarla supeconciencia binaria, reproductora de las condiciones necesarias y objetivas para ejecutar el plan o una estrategia del mismo, ya que desconocemos los fines últimos de esta nueva etapa de la evolución de la inteligencia humana, no a sí, sus síntomas y signos. (El human_0_1) Blog de Manuel Ponte.

Defiendo la corriente evolucionista. ¡No es un secreto! Y la teoría de los ‘genes egoístas’ de Richard Dawkins, así como la teoría del ‘multiverso’ de David Deutsch y el racionalismo crítico de Karl Popper. Cuando hablo de la hipótesis arriesgada de la existencia de un plan en estado latente en los genes. No estoy legitimando nada que este fuera de este enunciado. El concepto de ‘diseño inteligente’ según la Wikipedia: “es el término utilizado para describir a la corriente pro-religiosa que sostiene que el origen o evolución del Universo, la vida y el hombre, son el resultado de acciones racionales emprendidas de forma deliberada por uno o más agentes inteligentes” (la Wikipedia).

También aquí, cabe aclarar, que mi hipótesis no niega la existencia de Dios o de cualquier otro ser inteligible para los homínidos conectados, pero sí difiere de esta visión histórica, lineal y dogmatica del hombre y el creador. Aquí no se pretende refutar a Dios, tampoco perseguirlo. “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt. 22, 21).

Hoy marcha mundial contra el ACTA


Oleada de Represión en Internet

No a la ley ACTA

“Los petrodólares compran las redes sociales”


Nicholas Carr

¿A quién pertenecen las redes sociales?  Gugleamos por la red en busca de respuestas a la pregunta: ¿De quién o a quien les pertenecen las redes sociales?, encontramos que no hay respuestas a estas preguntas, sólo alineamiento y estrategia. El sistema ‘el buscador’ ha aprendido, y se protege de cualquier posible desviación independiente, de cualquier sustrato o verso libre. No encuentras un estado de conciencia independiente. Todas las respuestas se orientan hacia el derecho individual, derivado de la sociedad vertical, a la enajenación de este derecho, en términos de contrato. Se habla de protección de datos personales, de la luna y las estrellas… ¿Dónde está el derecho consuetudinario colectivo de las masas inteligentes, el derecho derivado de la superconciencia de los seres digitales? No se hace mención a él.  Nunca se habla de la propiedad colectiva de los mass media, ni de las redes sociales, como propiedad de sus usuarios. Auténticos y legítimos dueños. “Señores del mundo vertical, ustedes sólo son dueños del dinero que ganan con la explotación de las redes, y nada más…”

En su ausencia se habla de propietarios tecnológicos con plenos derechos, derivados de la sociedad vertical; de dueños y accionistas. Se habla de la manida propiedad intelectual y de la protección de datos. Nunca del derecho consuetudinario de los webactores. En pocas palabras, el buscador responde como un ser alienado, producto de sus experiencias en la red, aprende de los actos de búsquedas de los usuarios. A través de su algoritmo emulador del cerebro humano ‘brain’ ‘Knowledge’ aprende de nuestras conductas y comportamientos en la red. No es de extrañar, su desconocimiento del tema. Los buscadores de última generación corren el riesgo igual que la conciencia humana en convertirse en auténticos replicadores de falsa conciencia. Sí, ha leído bien, le he atribuido conciencia a los buscadores.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=BBkXp89rJWM&w=560&h=315]
En todas las profesiones y a lo largo de la historia de la infamia los mercenarios ocupan un papel protagónico. Estos no se movilizan por ideales, no buscan el santo grial, tampoco la gloria; solo los petrodólares, el maná que todo lo amansa, hasta al más guapo… Compartir la postura ideológica de algunos bloggers en defensa de la censura light, es por lo menos sospechosa, es lo más parecido al pensamiento de Groucho Marx: ‘estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros’ La red, tal cual, ya no será un bien global, propiedad de las multitudes inteligentes, solo de unos cuantos ‘bloggers soperos’ constituidos en una nueva clase del poder en la red, ‘los vigilantes de la playa’… ¿Estos vigilantes… Serán capaces de acallar la gúgol conversación en la red, las voces, el grito, la protesta y las ideas, de millones de personas oprimidas en el mundo, sin un minino de rubor, y sin solidarizarnos con ellas? Yo también soy Bloggers.

Lo que se delineaba, como un instrumento de libertad y propiedad de la sociedad digital, ha pasado hacer un bien del poder de los petrodólares y del ‘islamismo’ como fórmula de moral y buenas costumbres. ¿Qué podemos esperar ahora del twitter Islámico? Sólo el burka como expresión de libertad para la nueva conversión de los infieles seres digitales.

‘¡Los intereses económicos al descubierto!’. Un miembro de la familia real Saudita ha invertido 300 millones de petrodólares en la empresa de red social Twitter. Hace pocos días, el Príncipe Alwaleed Bin Talal Bin Abdulaziz Alsaud, fundador y CEO de la empresa de explotación del Reino y una de las personas más ricas del planeta, anunció la inversión, que fue difundida primero por Bloomberg. Pienso que está bien, la entrada el capital árabe, o musulmán, pero no para imponer las leyes del islam a la red. Árabes, judíos, Cristianos, Budistas, Brahmánicos o Mormones. Me da igual… La red debe ser libre para difundir las ideas, los dogmas, las ideologías. Pero no para imponerlas desde la agónica sociedad vertical. (…)

…En una conferencia en el ‘Newseum’, pronunciada por la Secretaria CLINTON sobre la libertad de Internet: donde La Secretaria, parece mantiene una postura conciliadora con la controversial ley punitiva, SOPA-PIPA. Quizás tengamos que saber leer entre líneas e hilar muy fino, para relacionar los últimos acontecimientos con el discurso… La Secretaria de Estado, nos dice: ‘Tenemos que lograr la libertad de internet alrededor del mundo, y nosotros estamos instando a las empresas de medios de comunicación estadounidenses a tomar un papel activo en un desafío a las demandas de los gobiernos extranjeros de censura y vigilancia. El sector privado tiene una responsabilidad compartida para ayudar a la expresión libre de salvaguardia. Y cuando sus relaciones de negocio amenazan con socavar esta libertad, deben considerar lo que es correcto, no simplemente lo que es una ganancia rápida. (…)

He leído atónito, en estos últimos días, un decálogo de despropósitos provenientes de algunos bloggers, en especial españoles, expresar su conformidad, sobre el anuncio de twitter de implementar una ‘censura selectiva’ ‘censura a la carta’ no es un eufemismo retorico de quien les escribe. Me cuesta entender tal lasitud, en torno al descomunal atropello a las libertades y derechos adquiridos en las redes de los webactores.

Por parte de aquellos Bloggers que apoyaban el controversial 15M, de los antisistema, de los antiglobalización, de los okupas, de los pasotas, de los nostálgicos del 68 y de los mesiánicos, de los sociópatas y seudo-anarquistas, de los panfletarios seguidores de Stephane Hessel, de los profetas del desastre de Michael Moore, y de los Frikis de Al Gore…. Toda una fauna de inadaptados del sistema en busca de militancia; pertenecer a algo, ahora y pronto, que les dé sentido a sus vidas. Siempre, claro está, les quedara un StarTrek a los nuevos freak. Todas estas reivindicaciones serian legítimas, y por supuesto que lo son, si sus discursos e ideas fuesen coherentes en todo momento, tiempo y espacio.

¿Una vez más nos planteamos las siguientes preguntas: A quién pertenecen las redes sociales?, ¿Si no nos pertenecen entonces, nosotros les pertenecemos a ellas? He ahí el dile. Las redes sociales no existen sin las virtulización de nuestra fuerza de trabajo, nuestras aportaciones y avatares. Nosotros las retroalimentamos, las hacemos, las construimos, las distribuimos y las compartimos. Son un producto y una fuerza de la inteligencia de las masas, una superconciencia binaria de la conversación en la red. Con nuestras experiencias, nuestros comportamientos, nuestros factores humanos: the enchantment factor and the Likeability factor, los auténticos replicadores del ADN digital. La evolución de la inteligencia humana deja sus huellas en los escogidos. Solo basta observarlos, ver cómo se desenvuelven en las redes sociales y en la conversación viral, para entender de qué materia están hechas las redes sociales, el mundo conectado esta hecho de emociones y de avatares.

No son casuales los actuales atropellos a las libertades de los seres digitales. Se trata de hacer las redes más atractivas al capital de los petrodólares y los Ayatolás. No, no es casual la llegada de nuevos inversores con petrodólares, y el cambio de políticas de comunicación restrictiva. Se atiende antes a los dictadores y criminales de lesa humanidad, que a los pueblos. Ahora por petición de gobiernos y regímenes de fuerza (Dictaduras todas) como las más crueles del planeta. Cualquier ejemplo me basta: Mahmud Ahmadineyad, Raúl Castro, Al Assad, Kim Jong Un, Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y todos los ayatolás del mundo. Las restricciones en las redes sociales es una forma más de legitimarlos, y perpetuar al ostracismo más infame a los pueblos oprimidos. Que veían en la era de los grandes paradigmas de los ‘mass media’ digitales de las masas conectadas una esperanza de emancipación libertaria. (…)

En mi opinión ya Alvin Toffler nos advertía en la tercera ola, de la virtulización del poder como un fenómeno de los nuevos tiempos de la sociedad pos industrial y del futuro. El poder objetivable, se diluye pero se hace más fuerte en su virtulización en las cosas. Entonces, por qué nos preguntamos ahora ¿A quién pertenecen las redes sociales? ¿Quién las gobierna? (…)

“…El interrogante “¿Quién gobierna las cosas?” Es una pregunta típica de la segunda ola. Pues hasta la revolución industrial no hubo apenas razones para formularla. Ya gobernaran reyes o chamanes, señores de la guerra, dioses del sol o santos, las gentes rara vez sentían la menor duda respecto a quién ejercía poder sobre ellas. El harapiento aldeano, al levantar la vista de los campos, veía el palacio o el monasterio destacarse, esplendorosos, en el horizonte. No necesitaba ningún científico político ni editorialista de periódico para resolver el enigma del poder. Todo el mundo sabía quién tenía el control. Pero allá donde llegó la segunda ola emergió una nueva clase de poder, difuso y sin rostro. Los que ostentaban el poder se convirtieron en los anónimos “ellos”. ¿Quiénes eran “ellos”?” ¿Y ahora en la era digital, quienes son ellos? ¿Espero que no sean los petrodólares? (…)

En la mega ‘papelera de reciclaje’ virtual, de la era digital, donde han ido a parar todo el pensamiento y cultura de la sociedad vertical de la vieja humanidad. Papelera que han construido los seres binarios en las últimas décadas. Podemos encontrar un discurso de D. Roosevelt pronunciado ante el Congreso de los Estados Unidos de la América. Dijo el presidente: Los Estados Unidos esperan un mundo fundado sobre cuatro libertades esenciales: 1 Freedom of speech and expression = Libertad de expresión. 2 Freedom of worship = Libertad de culto o de creencia. 3 Freedom from want = Libertad de vivir sin penuria. 4 Freedom from fear = Libertad de vivir sin miedo. D. Roosevelt, desconocía la quinta, surgida de la virtulización de la nueva humanidad, del human_0_1 = La libertad de conexión’ donde deberán confluir y convivir estas cuatro libertades fundamentales, ahora virtualizadas en una nueva realidad binaria. La Libertad de conexión es el pilar de la nueva humanidad. (…)

Convocatoria de apagón en protesta por la censura en Twitter


No a la Censura en Twitter

¿A qué estamos jugando ahora? A los ‘bloguero moderados’… Recuerdo como se les llamaba a los moderados, hace unos cuantos años, y ahora también…He leído esta mañana, atónito, algunos blogueros estrella del firmamento español, expresar su conformidad, sobre la censura a la carta de Twitter. Me cuesta entender tal lasitud, en torno al descomunal atropello a las libertades de los webactores. Compartir la postura ideológica de estos blogueros en defensa de la censura es lo más parecido al pensamiento de Groucho Marx: ‘estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros’ Se puede acallar la voz, la protesta y las ideas, de millones de personas oprimidas en el mundo, por petición de los gobiernos y los opresores. (…) Este será el tema de mi próximo post, les prometo que no quedara títere con cabeza….

 #TwitterBlackout

 #TwitterBlackout / #TwitterCensoredConvocatoria de apagón en protesta por la censura en Twitter