“Democracia Monitorizada”


monitorizar la democracia

No ser activista de alguna cosa en tiempos de indignados está mal visto. El Boom del activismo popular escala a la política, y viene de la mano de los nuevos medios asilvestrados, la social media. El desafío que se nos presenta está en dominar la técnica, que en antaño se decía, si no puedes contra ellos úneteles. Posiblemente la primera vez que un indígena lanzó un palo y este se devolvió contra él,  imagino que aprendió su primera lección de física. Toda fuerza liberada sin control puede revertirse en nuestra contra siendo arrastrados o consumidos por ella.

La sociedad abierta no es el espacio biológico ni la zona del zoo de los primates donde se aprende de los errores. La sociedad abierta es capaz de convivir con el “enemigo ideológico” es decir, con el «boomerang» aun conociendo sus leyes físicas.  “El ideal democrático horizontal piensa en términos de gobierno de los humildes, por los humildes” Esta idea recurrente es el «ave fénix» del comunismo y la religión horizontal.

La democracia monitorizada tiene sus ventajas y sus miserias, más allá del romanticismo idealista de una sociedad empoderada y activista vigilante. El concepto de democracia, en este nuevo y revulsivo formato, se diluye y se transforma en otra cosa, que seguimos llamado democracia por imperativo cultural e histórico. Los estados policiales, no son expresiones democráticas, mucho menos extensiones necesarias. Quizás útiles y divertidas, y justicieras, pero adolecen de legitimidad moral. Proceda de donde procesa, bien del estado o bien de los ciudadanos.

No importa quién o quienes lo ejercen, o cuál es su sentido práctico. La monitorización vertical, horizontal y/o diagonal revestida con pátina de «poder del pueblo» sigue siendo dictadura del proletariado en cubierto. No hemos inventado nada, solo hemos revertido el orden del estado policial que tanto insufla a las masas con nueva moral.

Es la actual sociedad «la Democracia Monitorizada Orwelliana » donde todos tenemos acceso a la información y acceso a los datos de los demás, se pretende establecer un control “excesivo” de todas las manifestaciones humanas y en especial la política. Una especie de comisariado social media «gran hermano» Sí se puede. “Yes, it is possible”  Pero no es moral, ni ético. El cainismo de la galaxia social media ha despertado un radicalismo (empoderamiento social) inédito para los humanos. El control de todos contra todos, como nuevo logro democrático. (Nuevo sistema totalitario) Los Soviet «remasterizados»

Si prescindimos del concepto de «Democracia» en el aforismo que nos pretenden vender los radicales «Democracia Monitorizada» vaciamos de contenido el manifiesto que pretende subyugarnos con su arrogancia de nueva democracia. Sus principios totalitarios de vigilancia de todos contra todos, o de todos contra algunos. Es una ecuación donde la individualidad humana es alienada por una sociedad supeditada a un sistema totalitario de vigilancia Orwelliana.

Hay quienes empatizan con estas formas totalitarias de «justicia social» el mediático y estructurado eslogan de ¡Sí, se puede! En realidad es la moral que abre todas las latas «hedonismo social media» Es la falsa creencia de ver en las leyes  universales obstáculos para alcanzar nuestros fines, onanistas. El derecho particular sobre el derecho general. Si algo se puede hacer, es legal y moral. La colectivización como nuevo orden «Pos-Montesquieu» las leyes deben ser refrendadas por los intereses asamblearios (Asambleas Party) y su radio de acción limitado a los distritos y sus necesidades. (Manifiesto 15M)

Es la visión renovada Trotskista de la revolución permanente, cumpliendo sus ciclos dialécticos envolventes, antitéticos. La democracia debe ser instrumentalizada por el aparato del apartido, o las asambleas, los soviet. “Es el proletariado (la clase asalariada) el que debe encabezar la nación hacia la revolución permanente. Empezando por las tareas de inmersión democrática comunitaria de la sociedad, trasformada en poder de las asambleas, en poder comunista. Solo una sociedad monitorizada, viene a decir el nuevo Trotskismo: que dada la complejidad de la sociedad actual, puede desmontar las estructuras del capitalismo y sus valores. El homo-empoderado «empowered-homo» es consecuencia de la sociedad hiperconectada y su nuevo avatar.

Los movimientos mesiánicos reforzados por el capitalismo (comunismo larvado) han encontrado condiciones materiales excepcionales para la difusión de sus ideologías decimonónicas. Las tecnologías de nueva generación, producto de la sociedad del mercado «Sociedad abierta» El «capitalismo eclosionado» ha generado la mayor riqueza conocida por la humanidad, riqueza científica y tecnológica, también democrática. La gran paradoja de la sociedad abierta ha sido la ingeniería de clonación ideológica del comunismo. Convivir y dormir con el enemigo en casa.

Para el filósofo Karl Popper, en su ensayo «La sociedad abierta y sus enemigos» la tolerancia de una sociedad plural y democrática, permiten convivir con espacios ideológicos peligrosos «Jurassic Park» comunismo folk, radicales y parásitos antisistema, conspirando para destruir su incubadora, el capitalismo. Es la hembra del Escorpión danzando para aparearse con el macho, y luego devorarlo vivo.

Especie de filosofía existencialista basada en el Individuo y la subjetividad de los valores. Me complace hacer una analogía del comunismo y su etapa evangelizadora, con la promoción del individuo por encima de las leyes. Solo el individuo decide sobre la oportunidad de una ley, si esta le representa o no. No existen leyes objetivas que nos representen. Su universalidad se aleja de mis necesidades individuales. Contra mayor sea su grado de universalidad, mayor es su distancia a mis necesidades individuales ¡No, no me representan, no! No llevan mi firma.

La realidad histórica de este modelo de seducción ideológica, está registrada en los anales del comunismo hasta el día de hoy, se llama «socialismo real» Una vez conquistado el poder por la elite del partido, llámese asamblea populares, colectivización o soviets. El individualismo desaparece como racionalidad. Y la subjetividad de los valores es sustituida por la nueva clase y el aparato del estado totalitario. (La patria bonita) Enajenar la libertad y la individualidad por la dictadura del proletariado, “el bien común”.

La Democracia Líquida

La democracia monitorizada, lleva adosado el sugestivo subtítulo de «hágalo usted mismo» «Wizard» el epíteto sugerente de un manual de “mecánica popular” propio de los prosumidores de la galaxia social media. ¡Si, se puede!  (Yes, it is possible!) Lo banal toma fuerza y representación social y política, especie de marcha verde. Ya lo decía el irrepetible genio de la música John Lennon. «Imagine» Hemos pasado de la imaginación sin control a la acción ácrata. Si puedes imaginarlo es porque sí, se puede… Los radicalismos totalitarios del siglo XX vuelven «remasterizados» revestido de nueva democracia horizontal monitorizada.

La idea de una democracia secuestrada por una casta, robada «Síndrome de Prometeo» seduce a los inadaptados sociales, y a la izquierda ávida de nuevos mensajes revolucionarios de ¡Sí, se puedo! Traspasado el umbral de democracia representativa y universal, nos queda la democracia liquida entendida como asambleas plebiscitarias. Las necesidades del estado y la economía, reducidas a las necesidades de la calle. ¡Democracia Líquida!.

Lecturas recomendadas esta semana:

el ideal democrático piensa en términos de gobierno de los humildes, por los humildes

La Máquina Disruptiva (*)


ROBOT SOCIAL MEDIA
La sociedad del mercado

Un economista y filósofo clásico del siglo XVII, usando su reconocido sentido común dijo “Nadie nunca ha visto a un perro «Canis lupus» cambiar equitativamente y deliberadamente  con otro perro un hueso por otro. Adam Smith” Hemos construido una sociedad basada en esta supuesta superioridad moral innata, créanme, y falso corolario del impulso civilizatorio del hombre (el canje racional voluntarista sin contraprestaciones, «trueque» a veces altruista; pertenece al catálogo de las vanidades falsas del hombre).

Reflexionemos sobre esta idea, basada en la observación racional del «sentido común», tan propia de la teoría economía clásica de Adam Smith. Como muchas otras derivadas del razonamiento empírico de su tiempo. Analicemos que ideas subyacen a este aserto popular: «El perro es el mejor amigo del hombre» En realidad estamos condicionando la supuesta amistad. El mensaje implícito es: Siempre que esté «Canis lupus» no tenga pensamiento racional, y además que no sea nuestro competidor en el mercado. (La obediencia y la sumisión serán los mejores aliados del «Canis lupus», postrarse a los pies como Odalisca al Sultán)

El mensaje está claro; este es el comportamiento social «ideal» esperado en el hombre civilizado, para todo el ZOO. Pero que ha cambiado en la sociedad hiperconectada con respecto a estos supuestos ¿Esta sociedad es una sociedad versionada, o quizás una sociedad inédita del mercado? ¿El sentido común como motor de la historia, sigue siendo una máquina bien aceitada?  Dicho sentido «común» no resuelve las tensiones y conflictos generados en el mercado.

Si nos apoyamos en el pensamiento clásico del sentido común (Vintage) para analizar el comportamiento humano y su «acción social» en la social media. Nos encontraríamos nuevamente como monos desnudos «Desmond Morris». El comportamiento disruptivo observado en la social media, no reconoce el sentido «común» como regla y motor de la historia. Lo disruptivo es el patrón de comportamiento manifiesto (dueña del hueso) e imperante en todos los órdenes sensibles a los sentidos.

En realidad siempre hemos actuado cónsonos con nuestra animalidad (ZOO), como el perro descrito por Adam Smith.  Un hueso por otro, sin una contraprestación mejorada, no es posible, ni en la vida de los humanos. No se necesita ser un animal racional moral, para negarnos  a cambiar el hueso, o lo que ya tenemos asegurado. El comportamiento altruista es la opción menos probable a la negociada. (Es la ley que posibilita y regula el mercado) «El mercado ha actuado como un elemento aceleraste de la evolución humana».

La social media se ha convertido en «la máquina disruptiva» La fenomenología del mundo virtual genera bienes y servicios (huesos) que no poseemos  físicamente, que forman parte de una nueva realidad fáctica, intangible e irreales para las ciencias clásicas. «La sociedad hiperconectada cambia huesos por otros que no posee; pero que siente como propios». La social media genera empatías virtuales (emociones) linkeables compartidas y distribuidas horizontalmente con costes cero.  (Compartir hueso es una ley virtual) Primera ley disruptiva del mercado: «El hueso es parte de la naturaleza de los entornos digitales» .(Nueva realidad).

El estado natural de “las cosas y su sentido” en los entornos digitales es el mercado de los bienes disruptivos «la ruptura» Lo disruptivo configura y regula un nuevo paradigma para economía. También es el mensaje civilizatorio de la sociedad programada virtual «binaria» (Sociedad hiperconectada) Seguimos siendo parte inalienable de la naturaleza del (ZOO) gobernado por el mercado (productores, vendedores) y demandantes (consumidores o compradores). La máquina disruptiva «aniquila» la división social y del trabajo de los agentes reguladores del mercado (vendedores, productores y consumidores de huesos) de ahí que se hable de paradigma, de un mercado disruptivo. Conocer quien es quien, en un entorno virtual disruptivo es imposible, para  «el mono desnudo» conocedor de realidades tridimensionales.

“El anti-industrialismo romántico, presenta una naturaleza intocada como ideal al que retornar. El impulso fáustico y prometeico de dominar tecnológicamente la naturaleza tridimensional; es un rasgo esencial del ser próximo. En su relación con la naturaleza hay un carácter co-creador” En un mercado disruptivo la naturaleza no compite con el hombre, es la vuelta a ella. El mercado virtual disruptivo, se presenta como nueva naturaleza, sin antagonismos de clase, ni poder.

La neuroeconomía, nos permite seguir especulando sobre las emociones. Si los mercados son emocionales no racionales, y los mercados son conversaciones. Por lo tanto, debemos inferir de todo ello, que las conversaciones son irracionales. Disiento de esta aseveración errónea y reiterada; que niega la racionalidad de las emociones. El mercado está regulado por las emociones, sujetas a normas racionales.

“La empatía del griego ἐμπαθής (“emocionado”) es la capacidad cognitiva de percibir, en un contexto común, lo que otro individuo puede sentir. También es descrita como un sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra”  Si algo distingue a los humanos de los animales, es su capacidad de expandir el mercado. «Conocer nuevos amigos es ampliar el mercado» Dije amigos, no futuro compradores, ni oferentes.

Si queremos actuar (producir, vender y comprar) en «la sociedad del hipermercado disruptivo», debemos entender la fenomenología del carisma de la sociedad conectada. «La sociedad del mercado disruptivo» sólo es comprensible si aceptamos como paradoja, la convivencia racional con las emociones. «Las emociones son racionales» y sus factores: The enchantment factor and the likeability factor / Huellas del humano binario

(*)  Disruptivo: Es una voz «vocablo» de origen inglés (disruptive) utilizada para nombrar a aquello que produce una ruptura brusca e inesperada. Se utiliza dicho término en un sentido simbólico, en referencia a algo que genera un cambio muy importante o determinante (sin importar si dicho cambio tiene una correlación física real)  El concepto cobra relevancia, si observamos los entornos digitales y su impacto disruptivo en un mercado.

Nueva ZOOna de Confort


APE_CONFORT

Hace tiempo que quería hacer un ejercicio de catarsis público sobre coleópteros, conceptos exquisitos  y otras especies raras, que cobran realidad fáctica por su belleza conceptual y mágica en los últimos decenios, ‘abrasados’ por la tecnología digital. El repertorio es amplio y seductor, lleno de hermosos Constructos de nueva generación e impacto emocional y comercial… Hare abstracción de la teoría conocida como ‘la zona de confort’ de los humanos, entendida en ciertos entornos, como patrón de conducta anquilosada, indeseable y obstaculizaste, para el desarrollo y conocimiento creativo.

Se impone la necesidad de disolución de este concepto sin base, por arbitrario y especulativo. El concepto podemos sustituirlo por una representación o ‘constructo’ detallado de la especificidad de su campo de conocimiento. Entiendo que en su elasticidad caben tantos conceptos validos de ella, como disciplinas del conocimiento existan. Pero para cada caso deben tomarse las variables que la definen, y la distingan de otros usos fuera de su campo de interés.(Tanta arbitrariedad ya no es posible)

Para un antropólogo y etólogo, el concepto de “la zona de confort” no es otra que la ZOOna de confort d los homínidos superiores.  Es un valor que tiene sus raíces en lo suprabiológico; y se expresa en el campo de la fenomenología del comportamiento animal y humano. Es aquella ZOOna que posibilita un cierto ‘statu quo’ y estabilidad emocional entre fuerzas antagónicas. El desequilibrio resultante a favor de una de ellas, es un estadio positivo de adaptabilidad de la especie a las circunstancias del medio. La sensación de confort es adaptación al cambio. De ahí nuestra naturaleza animal y racional. La ZOOna de confort, no es renuncia, es conquista. Como animales racionales, no podemos estar las 24h del día en alerta, vigilia, en combate y zozobra.

Confort no es renuncia, tampoco desaliento, displicencia, y mucho menos refugio existencial. (Confort es vitalidad). La Zona de Confort, como concepto corre el riesgo de tomar tantas variables como discursos sean posibles. Pocas ataduras tiene la imaginación para discurrir y adaptar el discurso al concepto, o el concepto al discurso. Las ciencias trabajan con conceptos elevados al rango de categorías exhaustivas, acotadas por variables fijas. Un concepto elaborado dentro de una disciplina o campo de conocimiento, debe tener un valor holístico, integrado en el todo. (Cuerpo de una ciencia o disciplina)

Como metáfora de resignación es poética, también excesiva. Existe una zoona de confort inalienable representada por la sociedad; se llama tiempo histórico. Y otra zoona de confort alienable perteneciente a la personalidad; se llama psiquis humana. Ambas son conquistas culturales en constante evolución y aprendizaje. El confort no es, ni ha sido nunca estático e inmutable. Situarse fuera de la zoona de confort, no es una elección disponible racional, antes responde a un estado de shock y de anomia. Los valores están contenidos en la zoona de confort.

A LA BÚSQUEDA DE LA ZOONA DE CONFORT

Pareciera ser, en sus rasgos, el mensaje recurrente primario de la humanidad en su evolución. Y posiblemente su seña de principal identidad, más allá de su superioridad como animal racional. Para Sigmund Freud, “el estado natural del hombre es la neurosis”. No voy a profundizar sobre el enunciado en  sí, qué me parce fabuloso, además deja un rico margen para la especulación científica sobre el origen de tal “malestar en la cultura” Como dije antes: “Pocas ataduras tiene la imaginación para discurrir y adaptar el discurso al concepto, o el concepto al discurso”

Las obras del hombre son representaciones arquetípicas ideales de la búsqueda de LA ZOONA DE CONFORT. La neurosis, o parte de ella al menos, a mi entender como antropólogo y etólogo, es el conflicto del hombre en la búsqueda de la zoona de confort. La naturaleza se presenta como caos, como obstáculo para alcanzar dicha zoona. La naturaleza para el hombre, a diferencia de otras especies, no es armonía, de ahí su empeño evolutivo para salir de ella, y ordenarla como ¡Zoona de confort.

La neurosis antes es más una guía para alcanzar los fines que un problema. Si la neurosis constituyera un problema, u obstáculo para la evolución, este ya se hubiese resulto. Su persistencia como “malestar en la cultura” es un indicador de actividad universal en la búsqueda atávica de ‘la ZOOna de confort’. Para S. Freud, las normas y los valores culturales, frenan o reprimen el instinto de Eros. (La zoona originaria de confort)

¿Está la humanidad más cerca que nunca de alcanzar la zoona de confort ORIGINAL? ¿Está cambiando el concepto de identidad humana? La respuesta bien la podemos hallar en la sociedad hiperconectada. Abundante en ejemplos experimentales de zonas de confort.

Si pudiésemos salir de nuestra zona social y mental de confort, como hipótesis, sería un escenario gobernado por los instintos. Una especie de estado de neurosis demencial, anárquica. La zona de confort es una conquista de la cultura, especie de contrato social de Jean-Jacques Rousseau. Para la lógica dialéctica de Hegel, la síntesis vendría a ser la zona de confort. Para Hegel, A, que no es ni +A ni –A,  y por lo mismo es +A  y –A, ambas están contenidas, según la lógica de Hegel, en forma de síntesis en A; por lo tanto A, estaría fuera de la zona de antagonismo. Nueva realidad nueva síntesis, nueva zona de confort. (Pocas ataduras tiene la imaginación…)

La zoona de confort Selfie

Hasta aquí quería llegar, para poder espaciarme a mi gusto, pero desgraciadamente para disgusto de otros, y de muchos. Las Zonas de Confort, son como los caracoles para los cangrejos ermitaños (crustáceos decápodos). Ellos crecen pero la zona de confort no. Se ven abocados a buscar en su entorno otras conchas más grandes de confort, seguras y confortables. La relación interespecífica de lo real y lo virtual posibilita un nuevo antagonismo y una nueva síntesis específica, lo virtual como nueva realidad, y nueva zona de confort. Un ser humano habrá hallado en su ciclo de vida tantas zonas de confort como haya buscado y conquistado. ¡Lo llamamos, progreso humano!.  (Invención)

Ahí donde nosotros vemos un simple teléfono móvil inteligente, ‘el nativo Selfie’, ve una zona de confort, y una oportunidad de manejo o control de su entorno digital. También de su humanidad virtual en búsqueda de la zona de confort ideal. Las cualidad intrínseca al nativo digital, no siempre encuentran en lo virtual su zona ideal de confort. No por ser parte de una generación se heredan sus cualidades y apetencias. Todo cambio social configura una modalidad de mudanza, a una zona de confort mejorada. ¡El motor de la historia es la búsqueda de la zona de confort! (Pocas ataduras tiene la imaginación…)

La humanidad como avatar en transición,  ha encontrado en la sociedad hiperconectada su nueva personalidad, su nuevo constructo; la realidad virtual como nueva Zoona de confort. Nadie abandona su zona de confort, ni tan siquiera los enajenados, si no está disponible la siguiente zona de confort. (La siguiente concha de caracol del ermitaño…)

La social media y las redes sociales, así como los entornos digitales, configuran formas ideales inéditas de zonas de confort. Diluidas las fronteras y restricciones, el éxodo no ha hecho más que empezar. Más que un éxodo, es una estampida hacia la nueva zoona de confort. Las inhibiciones personales, entendidas como manifestaciones o eclosiones emocionales; son un reflejo de la nueva síntesis de la humanidad virtual. La resistencia al cambio es una expresión dinámica de la evolución. La selección natural obliga, si, o sí, a entrar en una nueva versión mejorada de la zoona de confort. (The confort ZOONE)

Ahí donde usted ve posiblemente un teléfono móvil, ‘el nativo Selfie’, ve una oportunidad y un control de su entorno digital y su humanidad virtual. Es una cualidad intrínseca al nativo digital. Un Smartphone posee todas y cada una de las cualidades inteligentes atribuidas a los espejos mágicos, deseados durante siglos por la humanidad. Ellos, ya están y conviven con nosotros. En palabras de La psicólogo y sociólogo del MIT, Sherry Turkle, diría: Ellos duermen con nosotros. Nos confesamos en FaceBook, Wasapp, en Snapchat, y pedimos que valoren nuestro mejor ‘Selfie’ de ello depende nuestra autoestima. Cada Selfie, que hacemos, necesita superar el anterior. Para la doctora Sherry Turkle sería un sin vivir.

El espejo mágico de hadas de Blancanieves está presente en los espejos de agua, y en todas las protoculturas conocida por la humanidad, en sus mitos y leyendas. Y ahora en los teléfonos inteligentes móviles.  Sus virtudes han evolucionado y se ha democratizado, como zoonas de confort. En realidad son parte manifiesta de una misma zoona de confort con sus manifestaciones singulares y aparentes. Por ahora la zoona de confort virtual muestra sus cualidades intrínsecas. Preparan y allanan el camino de éxodo.

Lo virtual potencia nuestra identidad; la esencia de lo que significa ser tú. Ante tal seducción no es extraño pensar en las promesas y beneficios que ofrece la nueva zoona de confort, y a un ritmo asombroso.

Sólo se sale de la zoona de confort, por la fuerza de una oferta de confort superior al status quo dominante. Nada ni nadie puede quedar fuera de la zoona, si no está disponible la próxima zoona de confort. Y se construye como proceso dialectico desde dentro, desde el espacio reconocible, como dimensión del ZOO del hombre. Del griego zωο (zoo: “animal”)

No se le puede aislar al hombre del ZOO animal, no importa la distancia que separe al hombre de la tierra, tampoco el tiempo. Sus lazos con la Zoona de confort (The confort ZOOne) seguirán siendo tan fuertes como la máquinas de supervivencia en su diseño hayan programado. La Zoona de confort es una extensión del ser humano, en lo físico y en lo virtual.  Abandonar La ZOOna de Confort, no está disponible! Puede ser una opción no viable.

La granja de los Genes


La granja de los genes
Hagamos memoria, pensemos en los prolegómenos al hombre conectado y su desiderátum. A finales de los ’60, el ideal de la sociedad de consumo era el hombre impresionado. La Psicología conductista (behaviorista) y las ciencias sociales estuvieron al servicio del Marketing. El mercado era la sociedad opulenta, y su éxito como modelo dependía de la expansión del consumo. El modelo de vida opulenta americana generaba progreso industrial. Las técnicas de ingeniería del comportamiento progresaban paralelas a las necesidades del Marketing, y no al contrario.

El intento por “enchufar” a la sociedad a la máquina analógica unidireccional y unívoca, la tv, ha sido un ideal. Las Google Glass, son un paso más en la misma dirección del marketing definitivo. La diferencia está en la superación del hombre ‘Enchufado vs. Conectado’. Del hombre pasmado al servicio del consumo. Al hombre virtual empoderado al servicio de la social media, productor y consumidor en un mismo avatar.

Podemos en teoría remontarnos a los tiempos de los pueblos primitivos y ágrafos. Encontrar analogías caprichosas a los orígenes del hombre conectado. Y todas ellas validas, si las confrontamos con las teorías biológicas de la máquina de supervivencia, los genes, del evolucionista y etólogo, Richard Dawkins. Podemos entender la fenomenología de lo suprabiológico en la evolución humana, si aceptamos las arriesgadas hipótesis sobre nuestra conducta biológica.

Los intentos de la máquina de supervivencia, los genes, son “los responsables” del diseño evolutivo del hombre conectado. La tecnología y su entorno cultural han sido intentos fallidos y reiterados por conectar al hombre, en términos de superconciencia virtual programada. Su misión: encontrar un medio externo replicante parecido al lenguaje humano, pero con existencia fuera del cuerpo, útil a la granja de los genes, ‘El planeta tierra’. Tal prodigiosa hazaña, ha sido un hito para los anales de la actual evolución humana. Lo virtual es el salto cualitativo y cuantitativo del diseño de la máquina de supervivencia, ‘los genes’, por sobrevivir fuera del cuerpo humano en un medio virtual. ¡Sin la menor duda!

Quizás la social media y las redes sociales son una reiteración de una idea anidada en los orígenes biológicos de la sociedad conectada, o parte del diseño continuado de la evolución. De ahí su éxito y su expansión, como fue en su tiempo la evolución y desarrollo del lenguaje en los homínidos. Parafraseando al comunicólogo Marshall McLuhan. Podemos decir qué, las redes sociales, y la social media son extensiones racionales del ser humano. Hemos entrado en un proceso irreversible de reseteo de la humanidad. La alta conductividad que ofrecen las redes sociales y la social media, posibilitan una nueva dimensión del hombre inédita, para las ciencias, el marketing y el consumo.

La social media y las redes sociales resulta ser un trauma para Las personas alfabetizadas en el modelo analógico funcional del consumo, y la programación del ‘one way’ del marketing. La sociedad en modo pasmado, atónita a los mensajes unidireccionales de los rayos catódicos de la tv. Yo la llamaría “la infancia infeliz” de los medios de comunicación de masas del Siglo XX. Estuvimos atrapados pero no vencidos. No quiero convertir esto en una lucha retorica e ideológica sobre bien y el mal. Antes es una reflexión sobre la lo suprabiológico en ciernes, en este nuevo avatar de la humanidad.

“…Los replicantes ya no van salpicados libremente por el mar; están empaquetados en enormes colonias, los cuerpos individuales… (Richard Dawkins)” Resulta paradójico, pero no menos cierto, que el salto evolutivo de los genes del mar al individuo, no ha terminado. La máquina de supervivencia ‘los genes’ ha iniciado otro proceso de anidación o colonización, sin renunciar al individuo como trasporte. Lo virtual posibilita una nueva colonización global en persecución de sus fines, el diseño inteligible y hasta ahora imprevisible. El avatar individual de los seres virtuales, es una granja de genes, y una nueva colonización para el replicante inmortal.

Obligados a seguir el guion de los genes, pero esta vez, con el privilegio excepcional de ser testigos consientes, y relatores del nuevo paradigma de la evolución de la granja de los genes. “…Para el profesor de filosofía, Rodolfo Gaeta. Cualquier cambio que se quiera destacar, aunque se trate del formato de un asiento de bicicleta, se presenta como “un cambio de paradigma”. El tema merece algunas reflexiones…”

 

“La Sociedad Pasmada” (*)


social network

¡El porvenir está en los huevos!
Es el título de una obra teatro del absurdo del dramaturgo Eugène Ionesco. Pienso que no me vendría mal para describir algunos episodios surrealistas de esta vorágine de cambios extremos. Les quiero hablar de algo tan real como lo virtual lo es hoy sin lugar a dudas. Les hablo del “porvenir de las herramientas de análisis de las redes sociales” el nuevo ¡Boom! de la sociedad hiperconectada. El negocio del análisis y el diagnostico de las redes sociales crece, pero no evoluciona en el sentido esperado de las expectativas y exigencias creadas.

El mercado espera mucho más de las herramientas estadísticas, espera teoría de Diagnóstico vs. Análisis de datos. Está bien la minería de datos, pero siguen siendo datos, que pueden decir muchas cosas, y cruzarse con muchas otras. Pero sin la herramienta adecúala, la información es hipervitaminosis.  La herramienta definitiva debe ser capaz de interactuar con el lenguaje humano, mucho más rápido y flexible. Capaz de infligir, de explicar, e interpretar el significado de los datos obtenidos de la conversación horizontal.

La demanda de herramientas de análisis es la nueva margarita a deshojar de la sociedad hiperconectada. “¡Sirve!, ¡No me sirve!, ¡Sirve!, ¡No me sirve!”… Hasta hoy, no conozco ninguna herramienta de análisis, útil a los fines de la demanda del marketing digital, y de la complejidad del fenómeno cultural y tecnológico.  Una cosa es el acomodo a la cuchara de palo, y otra las exigencias derivadas de la escases. ¡Quizás nos ha vencido la costumbre! Derivada de “la sociedad pasmada”.

Quien diga que la información disponible sobre las redes sociales es mínimamente optima; desconoce, e ignora que debe saber sobre los seres conectados, su razón y su humanidad virtual y su estado de conciencia. Desconoce e ignora la fenomenología de un ser empoderado, complejo y activado.

Atrás han quedado las herramientas gratuitas Google de análisis Web. Si la Web ha muerto, tendremos otra deshuesadora de herramientas inservibles. La conversación horizontal se presenta como hecho inalienable e ininteligible  a las propuestas actuales de análisis de redes. El algoritmo colibrí de google (Hummingbird algorithm) no entiende la conversación humana, a lo sumo propone en términos probabilísticos, lo que usted quiso decir. Aprende de otras búsquedas semejantes o parecidas. En realidad es una conversación muda y sorda. Quizás es mejor a todo lo que teníamos antes de la aparición de este algoritmo.

Matar moscas a cañonazos y presumir de a ver dado en la diana, se nos da bien. Hace tiempo que es el método apriorístico por excelencia del marketing invasivo digital (the day “D”) acertar y adivinar en entornos digitales son sinónimos de una misma actividad. A nuestro target se le llega drásticamente por efecto de la onda expansiva. El método es barato pero efectivo.

Se analiza a la sociedad hiperconectada con herramientas importadas de la sociedad vertical desaforada, intrínseca o propia del viejo avatar de la sociedad pasmada. Una sociedad aturdida por los medios de comunicación herméticos misteriosos, una sociedad pasiva, convertida en simple audiencia y/o espectador silencioso. No hemos querido entender que los objetos estudiados ya no están ahí, que no volverán a estar ahí. Tal adscripción y lealtad, le está costando al marketing prestigio y credibilidad profesional. Que las tipologías del consumidor pasmado, no son representativas ni útiles en la actualidad. Que no estamos ante simples cabios del consumidor o estadios temporales modales. Hay que aceptar que ha dejado de existir, el objeto, como sociedad pasmada. Los viejos avatares se alejan, productos del Big Bang en el seno de la sociedad pasmada. Los entornos digitales apenas representan los rastros de la vieja sociedad explosionada por la acción virtual.

El Análisis de redes sociales converge en la ambigüedad de los nodos y se pierde en los enlaces y flujos. Su utilidad marginal, matemática y mecánica, arrastra a las ciencias sociales en sus misterios especulativos. Tratan más de adivinar lo que pasa, que lo que dicen ellas. Por lo tanto, nos perdemos en la masa y en los números. Fueron útiles como descripción espacial de un fenómeno, pero sin marcos teóricos de referencia científica. Lo mismo sucede con el  algoritmo colibrí de Google, en realidad el buscador tratará de saber las intenciones del usuario “user intent”. Basado en una mejora de la comprensión de frases y oraciones. Lo que hace es  tratar de interpretar en su búsqueda: el cómo, el porqué, y el dónde o cuándo, tratando de saber la intención del usuario. Esta y otras combinaciones van a permitir al hegemónico buscador Google tratar de conocer la lógica y posibles cadenas de búsqueda complejas y largas, long-tail. De ahí que se diga que se “parezca” al lenguaje humano.

Ninguna herramienta de análisis y diagnóstico en la actualidad está homologada, por decir algo, a los cambios dictados por la sociedad hiperconectada. La demanda de herramientas  de análisis de nueva generación, será el nuevo boom tecnológico en arribar al mundo de los negocios tecnológicos, y al NASDAQ. Se impone la necesidad de un nuevo paradigma en el conocimiento, y en los métodos de Análisis de redes sociales.

Tribalidad digital vs. Nativo digital.

Todos estamos familiarizados con la nomenclatura o terminología digital de nueva generación, producto de la sociedad hiperconectada. El concepto de ‘Nativo Digital’ u homo sapiens digital de Marc Prensky. Es con toda probabilidad un término popular y de libre circulación e interpretación. Podríamos decir positivamente que goza de estatus de vulgaridad estándar.

Se puede ser un nativo digital (nacido después de los ‘80) y adolecer de sus cualidades intrínsecas e innatas, operativas. Para el marketing digital seria vital conocer cuando un ser nativo es OFF o es ON. SI aceptamos al nativo digital como categoría, entonces opongámosle una nueva categoría que surge como oposición necesaria. “La Tribalidad digital” entendida como sociabilidad digital, la habilidad de conversar horizontalmente independientemente de su virulidad. Y la capacidad de hacer amigos y seguidores (Followers) distribuir y compartir; tener vida y personalidad virtual real.

Sin un conocimiento fenomenológico de estos dos arquetipos, o representaciones sociales inéditas para las ciencias sociales y del comportamiento. Estaremos estudiando o analizando a seres inexistentes, o con toda probabilidad a seres evolucionados inteligibles a las técnicas del marketing basado en la sociedad pasmada. El porvenir no estará en los huevos, pero sí, con toda seguridad en el Análisis de las redes sociales y su conversaciones.

( * )   No le sirve a los efectos de este blog, el concepto clásico de ‘sociedad pasiva’. Adolece del contenido necesario descriptivo del aducido. Una sociedad sólo puede ser aducida si es pasiva. Pero el concepto en sí, no habla de los síntomas de la sociedad, expuesta a los medios de comunicación tradicionales. Cuando mucho ofrece el símil de estado catatónico terminal.

El estado de sociedad pasiva, es un estado postraumático, producto y consecuencia de estar expuesta la sociedad al vórtice de los medios de comunicación de masas durante décadas. La Sociedad Pasmada ofrece un concepto más amplio a la sociología. Habla de síntomas, antes que de las consecuencias, de interacción emocional, de frustraciones y de enajenación del instinto primario animal.

La interacción humana debe ser entendida como base biológica de nuestra conducta. La realidad analógica no permitía la continuidad evolutiva que significo el desarrollo del lenguaje. La sociedad habría entrado en un estado de “standby” inútil para la programación de la máquina de supervivencia, el hombre. La conversación horizontal ha devuelto a los homínidos nuevamente a la senda de la evolución. El homínido extrañado de su condición, nunca se sintió pasivo ante la hegemonía analógica. Antes se sintió impresionado, aturdido, vacilante, pasmado.
…/…

Google+, en la búsqueda del hilo rojo.


Google+ hangouts

La vetusta reliquia del consumidor personalizado, customizado  (Custom consumer) es una sombra alargada que persigue a los responsables del marketing de la era de los elefantes blancos, cegados por los éxitos basados en el azar y en las oportunidades ilimitadas de la última década. Pero,  porque siempre cabe un pero de reflexión. Los hechos y los caprichosos ‘dados’  empiezan a fallar. Se puede tirar una moneda al aire, y que esta caiga de pie; pero no siempre será así. ¡Fue así!

La política basada en la improvisación como modelo de negocio, ya no encuentra resultados. Dio para muchos titulares en blanco y negro, y muchos Best Seller. Sus leyes han dejado de funcionar, y en el peor de los casos, contradicen la  realidad. No encuentran el animal domesticado habitual (Custom consumer) que tapizaba las praderas. ¡No quedan Búfalos!. Y lo peor es que no tienen plan “B”, contra la incertidumbre y el cambio de costumbres de los viejos y pasivos ‘consumidores tuneados’ hasta hace poco, muy poco. El consumidor de nueva generación ha entrado en (fase Off). Las señales son muchas pero los interpretes pocos.

Por qué Google no consigue explicar, o más bien, comunicar el funcionamiento de su última aplicación para su red social Google plus. Los Hangouts son una compleja y exhaustiva aplicación multiplataforma de mensajería instantánea única, ambiciosa y extraordinaria. Sin dudada alguna la mejor de esta década…

Posiblemente Google+ haya roto la primera de todas las regla del mercado, “no agobiar”. Al nuevo ‘consumidor virtual’ no se le pide comprensión, ni compromiso, sólo participación activa y productiva. Cuando compras un carro, y sin previo aviso el fabricante te lo tunea  convirtiéndolo en un Ferrari. Ambos tienen un problema. El fabricante por violentar el servicio y la confianza. Y el usuario con un producto desconocido, no deseado y complejo, desmesurado, fuera de sus expectativas y necesidades reales… ¡Ups!  Hay amores que matan…

Tensionar en la sociedad conectada, es cada vez es más difícil. Hacer pensar que el control no es tuyo, es costoso para la estabilidad y éxito de una red. La apuesta es por bits de calidad horizontal y viral, o por cantidad de bits amasados en fase Off. Las evidencias de los éxitos de ayer, no constituyen una fórmula infalible para los retos de hoy. Los cambios son cada vez más cortos y paradigmáticos…  El estado de conciencia alcanzado de los seres digitales sobre sus derechos consuetudinarios, con el uso gratuito y la participación; son señales inequívocas del cambio. Los prosumidores digitales hacen imposible y agotan el ejercicio vertical y autista de los proveedores de servicios gratuitos, acostumbrados a prácticas de mercadotecnia basadas en los consumidores en fase off. (Consumidor tuneado)…

El ´hangouts’ es una aplicación multiplataforma de mensajería instantánea desarrollada por Google Inc. Se desarrolló para sustituir los servicios Google Talk, Google+ Messenger y Google+ Hangouts, unificando todos estos servicios en una única mega aplicación. Obnubilando a los fieles usuarios con una sorprendente navajita suiza, de complejo manejo. Cuándo el atractivo se pierde por efecto del cambio, no hay retorno posible. El cambio se traduce en desagradable sorpresa. Los nativos digitales no soportan ser ‘Ese oscuros objetos de deseo’ y disputa mercantil. La táctica miserable del palo con la zanahoria. El trasiego de consumidores como botín de la guerra por el mercado…

La tan manida usabilidad web, está basado en la prehistoria de la web. Y en las leyendas urbanas; especie de ‘las siete puertas de Tebas’… En su paralelismo con el mundo real, está siempre ha perdido su eficacia… ¡La era de los Botones¡ La web fue convertida en un objeto ergonómico. Era un discurso emocionado, emotivo, el “Trending topic del momento” la oración del neófito (un proceso de conversión)… Una simbiosis entre el programador y el diseñador, pocas veces refutada. La improvisación y las buenas intenciones eran los motores de esta historia.  Asombraba tanto como vendía libros llenos de lugares de lógica y sentido común. No había espacio para el crecimiento y complejidad y horizontalidad de la web, o la disidencia; todo era reduccionismo en busca de aplausos.

Tampoco había espacio para la nueva sociedad de prosumidores… La web estaba encorsetada.  La web concebida y pensada como un carrito utilitario, que al igual que las cajas de fósforos vintage, estás nunca iba a cambiar… ¡Reglas fijas a la evolución! El sentido común es el aceite donde todos resbalamos con placer y nos regodeamos de sapienza.

El concepto en sí, de los “hangouts” es maravillosamente extraordinario e ilimitado para cualquier modelo de negocio horizontal, su solo diseño evoca revolución, nuevos paradigmas para la sociedad conectada. ¡Futuro!. Huele a futuro…

Los nativos digitales. ¿Más cerca de la teoría del hilo rojo que la teoría de los seis grados? La teoría de los seis grados, en la práctica, es la simple probabilidad de establecer un contacto. ‘Carece de empatía y de los motores históricos de la sociedad conectada.’ The enchantment factor and the likeability factor. Necesarios, bien para el sostenimiento de los hangouts, o bien para su explotación mercantil.

“…El concepto de la teoría de los seis grados, está basado en la idea de que el número de conocidos crece exponencialmente con el número de enlaces en la cadena, y sólo un pequeño número de enlaces son necesarios para que el conjunto de conocidos se convierta en la población humana entera.” (Wikipedia) Hasta ahora, que escribo este post, ha sido y es un objeto de esos raros e inservibles…

Los profesionales del marketing encuentran en esta idea fascinante, no tan descabellada, la piedra filosofal del marketing horizontal. El sueño alquimista de convertir el plomo en oro…  La teoría del hilo rojo, es una de esas paleo-ideas arriesgadas; no es una teoría matemática, pero si descriptiva de la alta probabilidad de encontrar personas compatibles y nativas a nuestros intereses…

Un espacio hangouts, estaría más cerca del fenómeno del hilo rojo y la superconciencia binaria… Quizás sea un espacio con muchos ovillos rojos con extremos compatibles…  La búsqueda del otro estreno del hilo, no ha hecho nada más que empezar… El gran desiderátum es facilitar herramientas para encontrar el otro extremo de nuestro hilo rojo… ¡Es la tarea de las tareas por emprender!

Siempre la humanidad ha estado abierta a la búsqueda de nuevos círculos sociales en expansión, idílicos y compatibles con la tribu. (Humanización) El credo, la consigna es la búsqueda de congéneres al otro lado de las neuronas espejo. En la religión, en la leyenda, en la política y en el marketing…

Según la Wikipedia: “El Hilo Rojo es una leyenda anónima de origen japonés, que cuenta que entre dos o más personas que están destinadas a tener un lazo afectivo existe un «hilo rojo», que viene con ellas desde su nacimiento. El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas”

Entre la ciencia y el espíritu cohabita el arte, factores en equilibrio de esta historia, de la sociedad conectada y del homo desangelado. El consumidor ideal, especie de “Il bambino di oro” de la sociedad vertical era feliz paciendo en sus verdes prados. El mercado estaba diseñado para pensar por él y por los consumidores convertidos en audiencias, rebaños pastoreados en busca de ser marcados. El libre albedrio estaba limitado a un espacio tan pequeño o tan grande como la distancia que separa el sofá de la televisión. ¡El gobierno vertical!. ¡La caja boba resulto no ser tan boba!

El problema no son los huevos, sino quien los pone… No, no es un aforismo urbano, tampoco el título de una obra de teatro de Eugene Ionesco. Mucho menos las fiebres de un tórrido verano de William Shakespeare. Los problemas de consolidación de Google+ y su rentabilidad derivan de una interpretación rígida del mercado en abierta competencia  vertical. El síndrome del elefante blanco, deja su impronta. El usuario concebido como recurso ilimitado y maleable (Transformers games). Los hindúes sabían lo costoso que era mantener un elefante blanco, pero mucho más costoso y ruin es mantener un zoo de ellos y alimentarlos… Las estrategias vintage de los responsables del marketing de Google+  son inocuas para la sociedad conectada, vacunada contra las guerras por el mercado.

Cundo tienes que explicar un chiste, y además reforzarlo con manuales multimedia, y alambicadas formulas y tácticas basadas en charlas y conferencias multitudinarias y mediáticas. Recuerdan a las azafatas en los puntos de venta, y las catas gratis de degustación del producto en los supermercados… ¡Rancio!  Realmente muy rancio. ¡Vintage!.

Hemos pasado de la conciencia de los valores entronizados, A hablar de la conciencia de los valores anidados y virtuales. Los mecanismos parecieran ser los mismos. Los valores anidados responden a un nuevo paradigma para las ciencias sociales y del conocimiento. “El mudo material determina la conciencia social de los individuos”. Y el mundo virtual determina la conciencia horizontal o superconciencia de los valores anidados, no reprogramados por el mundo vertical. La conciencia ya no graba valores en si, solo anida valores distribuidos horizontalmente por los nuevos prosumidores de bits enriquecidos en fase ON.  Estos mecanismos son la clave del nuevo marketing en entornos virtuales […]

Espero que Google+ y lo digo como su fans;  acepte que el cine silente ha muerto. Matar primero y averiguar después, funciono durante un tiempo para las empresas NASDAQ. Pensemos que algo está cambiando y se mueve horizontalmente en el mundo. La sociedad conectada no ha hecho más que empezar su búsqueda de su destino, quizás su hilo rojo… Los periodos de cambio son cada vez más cortos, piensa en plazos cortos y acertaras…

Google  marketing