Bumper (La edad adulta de la publicidad)


“Bumper es el nuevo ‘formato de publicidad’ en Youtube: un anuncio de seis segundos que no se puede saltar (skip Ad)” En realidad el ‘Bumper’ no es un ‘mensaje publicitario’, ni es el resumen de algo, ni la síntesis de algo, tampoco el recuerdo de algo, sino, el ADN de algo, quizás mucho más complejo que un simple resumen o ‘abstract’ de un spot publicitario. Tampoco lo definamos como evolución sinóptica de la publicidad, o las partes importantes de un todo.

Sin duda alguna que el Bumper representa la edad adulta de la publicidad, el mesías. El Bumper no tiene ningún valor publicitario en términos de campaña, a menos que esté precedido por una experiencia audiovisual ya existente, minimizando la reiteración y el impacto en la experiencia audiovisual de los espectadores.

El Bumper viene a ser una muestra ‘creativa de ADN’ capaz de regenerar la experiencia vivida de un mensaje publicitario anterior al Bumper; sería como la activación de la notoriedad de marca. «El poder del Bumper está en su capacidad de regenerar en el espectador el ‘meme’ la unidad teórica de información cultural mínima transmisible de un mensaje publicitario a un individuo, y de este a otro.» Podíamos llamarlo teoría publicitaria del núcleo.

Digamos que es la parte genética de la publicidad no manifiesta de un Spot, pero subyacente a él; su descubrimiento y explotación es parte de la evolución del mercado. El ‘meme’ es parte de las teorías sobre la difusión cultural de Richard Dawkins El gen egoísta (The Selfish Gene). En pocas palabras, el hombre de la sociedad del mercado al igual que los genes, está construido de memes inteligentes replicantes, capaces de “aprender y desaprender” de forma guiada satisfactoria y egoísta, es el estadio superior de la psiquis. La publicidad como huésped, es una parte proporcional ya satisfecha de una necesidad egoísta latente en el anfitrión. Si la necesidad (mensaje) ya existe en la psiquis del consumidor, cualquier muestra creativa de ADN del núcleo, es capaz de reproducir con éxito el mensaje final. Eso es el Bumpe, un factor replicante.

He sido en el pasado muy crítico con el modelo de negocio de Youtube con respecto a los beneficios y la rentabilidad del medio, a pesar de ser esta plataforma el mejor invento después de la imprenta para la difusión de cultura popular y empresarial para la difusión de marca, imagen e ideas. Por mucho tiempo se pensó que todo debería cambiar en el medio, y nada en el concepto y la técnica publicitaria ‘la adaptabilidad al medio’. Todos hemos padecido el síndrome de ¿Cómo meter un barco en una botella de cristal? Youtube fue la botella y la publicidad el barco; y fue así durante mucho tiempo hasta día de hoy… Con la llegada de ‘Bumper’ la botella volvió a su naturaleza real, y el barco a la suya, el Mar, la tercera vía. En términos Weberianos podemos decir que estamos en el periodo del «desencantamiento del mundo» pero del mundo de la publicidad y el mercado.

La sociedad hiperconectada y ciberorganizada es la madre de la “sociedad del individualismo feroz” de Alain Tuouraine en su impecable descripción de la economía y la sociedad global. La sociedad actual huye de la publicidad vertical como de la muerte negra medieval, entendida como intrusiva violenta, uniforme y kafkiana. No existe nada que la publicidad vertical pueda hacer para conciliar a los indignados fugitivos de la publicidad vertical, la pandemia. El consumidor empoderado es un ser evolucionado del conformismo estático del shar. Hace tiempo que los ‘seres digitales’ enterraron en una playa de california, las audiencias estadísticas y a los  espectadores pasivos, dando paso al prosumidor (Prosumer) el productor y  editor empoderado, consumidor independiente e informado, sobre todo encabronado. Atrás han quedado los ‘análisis demográficos’ del espectador sentado en el sofá frente al televisor.

Es un nuevo concepto antitético de cultura de masas, diferente al de “hombre-masa” de Ortega y Gasset. El “Hombre-líquido” de la modernidad líquida de Zygmunt Bauma, está formada por seres informados que todo lo cuestionan, que no tiene nada que ver con el pensamiento crítico filosófico. Los modelos y estructuras sociales ya no perduran lo suficiente como para enraizarse y gobernar las costumbres de los ciudadanos, los lazos se diluyen, en la misma proporción que la globalización se expande.

Youtube ha encontrado el modelo de negocio rentable, no sé si el ideal, pero sí el de la publicidad digerible, amable, inteligente, militante y activista: formato Bumper. La sociedad horizontal y líquida acepta este formato como propio, como conquista y vacuna. Pocas cosas sobreviven a un mundo posdiluviano de la expansión tecnología socializada e inteligente, y los medios líquidos y el Smartphone.

“El planeta del Smartphone es ya una realidad, son más los teléfonos inteligentes que personas ocupando el planeta azul. A mi entender, pocas cosas han modificado nuestra forma de pensar y relacionarnos con el mundo material y de las ideas, que el desarrollo del lenguaje, la imprenta, y el Smartphone; el ocaso de las élites. Nada antes había modificado el curso de la evolución del hombre de forma más radical. Tres estadios revolucionarios, tres avatares, tres configuraciones, que modificaron el destino del hombre actual y la humanidad. El Gurú de la comunicación ‘Marshall McLuhan’ hablaba de la evolución de los «medios fríos y calientes» como responsables modificadores de nuestra conducta. Habría que agregarle a las viejas observaciones los (medios líquidos) la comunicación libre y horizontal e inteligente” (https://manuelponte.com/?s=smartphone)

“que algo significa algo para alguien” eso ya es comunicación semiótica. La publicidad no puede abstraerse de este principio, de este meme replicante, descubrir su existencia y aplicarla es hacer publicidad. Describir su sistema de comunicación, ya es otro campo que pertenece a la semiología, no a la semiótica. “Que algo significa algo para alguien” Esta en todo proceso evolutivo y socio-cultural, cuyos estadios son los mismos de la evolución de los signos: “Fecundidad, longevidad y replicación” Sin estos estadios los signos, no tienen continuidad, historicidad, veracidad fáctica.

El proceso de secularización que ha sufrido la publicidad en Youtube en 2017 ha sido brutal, sobre todo los spots (mensajes publicitarios) auténticos peajes de acceso a la información, especie de taquilla del Pleistoceno audiovisual del siglo XX. El cambio ha sido In extremis, sin intermediación ni proceso adaptativo. La publicidad (el publicista) trató de buscar formulas creativas y virales de “supervivencia al medio” pero olvido que “el medio es el mensaje”. La publicidad incrustada en los vídeos mediante el ‘forced’, representaba un naufrago agónico aferrado a una tabla. Era una evidencia más de la agonía compartida, entre el medio y la publicidad.

Necesitados el uno al otro, eran arrastrados al fondo. Con las nuevas tecnologías el que tiene el medio y seguidores (Followers) tiene el dinero, no necesita la publicidad. La formula de negocio en apariencia es la misma de siempre, pero no en ese orden de prelación de sus elementos. La Formula Vertical: Dinero + Medios + Publicidad = Dinero, ¡ha muerto!. Con la introducción en la ecuación de nuevos actores y/o elementos: ‘followers’ y ‘influences’ surge la Formula inédita horizontal de negocio: Medios + Followers + influence = Dinero. Hoy día cualquiera puede crear un medio de comunicación social online, low cost. No se necesitan inyecciones previas de capital, sólo tener followers e influences, el auténtico capital inicial, el dinero viene sólo, quien tiene ‘follower’ tiene el poder, la ecuación del éxito. Se cumple una vez más las 95 Tesis del Manifiesto Cluetrain. “los mercados son conversaciones”.

El mensaje del “homo del pleistoceno” sigue siendo hoy el mismo, que se escucha en la radio, se ve en televisión, o se lee en un diario, el mensaje no ha cambiado, lo que ha cambiado es el mundo analógico de las audiencias pasivas, en beneficio del mensaje enriquecido y empoderado por los follower en conversación horizontal, y los influence, “El medio es la conversación”. No hay que ser un teórico de los medios de comunicación como «McLuhan» para dar cuenta de ello.  Ya no hay medios, fríos, ni calientes, sólo líquidos e inteligentes.

Para el conjunto de los Bumper, o conjunto de memes se dan las características propias de todo proceso evolutivo: fecundidad (algunas ideas son especialmente efectivas), longevidad (persisten durante mucho tiempo) y sobre todo fidelidad en la replicación (conservadurismo tradicional). El Bumper, es la edad adulta de la publicidad evolucionada de la sociedad líquida.

“Quién haya leído la novela El agente secreto” de Joseph Conrad, 1907 y cuyo argumento principal gira en torno a un anarquista que planea atentar contra el Real Observatorio de Greenwichde con una bomba, para detener el tiempo, símbolo del capitalismo. También en el siglo XVIII los anarquistas (socialistas utópicos) pretendían ingenuamente detener la revolución industrial, apedreando los relojes de las grandes catedrales e industrias… Hoy día, el símbolo del progreso no el tiempo, es la publicidad y el consumo; los viejos enemigos literales de los globalifóbicos… Nunca antes en la historia de la humanidad se había consumido más que hoy, y menos que mañana, y por menos «La rebelión inútil / Manuel Eduardo Ponte».”

Anuncios

Animal inacabado


Animal inacabado

Humano Inacabado

No es mío el descubrimiento del «animal inacabado» tampoco el concepto en sí, pertenece a Theodore Roszak, sociólogo icono de los ´70. Así como otro maravilloso concepto cuasi-mágico, como el de «contracultura». Pero el concepto de ‘animal inacabado’ me subyugo, me domino hasta el punto de querer hacerlo mío, parte de mi jerga científica. Nunca antes un concepto se había presentado ante mí como necesario. Hay cosas que descubrimos pero ya estaban inventadas. Especie de eslabones perdidos que te permiten sintetizar ideas, que por sí solas estarían dispersas, inconexas.

Encuentra un simple palo torcido, y de repente se convierte en otra cosa, por ejemplo, en un «Boomerang» eso suele pasar, en realidad cuando sucede, te transforma en un investigador, y ya no dejas de observarlo todo. Sucede muy a menudo en las ciencias sociales, encontramos cosas y conceptos creados por otros con una utilidad muy específica, y carga emocional, a veces ambigua, a veces marginal. Hasta que alguien descubre la genialidad del concepto, su riqueza, y la convierte en una categoría exhaustiva, que logra unir y explicar ideas inconexas, en un cuerpo teórico e histórico.

‘El Animal inacabado’ es el humano inacabado, el sujeto histórico inacabado en todas las ciencias del hombre. Ninguna ciencia, ni la filosofía, ni la historia, explican al hombre como animal acabado. Explican la evolución y el árbol genealógico de los homínidos; otros la evolución en términos de progreso material y socio cultural, como la historia y la antropología. Sin intención de invalidar la tesis del eslabón perdido, que explique el origen del hombre, especie de teoría del: «Big Bang» Habrá que plantearse, si la evolución se ha detenido, o si nuestra especie es la única inacabada.

Para el zoólogo y etólogo de la universidad de Oxford, Richard Dawkins: “somos máquinas de supervivencia, autómatas programados a ciegas con el fin de perpetuar la existencia de ‘los egoístas genes’, que albergan nuestras células”… Somos anfitriones de nuestros genes, o lo que es lo mismo, los genes son nuestros inteligentes huéspedes, con un plan, la supervivencia. No están encargados del diseño humano, eso le corresponde al anfitrión.

Esta es la comprobación teórica del diseño humano inacabado. ¿Qué harían los genes, sin un trasporte eficiente, en dos patas y chateando en la red?. Los grandes cambios en la evolución de los ‘homínidos superiores’, fueron determinantes para su expansión planetaria. No hablo de una raíz común, sino de un propósito común, de un diseño común, y de una superconciencia común. “La tecnología es un sistema de representaciones, valores y símbolos potente, es potencialmente una forma de comunicación efectiva, ahora horizontal” El cambio biológico del hombre vertical al horizontal y líquido, no es cultural, es evolutivo.

La sociedad hiperconectada, es un paso más en la expansión, en la supervivencia de los genes. La ‘realidad virtual’ se presenta como una nueva habilidad de la inteligencia humana, hasta ahora desconocida; como en su día fue el lenguaje. La cyberorganización de la humanidad determina una nueva conciencia humana evolutiva. Es una prueba más del hombre inacabado. Dedicamos más tiempo a la realidad virtual, que al mundo real. Lo digital es una extensión del cuerpo humano, diría hoy Marshall McLuhan.

El cambio no es lo que aprendemos, sino lo que percibimos de él (el sustrato común) Es una nueva forma de entender la tesis del ‘inconsciente colectivo’, postulado racionalista dónde los haya, o tesis arriesga de Carl Gustav Jung, a mi entender, no superada hasta ahora. Jung, nos ha permitido asomarnos a la caja negra de las especulaciones del hombre inacabado.

El hombre inacabado

Esta categoría resuelve la tautología entre esencialismo y finalismo, del diseño divino de los humanos y lo devuelve a la biología evolutiva del hombre, como el “único” animal inacabado conocido del universo. ¿No conocemos a ciencia cierta, por qué los genes se perciben como estructuras ‘inteligentes’, tampoco el plan final de sus existencia? Desconocemos lo básico, el origen y el final.

La evolución ortogenética del hombre, es la hipótesis más cercana a las de ‘Pierre Teilhard de Chardin’. “Es una hipótesis biológica según la cual la vida tiene una tendencia innata a evolucionar de un modo unilineal debido a alguna “fuerza directriz”, ya sea interna o externa. La hipótesis tiene bases filosóficas de esencialismo, finalismo, y de teología, y propone una fuerza intrínseca que lentamente transforma las especies” Estamos hablando del animal inacabado, el hombre.

Me quedo con esta frases de Bertrand Russell «Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar…» El conocimiento, no siempre avanza, concatenando puentes, a veces derribandololos, el conocimiento no se parchea, se versiona hasta el infinito, es la ley de la sociedad código fuente.

El publicista online


El muerto, la tumba y el sepulturero «Prensa, Internet y publicidad» especies de naturaleza disímil entre sí, e incapaces de renunciar a su hábitat, la zona de confort, renunciar al paisaje y la herencia de la charca cenozoica de los tiburones. “Hoy el individuo es un sujeto colectivo, ‘horizontal’ los nuevos individuos son: la social media, sin audiencias, sin representación demográfica, sin muestreos demoscópicos, y sobre todo, sin espectadores. De ahí que Internet se haya convertido en la mayor tumba de la historia para los medios de comunicación social tradicionales” Emigrar a Internet (el medio) con todos los trastos o bártulos a cuestas sin renunciar a nada, son parte de las causas de la muerte de la prensa online.

La función de uno define las deficiencias del otro, uno explica al otro, uno define al otro. El muerto necesita la tumba, como la tumba al muerto; el enterrador cumple la función social de hacer real el final, certificarlo, terminar la historia.

No cambiar el modelo mental (conciencia) no es un síntoma, es más una consecuencia indefectible de la muerte. Estoy convencido de estar en presencia de un cadáver, de ahí qué hablemos del muerto y no de un paciente y sus síntomas. No podemos especular sobre los síntomas, porque los muertos no las padecen. Hablar de las causas es parte de una investigación forense.

La publicidad online y el marketing de los periódicos online están yendo demasiado lejos con sus viejas prácticas agresivas, ajenas a los tiempos y a los usuarios, cada vez más evangelizados sobre las normas no escritas de convivencia y navegabilidad en la red (respeto y honestidad) El problema comienza cuando tienes que preguntarte: qué vaina es el respeto y la honestidad en la social media; inclusive: qué es la social media y como afecta el modelo de negocio.

«Un medio de comunicación social online (prensa) puede morir por tres causas, bien por desconocimiento del medio, también por falta de publicidad, y especialmente por culpa de la publicidad»

La publicidad online es ineficaz, por vulgar, por intrusiva y por sodomita; a menos que los ‘social media’ se hayan convertido en sadomasoquistas. El abuso en la publicidad ‘Interstitial / Layer’, es un insulto a la inteligencia, y sobre todo a la paciencia de los ‘usuarios’ cansados de ser sodomizados por el marketing tiburón. De hecho no debería de existir como soporte ni recurso publicitario. Los cigarros explosivos n o son graciosos. No conozco que se hagan degustaciones de estos cigarros en los centros comerciales.

«El individuo ha sufrido un proceso de externalización (fenomenológico) es parte de una conciencia superior a él ‘post-individuo’ ahora el sujeto percibido en la ‘social media’ como sujeto racional del pensamiento exteriorizado; es un intento de tematizarlo, es decir, convertirlo en cosa, objeto o ente, parte de una realidad virtual» No se analiza al individuo (personalidad) sino al sujeto tematizado» Es evidente que la demografía basada en el individuo queda vacía de contenido.

La rigidez de la prensa online (rígor mortis) solo hace que Internet sea su tumba, el gran hoyo, con la colaboración necesaria del enterrador, la publicidad tiburón, el viejo modelo. No han entendido dónde está el negocio en Internet, como hacer rentable un periódico online.

Un medio de comunicación vertical no puede realizar una mudanza a un medio líquido, porque carecen de empatía y de los grandes motores históricos de la sociedad conectada, «The enchantment factor and the likeability factor». Necesarios como las branquias para los peces, donde los actores son editores y consumidores empoderados, entre muchas otras cosas que proporciona la sociedad hiperconectada, y los nuevos avatares horizontales, dónde la norma es compartir, honestidad y transparencia, sin la mediación de los señores tiburones.

«El Smartphone, el medio líquido»


el mono que come libros

El planeta del Smartphone es ya una realidad, son más los teléfonos inteligentes que personas ocupando el planeta azul. A mi entender, pocas cosas han modificado nuestra forma de pensar y relacionarnos con el mundo material y de las ideas, que el desarrollo del lenguaje, la imprenta, y el Smartphone. Nada antes había modificado el curso de la evolución del hombre de forma más radical. Tres estadios revolucionarios, tres avatares, tres configuraciones, que modificaron el destino del hombre actual y la humanidad. El Gurú de la comunicación ‘Marshall McLuhan’ hablaba de la evolución de los «medios fríos y calientes» como responsables modificadores de nuestra conducta. Habría que agregarle a las viejas observaciones los (medios líquidos) la comunicación libre y horizontal.

El edén del ‘homo Smartphone’

La sociedad disruptiva, el edén del ‘homo Smartphone’, se caracteriza por ser una manifestación más de la sociedad de la información y el mercado disruptivo, y por estar integrada por seres humanos ‘líquidos’ evolucionados, más allá de los fenotipos de los seres humanos modernos. El viejo fenotipo de homo sapiens, sapiens, responde más a la necesidad de establecer un orden taxonómico y biológico del hombre, que a una necesidad sociológica y de la etología humana por querer definir la nueva dimensión del hombre exteriorizado, horizontal «La muerte del individuo».

Hablar del homo sapiens, sapiens, como el fin de la evolución humana y del diseño divino, es negar las nuevas formas transicionales aparecidas en forma de habilidades que hasta ahora eran desconocidas por las ciencias del hombre vertical. El hombre virtual, y el ser digital de «Negroponte» es una dimensión virtual de la humanidad, no descrita por las ciencias formales y del conocimiento.

Las inéditas habilidades socio tecnológicas modificadoras del comportamiento, están fuera del individuo «exteriorizada» representan realidades virtuales organizacionales y digitales, que escapan a la propia definición de homo sapiens, sapiens, el homo Smartphone es un ser fuera de su contenedor biológico.

El «homo Smartphone» es también el hombre conectado. La relación de «un hombre, un teléfono, o un teléfono, un hombre» es demasiado importante para ser obviada por la sociología y las ciencias del comportamiento animal y humano, y la etología. La asociación existente entre, homo-Smartphone y Wikireportero,  es la consecuencia de un nuevo estado de naturaleza del hombre, el homo-Smartphone, el hombre conectado. Los viejos roles profesionales exclusivos a los iniciados y agremiados, están dejando paso a nuevos comportamientos sociales y rupturistas con la sociedad analógica vertical.

Es el caso de la profesión deontológica del periodista y el reportero, expulsados del paraíso terrenal, obligados a competir en igualdad con las masas inteligentes y empoderadas. Los lectores pasivos han entrado en un espacio desconocido y originario de ingravidez o independencia del sujeto dueño de los medios de comunicación. Por ahora la conversación horizontal es anárquica, y los medios disponibles en constante evolución y precariedad. A pesar de todo ello, son las fuerzas motoras del mercado disruptivo. Nada está acabado en la nueva naturaleza, todo son versiones. El cuarto poder editorial, ya es prehistoria vertical, se impone un nuevo modelo de sociedad líquida «El quinto poder» la conversación horizontal y su organización social media, como poder editorial.

Pero volvamos al ‘Homo Smartphone’ veamos su irrupción en el discurso sobre la realidad contemporánea del hombre conectado, o simplemente de la sociedad cyberorganizada y dependiente de la tecnología. Un hombre sin un teléfono móvil e inteligente, es un inútil, un minusválido funcional. Para el sociólogo Alvin Toffler: “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.” Pero eso sí, con un Smartphone.

Los Smartphone han dejado de ser herramientas de comunicación digital para convertirse en extensiones del cuerpo humano, no lo digo yo, lo predijo el gurú de la comunicación ‘Marshall McLuhan’ Para él, la historia de la comunicación transcurrió entre dos formatos evolutivos  los «medios fríos y calientes» y a esta descripción de los medios de comunicación yo le agregaría el «medio de comunicación, liquido» es el formato horizontal por excelencia. Los tres medios han Modificado nuestra forma de pensar

Los seres humanos no son medidos por los bienes materiales que posee, es una falsa creencia, ni por la relación de un hombre un objeto, un objeto un hombre. Tampoco por el hecho de poseer un desatascador de W.C. cada uno de nosotros como Mario Bros, ello nos convierte en la generación de los fontaneros. La era del sílex, del hierro, el bronce, la rueda y la era industrial. No fueron relaciones unívocas, ni de correspondencia de un hombre una industria, un hombre una rueda, un hombre una máquina de vapor. Esta relación ha sido superada por los «Smartphone». El objeto revolucionario capaz de modificar nuestra conducta es parte de nosotros, como el leguaje y la imprenta, a decir por McLuhan, son extensiones del cuerpo humano. Es una observación que no ha cambiado desde que la formulara McLuhan. ¡Un gran acierto! De ahí queda abierto todo para las ciencias del hombre.

¿Qué es el medio líquido?

Es un medio abierto de comunicación digital personal móvil e inteligente, democrático y flexible, de empoderamiento social y externalización horizontal del individuo, caracterizado por su fluidez, ubicuidad y omnisciencia, capaz de modificar la conducta humana y el ser social. No es un ‘tipo ideal’ weberiano tampoco una construcción conceptual para representar un determinado comportamiento o fenómeno social. Es más un hecho real observable y medible por las ciencias sociales y del comportamiento. Para el conocimiento ontológico hablamos de los universales: Los universales (también llamados propiedades, atributos o cualidades del Ser-ahí).

Nota:

Este post, incluso el ensayo, debió haberse intitulado «La Muerte del Individuo».

La espiral del silencio, 40 años después


La espiral del silencio de Elisabeth Noelle

Qué es el «sentido cuasi-estadístico»

El mecanismo primario de adaptabilidad de los humanos a la tribu y a otras formas de agregación socio-política a la «ZOOna de confort» se llama según la politólogo y científico social Elisabeth Noelle-Neumann, «sentido cuasi-estadístico» En mi opinión esta cualidad Intrínseca “Es la capacidad de un individuo en sociedad de sondear estadísticamente su entorno” Esta aportación a las ciencias sociales y del conocimiento, explica mecanismo inéditos en los humanos. Sabíamos que otear el horizonte era parte del instinto animal de conservación de los homínidos superiores, ahora hombres.

La «opinión pública» es «aditiva» e irracional y responde al mínimo-riesgo. «Los individuos sondean continuamente el clima de opinión» este comportamiento irracional «sentido cuasi-estadístico» Es lo más parecido a «la Marmota» capaz de pronosticar el tiempo y el riesgo, especie de estación meteorológica. Un individuo es un soporte de «opinión pública» una muestra exacta del estado de la sociedad. Más allá de los datos demográficos y socio económicos tradicionales.

De ser así, los datos sociodemográficos, no tienen la misma relevancia actual, ni auxiliar en el pronóstico estadístico de la sociedad hiperconectada. En una red social la opinión pública de los individuos «web actores» está consensuada por el mecanismo aditivo y evolucionado del «sentido cuasi-estadístico» de los actores empoderados. Dicho sentido fue enunciado hace 37 años por la politóloga Elisabeth Noelle-Neumann, fundadora del primer «Instituto de Demoscopia de Allensbach» de investigación social cuantitativa.

Nos enfrentamos con un nuevo concepto y posible modelo de «opinión pública en red» 40 años después de la revolución demoscópica de Elisabeth Noelle. Tenemos la necesidad de revisar nuestros postulados científicos, sobre los modelos de comportamiento social en red, más allá de las estadísticas formales cuantitativas, especie del arcano y tarot. Y sobre todo, si las tesis de la «Espiral del silencio» siguen vigentes, o son aplicables a la totalidad de la sociedad hiperconectada.

Pensar diferente, aísla, es asumir en conciencia los daños colaterales al riesgo. En realidad nadie dice lo que piensa, dice lo que conviene y es correcto decir, la opinión es el efecto último, una vez aplicado el mínimo-riesgo. El mecanismo biológico del «sentido cuasi-estadístico» de los humanos en sociedad, producen «opinión pública» como manifestación y representación del estatus “real de la sociedad” en términos ideológicos, en un espacio y tiempo variable. Lo que Noelle llama «Opinión pública: nuestra piel social»

Si este Bloguero «Manuel Eduardo Ponte» tuviese que crear un partido político o movimiento social electoral lo llamaría, con toda seguridad: «Piensa diferente» «Think different». Brincar, saltar fuera de la opinión pública no es una buena idea, tampoco una probabilidad estadística. Es más un comportamiento anómalo, y no recompensado.  Con toda probabilidad fracasaría antes de iniciar la aventura. Nadie construye hoy día, alas de cera, ni de cartón mache «Síndrome de Ícaro». La opinión pública tiene un libreto que la razón no entiende, ni puede sobre escribir, solo compartir. Es una especie de copy paste social de la opción pública.

Tengo necesidad de leer y escuchar cosas nuevas, no derivadas del «sentido cuasi-estadístico» del «mono desnudo» «Eusocial» es decir, el nivel más alto de agregación social de los animales como organización. La opinión pública es la percepción que tenemos de los que dicen los demás, sobre cosas que no conocemos. Entonces como mi opinión suma sobre algo que no conozca, ni he visto, ni comprendo, y tampoco me afecta. Coleccionar cosas, números, se nos da bien a los Bonobos evolucionados.  Si algo es inestable como la nitroglicerina, es la opinión pública.

Está de moda decir que las estadísticas son fotos fijas de la realidad. Si fuese así, no tendrían un gran valor científico estadístico. La foto de un objeto estático como el muro de Berlín, hoy tiene un valor incuestionable. Este objeto ya no existe, de ahí su valor. Las fotos sobre “opiniones” son escenas en movimiento observables, porque las condiciones objetivas varían en el tiempo y lugar e intención. No es una foto fija, es una foto en movimiento. A diferencia del photo finish, que busca la instantánea reveladora. Si fuesen photos fijas no tendría sentido alguno el hacer proyecciones sobre algo que no se mueve.

Afortunadamente la opinión pública, no son fotos fijas, como se nos pretende trasladar, o relativizar su valor. Son objetos vivos en constante evolución, de ahí, la regularidad de las muestras. La evolución y seguimiento de los datos sobre los objetos vivos, no se pueden infravalorar como fotos de cumpleaños. Lo que se mide mañana va a estar ahí, e interesa su evolución. Otra cosa muy distinta, es la interpretación o lectura de los datos, o el cuestionamiento de la técnicas de mosteo.

Se trata de medir lo manifiesto, no lo latente de la opinión pública. En la teoría del conocimiento del sociólogo Robert K. Merton, es importante lo que dice la sociedad, pero más revelador es lo latente que subyace a lo manifestado abiertamente. La ideología no permite conocer los intereses que se esconden debajo de las ideas manifestadas, por ser estas inalcanzables a la conciencia. Interesa la fuerza de la opinión pública, no su racionalidad. ¡Es el kit, del asunto!

Pero desconocemos su grado de «ignición» el momento cero de crearse una matriz de opinión, cuál es su naturaleza, y quienes son los nativos virales, responsables de su expansión. La opinión pública, es una incongruencia, es atribuirle a lo público, personalidad propia y jurídica. Es deducir de lo general y abstracto la capacidad de racionalidad, responsabilidad y opinión. Una cosa muy distinta es el estado de opinión generalizado. Pero nunca opinión pública.

La aportación «3D» a debate

«La opinión pública es el estado elástico de las emociones sociales ante el riesgo» si aceptamos el mecanismo biológico del «Sentido cuasi-estadístico» de los humanos. Dicho “instinto nativo” permite el muestreo del entorno social y su grado de influencia. La ruptura es la acción menos probable ante el riesgo de exclusión. De ellos podemos deducir, que la opinión publica en apariencia es la sumatoria de las opiniones libres. Me gusta como racionalista crítico que soy, indagar en la caja negra del conocimiento. Lo que se encuentra dentro de la caja trasparente, no me interesa.

La filosofía clásica no siempre nos enseñó a ver con “gafas 3D” los fenómenos sociales. Ya que estos, los hechos sociales, no tenían el rango, ni el tratamiento de objetos o cosas. Desde Aristóteles, Rousseau, Montesquieu y John Locke, la política es una consecuencia de vivir el hombre en la «Polis» ahí y solo ahí toma conciencia de su naturaleza política. Pero no se dice, el cómo y ni el por qué, ni qué mecanismos de la percepción operan, además de la racionalidad. Es una lectura de la racionalidad humana, en mi opinión, demasiada escasa, plana, en una dimisión «2D» Ha durado demasiado tiempo la teoría, entusiasta, del «contrato social» y la del «animal político» Me inclino más por la del «animal ventajista».

Me inclino por la teoría de un «sentido cuasi-estadístico» de los humanos Un rasgo o cualidad nativa de integración a la ZOOna de confort. Una explicación biológica del comportamiento animal y humano, inédito. El sentido de adaptabilidad de la conciencia a la «polis» Después de todo se trata ello, no de otra cosa, la opinión pública. Sin esta tercera dimensión «aportada por Elisabeth Noelle» todo es magia blanca y cábala.

Del “Niplegate” al “Do Not Track“


Del “Niplegate” al “Do Not Track“

Alguna mente ociosa, y no por ello, menos prestigiosa en el gran conglomerado de conglomerados de Google, específicamente en YouTube, ha tenido la idea genial de crear un software “inteligente” capaz de detectar y borra pezones femeninos en los vídeos existentes en su base de datos. Conocido el escandalo como Niplegate. YouTube, es la Capilla Sixtina de la sociedad conectada. Todo ello nos recuerda a “Daniel Volterra que pintara unos velos ocultando las desnudeces de algunas imágenes del Juicio Final de Michelangelo. Aquella chapuza le valió al pintor que desde entonces fuese conocido como el “braghettonne” (El pone bragas)”

Proponer como un valor ético y moral, los residuos de la sociedad vertical o pretender injertar o inseminar a la sociedad conectada con valores en vías de extinción, “criogenizados”, es por lo menos, torpe, de torpeza. La humanidad virtual se aleja, se escapa a todo ello, como los arenques lo hacen de la depredación de los Delfines.

No estamos hablando de la vieja humanidad, ahora convertida o virtualizada por una suerte de artilugio tecnológico, un View-Master, una especie de estereoscopio fotográfico, del mundo; o de unas lentes en 3D… Estamos ante paradigmas aun por descifrar. Nuestro futuro como sociedad del éxito, se aleja cada vez más de la certidumbre y de la continuidad de la conciencia vertical. Los ciclos de pánico y miedo, han acompañado al hombre durante todos los procesos de la hominización. Se conoce como miedo al cambio.

Camuflar los arboles de arboles, no es nada inteligente, vestir al mono desnudo, tampoco fue acertado. Los museos secretos, los diccionarios secretos, y los ángeles sin sexo, fueron los protectores de nuestra moral vertical. Fueron El Fahrenheit 451 de la sociedad Off-line; con su oscuro pasado de iniquidades y santas inquisiciones del por si acaso. Aun hoy hacen sentir su pesada, silencioso y aniquilante sombra, sobre la humanidad conectada.

La censura preventiva del por si acaso, ha acompañado a la humanidad desde sus inicio, “es un signo inequívoco de hominización, de humanidad vertical, y varía de una cultura a otra y de una época de la historia a otra”. La idea perversa del mal menor, el todo no vale; La líneas rojas intraspasables; son el paralelo 38 de toda ideología y de todo dogma que se aprecie y de toda sociedad estable.

Es un huésped social y un valor que vive entre nosotros, anidado desde tiempos prehistóricos en los homínidos. ¿Cómo reconocer su diseño, su simetría, su ecuación perfecta? ¿Cuál es el grado? Si es que lo hay, que nos separa de los seres censores, reproductores perfectos, motores de la ecuación social dominante de la censura preventiva. ¡El gendarme necesario! ¡El gendarme espontaneo, el vigilante de la playa! ¿Existe una predisposición genética?

Cuando los individuos entienden, entronizan en grados, la sociedad como reflejo de sus actuales necesidades, virtudes, complejos, ideario, angustias, miedos, valores, sueños, fobias y fijaciones en términos psicológicos. Producen un conflicto de intereses, en el mejor de los casos, y un trauma insalvable para los humanos, altamente socializados. El miedo al vacío, a lo desconocido, el miedo a romper el cordón umbilical del claustro (lo conocido) la identificación funcional y apropiación del miedo como un firewall, necesario para que nada cambie.

Especie de “Nuestra particular Republica independiente de IKEA”. Lo más primario en el hombre, su naturaleza animal, entra en conflicto contra cualquier alteración del orden conocido e imperante. Entonces, nos sentidos expulsados como Adán y Eva, la recurrente tragedia del pecado original, la separación, la perdida y el éxodo.

Tenemos como homínidos urbanos, un problema de adaptabilidad ante todos los posibles e inevitables escenarios de cambio. Se conoce como resistencia al cambio en las ciencias sociales. Los síntomas de la “cambiumfobia” pueden tener sus orígenes en un conflicto originario, nativo inherente a la naturaleza animal; un origen latente, atávico, genético. (El huésped)

El grito primario, la llamada de la selva “The Call of the Wild” o el recuerdo traumático para al hombre primitivo, el recuerdo grabado de la dura transición, hace diez mil años, del paso del status de homo Nómada a homo Sedentario. Puede movilizar e inmovilizar a personas e individuos, pueblos o naciones, en persecución nostálgica de la defensa del Edén. Los homínidos siempre hemos luchado por no ser expulsados del paraíso, el mejor de los mundos posibles. Recogido en la tradición literaria y religiosa de occidente y en la visión cosmogónica de todas las culturas primitivas del planeta.

Entendiendo la sociedad como producto y expresión material del cambio. También comprendo la naturaleza de los enroques mentales y masivos ante un inminente cambio del orden de las cosas divinas o de las personales. Para Marx, ‘La sociedad es el producto de la actividad humana que se da en un proceso dialéctico’. Hasta hoy, esta conclusión, sigue siendo válida, no así su justificación e interpretación historica, como ‘historicismo’ o filosofía de la historia y práctica política.

Su utilidad científica, ha sido y es utilizada por las ciencias sociales y del comportamiento. Un ejemplo lo tenemos en la Sociología de Peter Berger. Que hace de ella, un instrumento metodológico, polémico dónde los haya, pero rico en aportaciones científicas, deslastradas de ideología política marxista revolucionaria. Fue útil para Robert K. Merton, y para Max Horkheimer y la sociología del conocimiento. Hasta ahora, poco documentada.

Comparto la definición y critica de Karl Popper sobre el historicismo como: “una aproximación a las ciencias sociales que asume que la predicción histórica es su objetivo principal, y que asume que su objetivo es alcanzable mediante el descubrimiento de los ‘ritmos’, o los ‘patrones’, las ‘leyes’ o las ‘tendencias’ que subyacen a la evolución de la historia” (Introducción a La miseria del historicismo). Popper criticó esta tendencia, practicada, según él, por filósofos como Hegel, Marx, Freud y Oswald Spengler.” y algunos otros filósofos de la escuela de Frankfort (…)

La metástasis como ejercicio de resistencia al cambio social, no es de origen institucional o jerárquico. La propagación del miedo social, como estrategias de resistencia complementarias al plan global del Edén. (¡El no pasarán!) Es quizás, una respuesta supra biológica del huésped. Son parte de la conciencia colectiva. Se hacen patentes, y se hacen sentir en lo colectivo y en lo individual, en forma de conciencia viral y coercitiva. Hechos representativos de la existencia de un orden vertical, de prelaciones, de sociedad que ha hecho bien su trabajo de objetivación y internalización de su estado de bienestar, en la conciencia de los individuos, programables, predecibles y binarios. ¡Sin la menor duda! El triunfo del gen censor, el huésped, acudiendo frenéticamente hacia el menor vestigio de herida o fractura del sistema, como las plaquetas en el cuerpo humano (…)

Es inherente a los seres humanos, es un “tatú” indeleble, el código de barras con el cual venimos al mundo, es el espejo en el que nos miramos todos. Son partes de un modelo caducado, fuera de serie, de fabricación, el recuerdo recurrente del Edén, que no cesa su trabajo de Firewall. Sera posible vivir con el huésped, con el Gen descontinuado en la sociedad conectada, aun a sabiendas de su inocuidad para la humanidad conectada. Sentirse un naufrago, no debe ser cosa fácil, para los que tienen autoconciencia de ser portadores del huésped de la censura, los cruzados de la sociedad vertical. Freud habla del malestar en la cultura en términos de conflicto entre eros y tánatos, quizás estemos hablando de lo mismo. Nuca antes una teoría había sido tan útil y tan oportuna para la sociología que la teoría social de Freud.

“Do Not Track” es un fenómeno de cambio semántico de tendencia hacia formas encubiertas de auto censura, menos intrusivas, y de mayor poder. Do Not Track: pretende ser una nueva generación de herramientas administrativas de regulación, de censura auto medicado. Inoculada de persona a persona, para evitar la horizontalidad de la distribución social de la información.

Esta herramienta permitirá que sólo los dos grandes buscadores del monopolio de la información se repartan el botín, “el vellocino de oro”, de los datos de navegación, tus vicios y virtudes. Las pequeñas compañías de marketing queden fuera del negocio. Ahora los avatares y perfiles no pertenecerán a la distribución horizontal y el beneficio colectivo. La sangre del sistema de la sociedad conectada, ahora tendrá dueño. Este poder en manos de Microsoft y Google y el Storage final, ‘Deep Impact’.