“Los petrodólares compran las redes sociales”


Nicholas Carr

¿A quién pertenecen las redes sociales?  Gugleamos por la red en busca de respuestas a la pregunta: ¿De quién o a quien les pertenecen las redes sociales?, encontramos que no hay respuestas a estas preguntas, sólo alineamiento y estrategia. El sistema ‘el buscador’ ha aprendido, y se protege de cualquier posible desviación independiente, de cualquier sustrato o verso libre. No encuentras un estado de conciencia independiente. Todas las respuestas se orientan hacia el derecho individual, derivado de la sociedad vertical, a la enajenación de este derecho, en términos de contrato. Se habla de protección de datos personales, de la luna y las estrellas… ¿Dónde está el derecho consuetudinario colectivo de las masas inteligentes, el derecho derivado de la superconciencia de los seres digitales? No se hace mención a él.  Nunca se habla de la propiedad colectiva de los mass media, ni de las redes sociales, como propiedad de sus usuarios. Auténticos y legítimos dueños. “Señores del mundo vertical, ustedes sólo son dueños del dinero que ganan con la explotación de las redes, y nada más…”

En su ausencia se habla de propietarios tecnológicos con plenos derechos, derivados de la sociedad vertical; de dueños y accionistas. Se habla de la manida propiedad intelectual y de la protección de datos. Nunca del derecho consuetudinario de los webactores. En pocas palabras, el buscador responde como un ser alienado, producto de sus experiencias en la red, aprende de los actos de búsquedas de los usuarios. A través de su algoritmo emulador del cerebro humano ‘brain’ ‘Knowledge’ aprende de nuestras conductas y comportamientos en la red. No es de extrañar, su desconocimiento del tema. Los buscadores de última generación corren el riesgo igual que la conciencia humana en convertirse en auténticos replicadores de falsa conciencia. Sí, ha leído bien, le he atribuido conciencia a los buscadores.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=BBkXp89rJWM&w=560&h=315]
En todas las profesiones y a lo largo de la historia de la infamia los mercenarios ocupan un papel protagónico. Estos no se movilizan por ideales, no buscan el santo grial, tampoco la gloria; solo los petrodólares, el maná que todo lo amansa, hasta al más guapo… Compartir la postura ideológica de algunos bloggers en defensa de la censura light, es por lo menos sospechosa, es lo más parecido al pensamiento de Groucho Marx: ‘estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros’ La red, tal cual, ya no será un bien global, propiedad de las multitudes inteligentes, solo de unos cuantos ‘bloggers soperos’ constituidos en una nueva clase del poder en la red, ‘los vigilantes de la playa’… ¿Estos vigilantes… Serán capaces de acallar la gúgol conversación en la red, las voces, el grito, la protesta y las ideas, de millones de personas oprimidas en el mundo, sin un minino de rubor, y sin solidarizarnos con ellas? Yo también soy Bloggers.

Lo que se delineaba, como un instrumento de libertad y propiedad de la sociedad digital, ha pasado hacer un bien del poder de los petrodólares y del ‘islamismo’ como fórmula de moral y buenas costumbres. ¿Qué podemos esperar ahora del twitter Islámico? Sólo el burka como expresión de libertad para la nueva conversión de los infieles seres digitales.

‘¡Los intereses económicos al descubierto!’. Un miembro de la familia real Saudita ha invertido 300 millones de petrodólares en la empresa de red social Twitter. Hace pocos días, el Príncipe Alwaleed Bin Talal Bin Abdulaziz Alsaud, fundador y CEO de la empresa de explotación del Reino y una de las personas más ricas del planeta, anunció la inversión, que fue difundida primero por Bloomberg. Pienso que está bien, la entrada el capital árabe, o musulmán, pero no para imponer las leyes del islam a la red. Árabes, judíos, Cristianos, Budistas, Brahmánicos o Mormones. Me da igual… La red debe ser libre para difundir las ideas, los dogmas, las ideologías. Pero no para imponerlas desde la agónica sociedad vertical. (…)

…En una conferencia en el ‘Newseum’, pronunciada por la Secretaria CLINTON sobre la libertad de Internet: donde La Secretaria, parece mantiene una postura conciliadora con la controversial ley punitiva, SOPA-PIPA. Quizás tengamos que saber leer entre líneas e hilar muy fino, para relacionar los últimos acontecimientos con el discurso… La Secretaria de Estado, nos dice: ‘Tenemos que lograr la libertad de internet alrededor del mundo, y nosotros estamos instando a las empresas de medios de comunicación estadounidenses a tomar un papel activo en un desafío a las demandas de los gobiernos extranjeros de censura y vigilancia. El sector privado tiene una responsabilidad compartida para ayudar a la expresión libre de salvaguardia. Y cuando sus relaciones de negocio amenazan con socavar esta libertad, deben considerar lo que es correcto, no simplemente lo que es una ganancia rápida. (…)

He leído atónito, en estos últimos días, un decálogo de despropósitos provenientes de algunos bloggers, en especial españoles, expresar su conformidad, sobre el anuncio de twitter de implementar una ‘censura selectiva’ ‘censura a la carta’ no es un eufemismo retorico de quien les escribe. Me cuesta entender tal lasitud, en torno al descomunal atropello a las libertades y derechos adquiridos en las redes de los webactores.

Por parte de aquellos Bloggers que apoyaban el controversial 15M, de los antisistema, de los antiglobalización, de los okupas, de los pasotas, de los nostálgicos del 68 y de los mesiánicos, de los sociópatas y seudo-anarquistas, de los panfletarios seguidores de Stephane Hessel, de los profetas del desastre de Michael Moore, y de los Frikis de Al Gore…. Toda una fauna de inadaptados del sistema en busca de militancia; pertenecer a algo, ahora y pronto, que les dé sentido a sus vidas. Siempre, claro está, les quedara un StarTrek a los nuevos freak. Todas estas reivindicaciones serian legítimas, y por supuesto que lo son, si sus discursos e ideas fuesen coherentes en todo momento, tiempo y espacio.

¿Una vez más nos planteamos las siguientes preguntas: A quién pertenecen las redes sociales?, ¿Si no nos pertenecen entonces, nosotros les pertenecemos a ellas? He ahí el dile. Las redes sociales no existen sin las virtulización de nuestra fuerza de trabajo, nuestras aportaciones y avatares. Nosotros las retroalimentamos, las hacemos, las construimos, las distribuimos y las compartimos. Son un producto y una fuerza de la inteligencia de las masas, una superconciencia binaria de la conversación en la red. Con nuestras experiencias, nuestros comportamientos, nuestros factores humanos: the enchantment factor and the Likeability factor, los auténticos replicadores del ADN digital. La evolución de la inteligencia humana deja sus huellas en los escogidos. Solo basta observarlos, ver cómo se desenvuelven en las redes sociales y en la conversación viral, para entender de qué materia están hechas las redes sociales, el mundo conectado esta hecho de emociones y de avatares.

No son casuales los actuales atropellos a las libertades de los seres digitales. Se trata de hacer las redes más atractivas al capital de los petrodólares y los Ayatolás. No, no es casual la llegada de nuevos inversores con petrodólares, y el cambio de políticas de comunicación restrictiva. Se atiende antes a los dictadores y criminales de lesa humanidad, que a los pueblos. Ahora por petición de gobiernos y regímenes de fuerza (Dictaduras todas) como las más crueles del planeta. Cualquier ejemplo me basta: Mahmud Ahmadineyad, Raúl Castro, Al Assad, Kim Jong Un, Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y todos los ayatolás del mundo. Las restricciones en las redes sociales es una forma más de legitimarlos, y perpetuar al ostracismo más infame a los pueblos oprimidos. Que veían en la era de los grandes paradigmas de los ‘mass media’ digitales de las masas conectadas una esperanza de emancipación libertaria. (…)

En mi opinión ya Alvin Toffler nos advertía en la tercera ola, de la virtulización del poder como un fenómeno de los nuevos tiempos de la sociedad pos industrial y del futuro. El poder objetivable, se diluye pero se hace más fuerte en su virtulización en las cosas. Entonces, por qué nos preguntamos ahora ¿A quién pertenecen las redes sociales? ¿Quién las gobierna? (…)

“…El interrogante “¿Quién gobierna las cosas?” Es una pregunta típica de la segunda ola. Pues hasta la revolución industrial no hubo apenas razones para formularla. Ya gobernaran reyes o chamanes, señores de la guerra, dioses del sol o santos, las gentes rara vez sentían la menor duda respecto a quién ejercía poder sobre ellas. El harapiento aldeano, al levantar la vista de los campos, veía el palacio o el monasterio destacarse, esplendorosos, en el horizonte. No necesitaba ningún científico político ni editorialista de periódico para resolver el enigma del poder. Todo el mundo sabía quién tenía el control. Pero allá donde llegó la segunda ola emergió una nueva clase de poder, difuso y sin rostro. Los que ostentaban el poder se convirtieron en los anónimos “ellos”. ¿Quiénes eran “ellos”?” ¿Y ahora en la era digital, quienes son ellos? ¿Espero que no sean los petrodólares? (…)

En la mega ‘papelera de reciclaje’ virtual, de la era digital, donde han ido a parar todo el pensamiento y cultura de la sociedad vertical de la vieja humanidad. Papelera que han construido los seres binarios en las últimas décadas. Podemos encontrar un discurso de D. Roosevelt pronunciado ante el Congreso de los Estados Unidos de la América. Dijo el presidente: Los Estados Unidos esperan un mundo fundado sobre cuatro libertades esenciales: 1 Freedom of speech and expression = Libertad de expresión. 2 Freedom of worship = Libertad de culto o de creencia. 3 Freedom from want = Libertad de vivir sin penuria. 4 Freedom from fear = Libertad de vivir sin miedo. D. Roosevelt, desconocía la quinta, surgida de la virtulización de la nueva humanidad, del human_0_1 = La libertad de conexión’ donde deberán confluir y convivir estas cuatro libertades fundamentales, ahora virtualizadas en una nueva realidad binaria. La Libertad de conexión es el pilar de la nueva humanidad. (…)

Anuncios

¿Todo el poder para el imperio Google?


¿Todo el poder para el imperio google?

Google el colonizador de nubes ‘Cloud’ vuelve o baja al mundo terrenal para conquistar los hogares de Kansas City, empresa, industria y escuelas, universidades y gobierno… La fibra óptica ‘fiber optics’ es el nuevo continente, el penúltimo elemento de la tabla, porque siempre queda algo más por conquistar. Claro está.
(…)


Pocas cosas quedan por controlar, quizás, el senado de USA y los gobierno de los estados pre digitales… En la era Google, hemos pasado de ser países bananeros productores de materias primas a países consumidores de contenidos, enchufados (conectados.) Mi teoría es la siguiente: Nuestra relación artesanal con las cosas ha mutado, al igual que nuestra dependencia con el mundo vertical del poder y las cosas materiales. La pequeña bodeguita o tienda de ultramarinos, ha sido trasladada al hogar, a la nube digital y al teléfono móvil, también tu trabajo, si lo tienes. Pienso que, no hay nada malo en ello, créanme, sólo que el dueño de la bodeguita es el mismo ‘Musiu’… el mismo dueño de los aparatos de teléfonos, el mismo dueño de los servicios de internet, el mismo dueño de las telecomunicaciones, el mismo dueño de tu ocio, el mismo dueño del software y el hardware, el mismo dueño de tu avatar en las redes sociales, el mismo dueño de los geomapas, el mismo dueño de las nubes de datos, el mismo dueño de los eBook, el mismo dueño de los periódicos digitales, el mismo dueño de todas las comunicaciones globales y de satélite. Estamos ante una googlerización del conocimiento, en términos globales sin precedentes. Si los medios son extensiones del ser humano, como reza la teoría de Marshall McLuhan, ahora podemos reformularla en estos otros términos, los medios pasan hacer extensiones de google (…)

La paradoja está en quien debe ser el dueño del nuevo modo de producción o modelo de sociedad digital, el Musiu?, los gobiernos?, los mass media?, las multitudes inteligentes?, los Geek?, Los Frikis?, una nueva sociedad distributiva?, los anti sistema?, los anti globalización?, los okupas?, los ingenuos del 15M?. Los vendetta?, Los ayatollah. Por ahora es Google y pocos más… Insisto en la importancia de la economía de mercado. Google no es una causa es una consecuencia afortunada de del modelo de sociedad abierta y su economía capitalista. Google tiene the enchantment factor and the likeability factor motores de la nueva evolución de la sociedad horizontal de la nueva humanidad, del human¬_0_1, los seres binarios.

La aceleración sin precedentes de los procesos evolutivos de la inteligencia humana en la era digital, ya no se discuten, son factores inequívocos de que el destino que nos ha deparado la humanidad será una humanidad con nuevo avatar, una sociedad más inteligente y más abierta. ¿Quiénes serán los próximos amos, lo veremos pronto? Hablar de destino no es científico, pero que cosa lo es en su totalidad.

Desde la filosofía política de Montesquieu y su teoría de la separación de poderes, han surgido otros que no tienen nada que ver con la articulación del poder de los pueblos, que son producto de la industrialización de la civilización occidental. Me refiero al conocido como ‘el cuarto poder’, que no voy a alargarme en explicarlo. La sociedad posindustrial es la más cercana a nuestra era, la era digital la del ciberespacio o la cibersociedad de los seres binarios. Ha dado al traste a la sociedad vertical del dominio de las elites. Si la prensa y sus lobbies ‘fueron’ el cuarto poder, hoy es el ciberespacio, la sociedad virtual de las multitudes inteligentes… pero dicho poder es aparente y no real, por desgracia. Es tan estrecho el hilo de su poder como el hilo de la espada de Damocles. Todo el poder de sus comunicaciones horizontales y datos depende de un ‘Musiu’ el mismo dueño de la bodeguita, ahora trasladada al hogar y al teléfono móvil, el mismo dueño de los aparatos de teléfonos, el mismo dueño de los servicios de internet, el mismo dueño de las telecomunicaciones, el mismo dueño de tu ocio, el mismo dueño del software y el hardware, el mismo dueño de tu avatar en las redes sociales, etc. Próximamente el mismo dueño también de tu IP y de la fibra óptica… ¿Todo el poder para el imperio Google?

Ahora el mismo dueño de la bodeguita, ‘el Musiu Google’, quiere seguir haciendo amigos, ya que ha decidido entrar de forma experimental en el negocio de las telecomunicaciones. La intención de la compañía del buscador es acelerar la conexión de Internet en los hogares de EEUU, ofreciendo velocidades de 1 Gigabit por segundo mediante el uso de fibra óptica. Unas velocidades de vértigo 100 veces mayor que la media en el mundo.


Hay que reconocer que el gigante se mueve como una delicada y volátil bailarina de ballet clásica, a pesar de su descomunal tamaño y peso y musculatura, sus movimientos son sutiles y delicados, versátiles, dignos de ser pintados por Edgar Degas o dirigidos por el maestro impresionista Claude Debussy. El siguiente paso estratégico de Google por controlar las comunicaciones con mayor futuro en la actualidad sería experimentar con los nuevos usos de Internet a esas velocidades de vértigo. Empezar a jugar con una nueva generación de servicios y aplicaciones. También será importante pensar en la experiencia que se generara a la hora de experimentar con usuarios en tiempo real, con redes de fibra óptica, en pueblos convertidos en laboratorio o cibercobayas. Actualmente Google se encuentra en la fase de recabar información en comunidades, gobiernos locales, y proveedores de servicios que estén interesados en participar en la nueva aventura.

Me declaro abiertamente Fans y ‘friki’ de Google, para nada me he radicalizado, solo reflexiono sobre la evolución, la infra-historia del mundo digital de los humanos binarios. La evolución de la inteligencia humana deja sus huellas. No es casual la posición de dominio de Google, es parte del plan evolutivo de la tecla enter, alguien o algo ha reiniciado los mecanismos evolutivos de la inteligencia humana en términos de aceleración; como paso con la evolución del lenguaje. Ello acelero el crecimiento del cerebro del homínido superior. Ahora la superconciencia de un mundo conectado en red, se convierte en una extensión del cuerpo humano. La selección natural opera en los individuos y no a nivel de la especie. Ello puede explicar la brecha tecnológica entre nativos digitales e emigrantes digitales.

En el libro de Nicholas Carr, El interruptor, ‘nos ofrece un demoledor y controvertido análisis de cómo la nueva revolución informática, la sociedad digital, esta redefiniendo el mundo de los negocios, la sociedad y la cultura’ que yo llamo la nueva humanidad del human_0_1, los seres binarios, un nuevo avatar para la humanidad. (…) Al final del libro, Carr nos deja un epílogo, que me va de maravillas para terminar mis reflexiones arriesgadas sobre el cambio de humanidad. Y es el siguiente: “…A medida que vayan desapareciendo las generaciones más viejas, con ellas irá desapareciendo también el conocimiento de lo que perdimos cuando surgió la nueva tecnología, y sólo permanecerá el sentido de lo que ha ganado. En esta senda, el progreso oculta sus huellas para recuperar continuamente la ilusión de que estamos allí donde realmente queremos estar”

Link de interes: http://youtu.be/MQsXVAbcv-M

JEFF JARVIS

El ocaso de los SEO y la polución en internet


¿Asistimos al apocalipsis SEO? El remedio y la solución Google contra el recalentamiento del planeta web, empieza con la limpieza viral y bacteriana de ‘Las Granjas de Contenidos’ ‘Y el robado por RSS del contenido de otros blogs’ La utilización de diversas técnicas de linkbuilding, linkbaiting o contenidos virales con el objetivo de aparecer en las primeras posiciones de los resultados de los buscadores, serán perseguidos por los robots de búsqueda. El espacio web es un ecosistema inteligente capaz de generar anticuerpos, ‘algoritmos autosuficientes’ capaces de aprender y vigilar el sistema supra biológico de la web, una nueva inteligencia evolutiva emuladora de las neuronas espejo de Giacomo Rizzolatti neurobiólogo

La contratación de un sicario es lo que más parecido al rol del SEO. Haz lo que tengas que hacer, pero que parezca un accidente. La web está evolucionando, a pesar del caos que arrastra desde sus orígenes. La basura espacial no es nada comparada a la ‘gúgol’ basura posicionada por los SEO en internet. La legitimidad del SEO y sus prácticas están siendo cuestionadas y tienen los días contados. El buscador Google ha puesto una batería de medidas y algoritmos inteligentes, encaminadas a limpiar las calles del Vice.

Un SEO en la actualidad, que respete la legalidad y la honestidad en la red, es lo más parecido al placebo, a un leñador sin camisa de cuadros, a un pirata sin parche en el ojo. En pocas palabras no tendría credibilidad. Desgraciadamente asistimos a un intento de clonar el mundo vertical a la web. El corporativismo, es una práctica medieval que dio origen a los gremios, las logias y al mundo profesional. Todas basadas en ritos de iniciación y ocultismo gremial. Quienes quieren controlar desde fuera las redes digitales, desconocen su racionalidad y naturaleza. Como La ley Sinde-Wert… el adefesio, como la llama mi hermano Lobo, Ramón Maceiras López.

Como es posible imponer leyes medievales, cuasi códices polvorientos y carcomidos a las leyes que manan de una nueva inteligencia y humanismo digital, cuya evolución está gestando una socialización horizontal sin precedente en términos de inteligencia colectiva y no gremial. El mundo ya no es un tablero chino de ajedrez, los enroques y las defensas numantinas y el no pasaran, tienen los días contados en la era digital de los seres binarios.
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=SKT5RCIkIEc&w=420&h=315]
El fenómeno de la sociedad digital está en plena expansión, es lo más parecido al big bang, me refiero al paradigma cosmológico que explica el origen y la evolución del mismo. Para aquellos que piensan y creen que es un fenómeno tecnológico acabado, un territorio por domesticar como el ‘far west’ por los Rangers de Texas, posiblemente se equivocan. El negar las leyes evolutivas que emanan de la naturaleza de la sociedad horizontal, de las plataformas digitales y de la ciberorganización de la humanidad, así como de los mensajes que nos mandan los nuevos paradigmas; son propias de las civilizaciones en franca decadencia ideológica. Nos basta con revisar la historia del hombre.

Pongamos algunos ejemplos de leyes que emanan del mundo digital formuladas por analistas tecnológicos no políticos: Principio de la sustitución de capital humano por capital físico (Formulado por Alfons Cornella) “En la sociedad del conocimiento, todo aquel que pueda ser sustituido por una máquina, merece serlo.” Esta ley es crítica para entender hoy el concepto de valor añadido. El siglo XXI va de gestionar el talento, el ajeno y el propio. El que no sea capaz de “paquetizar” su talento, será comido por una reingeniería de procesos, por una nueva tecnología o por una combinación de ambas.

Ley de Turkle de los objetos evocativos “Cada tecnología tiene un aspecto instrumental (lo que esa tecnología es capaz de hacer por nosotros) y un aspecto subjetivo (lo que esa tecnología hace sobre nosotros o con nosotros, sobre nuestra forma de ver el mundo, incluyendo la forma en que nos pensamos como individuos)”. Internet facilita la comunicación, pero también ha cambiado nuestro sentido de la identidad, y también nuevas formas de pensar sobre la naturaleza humana y sobre la historia del hombre sobre la tierra y nuestras posibilidades como seres digitales, o seres binarios horizontales.

Si hablamos de seres digitales, seres binarios, estamos afirmando que la tecnología no es neutra. No es sólo aumentadora de nuestras capacidades como seres humanos, sino también transformadora, no sólo de nuestras capacidades, sino de nuestra esencia como seres humanos. En la filosofía materialista del conocimiento de Karl Marx, ya se afirmaba este principio del progreso del conocimiento ‘El ser social determina la conciencia social de los individuos’ es decir que para Marx, las condiciones materiales, entre ellas el modo de producción como tecnología dominante. Condicionaba las formas de conciencia.

Podemos adaptar cualquier teoría de la sociología de la ciencia, como marco teórico para estudiar los nuevos paradigmas del hombre binario. Pero todas ellas apuntan al surgimiento de un hombre más evolucionado, más libre e inteligente en términos colectivos. El hombre en red es tan importante para la nueva humanidad como lo fue la revolución de la lengua en los homínidos superiores. Las evidencias las tenemos en la evolución del cerebro humano y su especialización cognitiva.

En realidad el que triunfa en la era digital, en las multiplataformas o en la sociedad p2p, en internet, son aquellos que han descubierto el ‘Principio de la dificultad de escapar de las viejas ideas’ dicho de otra forma: La dificultad no estriba en generar nuevas ideas, sino en escapar de las viejas. Aprender este principio y poneos a trabajar en ello. (…) Si usted quiere ser innovador aquí les dejo una ley que les pude ser muy útil: ‘Ley de las prioridades del innovador: “Preparados. ¡FUEGO! Apunten”. Formulada por Tom Peters (http://www.tompeters.com), el iconoclasta gurú del management, quizás ejemplifica la cruda realidad del aprendiz de innovador. Hay que llegar antes de salir…

Me confieso profundamente ‘Geek’ es un término que se utiliza para referirse a la persona fascinada por la tecnología y la informática.

El 21 feb 11, Matt Cutts como “principal engineer” de Google publicaba este post en el blog oficial de la casa. Bajo el título “Google search and search engine spam” destacaba el mal uso que una serie de empresas hacía de los procesos de búsqueda, manipulándolos para redactar contenido adhoc definido según las busquedas dominantes, y redirigirlas a tal nuevo contenido en beneficio propio.

El 24 feb 11, Oficialmente entro en operación el ‘una especie de SCUD’ algoritmo inteligente, contra la basura web. Hasta ahora que yo sepa, solo para el mercado USA. Dicho algoritmo inteligente (SCUD). No solo eso, también se ha creado una nueva extensión en Chrome para que podamos bloquear los resultados de búsqueda de un determinado sitio web, si entendemos que no ha aportado ningún valor en el pasado. El impacto, según el propio Google, afectará progresivamente al 12% de los resultados de búsqueda =:0

¿Y ahora qué? Pues el guante está echado por ambas partes: El buscador basa su credibilidad y su futuro en seguir siendo capaz de encontrar información relevante. Y el contenido basura le hace en este sentido mucho, mucho daño. En el otro bando, las granjas de contenidos -y algunos grupos de medios, tambien en España- han creído ver un dinero fácil redactando piezas a medida de temas ya populares en las búsquedas, parasitando así el tráfico espontaneo de la red.

El buscador basa su credibilidad y su futuro en seguir siendo capaz de encontrar información relevante. Y el contenido basura ‘la basura espacial’ le hace en este sentido mucho, mucho daño. En el otro bando, las granjas de contenidos -y algunos grupos de medios, también en el mundo de los SEO´s- han creído ver un dinero fácil redactando piezas a medida de temas ya populares en las búsquedas, parasitando así el tráfico espontaneo de la red. La selección natural. Si la web, la consideramos, como la considero, un ser vivo y un ecosistema en equilibrio; no debemos preocuparnos por crear muros medievales contra el desorden y la barbarie. La formulación clásica de la selección natural establece que las condiciones de un medio ambiente favorecen o dificultan, es decir, seleccionan la reproducción de los organismos vivos según sean sus peculiaridades. …No debemos acabar con todas las bacterias! El sistema se defiende solo y la evolución de la sociedad digital hasta ahora lo ha demostrado.

Link recomendado: Alfons Cornella nos muestra, en una conferencia, como lo radical pasa a ser la norma en la sociedad digital (…)