El paciente de San Francisco


big twitter

Los usuarios avanzados de Twitter no serán suficientes para salvar al ‘paciente de San Francisco’ cada vez más quemado entre los cyber-actores de las redes sociales, usuarios incapaces de entender e interactuar con el microblogging. Este paciente como en la película, también esconde una historia… Las nuevas virguerías incorporadas hasta hora, no han sido capaces de fidelizar, viejos y nuevos usuarios. Hace pocos meses, antes que cambiaran las tornas, y de su espectacular salida a bolsa, me atreví a opinar a contracorriente, y decir qué: «Sabemos qué: ‘la publicidad en twitter no vende’,  el caso twitter es ya historia viva para las escuelas de negocios y de marketing y publicidad, y una paradoja más para la sociedad hyperconectada; de ser así, es difícil entender el por qué de sus ingresos millonarios, y por qué, se le súper-valoro tanto en su entrada a bolsa… ( http://wp.me/p1GbSh-16n )…»

No me alegro de haber acertado en mi pronóstico, a contracorriente, de los entusiastas antropológicos social media y fans, empeñados en ver el lado equivocado de la promesa de negocio del microblogging. Por sorprendente y contradictorio que parezca, sigue teniendo un lado de negocio explotable, no valorado, quizás invisible para mentes cansadas, agotados en ver siempre el mismo lado iluminado del marketing.

«…Si sucede un evento ‘B’, se presume la existencia de ‘A’. [B entonces A]. Resolver los paréntesis y corchetes es parte de la disciplina de la ideología popular. Toda ideología dicotómica es primaria, animista y resoluta en sí misma, invariable. Es la fórmula predominante en los homínidos superiores. Es el mismo mecanismo regulador de la reputación y los rumores, en realidad son nuestros primeros algoritmos funcionales, construcciones ideales.  http://wp.me/p1GbSh-16n …»

La sociedad de la ‘información virtual’ nos ha devuelto a un estadio primario ontológico del conocimiento de la realidad, reconocimiento del ser: mecanismo de resolución de conflictos con el mundo tangible; las cosas (la realidad virtual) se presenta como: cierta, ciertas o falsa, falsas, sin términos medios (hoy lo tangible es lo virtual) No existen términos medios, matices, porque sería imposible para la sociedad hiperconectada fusionar tribus sobre matices inestables. La sociedad hiperconectada exige militancia de bandos reconocibles.

Twitter: tiene más de 500 millones de usuarios, lo que la convierte en un diamante en bruto sin tallar por ahora. Qué hacer con él, que sea diferente a todo lo intentado hasta ahora y sin éxito. La cuota de mercado (Market share) es aparente, es un espejismo en el desierto transitado. Hasta ahora todos apostamos por tres cosas, tecnología, innovación y número de usuarios, lo demás son regalías añadidas al pack.

Las estadísticas demográficas, no sirven de nada, porque miden objetos verticales estáticos y volátiles. Esos objetos se han movilizado horizontalmente, ya como individuos no existen para el mercado. La demografía no miden comportamientos, ni conversaciones, tampoco avatares. Busca individuos que no existen para el consumo tradicional. Se impone una demografía virtual, de los seres digitales.

Una recomendación: Si quieres tener amigos en las RRSS nunca contravengas, infrinjas el temible Trending Topic, después de todo este no dura una eternidad; al igual que las moscas tienen una vida muy corta, y menos memoria que los peces.

La campaña del unicornio azul


Yes, One Oportunity!

Marketing político offline

Hasta ahora no se ha hablado del diseño de campaña secesionista del «Yes» La joya de la publicidad y la propaganda. El Yes, es parte de la leyenda urbana del marketing “Wizard” el elemento positivo capaz de trasmutar y fidelizar a las personas, especie de flauta de Hamelín. ¿Por qué esta vez no  ha funcionado la fórmula del Yes? Quizás porqué los escenarios ideales están bien siempre que conozcamos a todos los actores sin desvirtuar el mercado de la Zoona.

En esta campaña política no se confrontaron ideas, sino personas. La zona cero de la deflagración secesionista fueron las personas, en una inhumana campaña de stress. No se juega con el statu quo de las personas, vaciándolas de contenido, enfrentándolas con intereses sibilinos, para llenarlas de ideología trasnochada, desconectada de las necesidades reales del día a día. Lo que no está en el mercado como necesidad real, que nadie lo ofrezca como falsa necesidad.

«Let’s Stick Together»

Analicemos la campaña del No subestimada hasta ahora: «Let’s Stick Together» es un excelente eslogan «Vamos a mantenernos juntos» que no es lo mismo «que mejor juntos» Aquí la sutileza juega su mejor papel, adquiere identidad propia. Una cosa es apelar al instinto primario de conservación de la especie humana ante el peligro «mantenerse juntos»; que apelar a la conveniencia, la promesa y el beneficio especulativo de «mejor juntos». «Mantenernos juntos» ante el peligro no necesita explicación, es una reacción instintiva de los homínidos. Y una mistura anímica civilizatoria, quizás la única.

No estoy muy seguro de ser quien ve cosas, que nadie ve. La campaña del «No Thanks!» a la separación de Escocia se presta a la ambigüedad «No Thanks! a la separación / No Thanks! a la unión» Funciona en ambos sentidos, como esos cuadros abstractos, que los nuevos ricos suelen comprar, pero no siempre saben cómo colgar, viven ajenos a sí la obra está al derecho o al revés. No siempre el lenguaje del arte, por universal que sea éste, es coincidente con la percepción popular ausente a dicho conflicto «Commons» de las cosas. Veamos la otra campaña, la del «Yes» «Yes, a la separación / Yes, a la unión».

El manejo de los adverbios «Yes y No» en una campaña de marketing “campaña política” dónde aparecen ambos «morfemas» sin control, tiene un solo ganador. Aquel que convierta ambos vocablos en valores afirmativos y ambivalentes, seguro que ganara. Jugar con la ambigüedad, es una ciencia. No olvidemos que se accede al mercado de forma racional y científica, y se sale de él, por ignorancia. Pobre de aquel que construye un avatar y no lo cuida. Es lo más parecido a tener un Tamagotchi virtual, hay que cuidarlo. A los nativos digitales, no hay que explicárselo.

Que sucedería si invirtiéramos, o cambiamos el «Yes» por el «No» sin cambiar el propósito de la campaña secesionista basada en el referéndum. Supongamos que el No Thanks! es el mensaje de no queremos permanecer más en el Reino Unido. El mensaje llegaría más plano, menos cargado de «arte cubista» El Yes, es una opción muy abierta, entusiasta, contagiosa. En realidad, no es la mejor opción para decir “hasta aquí hemos llegado”, después de 300 años de historia común, quizás llega tarde. Otra cosa seria que el «Yes» no compitiera con el «No» en una misma campaña.  De ser así, la opción del «Yes» tendría más opciones ganadoras; al poder tirar de ambos vocablos, en una misma dirección univoca y en valores.

Yes, One Oportunity! Es un eslogan que propone un escenario posible basado en el riesgo, pero que va cerrando puertas a su paso. Al afirmar que es la única oportunidad, sin posible vuelta atrás. Propone aventura, saltar al vacío, salirse del mundo conocido. Aventurarse con una mochila de llena de ideas sibilinas «senderismo del siglo XXI» no es la mejor propuesta. Una oportunidad no siempre es una ventaja, implica tomar riesgos para alcanzarla. Es un eslogan que reta, que mide la elasticidad de los ciudadanos a tomar un riesgo. Habla más del peligro que de las ventajas. Es la etiqueta que podemos esperar en una tienda. «Única oportunidad de ver juntos a los The Beatles» comercio rancio, y maltrato político.

El No Thanks! no enfrenta a nadie, es una respuesta ajustada a las normas de cortesía, al reto al cambio de Statu quo, es parte de la idiosincrasia cultura británica. Como decía antes, no enfrenta, no ofrece resistencia. Más bien se deja llevar por la fuerza desplegada por el discurso rupturista y de amenaza, “violencia”. No he dicho dejarse arrastrar, que tiene otra dinámica y connotación. Como en el «Kung-fu» utiliza la fuerza desmedida del contrario, y la hace suya. Al igual que el slogan «Vamos a mantenernos juntos» No es un ruego especulativo del mercado político y de las ocurrencias de un creativo de turno. Es un razonamiento más instintivo que otra cosa. Una respuesta primaria organizativa y bilógica.

Cundo los evolucionados homínidos (hombres) se organizaron políticamente, tenían muy claro la importancia de la unidad de mercado. Así la sociedad de los primates había evolucionado hacia formas políticas propias del mercado actual. Había dejado atrás la sociedad distributiva y del trueque (como la llamo el filósofo y economista Karl Marx, modo de producción asiático) y reguladora de la libre competencia. No, no me he tomado ninguna licencia especulativa en mi teoría. Cualquier campaña de “marketing” que pretenda dinamitar o sobrescribir los  lazos de cohesión y estabilidad social y política, por un diseño experimental o aventura basada en el determinismo histórico, y supuesto derecho natural diferenciador “por no decir superior” está abocado probablemente al fracaso.

Sin el mensaje suprabiológico de: vamos a mantenernos juntos «Let’s Stick Together» a espaldas de las técnicas clásicas del marketing vertical, de la oportunidad, la promesa y el benéfico, el tres en uno «OPB» Con toda “probabilidad” serian todos arrastrados por la campaña de la impostura del Yes. En una carrera o guerra de promesas, el «Yes» siempre vence. Ellos proponen y también disponen, al tener la ventaja del (arsenal) imaginario. La  promesa de un mundo utópico virgen (masturbación mental). Todo mesías habla de la tierra prometida, originaria. Su ventaja es que nadie ha estado en ese jardín, o destino final de los pueblos.

No se cómo llamarles a los pueblos que han perdido su «unicornio azul» Quizás sea la recreación política más probable, de quienes están entregados a la mitología nacionalista estéril de la perdida «missing» de un estadio superior como raza, objetivo encubierto con el mantra del derecho de los pueblos a la autodeterminación, al onanismo del unicornio azul. Esta especie de psicosis colectiva, “secuestro” que sufren los ciudadanos reconvertidos en cruzados de la búsqueda del animal fabuloso. Reclaman la pureza de la lengua como vehicular entre ambos mundo. El inframundo, el mundo de los muertos reclamando sus valores. Estos terribles apetitos tienen antecedentes en la historia reciente de Europa. La búsqueda bajo las piedras solo dejo muerte y dolor. Esta nueva andanza, (no muy quijotesca) del unicornio azul, exhibe sus mejores estandartes en la sociedad del mercado, ajena a su pasado sanguinario.

Toda campaña secesionista refrendaría que se precie  de sus valores, y no conozco ninguna excepción, habla del robo del «unicornio azul» y del sentimiento de su perdida, como conflicto político sin resolver. Que hace que un ciudadano pierda su configuración, y se «pajee» en reivindicaciones basadas en la pureza de la etnia y su insondable llamado desde el más allá. Fuimos felices y no lo sabíamos! La psiquiatría ayuda a entender, pero no resuelve los patrones psicosociales del conflicto edípico de estos  individuos. El odio destructivo contra la sociedad que lo ha parido. Son los saturninos del siglo XXI.

Sin la partícula de Dios, no hay viralidad posible.

La pregunta de los diez centavos de Harvard que gravita sobre esta historia de improvisaciones, es la ausencia de una verdadera campaña «social media» de comunicación sin resolver. Una campaña trasversal de dominio horizontal, no basada en la dicotomía derecha izquierda de la historia de los nacionalismos cruentos del siglo XX, ajenos a la personas.  Las falsas necesidades creadas por la ideología secesionista sibilina, no encuentran empatía en los nativos digitales, identificados con otra cosa. Propongo empezar a despejar una incógnita. La muerte del secesionismo es la muerte del Tamagotchi por Inanición. El mensaje secesionista no encuentra en los entornos digitales y virtuales, a su hombre grapa (Clip) el elemento contagio, necesarios para la viralidad. (The Staple Man) la partícula de Dios. Una campiña política offline que ignore a los nativos digitales, tiene las mismas probabilidades que un unicornio azul de ser encontrado.

“La Sociedad Pasmada” (*)


social network

¡El porvenir está en los huevos!
Es el título de una obra teatro del absurdo del dramaturgo Eugène Ionesco. Pienso que no me vendría mal para describir algunos episodios surrealistas de esta vorágine de cambios extremos. Les quiero hablar de algo tan real como lo virtual lo es hoy sin lugar a dudas. Les hablo del “porvenir de las herramientas de análisis de las redes sociales” el nuevo ¡Boom! de la sociedad hiperconectada. El negocio del análisis y el diagnostico de las redes sociales crece, pero no evoluciona en el sentido esperado de las expectativas y exigencias creadas.

El mercado espera mucho más de las herramientas estadísticas, espera teoría de Diagnóstico vs. Análisis de datos. Está bien la minería de datos, pero siguen siendo datos, que pueden decir muchas cosas, y cruzarse con muchas otras. Pero sin la herramienta adecúala, la información es hipervitaminosis.  La herramienta definitiva debe ser capaz de interactuar con el lenguaje humano, mucho más rápido y flexible. Capaz de infligir, de explicar, e interpretar el significado de los datos obtenidos de la conversación horizontal.

La demanda de herramientas de análisis es la nueva margarita a deshojar de la sociedad hiperconectada. “¡Sirve!, ¡No me sirve!, ¡Sirve!, ¡No me sirve!”… Hasta hoy, no conozco ninguna herramienta de análisis, útil a los fines de la demanda del marketing digital, y de la complejidad del fenómeno cultural y tecnológico.  Una cosa es el acomodo a la cuchara de palo, y otra las exigencias derivadas de la escases. ¡Quizás nos ha vencido la costumbre! Derivada de “la sociedad pasmada”.

Quien diga que la información disponible sobre las redes sociales es mínimamente optima; desconoce, e ignora que debe saber sobre los seres conectados, su razón y su humanidad virtual y su estado de conciencia. Desconoce e ignora la fenomenología de un ser empoderado, complejo y activado.

Atrás han quedado las herramientas gratuitas Google de análisis Web. Si la Web ha muerto, tendremos otra deshuesadora de herramientas inservibles. La conversación horizontal se presenta como hecho inalienable e ininteligible  a las propuestas actuales de análisis de redes. El algoritmo colibrí de google (Hummingbird algorithm) no entiende la conversación humana, a lo sumo propone en términos probabilísticos, lo que usted quiso decir. Aprende de otras búsquedas semejantes o parecidas. En realidad es una conversación muda y sorda. Quizás es mejor a todo lo que teníamos antes de la aparición de este algoritmo.

Matar moscas a cañonazos y presumir de a ver dado en la diana, se nos da bien. Hace tiempo que es el método apriorístico por excelencia del marketing invasivo digital (the day “D”) acertar y adivinar en entornos digitales son sinónimos de una misma actividad. A nuestro target se le llega drásticamente por efecto de la onda expansiva. El método es barato pero efectivo.

Se analiza a la sociedad hiperconectada con herramientas importadas de la sociedad vertical desaforada, intrínseca o propia del viejo avatar de la sociedad pasmada. Una sociedad aturdida por los medios de comunicación herméticos misteriosos, una sociedad pasiva, convertida en simple audiencia y/o espectador silencioso. No hemos querido entender que los objetos estudiados ya no están ahí, que no volverán a estar ahí. Tal adscripción y lealtad, le está costando al marketing prestigio y credibilidad profesional. Que las tipologías del consumidor pasmado, no son representativas ni útiles en la actualidad. Que no estamos ante simples cabios del consumidor o estadios temporales modales. Hay que aceptar que ha dejado de existir, el objeto, como sociedad pasmada. Los viejos avatares se alejan, productos del Big Bang en el seno de la sociedad pasmada. Los entornos digitales apenas representan los rastros de la vieja sociedad explosionada por la acción virtual.

El Análisis de redes sociales converge en la ambigüedad de los nodos y se pierde en los enlaces y flujos. Su utilidad marginal, matemática y mecánica, arrastra a las ciencias sociales en sus misterios especulativos. Tratan más de adivinar lo que pasa, que lo que dicen ellas. Por lo tanto, nos perdemos en la masa y en los números. Fueron útiles como descripción espacial de un fenómeno, pero sin marcos teóricos de referencia científica. Lo mismo sucede con el  algoritmo colibrí de Google, en realidad el buscador tratará de saber las intenciones del usuario “user intent”. Basado en una mejora de la comprensión de frases y oraciones. Lo que hace es  tratar de interpretar en su búsqueda: el cómo, el porqué, y el dónde o cuándo, tratando de saber la intención del usuario. Esta y otras combinaciones van a permitir al hegemónico buscador Google tratar de conocer la lógica y posibles cadenas de búsqueda complejas y largas, long-tail. De ahí que se diga que se “parezca” al lenguaje humano.

Ninguna herramienta de análisis y diagnóstico en la actualidad está homologada, por decir algo, a los cambios dictados por la sociedad hiperconectada. La demanda de herramientas  de análisis de nueva generación, será el nuevo boom tecnológico en arribar al mundo de los negocios tecnológicos, y al NASDAQ. Se impone la necesidad de un nuevo paradigma en el conocimiento, y en los métodos de Análisis de redes sociales.

Tribalidad digital vs. Nativo digital.

Todos estamos familiarizados con la nomenclatura o terminología digital de nueva generación, producto de la sociedad hiperconectada. El concepto de ‘Nativo Digital’ u homo sapiens digital de Marc Prensky. Es con toda probabilidad un término popular y de libre circulación e interpretación. Podríamos decir positivamente que goza de estatus de vulgaridad estándar.

Se puede ser un nativo digital (nacido después de los ‘80) y adolecer de sus cualidades intrínsecas e innatas, operativas. Para el marketing digital seria vital conocer cuando un ser nativo es OFF o es ON. SI aceptamos al nativo digital como categoría, entonces opongámosle una nueva categoría que surge como oposición necesaria. “La Tribalidad digital” entendida como sociabilidad digital, la habilidad de conversar horizontalmente independientemente de su virulidad. Y la capacidad de hacer amigos y seguidores (Followers) distribuir y compartir; tener vida y personalidad virtual real.

Sin un conocimiento fenomenológico de estos dos arquetipos, o representaciones sociales inéditas para las ciencias sociales y del comportamiento. Estaremos estudiando o analizando a seres inexistentes, o con toda probabilidad a seres evolucionados inteligibles a las técnicas del marketing basado en la sociedad pasmada. El porvenir no estará en los huevos, pero sí, con toda seguridad en el Análisis de las redes sociales y su conversaciones.

( * )   No le sirve a los efectos de este blog, el concepto clásico de ‘sociedad pasiva’. Adolece del contenido necesario descriptivo del aducido. Una sociedad sólo puede ser aducida si es pasiva. Pero el concepto en sí, no habla de los síntomas de la sociedad, expuesta a los medios de comunicación tradicionales. Cuando mucho ofrece el símil de estado catatónico terminal.

El estado de sociedad pasiva, es un estado postraumático, producto y consecuencia de estar expuesta la sociedad al vórtice de los medios de comunicación de masas durante décadas. La Sociedad Pasmada ofrece un concepto más amplio a la sociología. Habla de síntomas, antes que de las consecuencias, de interacción emocional, de frustraciones y de enajenación del instinto primario animal.

La interacción humana debe ser entendida como base biológica de nuestra conducta. La realidad analógica no permitía la continuidad evolutiva que significo el desarrollo del lenguaje. La sociedad habría entrado en un estado de “standby” inútil para la programación de la máquina de supervivencia, el hombre. La conversación horizontal ha devuelto a los homínidos nuevamente a la senda de la evolución. El homínido extrañado de su condición, nunca se sintió pasivo ante la hegemonía analógica. Antes se sintió impresionado, aturdido, vacilante, pasmado.
…/…

Twitter Ads: Mentiras y Verdades


twitter_bolsa

Ya conocemos el valor aproximado de salida a bolsa de Twitter, unos 15.000 millones de dólares, ‘nada de peccata minuta’, a menos que la comparemos con Google y Facebook. La empresa ha presumido de ser cauta y conservadora en sus estimaciones, lejos de la incontinencia verbal y millonaria de Mark Zuckerberg. Pero cuál es su valor de mercado en términos reales, quitando todo el maquillaje de Ps, todo lo intangible de sus promesas y posibilidades de futuro.

Estamos ante las fiebres del oro del siglo XXI. Una nueva zaga de Gambusinos en busca del Market share. Twitter representa una de las minas de datos por explotar más grande de la humanidad, después de FaceBook y Google. Reducida la humanidad a datos, y algoritmos, queda ver el espectáculo desde la comodidad de nuestros dispositivos computarizados.

«Sabemos qué: ‘la publicidad en twitter no vende’,  el caso twitter es ya historia viva para las escuelas de negocios y de marketing y publicidad, y una paradoja más para la sociedad hyperconectada; de ser así, es difícil entender el por qué:  de sus ingresos millonarios, y por qué, se le súper-valora tanto en su entrada a bolsa…

Si sucede un evento A, se presume su estado anterior B. [A entonces B]. Resolver los paréntesis y corchetes es parte de la disciplina de la ideología popular. Toda ideología dicotómica es primaria, animista y resoluta en sí misma, invariable. Es la fórmula predomínate en los homínidos. Es el mismo mecanismo regulador de la reputación y los rumores, en realidad son nuestros primeros algoritmos funcionales, construcciones ideales…

La escala humana como medida y explicación de la naturaleza y el universo, fue un ideal renacentista que duro como lenguaje y ciencia hasta hace muy poco. En cualquier caso es posthistoria. Lo predigital emprendió hace tiempo su camino de decadencia, un camino de no retorno. La humanidad virtual se expande más allá de la caverna, más allá de las teorías clásicas del diseño bilógico divino. Cualquier escala humana actual sólo es posible si la convertimos a dato.

Habitan entre nosotros ideas y teorías del marketing involucionista de finales del s. XX. Se aplican formulas sobre colectivos humanos inexistentes. Escalas sin sentido, imposibles. Y se siguen recogiendo datos y resultados paleontológicos mareantes, sobre una escala humana extinguida por los feroces depredadores los Crossumer.

¿Cómo funcionan los anuncios Twitter “Twitter Ads.? Lo que nadie se atrevió a decir hasta ahora sobre la rentabilidad y retorno (ROI) de la inversión publicidad de los clientes del microblogging Twitter. Los estudios publicados hasta ahora no son reales. Responden a burdas especulaciones aderezadas con estadísticas de resultados, de yo no sé qué cosa; sobre la capacidad del medio de vender y promocionar bienes y servicios y marcas.

Nadie, por lo menos yo, no me atrevo a cuestionar los ingresos por publicidad para el negocio del microblogging Twitter. Los ingresos son reales, constatables y posiblemente en progresión. Tres factores que parecen ser lo mismo en apariencia, pero no lo son. Número millonario de usuarios, Ingresos millonarios por publicidad contratada, y número millonario de clientes satisfechos. En todo caso cifras millonarias mareantes, intoxicantes. Si las separamos podremos ver el otro lado del bosque.

“No importa qué tipo de publicidad en los medios sociales está siendo usado”, los especialistas y responsables en marketing y negocios deben continuar sus esfuerzos en la persecución de nuevas fórmulas horizontales de publicidad: investigación, pruebas y seguimiento.

No perseguir o dejarse llevar por mantras millonarias, o infografías artísticas y creativas con porcentajes imposibles. Es necesaria la comprensión de lo que es y ofrece Twitter, y conocer en que están participando los seguidores, y con qué mensajes pueden ser o no ser negocios efectivos; hay que comenzar a probar ideas y mensajes en un nivel más pequeño. Si eres capaz de percibir la virtualidad humana de tu cliente, su capital binario, entonces tienes la mitad del trabajo realizado.”

Que tu inversión no termine siendo un gasto en moda y tendencia (trending topic) Antes de gastar grandes cantidades o sumas de euros publicitarios sin rumbo. Promover tweets que nunca tendrán la oportunidad de ser exitosos y no siempre bien dirigidos al target objetivo.

El éxito de Twitter, no está todo en poner publicidad en el confeti, en el papelillo de carnaval. Su éxito radica en el bajo costo de la inversión publicitaria para sus clientes. Es barato. ¡Dame dos!. Los excedentes de una campaña de marketing online, se destinan a un mix sin control de la inversión. Aquí no hay (ROI) que valga, ni boomerang que retorne. Si piensas en marketing viral, y además tienes la fórmula mágica. ¡Adelante!. No siempre buscar notoriedad y Buzz horizontal sin contraprestaciones resultan ser una buena idea. Crear expectativas falsas se paga caro con valores en bit horizontales. Nunca te enfrentes a tu peor pesadilla, el consumidor horizontal el despiadado “Crossumer”

El poder del marketing en Twitter, no está en la oferta tradicional de promesas y beneficios; el pescador de incautos con licencia, el cazador de mariposas exótico con shores khaki, asombrando a los nativos. Conducir masas de moscas y coleópteros hacia la marca, hacia el papel engomado, tiene consecuencias irreversibles para las empresas. Prometer como los enamorados la luna, ha dejado de funcionar en la era del online Dating y el Porno.

La publicidad aparecida en el entorno del perfil de los usuarios de una red social o microblogging es inocua. El poder de Twitter es la capacidad expansiva y viral del medio, no la de su plan publicitario y de anuncios. La publicidad, así entendida, ya no es un medio, son los propios usuarios Crossumer, los reguladores del market share, la cuota de mercado. Los custodios de la mina.

Las marcas, las empresas y las personas no necesitan contratar espacios publicitarios en un microblogging, y en particular Twitter. Son medios y canales horizontales abiertos a los prosumidores, seres digitales (consumidores y productores). Twitter es un medio subversivo de información y sensible a los mensajes virales. Es el medio nativo del marketing viral. ¡Si tiene un mensaje viral, usted no necesita permiso! Y recuerde que el fracaso es caro ¡Flop! Si realmente usted tiene un producto o servicio con valor de cambio viral. Usted no necesita contratar planes. Láncelo gratis.

Si no sabes usarlo, o no entiendes el cómo, ni el cuándo, ni el por qué, aunque te lo expliquen en colores. A pesar de todo ello, sigues manteniendo tu fe ciega en el medio como verdad revelada; tenéis un problema, tú y los responsables de marketing. Los pocos casos de éxito relativo, a bombo y platillos, no han sido gracias a Twitter, sino a pesar de Twitter. Twitter es una herramienta, no es un soporte publicitario de reclamo, información y demanda. ¡Toma la iniciativa radical de cambiar!

Resuelto el problema del marketing viral*


modelo del grupo seminal

Científicos del ejército norteamericano de West Point copian partes de mi teoría sobre el hombre grapa en las redes sociales, el “Staple Man” cuyo hallazgo anuncie en este medio, y prometí difundirlas en un libro de pronta aparición. El descubrimiento y aislamiento del elemento grapa, en una red social es el equivalente a la molécula de dios, o Bosón de Higgs. La sola presencia de uno o más de estos elementos grapa en una red social, dada su alta conductividad y virulidad nativa, garantizarían el éxito y expansión de una red social, más allá del mensaje. Me complace el reconocimiento de la comunidad científica a mi trabajo de investigación sobre la sociedad conectada, cuyo marco teórico emanan del Darwinismo digital, la Antropología digital y la Etología humana digital.

“La noticia aparecida en el Blog MIT Technology Review, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y en la prestigioso blog de “Cornell University.” Anunciaba el hallazgo: “Investigadores militares estadounidenses de West Point, resuelven el problema fundamental del marketing viral. Unos teóricos de las redes que trabajan para el ejército de Estados Unidos han resuelto cómo identificar el pequeño grupo “seminal” de personas capaz de difundir un mensaje por toda una red. The Physics arXiv Blog 18/09/2013.”

Estos científicos han llegado a conclusiones muy parecidas, a las planteadas por mi teoría del ‘elemento grapa’. Han encontrado una manera de identificar y aislar al ‘grupo semilla’ que, cuando se infectan, o contagian, puede difundir un mensaje a través de toda una red altamente distribuida. Y dicen, además, que se puede hacer rápidamente y fácilmente, incluso en redes relativamente grandes. […]

Estos científicos logran identificar al pequeño grupo viral responsable, (grupo seminal) pero no su naturaleza, ni su cultura. Desestiman las condiciones y partes necesarias de la interacción social de un grupo. No buscan aislar al elemento nativo presente y necesario en todo proceso de ignición o fisión viral. Qué hace singular a un grupo seminal, y si se pueden crear grupos semilla artificiales, conociendo el mecanismo, la génesis binaria.

Ni el peso, ni el vínculo social de las partes con el todo son reveladas. Se habla de la estructura matemática del grupo y su función, pero no de las leyes que la estructuran siendo estos elementos bilógicos binarios. Y no se habla en el estudio de la cohesionan como fuerza colaboradora, capaz conducir la naturaleza social ferina plurarquíca de la red social.

El estudio se basó, a mi entender, en la imagen o registro gráfico de los eventos observados, especie de Photo finish de varios evento pasados, de una acción viral ejecutada sobre varias redes sociales, redes altamente distribuidas. No sabemos si fueron observados en tiempo real. La observación estadística describe el epicentro del mensaje “viral” y las relaciones y acciones entre grupos y las relaciones e interacciones de los grupos más activos en una red distribuida.

Los investigadores lo que han hecho es encontrar la manera de identificar a un subgrupo de actores, que si se le envía todo el mensaje, debe difundirlo a toda la red. Grupo semilla. Pero no están seguros de que sean estos mismos actores, los integrantes de futuras acciones virales. “De ser así, no sabemos nada” Se conoce la fuerza de un grupo semilla. Pero no la calidad viral del grupo en el tiempo. Tampoco la escala de velocidad de respuesta en cada grupo observado. ¿Qué hace al grupo semilla altamente conductor, e inductor de energía potencial necesaria en toda acción viral?

“Toda arquitectura de red es una estructura de poder latente” Identificar la composición diferencial de todos los actores de un grupo ‘seminal’, nos acercaría a la identificación y aislamiento del elemento o ‘elementos grapa’. Un elemento grapa en un ‘grupo seminal’, es aquel elemento o elementos capaces de enriquecer al grupo seminal, independientemente de su orientación ideológica. No sabemos identificar por ahora cómo entra, pero tampoco el por qué permanece engrapado en el grupo. “El valor del elemento grapa, no es el cómo se sujeta en el grupo, sino a quienes sujeta.” ¿De dónde emana su fuerza y su conciencia?

Cuál es el umbral crítico del elemento grapa en una red. Cuál es el grado o capacidad cognitiva del elemento grapa. Inteligencia interpersonal según la teoría de las inteligencias múltiples” de Howard Gardner, es la capacidad cognitiva de percibir en un contexto común lo que otro individuo puede sentir. También es un sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra. Los primatólogos llevan tiempo observando la teoría de Howard Gardner, en grupos de primates, llegando a reconocer la valides universal de la teoría de las inteligencias múltiples, observadas en los humanos y en algunas familias de primates.

El amplio espectro de posibilidades que se abren de aquí en adelante, son inconmensurables. Pienso en la utilidad para la sociedad conectada, la economía, la política y la social media, así como también, por lo visto hasta ahora, para usos militares por el control del espacio virtual, son inéditos. La existencia y aislamiento del elemento grapa como aportación científica, posibilita nuevos escenarios socio-económicos, lo convierten en la principal herramienta estratégica hallada hasta ahora para el uso y manejo científico de las redes sociales y su rentabilidad.

La fenomenología de las redes sociales, no pueden ser un enigma, o un espacio para las especulaciones estadísticas y de resultados, como ha venido sucediendo hasta ahora. Demasiada ‘gimnasia y magnesia’ vertidas y ventiladas sobre la sociedad conectada y su descifrado a lo código Da Vinci (infoxicación o infobesidad). El volcado o “vertido” estadístico en una infografía, especie de modelo pedagógico de la social media, no resolverá las incertidumbres que se ciernen sobre la sociedad digital, entendida como misterio. En términos fenomenológicos se abre un nuevo cambio de paradigma sobre la sociedad conectada su ciencia y su metodología. Lo social media fue la parte física visible del cambio de paradigma entre medios tecnológicos, hasta ahora, entre la social media y medios de comunicación de masas.

(*) http://www.technologyreview.es/blog/post.aspx?bid=359&bpid=29700