In Front of the Mirror


tumblr_m871pyxsBW1qhsqm1o4_1280 (1)

Invasión de imbéciles

El escritor y filósofo italiano Umberto Eco, criticó duramente a Internet, en particular acusó a las redes sociales (RRSS) de haber generado una “invasión de imbéciles”, ya que “dan el derecho de hablar a legiones de idiotas”. La opinión del semiólogo se ha hecho viral en las mismas redes sociales criticadas.

La superioridad del espejo sobre la razón, (In Front of the Mirror) De niño solía esperar de los periódicos dos cosas con ansiedad irracional: los suplementos (cómic) y los laberintos (juegos). Hoy sigo esperando de ellos lo mismo, pero con un uso más racional del medio y del tiempo, el tiempo adulto. La realidad política convertida en cómic, y los artículos de opinión convertidos en laberintos.  Pocas cosas han cambiado desde entonces, por encima de las aficiones y los gustos.

Me complace leer las opiniones de Umberto Eco ¡y a quién no! Me hace volver a creer en la utilidad de los diarios de opinión, más allá de los blogs. A nadie le disgusta qué corra el aire fresco entre tanto dióxido de carbono ‘el moderno CO2’ como lo llaman los nativos digitales a la ‘apocalypse now’, dos letras y un número para definir un destino y un final. Un ejemplo más de los laberintos.

Resolver laberintos, es arriesgarse a emprender un camino y no hallar la salida esperada. El peligro está en inventarse uno mismo, nuevas reglas, por imperativo de la demanda social (lo político correcto) la opinión pública como moral social. El sí se puede “Yes, we can” es un nuevo revulsivo contra la realidad y la historia. Toda sociedad empoderada inventa su aceite (3en1) su “Yes, we can” que todo lo afloja, la rigidez, la contradicción, la resistencia, en definitiva aquello que no nos representa. La función del (3en1) es eliminar la conciencia ciudadana, en beneficio de lo protosocial, la tribu, las demandas y su postureo. Otro ejemplo de laberinto!

Umberto Eco, es de esos intelectuales y libre pensadores que no necesita intérpretes sobre sus opiniones; tampoco segundas lecturas complacientes. La pulcritud en sus ideas, bien construidas y bien acabadas, son invitaciones a la reflexión y la inteligencia (ahora llamada emocional) No digo qué estén acertadas, porque nadie tiene el recurso de la verdad. La genialidad en discurrir por caminos insospechados, vedados al sentido común (popular) es de agradecer, no toda la luz esta bajo la farola…

El espejo te devuelve siempre a la realidad, es tan jodido qué: si enfrentas tu realidad al espejo este es capaz de reproducirse hasta el infinito. Nunca contravengas la realidad de un espejo. La función de la opinión de un intelectual es enfrentar espejos, reflejar la otra realidad, la virtual e inacabada realidad; de ahí que pocos se atrevan a compartir los espejos. A nadie le gusta ver una versión de sí mismo no autorizada.

Como bloguero me veo afectado por las funciones sociales de los espejos, de las opiniones vertidas por Umberto Eco, sobre el mundo disruptivo de las redes sociales y el nuevo modelo de sociedad inteligente. Reflexionar no siempre ha sido gratis, y menos cuando nos vemos reflejados en la parte fea del espejo: “Es cierto! me veo como un web actor con derecho de hablar a legiones de idiotas” Quién diría que un bloguero emigrado del bar a las redes, como dice Umberto en su artículo, iba a ser parte de una tribu de imbéciles… «Para sobrevivir hay que contar historias» según afirma con certeza, Umberto Eco. Un laberinto que he resuelto hace tiempo, gracias a las redes sociales…

(*) Photo de Szinetar con Umberto Eco: El venezolano Vasco Szinetar reúne la mayor serie de autorretratos con famosos (In Front of the Mirror) hecho qué me ha servido de leitmotiv para este post dedicado a los imbéciles…

Anuncios

El Blog también va a la montaña


Emigrar hacia la montaña

¿Por qué tengo un blog? Confieso que lo hago para alimentar mi ego, pero también para acercarme a la montaña. La sociedad hiperconectada, cada vez más alejada de nosotros, más libre, más inteligente, con más información disponible, y en contradicción a todo ello ‘Infoxicada’, menos informada incapacidad de analizar y aprender objetivamente del aluvión. Dos verdades opuestas no se juntan si antes no fornican. La síntesis resultante por su naturaleza contradictoria, suele ser el pacto o el engaño como ejercicio de una farsa, que se presenta como historia de la tecnología. ¡Precio de venta al público!.

Primera ley objetiva de la fenomenología del Blog: “Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña”.  ¡Permítanme la licencia!  Sin ánimos de ofender a nadie, o de ser irreverente, safio. Antes diré que fue la primera ley pre-cartesiana pronunciada en el mundo por el método deductivo. Para mi maestro el racionalista crítico Karl Popper “En el método hipotético deductivo, las teorías científicas nunca pueden considerarse verdaderas, sino a lo sumo «no refutadas»”. Así la naturaleza se presenta como evidencia irrefutable y gobierno de Dios. La filosofía y el dogma son recurrentes a estas explicaciones, especie de placebos sociales.

Las leyes así explicadas por el profeta fundador del Islam, resultan más elocuentes y veraces, si nos hace participes de ellas. A diferencia de los herméticos misterios y las parábolas. Este es un discurso “moderno y evolucionado” Las evidencias deben, y tienen que ser por necesidad experiencias amigables y compartidas; experimentalmente irrefutables para quienes se ven retratados en ellas. El famoso eslogan del mercado ¡Hágalo usted mismo!. Un Blog debe tener esta misma capacidad de discurso.

En la sociedad conectada, todavía no hemos llegado a superar el milagro de Mahoma. Las redes sociales se resisten como la montaña a venir a nosotros. Somos nosotros los que vamos e ellas. ¡Por ahora!. “Si la nube no va al Blog, el Blog va a la nube” “Si la sociedad conectada no va al Blog, el Blog va a la sociedad conectada” Y así podemos seguir  hallando analogías hipotéticas deductivas sobre la fenomenología del Blog y su nuevo avatar las redes sociales. ¡El poder del discurso hipnótico ! el poder encantador de los lideres, ahora es el factor de la sociedad conectada y su principal motor. “The enchantment factor and the Likeability factor”

…Google va a la montaña

El algoritmo Colibrí de Google, ha decretado la defunción anunciada de la Web. La Web no es ya un negocio lucrativo para el gigante de Mountain View. La Web, sólo representa una porción cada vez más pequeña del pastel de negocios de Google.

Si la sociedad conectada na va a Google, Google va a la sociedad conectada. Google prioriza y acerca sus productos y servicios a las redes sociales; ¡De ahí su discurso Altruista! Con la última actualización de su motor de búsqueda, Google Hummingbird. Relega así con ventaja desleal a todas las demás marcas que no sean productos propios de Google. Los Blogger, los Post de Google+, Los Videos de YouTube etc. Cualquier búsqueda actual hará minería excautiva en los datos pertenecientes al negocio google.

“La nueva generación de teléfonos celulares inteligentes permitió que no hiciera falta la web para usar Twitter, Facebook, iTunes o radios a través de Podcasts. Esto es lo que hace, según un artículo de Chris Anderson, que cada vez se navegue menos por la web”  (The Web is dead). A mi entender, para google era vital la defensa de sus productos, cada vez más alejados de las redes sociales. ¡Enroque  en defensa propia!. Google definitivamente ha dado un tiro de gracia a la moribunda Web. Y un balón de oxígeno a sus productos. La Cháchara del “cotolengo” sobre la web semántica resulto ser un anestésico, tipo acupuntura Google.

Los blog escritos con el recetario social media, basados en contenidos milagros, en cuentas de cristal y espejitos, para hacerse más amigables y visibles. Responden a estereotipos de la Gestalt. El blog encorsetado y anidado en fórmulas de éxitos y posicionamiento en buscadores, también han muerto para el buscador por excelencia Google. El blog tendrá que emigrar arrastrado por la conversación, ajena al polvo de la Web.

Los entornos digitales y los dispositivos móviles inteligentes y las Tablet, harán búsquedas de voz. El azar será menos frecuente en las búsquedas. Las frases largas (long tail) y especificas traerán resultados más inteligentes, cada vez más parecidos a las conversaciones humanas. Las búsquedas se harán dentro de las redes sociales, interconectadas las unas con las otras.  Es cierto ¡La Web está muerta!.

Quizás estemos atrapados en un contenedor de cristal y retroalimentados, una falsa ilusión de armonía, pero cerca de nosotros se apilan los muertos. El blog tendrá que emigrar hacia dispositivos inteligentes móviles y plataformas más amigables y ligeras. La instantaneidad en el café y en los sobres de sopa se impone en el mercado, como nueva racionalidad.  El efecto conversación horizontal hará que todos vallamos a la montaña inexorablemente. Las redes imponen un nuevo avatar a los Blogueros.

Hoy marcha mundial contra el ACTA


Oleada de Represión en Internet

No a la ley ACTA

Lo Freemium, el último refugio


El marketing en los últimos 40 años no ha sido capaz de crear nada, absolutamente nada nuevo en las sociedades de libre mercado. Ha visto pasar los trenes de la historia reciente, sin engancharse a ninguno. También podemos decir del marketing qué, ha visto desde su cómoda feudo y soleada posición en la playa, pasar la primera ola, la segunda, la tercera y posiblemente esta cuarta de la era digital. Y no se ha enterado de nada. La tabla periódica de la química del marketing está llena de nuevos elementos, de los cuales no sabemos para qué sirven, es el caso del elemento freemium. El modelo de negocio freemium para el marketing social media es digno de estudio para la anatomía forense del Marketing vertical. Se puede vivir con el virus freemium o morir por tres causas asociadas a este elemento, por exceso, por deficiencia y por ausencia.


El peligro de las Freemium: Un caso de estudio
¿Cuál es el equilibrio y de que depende el éxito del colesterol bueno?, “el freemium bueno” la empresa 2.0 ha revolucionado el marketing social media, pero cómo repercute o afecta a la empresa tradicional o vertical los modelos emergentes de empresa horizontal 2.0, basadas en la tendencia del precio radical. ¿Existe una formula, auto medicable?, ¿Cuáles son los peligros de ir promiscuamente por las redes sin condón?, ¿De qué depende la evangelización freemium?, ¿Cómo me lanzo a la bacanal freemium y parecerme a uno de ellos?, ¿Todo lo contable y tangible en internet es virtual freemium?, ¿Cuáles son los costos de cambio de modelo?, ¿Cuál es el peaje, que hay que pagar por ser freemium?, ¿Debemos copiar el éxito del modelo freemium del porno?.


¡Libre ahora y pague después!: Microsoft Convierte la piratería en beneficios

Factores de éxito:

Conversión: Uno de los factores clave de este modelo es poder convertir los suscriptores gratuitos en clientes Premium. Hacer esto es más fácil cuando la empresa puede controlar sus costos y por ende ofrecer un precio bajo.

Cantidad: Freemium es un juego de números: si solamente el 1% de sus usuarios van a pagarle, entonces usted necesita tener cantidades muy grandes de usuarios gratuitos para tener utilidades de este 1%.

Valor agregado: Hay que crear servicios y productos adicionales de alto valor agregado para que el usuario gratuito sienta que vale la pena pagar el precio Premium. El valor de los servicios gratis debe ser también alto porque en Internet hay mucha competencia para cualquier cosa que sea gratis.

Costos bajos: El modelo freemium funciona porque el costo marginal de cada usuario adicional es bajo, así que usted necesita mantener sus costos de operación bajos. La economía del Internet, con cosas como open source y la nube, ayuda, pero no a todos.

Análisis: Analice con cuidado cuales tipos de usuarios se convierten más fácilmente y cuales productos o servicios son adquiridos más a menudo pagando. Recuerde que el modelo freemium es un negocio de altos volúmenes y bajos porcentajes entonces pequeñas diferencias porcentuales pueden generan grandes diferencias en utilidades.”

Si existe algo más inestable que la nitroglicerina es la química del freemium. No hablo solamente del modelo de negocio, nada más lejos de ello, hablo de la psiquis del freemium y de su equilibrio colectivo. Toda revolución tiene sus fariseos y sus mercaderes del templo. Según San Mateo en el Evangelio: “Antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico entrará en el reino de los Cielos” Los mercaderes del freemium furtivos que utilizan señuelos y silbatos de reclamo con sonido de ciervos en celo, para atraer la pieza mayor. Estas son prácticas explosivas como la nitroglicerina. La conversación horizontal al igual que la cita del evangelio detecta estos comportamientos y denuncia y destruye cualquier intento de colarse por el ojo de la aguja digital.

Lo freemium no es aceptado como anzuelo, gancho o promoción engañosa, por los prosumidores. Internet es un gran cementerio y tanatorio de falsos freemium. Hay que entender que detrás de toda compra freemium hay una personalidad freemium con alto contenido fans (friki). Ofrecer chatarra para captar clientes, así como, productos fuera de inventario o betas que caducan como los yogures son malas prácticas. Sin olvidar que los productos freemium deben tener un alto valor añadido y la posibilidad de alcanzar el ansiado clímax, jamás ofrezcas gatillazo gratis. También esta máxima bíblica se cumple en la red, con pequeñas variantes. Si los mercados son conversación como dice el Manifiesto Cluetrain, y además, conversación horizontal entre iguales y honestas, distribuidas y compartida. Podemos decir que los webactores como human_0_1 gozan de superconductividad fenómeno de la mecánica cuántica. La conversación o “la gúgol conversación” en la red es viral y neuronal y son claves para entender las base biológicas de nuestra conducta digital. ¡Ya nada será igual…!.

Escrito por Sam Hill,Glenn Rifkin   Richard Laermer

Las obviedades por definición son todas reduccionistas, decir que “lo freemium” es un modelo de negocio es una evidencia subjetiva que limita otros puntos de vista; y le quita posibilidades a esta nueva evolución del mercado virtual. No niego la evidencia, es más, me reafirmo en ella. Pero no me contento con las definiciones univocas sobre su naturaleza y constitución. Lo freemium responde más a la descripción de un tipo de comportamiento propio de los seres digitales, antes que a un modelo de negocio. No podemos utilizar un modelo o una formula sin conocer sus leyes, sus virtudes y sus riesgos.

Los espacios o entornos virtuales donde los costes tienden inevitablemente a cero, dejan muy poco margen a las empresas dirigidas por mentes verticales. El modelo de negocio freemium es un ejemplo de funcionalidad horizontal, moderado por la conversación de la sociedad digital. Pienso que la máxima freemium es: “No tenemos ningún vendedor. Nuestros clientes hacen el mercadeo para nosotros”. Esta idea horizontal del mercado radical muy pocas veces comprendido; y lo más duro de digerir para los empresarios moribundos del viejo modelo vertical, tipo General MacArthur, basados en la invasión y conquista de mercados, nichos y conciencias, con planes estratégicos y tácticas modeladas sobre un rollo de papel higiénico. A veces el sarcasmo, la burla y la sátira nos ayudan a entender los cambios, si no somos sacudidos por la reflexión, no tardara la realidad en hacerlo por nosotros, pero esta vez de forma trágica. Una vez más la evolución de la inteligencia humana deja marginados los viejos avatares de la humanidad predigital

Los profesionales del marketing desplazados por la evolución de la inteligencia human_0_1 se resisten a entender que los contenidos creados por los consumidores pueden llegar a donde los profesionales de la mercadotecnia se encuentran reacios a entrar y entender. Los prosumidores digitales tienen cada vez más desarrollada su inteligencia colectiva en busca de su nuevo avatar; la innatista realidad inconsciente, pasa hacer un avatar consciente de su nueva personalidad colectiva, convirtiéndola en una máquina trituradora del mundo vertical.

En el modelo freemium también el marketing lo realizan los usuarios (prosumidores), no hay campaña ni publicidad, tampoco Generales MacArthur. En palabras del poeta surrealista Nicolás Calas, tal fenómeno lo definiría como: “la realidad inconsciente de la personalidad colectiva”.

Hay quienes no pueden concebir el Marketing como una obra colectiva. Para los surrealistas y dadaístas como Max Ernst: La poesía debe ser hecha por todos y no por uno, tal fenómeno lo definió como “contagio mental” que es ahora, con ciertas variantes una de las ideas dominantes del mundo digital y virtual. (Obras colectivas y contagio mental) no les suena esto a compartir, distribuir y virulidad. ¿Coincidencias tal vez?

Lo subyacente a la idea de freemium es el ser social digital, con todas sus implicaciones evolucionistas de la inteligencia humana. Esconde comportamientos conductuales y supra biológicos de alto contenido, por ahora, no bien explicados y poco perceptible para la sociedad vertical. ¿Nos estamos acercando cada vez más a descubrir que hay detrás del cuadro?, En términos científicos del racionalismo critico, diríamos que cada vez nuestras predicciones arriesgadas, arrojan luz sobre la caja negra del racionalismo critico.

Espero saber explicarlo en este reducido espacio. Los impacientes tendrán que leerlo en mi libro: Human_0_1 y su nuevo avatar. ¿Cómo afecta esto a la economía mundial?, ¿Es parte de la crisis global que padecemos?, ¿Cuál es el papel de los vestigios del Marketing tradicional en la era digital?, ¿A qué grados de temperatura arden los medios de comunicación verticales?, ¿Cómo será el papel de los profesionales del desaparecido mercado?, ¿Las empresas actúelas precisan conocer las posibilidades del precio cero?, ¿Cómo puedo conocer la esperanza de vida digital? ¿Quiénes son sujetos de la evolución? (…)

Lo Freemium es un modelo más a sumar a la era digital, y también una aportación al conocimiento ontológico de la evolución de la conciencia digital. Lo freemium es rico y complejo y puede servir de ejemplo para la reflexión para quien se interesa por la empresa 2.0 y su socialización supra biológica. El futuro ya no está próximo, el futuro es digital.