In Front of the Mirror


tumblr_m871pyxsBW1qhsqm1o4_1280 (1)

Invasión de imbéciles

El escritor y filósofo italiano Umberto Eco, criticó duramente a Internet, en particular acusó a las redes sociales (RRSS) de haber generado una “invasión de imbéciles”, ya que “dan el derecho de hablar a legiones de idiotas”. La opinión del semiólogo se ha hecho viral en las mismas redes sociales criticadas.

La superioridad del espejo sobre la razón, (In Front of the Mirror) De niño solía esperar de los periódicos dos cosas con ansiedad irracional: los suplementos (cómic) y los laberintos (juegos). Hoy sigo esperando de ellos lo mismo, pero con un uso más racional del medio y del tiempo, el tiempo adulto. La realidad política convertida en cómic, y los artículos de opinión convertidos en laberintos.  Pocas cosas han cambiado desde entonces, por encima de las aficiones y los gustos.

Me complace leer las opiniones de Umberto Eco ¡y a quién no! Me hace volver a creer en la utilidad de los diarios de opinión, más allá de los blogs. A nadie le disgusta qué corra el aire fresco entre tanto dióxido de carbono ‘el moderno CO2’ como lo llaman los nativos digitales a la ‘apocalypse now’, dos letras y un número para definir un destino y un final. Un ejemplo más de los laberintos.

Resolver laberintos, es arriesgarse a emprender un camino y no hallar la salida esperada. El peligro está en inventarse uno mismo, nuevas reglas, por imperativo de la demanda social (lo político correcto) la opinión pública como moral social. El sí se puede “Yes, we can” es un nuevo revulsivo contra la realidad y la historia. Toda sociedad empoderada inventa su aceite (3en1) su “Yes, we can” que todo lo afloja, la rigidez, la contradicción, la resistencia, en definitiva aquello que no nos representa. La función del (3en1) es eliminar la conciencia ciudadana, en beneficio de lo protosocial, la tribu, las demandas y su postureo. Otro ejemplo de laberinto!

Umberto Eco, es de esos intelectuales y libre pensadores que no necesita intérpretes sobre sus opiniones; tampoco segundas lecturas complacientes. La pulcritud en sus ideas, bien construidas y bien acabadas, son invitaciones a la reflexión y la inteligencia (ahora llamada emocional) No digo qué estén acertadas, porque nadie tiene el recurso de la verdad. La genialidad en discurrir por caminos insospechados, vedados al sentido común (popular) es de agradecer, no toda la luz esta bajo la farola…

El espejo te devuelve siempre a la realidad, es tan jodido qué: si enfrentas tu realidad al espejo este es capaz de reproducirse hasta el infinito. Nunca contravengas la realidad de un espejo. La función de la opinión de un intelectual es enfrentar espejos, reflejar la otra realidad, la virtual e inacabada realidad; de ahí que pocos se atrevan a compartir los espejos. A nadie le gusta ver una versión de sí mismo no autorizada.

Como bloguero me veo afectado por las funciones sociales de los espejos, de las opiniones vertidas por Umberto Eco, sobre el mundo disruptivo de las redes sociales y el nuevo modelo de sociedad inteligente. Reflexionar no siempre ha sido gratis, y menos cuando nos vemos reflejados en la parte fea del espejo: “Es cierto! me veo como un web actor con derecho de hablar a legiones de idiotas” Quién diría que un bloguero emigrado del bar a las redes, como dice Umberto en su artículo, iba a ser parte de una tribu de imbéciles… «Para sobrevivir hay que contar historias» según afirma con certeza, Umberto Eco. Un laberinto que he resuelto hace tiempo, gracias a las redes sociales…

(*) Photo de Szinetar con Umberto Eco: El venezolano Vasco Szinetar reúne la mayor serie de autorretratos con famosos (In Front of the Mirror) hecho qué me ha servido de leitmotiv para este post dedicado a los imbéciles…

Anuncios

El sembrador de montañas


el sembrador de montañas

Érase una vez…

Sí tuviese que contarle a un niño la aventura humana, escogería esta época, dónde yo soy testigo perplejo sin resistencia, actor obligado con doble rol, el de convidado y anfitrión. También escogería un titulo maravilloso, y una sugerente ilustración, ciñéndose a la tradición de los hermanos ‘Grimm’ lo intitularía: «El sembrador de montañas» y comenzaría el cuento con: Érase una vez, una aldea global habitada por seres virtuales iluminados y virtuosos, empoderados y felices, dedicados a la siembra y cosecha de montañas…

La sociedad hiperconectada ha creado seres virtuales, no individuos, sembradores de montañas qué no tienen que ir a ellas, ni esperar que ellas vengan, virtudes o cualidades que señalan hacia un nuevo avatar, nueva humanidad; de ahí el malestar en la sociedades sujetas al dogma religioso, de ahí que los fundamentalistas vean peligrar su mundo atávico, de ahí que corten cabezas, símbolo del cambio de tiempo y de mundo.

Los anarquistas fueron expresión de un mundo laico, retrograda y libertario; pretendían detener el tiempo apedreando los relojes de las catedrales. Para los utópicos socialistas, la historia se detuvo con el derecho a la propiedad. Emma Goldman, decía que: el tiempo nació cuando la propiedad reclamó su derecho divino. También valdría decir que la historia vertical se detuvo, que el tiempo horizontal nació cuando la realidad virtual reclamo su derecho a ser real.

Pese a las evidencias de que algo radicalmente nuevo está sucediendo en política, economía, en la sociedad, el discurso del cambio está enfocado en la ideología verde del ecologismo, como nuevo desafío global. Estamos demasiado distraídos con el impacto medioambiental, sobre la vida, que no reparamos en la evolución de los futuros seres afectados por el cambio climático.

Lo subversivo a los dogmas milenarios y a las verdades absolutas es la capacidad de aprender, desaprender y reaprender de los seres digitales. Decía el sociólogo Alvin Toffler: ‘Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender’ En realidad no son virtudes abiertas al público, toda ideología absolutista las tiene capadas en origen. Se aprende en teoría, a entrar, pero no se aprendes a salir. Es el éxito y el mecanismo de una ideológica.

“¿Qué es la virtud? Es una disposición habitual y firme para hacer el bien: «El fin de una vida virtuosa consiste en llegar a ser semejante a Dios» Hay virtudes humanas, virtudes teologales y virtudes líquidas” Cuando una tecnología se superpone al plano de lo virtuoso, ésta entra en conflicto, porque adquiere entidad propia, semejanza con Dios; en razón de la cual se construye la nueva moral «todo paralelo a ella, nada por encima de ella»

¿Qué pasa cuando las redes sociales ‘RRSS’ se convierten en medios virtuosos? Una cualidad reservada a los dioses en todas las culturas y civilizaciones conocidas. Las virtudes eran recreaciones universales y unilaterales ajenas a los individuos, emanaban de un ente, y de un orden supremo, divino. Eran valores orientativos, no sujetos a la razón. La excepción a la norma eran los iluminados y virtuosos, capaces de ser la excepcionalidad a la norma. Líderes carismáticos, magos, filósofos, artistas, escritores y profetas… La excepcionalidad fortalecía la norma invisible de un ente superior.

Los medios líquidos, han convertido la excepcionalidad en experiencia, en un valor (common) común a la sociedad hiperconectada, del día a día. Los sembradores y cosechadores de montañas, ya no tendrán que esperar cada siglo (cien años) a que alguien suba a la montaña y baje a contarnos su iluminada verdad (paradigma). Lo virtuoso ha llagado para quedarse, los medios líquidos son medios subversivos, cada quien y cada cual convertido en sembrador de montañas.

«El Smartphone, el medio líquido»


el mono que come libros

El planeta del Smartphone es ya una realidad, son más los teléfonos inteligentes que personas ocupando el planeta azul. A mi entender, pocas cosas han modificado nuestra forma de pensar y relacionarnos con el mundo material y de las ideas, que el desarrollo del lenguaje, la imprenta, y el Smartphone. Nada antes había modificado el curso de la evolución del hombre de forma más radical. Tres estadios revolucionarios, tres avatares, tres configuraciones, que modificaron el destino del hombre actual y la humanidad. El Gurú de la comunicación ‘Marshall McLuhan’ hablaba de la evolución de los «medios fríos y calientes» como responsables modificadores de nuestra conducta. Habría que agregarle a las viejas observaciones los (medios líquidos) la comunicación libre y horizontal.

El edén del ‘homo Smartphone’

La sociedad disruptiva, el edén del ‘homo Smartphone’, se caracteriza por ser una manifestación más de la sociedad de la información y el mercado disruptivo, y por estar integrada por seres humanos ‘líquidos’ evolucionados, más allá de los fenotipos de los seres humanos modernos. El viejo fenotipo de homo sapiens, sapiens, responde más a la necesidad de establecer un orden taxonómico y biológico del hombre, que a una necesidad sociológica y de la etología humana por querer definir la nueva dimensión del hombre exteriorizado, horizontal «La muerte del individuo».

Hablar del homo sapiens, sapiens, como el fin de la evolución humana y del diseño divino, es negar las nuevas formas transicionales aparecidas en forma de habilidades que hasta ahora eran desconocidas por las ciencias del hombre vertical. El hombre virtual, y el ser digital de «Negroponte» es una dimensión virtual de la humanidad, no descrita por las ciencias formales y del conocimiento.

Las inéditas habilidades socio tecnológicas modificadoras del comportamiento, están fuera del individuo «exteriorizada» representan realidades virtuales organizacionales y digitales, que escapan a la propia definición de homo sapiens, sapiens, el homo Smartphone es un ser fuera de su contenedor biológico.

El «homo Smartphone» es también el hombre conectado. La relación de «un hombre, un teléfono, o un teléfono, un hombre» es demasiado importante para ser obviada por la sociología y las ciencias del comportamiento animal y humano, y la etología. La asociación existente entre, homo-Smartphone y Wikireportero,  es la consecuencia de un nuevo estado de naturaleza del hombre, el homo-Smartphone, el hombre conectado. Los viejos roles profesionales exclusivos a los iniciados y agremiados, están dejando paso a nuevos comportamientos sociales y rupturistas con la sociedad analógica vertical.

Es el caso de la profesión deontológica del periodista y el reportero, expulsados del paraíso terrenal, obligados a competir en igualdad con las masas inteligentes y empoderadas. Los lectores pasivos han entrado en un espacio desconocido y originario de ingravidez o independencia del sujeto dueño de los medios de comunicación. Por ahora la conversación horizontal es anárquica, y los medios disponibles en constante evolución y precariedad. A pesar de todo ello, son las fuerzas motoras del mercado disruptivo. Nada está acabado en la nueva naturaleza, todo son versiones. El cuarto poder editorial, ya es prehistoria vertical, se impone un nuevo modelo de sociedad líquida «El quinto poder» la conversación horizontal y su organización social media, como poder editorial.

Pero volvamos al ‘Homo Smartphone’ veamos su irrupción en el discurso sobre la realidad contemporánea del hombre conectado, o simplemente de la sociedad cyberorganizada y dependiente de la tecnología. Un hombre sin un teléfono móvil e inteligente, es un inútil, un minusválido funcional. Para el sociólogo Alvin Toffler: “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.” Pero eso sí, con un Smartphone.

Los Smartphone han dejado de ser herramientas de comunicación digital para convertirse en extensiones del cuerpo humano, no lo digo yo, lo predijo el gurú de la comunicación ‘Marshall McLuhan’ Para él, la historia de la comunicación transcurrió entre dos formatos evolutivos  los «medios fríos y calientes» y a esta descripción de los medios de comunicación yo le agregaría el «medio de comunicación, liquido» es el formato horizontal por excelencia. Los tres medios han Modificado nuestra forma de pensar

Los seres humanos no son medidos por los bienes materiales que posee, es una falsa creencia, ni por la relación de un hombre un objeto, un objeto un hombre. Tampoco por el hecho de poseer un desatascador de W.C. cada uno de nosotros como Mario Bros, ello nos convierte en la generación de los fontaneros. La era del sílex, del hierro, el bronce, la rueda y la era industrial. No fueron relaciones unívocas, ni de correspondencia de un hombre una industria, un hombre una rueda, un hombre una máquina de vapor. Esta relación ha sido superada por los «Smartphone». El objeto revolucionario capaz de modificar nuestra conducta es parte de nosotros, como el leguaje y la imprenta, a decir por McLuhan, son extensiones del cuerpo humano. Es una observación que no ha cambiado desde que la formulara McLuhan. ¡Un gran acierto! De ahí queda abierto todo para las ciencias del hombre.

¿Qué es el medio líquido?

Es un medio abierto de comunicación digital personal móvil e inteligente, democrático y flexible, de empoderamiento social y externalización horizontal del individuo, caracterizado por su fluidez, ubicuidad y omnisciencia, capaz de modificar la conducta humana y el ser social. No es un ‘tipo ideal’ weberiano tampoco una construcción conceptual para representar un determinado comportamiento o fenómeno social. Es más un hecho real observable y medible por las ciencias sociales y del comportamiento. Para el conocimiento ontológico hablamos de los universales: Los universales (también llamados propiedades, atributos o cualidades del Ser-ahí).

Nota:

Este post, incluso el ensayo, debió haberse intitulado «La Muerte del Individuo».

La espiral del silencio, 40 años después


La espiral del silencio de Elisabeth Noelle

Qué es el «sentido cuasi-estadístico»

El mecanismo primario de adaptabilidad de los humanos a la tribu y a otras formas de agregación socio-política a la «ZOOna de confort» se llama según la politólogo y científico social Elisabeth Noelle-Neumann, «sentido cuasi-estadístico» En mi opinión esta cualidad Intrínseca “Es la capacidad de un individuo en sociedad de sondear estadísticamente su entorno” Esta aportación a las ciencias sociales y del conocimiento, explica mecanismo inéditos en los humanos. Sabíamos que otear el horizonte era parte del instinto animal de conservación de los homínidos superiores, ahora hombres.

La «opinión pública» es «aditiva» e irracional y responde al mínimo-riesgo. «Los individuos sondean continuamente el clima de opinión» este comportamiento irracional «sentido cuasi-estadístico» Es lo más parecido a «la Marmota» capaz de pronosticar el tiempo y el riesgo, especie de estación meteorológica. Un individuo es un soporte de «opinión pública» una muestra exacta del estado de la sociedad. Más allá de los datos demográficos y socio económicos tradicionales.

De ser así, los datos sociodemográficos, no tienen la misma relevancia actual, ni auxiliar en el pronóstico estadístico de la sociedad hiperconectada. En una red social la opinión pública de los individuos «web actores» esta consensuada por el mecanismo aditivo y evolucionado del «sentido cuasi-estadístico» de los actores empoderados. Dicho sentido fue enunciado hace 37 años por la politóloga Elisabeth Noelle-Neumann, fundadora del primer «Instituto de Demoscopia de Allensbach» de investigación social cuantitativa.

Nos enfrentamos con un nuevo concepto y posible modelo de «opinión pública en red» 40 años después de la revolución demoscópica de Elisabeth Noelle. Tenemos la necesidad de revisar nuestros postulados científicos, sobre los modelos de comportamiento social en red, más allá de las estadísticas formales cuantitativas, especie del arcano y tarot. Y sobre todo, si las tesis de la «Espiral del silencio» siguen vigentes, o son aplicables a la totalidad de la sociedad hiperconectada.

Pensar diferente, aísla, es asumir en conciencia los daños colaterales al riesgo. En realidad nadie dice lo que piensa, dice lo que conviene y es correcto decir, la opinión es el efecto último, una vez aplicado el mínimo-riesgo. El mecanismo bilógico del «sentido cuasi-estadístico» de los humanos en sociedad, producen «opinión pública» como manifestación y representación del estatus “real de la sociedad” en términos ideológicos, en un espacio y tiempo variable. Lo que Noelle llama «Opinión pública: nuestra piel social»

Si este Bloguero «Manuel Eduardo Ponte» tuviese que crear un partido político o movimiento social electoral lo llamaría, con toda seguridad: «Piensa diferente» «Think different». Brincar, saltar fuera de la opinión pública no es una buena idea, tampoco una probabilidad estadística. Es más un comportamiento anómalo, y no recompensado.  Con toda probabilidad fracasaría antes de iniciar la aventura. Nadie construye hoy día, alas de cera, ni de cartón mache «Síndrome de Ícaro». La opinión pública tiene un libreto que la razón no entiende, ni puede sobre escribir, solo compartir. Es una especie de copy paste social de la opción pública.

Tengo necesidad de leer y escuchar cosas nuevas, no derivadas del «sentido cuasi-estadístico» del «mono desnudo» «Eusocial» es decir, el nivel más alto de agregación social de los animales como organización. La opinión pública es la percepción que tenemos de los que dicen los demás, sobre cosas que no conocemos. Entonces como mi opinión suma sobre algo que no conozca, ni he visto, ni comprendo, y tampoco me afecta. Coleccionar cosas, números, se nos da bien a los Bonobos evolucionados.  Si algo es inestable como la nitroglicerina, es la opinión pública.

Está de moda decir que las estadísticas son fotos fijas de la realidad. Si fuese así, no tendrían un gran valor científico estadístico. La foto de un objeto estático como el muro de Berlín, hoy tiene un valor incuestionable. Este objeto ya no existe, de ahí su valor. Las fotos sobre “opiniones” son escenas en movimiento observables, porque las condiciones objetivas varían en el tiempo y lugar e intención. No es una photo fija, es una photo en movimiento. A diferencia del poto finish, que busca la instantánea reveladora. Si fuesen photos fijas no tendría sentido alguno el hacer proyecciones sobre algo que no se mueve.

Afortunadamente la opinión pública, no son fotos fijas, como se nos pretende trasladar, o relativizar su valor. Son objetos vivos en constante evolución, de ahí, la regularidad de las muestras. La evolución y seguimiento de los datos sobre los objetos vivos, no se pueden infravalorar como fotos de cumpleaños. Lo que se mide mañana va a estar ahí, e interesa su evolución. Otra cosa muy distinta, es la interpretación o lectura de los datos, o el cuestionamiento de la técnicas de mosteo.

Se trata de medir lo manifiesto, no lo latente de la opinión pública. En la teoría del conocimiento del sociólogo Robert K. Merton, es importante lo que dice la sociedad, pero más revelador es lo latente que subyace a lo manifestado abiertamente. La ideología no permite conocer los intereses que se esconden debajo de las ideas manifestadas, por ser estas inalcanzables a la conciencia. Interesa la fuerza de la opinión pública, no su racionalidad. ¡Es el kit, del asunto!

Pero desconocemos su grado de «ignición» el momento cero de crearse una matriz de opinión, cuál es su naturaleza, y quienes son los nativos virales, responsables de su expansión. La opinión pública, es una incongruencia, es atribuirle a lo público, personalidad propia y jurídica. Es deducir de lo general y abstracto la capacidad de racionalidad, responsabilidad y opinión. Una cosa muy distinta es el estado de opinión generalizado. Pero nunca opinión pública.

La aportación «3D» a debate

«La opinión pública es el estado elástico de las emociones sociales ante el riesgo» si aceptamos el mecanismo bilógico del «Sentido cuasi-estadístico» de los humanos. Dicho “instinto nativo” permite el muestreado del entorno social y su grado de influencia. La ruptura es la acción menos probable ante el riego de exclusión. De ellos podemos deducir, que la opinión publica en apariencia es la sumatoria de las opiniones libres. Me gusta como racionalista crítico que soy, indagar en la caja negra del conocimiento. Lo que se encuentra dentro de la caja trasparente, no me interesa.

La filosofía clásica no siempre nos enseñó a ver con “gafas 3D” los fenómenos sociales. Ya que estos, los hechos sociales, no tenían el rango, ni el tratamiento de objetos o cosas. Desde Aristóteles, Rousseau, Montesquieu y John Locke, la política es una consecuencia de vivir el hombre en la «Polis» ahí y solo ahí toma conciencia de su naturaleza política. Pero no se dice, el cómo y ni el por qué, ni qué mecanismos de la percepción operan, además de la racionalidad. Es una lectura de la racionalidad humana, en mi opinión, demasiada escasa, plana, en una dimisión «2D» Ha durado demasiado tiempo la teoría, entusiasta, del «contrato social» y la del «animal político» Me inclino más por la del «animal ventajista».

Me inclino por la teoría de un «sentido cuasi-estadístico» de los humanos Un rasgo o cualidad nativa de integración a la ZOOna de confort. Una explicación biológica del comportamiento animal y humano, inédito. El sentido de adaptabilidad de la conciencia a la «polis» Después de todo se trata ello, no de otra cosa, la opinión pública. Sin esta tercera dimensión «aportada por Elisabeth Noelle» todo es magia blanca y cábala.

¿Qué es el Postureo?


segundo grande

Hacia una teoría del Postureo

Más allá de la semántica cognitiva a la que acudimos todos para relativizar la percepción cultural y su relación con los signos. Comienza la fenomenología social de la antropología para describir tales hechos culturales, como tales, en una dimensión causa efecto y evolución humana. El caso «postureo» no haya explicación satisfactoria en la semántica cognitiva. ¡Se va de vacío! Es un “fenómeno” que encuentra explicación en las teorías del comportamiento animal y humano «etología humana».

«Qué tan lejos estamos de estar tan cerca, si a medida que nos acercamos estamos más lejos» De ser así, tenemos un problema causado por un don, el «postureo». El apetito insaciable de nuevos conocimientos nos lleva, a quienes no somos nativos digitales, a la playa de las ballenas varadas. Quien tiene apetitos caros y es pobre, sufre por lo que no puede alcanzar. “Los nativos digitales” tienen el don anidado del «postureo» no lo sufren, tampoco lo padecen con angustia, lo disfrutan. Son valores y comportamientos intrínsecos a su naturaleza asilvestrada digital, propios de la «Bilogía del confort» ¡la zoona!

Quince minutos de gloria

John Lennon fue un adelantado a su tiempo, fue el primero en crear el género «postureo» estoy convencido de ello, antes que los nativos digitales lo incorporaran a su modelo de vida evolucionada. Se «imaginan» ustedes a Lennon con un Smartphone en sus manos, el peligro que tendría este para la humanidad. Si al alguien fue un nativo del postureo primario, ese fue John Lennon. Hay que ser justos y reconocer a más de uno de estos pioneros. Ha habido muchos más, unos más adelantados que otros.

De la frase de Andy Warhol «todo el mundo debería tener derecho a 15 minutos de gloria» Hoy estas frases premonitorias al «postureo» toma relevancia categórica. Hemos pasado de los 15 minutos, a las 24h de gloria; también por mes, por año, y por siglo. La eternidad ha venido para quedarse; ya vive con nosotros, más allá de un Smartphone, del Data mining, y más allá del «Cloud computing» la nube. En la sociedad hiperconectada nada se destruye solo se trasforma y expande. «Followers» Los minutos de gloria están garantizado por la tecnología y la sociedad hiperconectada.

Sería poco riguroso para un científico social no acudir a las fuentes de la historia, para documentarse sobre la existencia, o no, de precedentes previos a estos y otros hechos, como son los comportamientos estereotipados, similares y sus representaciones sociales. Máxime cuando hablamos de un recurso y soporte tecnológico como la pintura y la photografía.

Si existe un actor de 24h, estamos hablando de Jack Nicholson. Nació con un papel bajo el brazo, otros nacen con un bollo de pan de centeno. Quizás sea actor por excelencia del «postureo» ante la cámara y el espejo. Sentirse observado segrega endorfinas propias del postureo. Jamás ha perdido las formas instintivas del postureo, especie de orgasmo en abierto. Su libreto, es la historia del postureo. La percepción que he tenido siempre de él, es la su incapacidad biológica de deshacerse de su rol de actor.

Desde Joseph Goebbels hasta nuestros días, ha sido objeto de estudio y fascinación histórica. Las posibilidades del postureo como herramienta política. El poder de seducción de la imagen como control social de las masas, ha sido, más que un secreto, un deseo. El poder aislar las condiciones intrínsecas nativas del líder, como quien destila ginebra «Gin» de las bayas de enebro. Los elementos comunes y biológicos de la personalidad de los líderes carismáticos, y poder reproducirlos en condiciones ideales.

La sociedad conectada ha hecho posible una socialización de los valores del líder. Un nativo digital es más probable que se convierta en un líder carismático, que un analfabeta digital. Esta tesis se desprende de la observación de las redes sociales y del carisma horizontal del líder. Un ser nativo.

El neologismo puede ser nuevo, pero no lo que define. Lo que era privilegio de una elite del poder vertical, ahora es universal. El prosumidor, es un ser empoderado y consiente de su poder horizontal. Las fuerzas naturales que guiaban al grupo de monos, a través de los valores reconocibles del líder, se han diluido. En un entorno digital imperan otras fuerzas de cohesión, más allá de la dependencia y el poder. Todos podemos exhibir socialmente las posturas del líder.

Tabú y Postureo

A mi entender, las teorías Freudianas contenidas en el ensayo «Tótem y Tabú» explican una parte importando, aunque caprichosa, de la “conducta” «Postureo» La figura envidiable e inalcanzable del líder de la sociedad vertical, representan al Tótem. El postureo no estaba al alcance de todos, solo de los líderes. La sociedad horizontal e hiperconectada, ha puesto las herramientas sociales de emancipación al alcance de la sociedad reprimida por el tabú del postureo. Liberadas las fuerzas antagónicas, todos podemos representar lo prohíbo durante siglos de evolución. Liberada de frustraciones la humanidad hoy representa sin límites a los ídolos caídos, con un Smartphone. Lo «atávico» eclosiona sin precedentes en «la zoona» de la sociedad hiperconectada.

“Según la Wikipedia: El término postureo es un neologismo acuñado recientemente y usado especialmente en el contexto de la redes sociales y las nuevas tecnologías, para expresar formas de comportamiento y de pose, más por imagen o por las apariencias que por una verdadera motivación. No tiene todavía registro en los diccionarios”

El futuro es fan, el futuro es friki


c2755bbd3bb36b8a340557498be60ae9

La tragedia se cierne como una sombra alargada, tan densa que se podría trocear; avanza imperturbable sobre la sociedad formal «sociedad vertical» Empezó como cultura folk urbana, luego como mediática, y ahora como maldición política. Todos corren en cualquier dirección, desorientados, diría, en estampida cuadrúpeda (despavoridos). Algo ha tocado el nervio de la sociedad aletargada, del «deber ser de las cosas» y la estabilidad emocional. El ascenso del hombre friki en política, «el freak-man», es la viva imagen de “Tommy”, el friki del «Pinball Wizard» el iluminado que se alza sobre un cerro de chatarra de máquinas de «pinball». El ídolo de las masas enfebrecidas de una nueva era. (La política del «friki», representada como un video juego de rol).

El empoderamiento de una nueva generación de magos de las máquinas inteligentes «machine Wizard» ha entrado a controlar el mercado. La «social media» es la herramienta por excelencia del mercado. La otrora política basada en el ciudadano de «Rousseau», sólo representa la mitad del electorado (del mercado). La otra mitad no pertenece al  «imperativo categórico de ciudadano» Las fuerzas que tradicionalmente cohesionaban a la sociedad como un «todo» indivisible, ya no sujetan las conciencias, ni las emociones. El concepto de ciudadano, ya no es una unidad política representativa, ni valorada como sustantivo. El friki remonta su dimensión virtual, a la política en un acenso de calidad y poder real.

Los resultados electorales para las europeas 2014, resultaron ser una puesta en escena de modelos de sociedad friki emergentes, disruptivos; no de modelos políticos convergentes reales y viables. Las europeas se han convertido en la «Expo de la política friki». La falta de evangelización sobre la sociedad hiperconectada, en la «clase política española y su dirigencia», traerá consecuencias a mediano plazo. Aletargada como iguanas tendidas al sol, ajena a los cambios y a la historia “que se presenta como tragedia”

El viejo politburó, convertido en «petit comité» vive en su propia burbuja retroalimentada por la vieja trova, anclada, o varada en el continuismo del método. El método cartesiano ya no funciona (Si ayer fue bueno el método, por qué no puede serlo hoy) Si se atreven asomarse a la ventana, podrán ver al iluminado, “Tommy” «la social media que se alza sobre un cerro de chatarra de máquinas de «pinball». El ídolo de las masas enfebrecidas de una nueva era, de sociedad horizontal, social-media.

Hablarle al ciudadano hoy, dirigirnos a él, es lo más parecido a una carta sin destinatario. El problema quizás no sea tanto el mensaje, sino el método elegido, y a quien le hablamos. Olvidamos las profecías de Marshall McLuhan, (el medio es el mensaje). También lo entendieron así, quienes dirigieron la primera campaña electoral de «Barak Obama» Hoy tendríamos que hacer muchas más cosas en «comunicación social media», que las hechas por el partido Demócratas Americanos. Lo de Obama fue una broma, comparado con los retos actuales.

La sociología estudia también,  «la revolución de las expectativas» no hay puertas al cambio social, si antes no existen estas. La evolución de las expectativas políticas y su dinámica deben ser objeto de predicción y estudio, y de construcción de modelos de simulación, de posibles escenarios sociales y su impacto «impactos» Para eso están las «Expo-política,» conocidas como elecciones al parlamento europeo. Redefinir el fenómeno de los movimientos electorales y separarlo de los partidos políticos tradicionales es condición «sine qua non» unos tienen estructura compleja y rígida basada en el modelo leninista del partido. Modelo vidente, asumido por todos los partidos «modernos», bien sean de pensamiento de izquierda como de derecha.

“ (1) Vladímir Ilich Lenin, concebía un partido formado principalmente por “intelectuales”, sobre la base de la teoría de que los trabajadores no pueden desarrollar por sí mismos una conciencia socialista. La idea socialista es siempre e inevitablemente introducida al movimiento obrero por la burguesía intelectual. (2) Sostenía que el partido era simplemente un grupo de “revolucionarios profesionales” y no el partido del conjunto de la clase obrera. (3) Repudió todo elemento de espontaneidad o movimiento espontáneo, y sólo respaldó una revolución dirigida. (4) Planteó que el partido no debía estar organizado de manera democrática, sino burocráticamente o como una jerarquía sami-militar.”

No se podemos analizar la compleja realidad partiendo de perjuicios, aislando la historia. Los movimientos políticos «radicales» de izquierda o de derecha, de nueva generación son modelos evolucionados de la sociedad «freak-man» sociedad horizontal y social-media. Sus postulados denuncian y cuestionan el viejo modelo de partido; «modelo leninista», rígido y vertical del poder de la elite; que luego se ve reflejado o representado en las instituciones políticas y socio-económicas.

No hay partido, no hay estructura, sólo carisma y representación mediática, espontaneidad y consulta popular. Las únicas estructuras reguladoras del poder es la social-media, y la sociedad horizontal hiperconectada. La calle y el trending topic son los legitimadores de las leyes, y del espacio público. El derecho a decidir como principio categórico de la política. La forma de estado es la asamblea. Los factores determinantes de la evolución de los frikis «political freak» son: «The enchantment factor and the likeability factor»

Tal cual,  lo cuenta y afirma el gurú de la cultura friki, «Henry Jenkins» en su libro sobre el fenómeno fans bloggers y videojuegos. “Los fans figuran entre los consumidores más activos y creativos, críticamente comprometidos y socialmente conectados con la cultura popular”. Son “los representantes de vanguardia de una nueva relación con los medios de comunicación de masas”.

Pensar o creer que un «Expo-político», «political freak» es un relevo generacional y revolucionario, surgido del estuario o reservorio de la nueva humanidad. O peor aún, pensar y manifestar que es el mismísimo «Zaratustra», o «Tommy» descendiendo de la montaña para contarnos su verdad. La nueva profecía social. Es por lo menos una interpretación «animista» de los hechos e ideas políticas (mear fuera del perol).

“Henry Jenkins a principios de los años noventa explosiono  la idea de que los fans están entre los consumidores de cultura popular más activos, más creativos, más comprometidos críticamente y más conectados socialmente, y que representan la vanguardia de una nueva relación con los medios de comunicación de masas” El salto cualitativo y evolutivo que han hecho el friki «political freak» a la política, convertida en cultura radical social-media, donde los costes tienden a cero. Los entornos digitales prescinden de las estructuras de partido y sus sedes. La política «Long Tail» moviliza excedentes marginales e ideas, imposibles de encontrar adhesión, en el mundo vertical. El empoderamiento es el nuevo motor horizontal de la «contracultura» horizontal.