El publicista online


El muerto, la tumba y el sepulturero «Prensa, Internet y publicidad» especies de naturaleza disímil entre sí, e incapaces de renunciar a su hábitat, la zona de confort, renunciar al paisaje y la herencia de la charca cenozoica de los tiburones. “Hoy el individuo es un sujeto colectivo, ‘horizontal’ los nuevos individuos son: la social media, sin audiencias, sin representación demográfica, sin muestreos demoscópicos, y sobre todo, sin espectadores. De ahí que Internet se haya convertido en la mayor tumba de la historia para los medios de comunicación social tradicionales” Emigrar a Internet (el medio) con todos los trastos o bártulos a cuestas sin renunciar a nada, son parte de las causas de la muerte de la prensa online.

La función de uno define las deficiencias del otro, uno explica al otro, uno define al otro. El muerto necesita la tumba, como la tumba al muerto; el enterrador cumple la función social de hacer real el final, certificarlo, terminar la historia.

No cambiar el modelo mental (conciencia) no es un síntoma, es más una consecuencia indefectible de la muerte. Estoy convencido de estar en presencia de un cadáver, de ahí qué hablemos del muerto y no de un paciente y sus síntomas. No podemos especular sobre los síntomas, porque los muertos no las padecen. Hablar de las causas es parte de una investigación forense.

La publicidad online y el marketing de los periódicos online están yendo demasiado lejos con sus viejas prácticas agresivas, ajenas a los tiempos y a los usuarios, cada vez más evangelizados sobre las normas no escritas de convivencia y navegabilidad en la red (respeto y honestidad) El problema comienza cuando tienes que preguntarte: qué vaina es el respeto y la honestidad en la social media; inclusive: qué es la social media y como afecta el modelo de negocio.

«Un medio de comunicación social online (prensa) puede morir por tres causas, bien por desconocimiento del medio, también por falta de publicidad, y especialmente por culpa de la publicidad»

La publicidad online es ineficaz, por vulgar, por intrusiva y por sodomita; a menos que los ‘social media’ se hayan convertido en sadomasoquistas. El abuso en la publicidad ‘Interstitial / Layer’, es un insulto a la inteligencia, y sobre todo a la paciencia de los ‘usuarios’ cansados de ser sodomizados por el marketing tiburón. De hecho no debería de existir como soporte ni recurso publicitario. Los cigarros explosivos n o son graciosos. No conozco que se hagan degustaciones de estos cigarros en los centros comerciales.

«El individuo ha sufrido un proceso de externalización (fenomenológico) es parte de una conciencia superior a él ‘post-individuo’ ahora el sujeto percibido en la ‘social media’ como sujeto racional del pensamiento exteriorizado; es un intento de tematizarlo, es decir, convertirlo en cosa, objeto o ente, parte de una realidad virtual» No se analiza al individuo (personalidad) sino al sujeto tematizado» Es evidente que la demografía basada en el individuo queda vacía de contenido.

La rigidez de la prensa online (rígor mortis) solo hace que Internet sea su tumba, el gran hoyo, con la colaboración necesaria del enterrador, la publicidad tiburón, el viejo modelo. No han entendido dónde está el negocio en Internet, como hacer rentable un periódico online.

Un medio de comunicación vertical no puede realizar una mudanza a un medio líquido, porque carecen de empatía y de los grandes motores históricos de la sociedad conectada, «The enchantment factor and the likeability factor». Necesarios como las branquias para los peces, donde los actores son editores y consumidores empoderados, entre muchas otras cosas que proporciona la sociedad hiperconectada, y los nuevos avatares horizontales, dónde la norma es compartir, honestidad y transparencia, sin la mediación de los señores tiburones.

Anuncios

El factor Tora! Tora! marketing


¿CON3CTA2 O ATRAPA2?

¿CON3CTA2 O ATRAPA2?

Según el profesor y Coaching del Tao de los líderes, John Heider, el «Tao» es un principio; Y lo cito textualmente por su valor reflexivo «Si un principio se puede definir, no es Tao» «Tao es un principio. La creación sin embargo, es un proceso. Eso es todo lo que hay: principio y proceso, cómo y qué» y cito más «Tao significa, cómo ocurren las cosas, cómo funcionan las cosas. Tao es el principio esencial de la creación. Tao es Dios»

En la sociedad hiperconectada el marketing se enfrenta a un nuevo desafío, el conocimiento horizontal, o la construcción de modelos virtuales horizontales, no visibles, pero sí perceptibles. (En la realidad virtual no existe lo trasversal, ni lo tangible) El fenómeno lo he llamado «Factor Tora! Tora! Tora! Marketing» El mensaje encriptado, del nuevo marketing, solo es perceptible cuando ya lo tenemos encima. Poco margen o ninguno para la reacción. La tarea es aislar el mensaje «aislar a Dios». Hasta ahora hemos ido a remolque. Reconocer y separar «principio y proceso» son las tareas del marketing de nueva generación. Reconocer la existencia de un proceso y luego su principio, en realidad, deja muchas víctimas en la sociedad del mercado.

Las iniciativas y herramientas del marketing actual, nacen, crecen y se reproducen socialmente en las redes sociales; responde a iniciativas horizontales «commons» Recibimos sus impactos muy temprano, y reaccionamos los profesionales del marketing, muy tarde. Tora! Tora! Tora! Es el éxito del marketing commons. Hasta ahora somos incapaces de reconocer un solo principio, antes de recibir sus efectos. Se entiende por bien común un concepto complejo, que abarca o tiene aplicación o relevancia para las ciencias sociales. En realidad los grandes avances en el marketing social media, provienen de la actividad «Creative Commons» no en un sentido literal, pero semejante.

Tora! Tora! Tora! Marketing, define una actitud, un síndrome y un complejo, que afecta la actividad profesional del marketing actual. El cómo concebirlo y estudiarlo e incluso a qué nivel se aplica, nos darán ventajas. No hay detrás nada místico, ni revelador. El marketing de nueva generación está abocado al descubrimiento de las leyes de la sociedad hiperconectada y sus aportaciones del mundo «Creative Commons» a la ética del mercado y sus aportaciones al método.

Es el título de una película del género épico sobre la segunda guerra mundial «Tora! Tora! Tora!» El nombre proviene de la expresión “Tora, tora, tora”, el código utilizado por la Armada Imperial Japonesa para anunciar el éxito en obtener el factor sorpresa en el ataque a “Pearl Harbor” en la segunda guerra mundial. La observación pedagógica de las guerras y sus batallas, han dirigido el marketing Vintage, hasta nuestros días. Los mercados eran entendidos como escenarios de guerra y sus campañas. Se avanzaba sobre el cadáver de nuestros competidores.

Hoy es difícil entender e imaginar el marketing y la publicidad como colaborativo, amigable, sin agresiones ni víctimas. El marketing «crowdsourcing» es inconcebible,  porque niega todo lo aprendido. Los profesionales del marketing y la publicidad han perdido su poder de influencia sobre los hábitos de consumo. Reacciona ante los cambios, tarde y mal. La profesión se ha desprestigiado en los entornos digitales. Los expertos en marketing y publicidad, son víctimas sorprendidas por los bombardeos indiscriminados de un mercado que ha tomado el control. Cuando descubrimos un «proceso» es porque estamos a remolque; porque hemos sido alcanzados por su metralla.

El humor a veces es un mecanismo que nos permite avizorar el entorno. Y me refiero a lo extremista que suelen ser mensajes, como éste, que no tiene desperdicio: “Un joven solicita en una red social un consejo. «Tengo un problema muy grande. Mi padre está condenado a cadena perpetua por asesinato. Mi madre nos abandonó cuando éramos muy pequeños. Mis dos hermanas son prostitutas. Mi hermano trabaja en publicidad. Ahora he conocido a la mujer de mis sueños y quiero ser totalmente sincero con ella, pero ¿Cómo le puedo contar lo de mi hermano?»

El Factor Tora! Tora! Tora! Marketing. Introduce un nuevo enfoque radical, más allá del «Punk Marketing» pionero del declive de los expertos del marketing, no así, del marketing como actividad «científica», moleste a quien le moleste. El trasvase de la actividad de la mercadotecnia y la publicidad a la sociedad hiperconectada y empoderada, ha vaciado los modelos verticales «auténticos arsenales» y los escenarios de guerra, simples maquetas Vintage.

Este factor introducido por la sociedad hiperconectda, es desconocido en su principio, no así, su proceso. Seguimos sin poder aislar su letal principio «Dios» El creador no es visible para las herramientas ideológicas del marketing, como tampoco es visible la gravedad cuando vemos caer una manzana. Es un experimento visible a la razón y u hecho experimental universal. Pero no por ello válida para el racionalismo crítico, según Hegel. Las fuerzas que operan son invisibles a la razón no científica.  Todo conocimiento alguna vez se ha enfrentado a tales paradojas. Hoy el Marketing y la Publicidad han cedido su protagonismo histórico, para estar a remolque de la sociedad hiperconectada.

La posible solución al desafío del  «Factor Tora! Tora! Tora! Marketing» está en adelantarnos al factor sorpresa de los cambios. El cielo será de quienes prevean los ataques, y no de quienes respondan a ellos, en una suerte de acto reflejo de defensa y sumisión. En un escenario de mercado disruptivo, la respuesta es «crowdsourcing», ser parte del invasor y no el invadido. Actualmente no disponemos de herramientas, no intrusivas, que nos introduzcan en la gran conversación horizontal, que son los mercados «tesis del Manifiesto Cluetrain» La conversaciones horizontales se han convertido en un anatema (maldición) del marketing y la publicidad. No por reconocer la importancia capital «social media como paradigma» y las redes sociales, resolvemos nuestras deficiencias de conocimiento del medio.

La ilusión del saber inmediato

El nuevo desiderátum del (marketing y la publicidad) es alcanzar una fisura que nos permita ir más allá de la evidencia virtual aplastante de sus efectos. El marketing y la publicidad se generan social y horizontalmente, son creaciones colaborativas «Commons» populares. La profesión va a remolque. Recibe sus impactos (sus bombas) para enterarnos del cambio de paradigma, mal y tarde.

Extasiados y afectados por la evidencia de «la ilusión del saber inmediato» de la humanidad hiperconectada y virtual. Vivimos descompensados, más tiempo en lo virtual «natural» que en el mundo real «material». La cyberorganización de la humanidad ha afectado nuestro parking de objetos inamovibles, de los humanos, los viejos monos, conocidos hasta hace muy poco como audiencias inertes, publico objetico. Entiendo que sobre fenomenología social, los expertos del marketing, se encuentran extrañados de su medio, los objetos fijos, las estadísticas, los targets y las leyendas urbanas.

Quizás el mundo material relacional, ya no se encuentra allí, como espacio reconocible real, o espacio psicosocial de los homínidos evolucionados hacia a otras capacidades inéditas en la «ZOOna de confort» de los humanos. Se evoluciona dentro del mercado, fuera de él no hay oxígeno. Es la imposibilidad a renunciar a nuestra naturaleza de animales del mercado. Al final, los mensajes seguirán estando encriptados e impermeables para la mayoría de los profesionales adictos al método Vintage de los objetos experimentales e inamovibles. Las viejos target materiales de audiencias y espectadores y público objetivo, se han volatizado.

Twitter Ads: Mentiras y Verdades


twitter_bolsa

Ya conocemos el valor aproximado de salida a bolsa de Twitter, unos 15.000 millones de dólares, ‘nada de peccata minuta’, a menos que la comparemos con Google y Facebook. La empresa ha presumido de ser cauta y conservadora en sus estimaciones, lejos de la incontinencia verbal y millonaria de Mark Zuckerberg. Pero cuál es su valor de mercado en términos reales, quitando todo el maquillaje de Ps, todo lo intangible de sus promesas y posibilidades de futuro.

Estamos ante las fiebres del oro del siglo XXI. Una nueva zaga de Gambusinos en busca del Market share. Twitter representa una de las minas de datos por explotar más grande de la humanidad, después de FaceBook y Google. Reducida la humanidad a datos, y algoritmos, queda ver el espectáculo desde la comodidad de nuestros dispositivos computarizados.

«Sabemos qué: ‘la publicidad en twitter no vende’,  el caso twitter es ya historia viva para las escuelas de negocios y de marketing y publicidad, y una paradoja más para la sociedad hyperconectada; de ser así, es difícil entender el por qué:  de sus ingresos millonarios, y por qué, se le súper-valora tanto en su entrada a bolsa…

Si sucede un evento A, se presume su estado anterior B. [A entonces B]. Resolver los paréntesis y corchetes es parte de la disciplina de la ideología popular. Toda ideología dicotómica es primaria, animista y resoluta en sí misma, invariable. Es la fórmula predomínate en los homínidos. Es el mismo mecanismo regulador de la reputación y los rumores, en realidad son nuestros primeros algoritmos funcionales, construcciones ideales…

La escala humana como medida y explicación de la naturaleza y el universo, fue un ideal renacentista que duro como lenguaje y ciencia hasta hace muy poco. En cualquier caso es posthistoria. Lo predigital emprendió hace tiempo su camino de decadencia, un camino de no retorno. La humanidad virtual se expande más allá de la caverna, más allá de las teorías clásicas del diseño bilógico divino. Cualquier escala humana actual sólo es posible si la convertimos a dato.

Habitan entre nosotros ideas y teorías del marketing involucionista de finales del s. XX. Se aplican formulas sobre colectivos humanos inexistentes. Escalas sin sentido, imposibles. Y se siguen recogiendo datos y resultados paleontológicos mareantes, sobre una escala humana extinguida por los feroces depredadores los Crossumer.

¿Cómo funcionan los anuncios Twitter “Twitter Ads.? Lo que nadie se atrevió a decir hasta ahora sobre la rentabilidad y retorno (ROI) de la inversión publicidad de los clientes del microblogging Twitter. Los estudios publicados hasta ahora no son reales. Responden a burdas especulaciones aderezadas con estadísticas de resultados, de yo no sé qué cosa; sobre la capacidad del medio de vender y promocionar bienes y servicios y marcas.

Nadie, por lo menos yo, no me atrevo a cuestionar los ingresos por publicidad para el negocio del microblogging Twitter. Los ingresos son reales, constatables y posiblemente en progresión. Tres factores que parecen ser lo mismo en apariencia, pero no lo son. Número millonario de usuarios, Ingresos millonarios por publicidad contratada, y número millonario de clientes satisfechos. En todo caso cifras millonarias mareantes, intoxicantes. Si las separamos podremos ver el otro lado del bosque.

“No importa qué tipo de publicidad en los medios sociales está siendo usado”, los especialistas y responsables en marketing y negocios deben continuar sus esfuerzos en la persecución de nuevas fórmulas horizontales de publicidad: investigación, pruebas y seguimiento.

No perseguir o dejarse llevar por mantras millonarias, o infografías artísticas y creativas con porcentajes imposibles. Es necesaria la comprensión de lo que es y ofrece Twitter, y conocer en que están participando los seguidores, y con qué mensajes pueden ser o no ser negocios efectivos; hay que comenzar a probar ideas y mensajes en un nivel más pequeño. Si eres capaz de percibir la virtualidad humana de tu cliente, su capital binario, entonces tienes la mitad del trabajo realizado.”

Que tu inversión no termine siendo un gasto en moda y tendencia (trending topic) Antes de gastar grandes cantidades o sumas de euros publicitarios sin rumbo. Promover tweets que nunca tendrán la oportunidad de ser exitosos y no siempre bien dirigidos al target objetivo.

El éxito de Twitter, no está todo en poner publicidad en el confeti, en el papelillo de carnaval. Su éxito radica en el bajo costo de la inversión publicitaria para sus clientes. Es barato. ¡Dame dos!. Los excedentes de una campaña de marketing online, se destinan a un mix sin control de la inversión. Aquí no hay (ROI) que valga, ni boomerang que retorne. Si piensas en marketing viral, y además tienes la fórmula mágica. ¡Adelante!. No siempre buscar notoriedad y Buzz horizontal sin contraprestaciones resultan ser una buena idea. Crear expectativas falsas se paga caro con valores en bit horizontales. Nunca te enfrentes a tu peor pesadilla, el consumidor horizontal el despiadado “Crossumer”

El poder del marketing en Twitter, no está en la oferta tradicional de promesas y beneficios; el pescador de incautos con licencia, el cazador de mariposas exótico con shores khaki, asombrando a los nativos. Conducir masas de moscas y coleópteros hacia la marca, hacia el papel engomado, tiene consecuencias irreversibles para las empresas. Prometer como los enamorados la luna, ha dejado de funcionar en la era del online Dating y el Porno.

La publicidad aparecida en el entorno del perfil de los usuarios de una red social o microblogging es inocua. El poder de Twitter es la capacidad expansiva y viral del medio, no la de su plan publicitario y de anuncios. La publicidad, así entendida, ya no es un medio, son los propios usuarios Crossumer, los reguladores del market share, la cuota de mercado. Los custodios de la mina.

Las marcas, las empresas y las personas no necesitan contratar espacios publicitarios en un microblogging, y en particular Twitter. Son medios y canales horizontales abiertos a los prosumidores, seres digitales (consumidores y productores). Twitter es un medio subversivo de información y sensible a los mensajes virales. Es el medio nativo del marketing viral. ¡Si tiene un mensaje viral, usted no necesita permiso! Y recuerde que el fracaso es caro ¡Flop! Si realmente usted tiene un producto o servicio con valor de cambio viral. Usted no necesita contratar planes. Láncelo gratis.

Si no sabes usarlo, o no entiendes el cómo, ni el cuándo, ni el por qué, aunque te lo expliquen en colores. A pesar de todo ello, sigues manteniendo tu fe ciega en el medio como verdad revelada; tenéis un problema, tú y los responsables de marketing. Los pocos casos de éxito relativo, a bombo y platillos, no han sido gracias a Twitter, sino a pesar de Twitter. Twitter es una herramienta, no es un soporte publicitario de reclamo, información y demanda. ¡Toma la iniciativa radical de cambiar!