La espiral del silencio, 40 años después


La espiral del silencio de Elisabeth Noelle

Qué es el «sentido cuasi-estadístico»

El mecanismo primario de adaptabilidad de los humanos a la tribu y a otras formas de agregación socio-política a la «ZOOna de confort» se llama según la politólogo y científico social Elisabeth Noelle-Neumann, «sentido cuasi-estadístico» En mi opinión esta cualidad Intrínseca “Es la capacidad de un individuo en sociedad de sondear estadísticamente su entorno” Esta aportación a las ciencias sociales y del conocimiento, explica mecanismo inéditos en los humanos. Sabíamos que otear el horizonte era parte del instinto animal de conservación de los homínidos superiores, ahora hombres.

La «opinión pública» es «aditiva» e irracional y responde al mínimo-riesgo. «Los individuos sondean continuamente el clima de opinión» este comportamiento irracional «sentido cuasi-estadístico» Es lo más parecido a «la Marmota» capaz de pronosticar el tiempo y el riesgo, especie de estación meteorológica. Un individuo es un soporte de «opinión pública» una muestra exacta del estado de la sociedad. Más allá de los datos demográficos y socio económicos tradicionales.

De ser así, los datos sociodemográficos, no tienen la misma relevancia actual, ni auxiliar en el pronóstico estadístico de la sociedad hiperconectada. En una red social la opinión pública de los individuos «web actores» está consensuada por el mecanismo aditivo y evolucionado del «sentido cuasi-estadístico» de los actores empoderados. Dicho sentido fue enunciado hace 37 años por la politóloga Elisabeth Noelle-Neumann, fundadora del primer «Instituto de Demoscopia de Allensbach» de investigación social cuantitativa.

Nos enfrentamos con un nuevo concepto y posible modelo de «opinión pública en red» 40 años después de la revolución demoscópica de Elisabeth Noelle. Tenemos la necesidad de revisar nuestros postulados científicos, sobre los modelos de comportamiento social en red, más allá de las estadísticas formales cuantitativas, especie del arcano y tarot. Y sobre todo, si las tesis de la «Espiral del silencio» siguen vigentes, o son aplicables a la totalidad de la sociedad hiperconectada.

Pensar diferente, aísla, es asumir en conciencia los daños colaterales al riesgo. En realidad nadie dice lo que piensa, dice lo que conviene y es correcto decir, la opinión es el efecto último, una vez aplicado el mínimo-riesgo. El mecanismo biológico del «sentido cuasi-estadístico» de los humanos en sociedad, producen «opinión pública» como manifestación y representación del estatus “real de la sociedad” en términos ideológicos, en un espacio y tiempo variable. Lo que Noelle llama «Opinión pública: nuestra piel social»

Si este Bloguero «Manuel Eduardo Ponte» tuviese que crear un partido político o movimiento social electoral lo llamaría, con toda seguridad: «Piensa diferente» «Think different». Brincar, saltar fuera de la opinión pública no es una buena idea, tampoco una probabilidad estadística. Es más un comportamiento anómalo, y no recompensado.  Con toda probabilidad fracasaría antes de iniciar la aventura. Nadie construye hoy día, alas de cera, ni de cartón mache «Síndrome de Ícaro». La opinión pública tiene un libreto que la razón no entiende, ni puede sobre escribir, solo compartir. Es una especie de copy paste social de la opción pública.

Tengo necesidad de leer y escuchar cosas nuevas, no derivadas del «sentido cuasi-estadístico» del «mono desnudo» «Eusocial» es decir, el nivel más alto de agregación social de los animales como organización. La opinión pública es la percepción que tenemos de los que dicen los demás, sobre cosas que no conocemos. Entonces como mi opinión suma sobre algo que no conozca, ni he visto, ni comprendo, y tampoco me afecta. Coleccionar cosas, números, se nos da bien a los Bonobos evolucionados.  Si algo es inestable como la nitroglicerina, es la opinión pública.

Está de moda decir que las estadísticas son fotos fijas de la realidad. Si fuese así, no tendrían un gran valor científico estadístico. La foto de un objeto estático como el muro de Berlín, hoy tiene un valor incuestionable. Este objeto ya no existe, de ahí su valor. Las fotos sobre “opiniones” son escenas en movimiento observables, porque las condiciones objetivas varían en el tiempo y lugar e intención. No es una foto fija, es una foto en movimiento. A diferencia del photo finish, que busca la instantánea reveladora. Si fuesen photos fijas no tendría sentido alguno el hacer proyecciones sobre algo que no se mueve.

Afortunadamente la opinión pública, no son fotos fijas, como se nos pretende trasladar, o relativizar su valor. Son objetos vivos en constante evolución, de ahí, la regularidad de las muestras. La evolución y seguimiento de los datos sobre los objetos vivos, no se pueden infravalorar como fotos de cumpleaños. Lo que se mide mañana va a estar ahí, e interesa su evolución. Otra cosa muy distinta, es la interpretación o lectura de los datos, o el cuestionamiento de la técnicas de mosteo.

Se trata de medir lo manifiesto, no lo latente de la opinión pública. En la teoría del conocimiento del sociólogo Robert K. Merton, es importante lo que dice la sociedad, pero más revelador es lo latente que subyace a lo manifestado abiertamente. La ideología no permite conocer los intereses que se esconden debajo de las ideas manifestadas, por ser estas inalcanzables a la conciencia. Interesa la fuerza de la opinión pública, no su racionalidad. ¡Es el kit, del asunto!

Pero desconocemos su grado de «ignición» el momento cero de crearse una matriz de opinión, cuál es su naturaleza, y quienes son los nativos virales, responsables de su expansión. La opinión pública, es una incongruencia, es atribuirle a lo público, personalidad propia y jurídica. Es deducir de lo general y abstracto la capacidad de racionalidad, responsabilidad y opinión. Una cosa muy distinta es el estado de opinión generalizado. Pero nunca opinión pública.

La aportación «3D» a debate

«La opinión pública es el estado elástico de las emociones sociales ante el riesgo» si aceptamos el mecanismo biológico del «Sentido cuasi-estadístico» de los humanos. Dicho “instinto nativo” permite el muestreo del entorno social y su grado de influencia. La ruptura es la acción menos probable ante el riesgo de exclusión. De ellos podemos deducir, que la opinión publica en apariencia es la sumatoria de las opiniones libres. Me gusta como racionalista crítico que soy, indagar en la caja negra del conocimiento. Lo que se encuentra dentro de la caja trasparente, no me interesa.

La filosofía clásica no siempre nos enseñó a ver con “gafas 3D” los fenómenos sociales. Ya que estos, los hechos sociales, no tenían el rango, ni el tratamiento de objetos o cosas. Desde Aristóteles, Rousseau, Montesquieu y John Locke, la política es una consecuencia de vivir el hombre en la «Polis» ahí y solo ahí toma conciencia de su naturaleza política. Pero no se dice, el cómo y ni el por qué, ni qué mecanismos de la percepción operan, además de la racionalidad. Es una lectura de la racionalidad humana, en mi opinión, demasiada escasa, plana, en una dimisión «2D» Ha durado demasiado tiempo la teoría, entusiasta, del «contrato social» y la del «animal político» Me inclino más por la del «animal ventajista».

Me inclino por la teoría de un «sentido cuasi-estadístico» de los humanos Un rasgo o cualidad nativa de integración a la ZOOna de confort. Una explicación biológica del comportamiento animal y humano, inédito. El sentido de adaptabilidad de la conciencia a la «polis» Después de todo se trata ello, no de otra cosa, la opinión pública. Sin esta tercera dimensión «aportada por Elisabeth Noelle» todo es magia blanca y cábala.

Anuncios

¿Qué es el Postureo?


segundo grande

Hacia una teoría del Postureo

Más allá de la semántica cognitiva a la que acudimos todos para relativizar la percepción cultural y su relación con los signos. Comienza la fenomenología social de la antropología para describir tales hechos culturales, como tales, en una dimensión causa efecto y evolución humana. El caso «postureo» no haya explicación satisfactoria en la semántica cognitiva. ¡Se va de vacío! Es un “fenómeno” que encuentra explicación en las teorías del comportamiento animal y humano «etología humana».

«Qué tan lejos estamos de estar tan cerca, si a medida que nos acercamos estamos más lejos» De ser así, tenemos un problema causado por un don, el «postureo». El apetito insaciable de nuevos conocimientos nos lleva, a quienes no somos nativos digitales, a la playa de las ballenas varadas. Quien tiene apetitos caros y es pobre, sufre por lo que no puede alcanzar. “Los nativos digitales” tienen el don anidado del «postureo» no lo sufren, tampoco lo padecen con angustia, lo disfrutan. Son valores y comportamientos intrínsecos a su naturaleza asilvestrada digital, propios de la «Bilogía del confort» ¡la zoona!

Quince minutos de gloria

John Lennon fue un adelantado a su tiempo, fue el primero en crear el género «postureo» estoy convencido de ello, antes que los nativos digitales lo incorporaran a su modelo de vida evolucionada. Se «imaginan» ustedes a Lennon con un Smartphone en sus manos, el peligro que tendría este para la humanidad. Si al alguien fue un nativo del postureo primario, ese fue John Lennon. Hay que ser justos y reconocer a más de uno de estos pioneros. Ha habido muchos más, unos más adelantados que otros.

De la frase de Andy Warhol «todo el mundo debería tener derecho a 15 minutos de gloria» Hoy estas frases premonitorias al «postureo» toma relevancia categórica. Hemos pasado de los 15 minutos, a las 24h de gloria; también por mes, por año, y por siglo. La eternidad ha venido para quedarse; ya vive con nosotros, más allá de un Smartphone, del Data mining, y más allá del «Cloud computing» la nube. En la sociedad hiperconectada nada se destruye solo se trasforma y expande. «Followers» Los minutos de gloria están garantizado por la tecnología y la sociedad hiperconectada.

Sería poco riguroso para un científico social no acudir a las fuentes de la historia, para documentarse sobre la existencia, o no, de precedentes previos a estos y otros hechos, como son los comportamientos estereotipados, similares y sus representaciones sociales. Máxime cuando hablamos de un recurso y soporte tecnológico como la pintura y la photografía.

Si existe un actor de 24h, estamos hablando de Jack Nicholson. Nació con un papel bajo el brazo, otros nacen con un bollo de pan de centeno. Quizás sea actor por excelencia del «postureo» ante la cámara y el espejo. Sentirse observado segrega endorfinas propias del postureo. Jamás ha perdido las formas instintivas del postureo, especie de orgasmo en abierto. Su libreto, es la historia del postureo. La percepción que he tenido siempre de él, es la su incapacidad biológica de deshacerse de su rol de actor.

Desde Joseph Goebbels hasta nuestros días, ha sido objeto de estudio y fascinación histórica. Las posibilidades del postureo como herramienta política. El poder de seducción de la imagen como control social de las masas, ha sido, más que un secreto, un deseo. El poder aislar las condiciones intrínsecas nativas del líder, como quien destila ginebra «Gin» de las bayas de enebro. Los elementos comunes y biológicos de la personalidad de los líderes carismáticos, y poder reproducirlos en condiciones ideales.

La sociedad conectada ha hecho posible una socialización de los valores del líder. Un nativo digital es más probable que se convierta en un líder carismático, que un analfabeta digital. Esta tesis se desprende de la observación de las redes sociales y del carisma horizontal del líder. Un ser nativo.

El neologismo puede ser nuevo, pero no lo que define. Lo que era privilegio de una elite del poder vertical, ahora es universal. El prosumidor, es un ser empoderado y consiente de su poder horizontal. Las fuerzas naturales que guiaban al grupo de monos, a través de los valores reconocibles del líder, se han diluido. En un entorno digital imperan otras fuerzas de cohesión, más allá de la dependencia y el poder. Todos podemos exhibir socialmente las posturas del líder.

Tabú y Postureo

A mi entender, las teorías Freudianas contenidas en el ensayo «Tótem y Tabú» explican una parte importando, aunque caprichosa, de la “conducta” «Postureo» La figura envidiable e inalcanzable del líder de la sociedad vertical, representan al Tótem. El postureo no estaba al alcance de todos, solo de los líderes. La sociedad horizontal e hiperconectada, ha puesto las herramientas sociales de emancipación al alcance de la sociedad reprimida por el tabú del postureo. Liberadas las fuerzas antagónicas, todos podemos representar lo prohíbo durante siglos de evolución. Liberada de frustraciones la humanidad hoy representa sin límites a los ídolos caídos, con un Smartphone. Lo «atávico» eclosiona sin precedentes en «la zoona» de la sociedad hiperconectada.

“Según la Wikipedia: El término postureo es un neologismo acuñado recientemente y usado especialmente en el contexto de la redes sociales y las nuevas tecnologías, para expresar formas de comportamiento y de pose, más por imagen o por las apariencias que por una verdadera motivación. No tiene todavía registro en los diccionarios”